Palacio de las Dueñas (Sevilla)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Palacio de las Dueñas
Bien de Interés Cultural
Patrimonio histórico de España
Palacio de las Dueñas 001.jpg
Declaración 3 de junio de 1931
Figura de protección Monumento histórico
Código RI-51-0000890
Coordenadas 37°23′41″N 5°59′21″O / 37.394722222222, -5.9891666666667Coordenadas: 37°23′41″N 5°59′21″O / 37.394722222222, -5.9891666666667
Ubicación Flag of Sevilla, Spain.svg Sevilla, Bandera de España España
Construcción siglo XV - siglo XVI
Estilos predominantes Renacimiento

El Palacio de las Dueñas es un edificio situado en la ciudad de Sevilla, en Andalucía, España, que pertenece en propiedad a la Casa de Alba, que fue levantado en el siglo XV, de estilos gótico-mudéjar al renacentista, que es uno de los principales inmuebles de la ciudad, por su valor histórico, arquitectónico, artístico y por la importancia de sus bienes muebles y que es Bien de Interés Cultural desde 1931.

En él nació el poeta Antonio Machado, en 1875. Allí también, en compañía de los suyos, pasó sus últimos momentos Cayetana Fitz-James Stuart, la XVIII duquesa de Alba de Tormes, falleciendo ella el 20 de noviembre de 2014 y dejando viudo a Alfonso Díez Carabantes, con el que había contraído matrimonio en terceras nupcias el 5 de octubre de 2011.

A partir de 2016 Carlos Fitz-James Stuart y Martínez de Irujo, XIX y actual duque de Alba de Tormes, autorizó las visitas por lo que al presente es uno de los monumentos más visitados de Sevilla.

Historia[editar]

La familia de los Pineda era de Valdegovia, provincia de Álava. Miembros de la familia se instalaron en la provincia de Vizcaya, Santander y Burgos. Posteriormente, se instalaron en Sevilla, Córdoba, Granada y Alcalá la Real. Hubo miembros de la familia Pineda en Sevilla, al menos, desde principios del siglo XV.[1]

En esta finca tenía unas casas Juan de Pineda, funcionario del cabildo municipal, en la collación de San Juan de la Palma.[2]

Juan de Pineda estuvo casado primero con Leonor de Santillán, con quien tuvo de hijos a Pedro, que le sucedió en el cargo municipal, y a Juan. Tras enviudar, se casó con María de Villafranca, con quien tuvo a Diego, Sancha y Leonor.[3]​ Pedro de Pineda fue señor de Casabermeja.[4]

Su nombre se debe a que estaba junto al Convento de Santa María de las Dueñas, fundado en 1248. Estas monjas se encargaban de dar servicio a reinas y esposas de los reyes de Castilla Fernando III el Santo y Alfonso X el Sabio. En 1868 el convento fue exclaustrado y derribado.[5]

Según el historiador del siglo XVII Diego Ortiz de Zúñiga, Juan de Pineda vendió estas casas a Catalina de Ribera en 1483 porque debían pagar un rescate por Pedro de Pineda, que había sido hecho prisionero por los moros en la Guerra de Granada. Esto es solo una leyenda. El hecho es que Pedro de Pineda le vendió estas casas a Catalina de Ribera en 1496.[6]​ En la escritura de compraventa se describen varias casas de dos plantas, con corrales, huertas y edificios con bodegas.[7]

Catalina de Ribera comenzó una reforma completa de este lugar, convirtiéndolo en una casa gótico-mudéjar. En 1505 el inmueble fue heredado por Fernando Enríquez de Ribera.[8]​ La capilla del palacio comenzó a ser construida por Catalina de Ribera, terminándose su decoración en tiempos de su hijo Fernando.[9]​ En 1516 encargó a Alonso de León las pinturas de las galerías del patio principal y del patio del Aceite.[10]​ El 17 de marzo de 1517 Fernando compró unas casas anejas a la Hermandad de San Bernardo por 200 ducados de oro. Con esta ampliación, y otras más entre los años 1515 y 1522, la casa pasó a ser un palacio renacentista.[11]​ Las obras fueron continuadas por su viuda, Inés de Portocarrero.[12]

El palacio fue heredado por Fernando Enríquez de Ribera y Portocarrero en 1546. Este se casó el 2 de enero de 1564 con Juana Cortés, hija Hernán Cortés.[13]​ Entre 1571 y 1572 se restauró el edificio, se construyeron nuevos elementos y se renovaron los jardines.[14]

En 1595 el palacio pasó a Enríquez de Ribera y Córdoba, marqués de Villanueva del Río.[15]

La heredera del palacio, Antonia Enríquez de Ribera, marquesa de Villanueva del Río, se casó el 9 de febrero de 1612 con Fernando Álvarez de Toledo y Mendoza, IV duque de Alba de Tormes. Tras esto, el palacio ha pasado a ser de la Casa de Alba. Esta familia también ha residido habitualmente en el Palacio de Liria de Madrid, finalizado en 1779.[16]

La portada del Palacio de las Dueñas fue construida por el XII duque de Alba, cuando se encontraba en Sevilla en 1771. En ella se encuentra su escudo.[17]

En el siglo XIX, cuando Jacobo Fitz-James Stuart y Ventimiglia, XV duque de Alba, estaba en el extranjero, dividió el palacio en apartamentos y lo alquiló a unas doce familias.[18][19]

Hacia 1885 comenzaron las obras restauración, que continuaron en el siglo XX.[20]

Jacobo Fitz-James Stuart y Falcó, XVII duque de Alba y X duque de Berwick, realizó importantes obras de restauración en este palacio en el siglo XX. También restauró el Palacio de Monterrey de Salamanca. Fue presidente de la Real Academia de la Historia y miembro del Patronato del Museo del Prado.[21]

María del Rosario Cayetana Fitz-James Stuart, XVIII duquesa de Alba y XI duquesa de Berwick, realizó nuevas obras de restauración y mantenimiento.[21]​ También reconstruyó el Palacio de Liria de Madrid.

Aquí nació Carlos Falcó y Fernández de Córdoba, marqués de Griñón y marqués de Castelmoncayo, Grande de España.

En 2016 Carlos Fitz-James Stuart permitió las visitas turísticas al palacio. En 2018 recomendaron su visita el New York Times[22]​ y Lonely Planet.[23][24]

Conjunto monumental[editar]

Capilla del palacio.
Detalle del claustro del palacio de Dueñas.
Patio, jardines y abrevadero.

El palacio ocupa una superficie de 9 000 metros cuadrados, de los cuales unas dos terceras partes están construidas. La portada es de 1771, con el escudo del duque. Al entrar se encuentra el primer jardín, que tiene plantaciones de naranjos, palmeras y arrayanes. Es el apeadero del palacio, del siglo XVIII. El ajardinamiento actual fue realizado por Jacobo Fitz-James entre 1910 y 1920. Los pilares del apeadero se asientas sobre cipos romanos. Este duque también puso en los jardines del palacio una colección arqueológica, con esculturas romanas, un león ibero procedente de Olivares y la lápida fundacional de la torre de El Carpio.[25]

Posteriormente, está el patio principal. La fuente tiene azulejos de los hermanos Pulido de entre 1530 y 1540 y los elementos pétreos centrales fueron renovados en 1571.[26]​ Las columnas, de mármol blanco, fueron realizadas en un taller genovés hacia 1540.[27]​ Los cimacios de las columnas tienen escudos heráldicos de la familia realizados entre 1910 y 1920.[26]​ Los arcos de la planta superior tienen yeserías del siglo XV, revestidas con alfices mudéjares de hacia el 1500.[28]​ Hay yeserías de principios del siglo XVI en el friso del patio principal y en las portadas de los salones.[28]

En el ángulo noroeste de la galería alta hay frescos mudéjares realizados en la segunda mitad del siglo XV. En el resto de las galerías alta y baja hay frescos realizados en 1516 por Alonso de León.[28]

En las cubiertas de las galerías bajas hay azulejos del siglo XVI realizados por los hermanos Pulido.[29]

En la antecapilla está el cuadro La coronación de espinas, realizado por José de Ribera en el siglo XVII. La capilla es rectangular. Tiene dos tramos de bóvedas con terceletes. Las bóbedas se apoyan sobre repisas decoradas con esculturas de ángeles que portan, respectivamente, en el lado del Evangelio, las tenazas, el martillo, la columna y la Cruz, y, en el lado de la Epístola, la corona de espinas, la Santa Faz y la lanza.[9]​ Tiene zócalos de azulejos de principios de siglo XVI.[30]​ Tiene un retablo realizado por Neri di Bicci a finales del siglo XVI, con una pintura de Santa Catalina de Siena.[9][31]​ En ella hay imágenes del Cristo de los Gitanos, del cual la XVIII duquesa de Alba de Tormes era muy devota, de la Virgen de la Macarena y de Jesús del Gran Poder.[32]

La escalera principal fue renovada en 1571 por el carpintero Martín Infante, que posteriormente fue maestro mayor de capintería del Alcázar.[33]

Su estilo abarca desde el gótico-mudéjar hasta el renacentista, conteniendo muestras y detalles con toques sevillanos en sus ladrillos, tejas, azulejos, encalados y cerámicas. Posee el típico patio andaluz, al igual que la Casa Pilatos, y predominando los grandes espacios, mostrando así lo majestuoso de su conjunto.

En la entrada al palacio se puede observar el escudo del ducado de Alba de Tormes en azulejo de fabricación trianera del siglo XVII o XVIII, en el arco principal.

Detrás del jardín que se encuentra a continuación entramos en un patio rodeado de arcos con columnas de mármol blanco, sujetan pilastras con adornos platerescos que presentan un friso plateresco también. Encima de esta galería se construyó otra con arcos de estilo mudéjar.

El arco situado al oeste del patio en las galerías bajas da acceso al edificio que se utilizó como capilla del palacio, también es de estilo plateresco. El altar mayor de la capilla contiene varios azulejos con reflejos metálicos, típicos de la cerámica sevillana del siglo XVI.

Subiendo a la planta alta del palacio predomina un salón cuyo techo es de forma octogonal de alfarje dorado, se asienta sobre un arrocabe con pintura al estilo renacentista.

Ha sido reformado durante los siglos XVIII y XIX.

Colección de arte[editar]

Uno de los principales atractivos del Palacio de Las Dueñas es la importante colección artística y decorativa que contiene, que según un inventario de la Junta de Andalucía asciende a 1.425 piezas, entre obras de arte, muebles y demás objetos antiguos. Según el diario El País (21-4-10) todos estos bienes han quedado sujetos a la legislación andaluza, que prohíbe su venta y obliga a mantenerlos unidos en el palacio.

El palacio alberga algunas piezas anteriores al siglo XIX: Jacopo Bassano (Los caldereros), Sofonisba Anguissola, Annibale Carracci, Francesco Furini (La creación de Eva), Luca Giordano, Giovanni Paolo Pannini, José de Ribera (Cristo coronado de espinas), Francisco Antolínez, Joaquín Inza y un retablo de Neri di Bicci, Santa Catalina entre santos (que preside el altar de la capilla).

Es importante el conjunto de arte español de los siglos XIX y XX, entre los que se destacan: Mariano Benlliure, Federico de Madrazo, Sorolla, Zuloaga, Gonzalo Bilbao, Romero de Torres y Carmen Laffón.

Artes decorativas, escultura de la Antigua Roma y contemporánea (Mariano Benlluire), tapices flamencos del S.XVI y XVII (Willem de Pannemaker), mosaicos, entre muchas piezas de arte. Son sólo una porción de la enorme pinacoteca perteneciente a esta familia de los Alba de Tormes, cuyas principales joyas se guardan en Madrid, en el Palacio de Liria.

Las Dueñas acumula así mismo abundantes muebles de época, cerámicas y un largo etcétera de objetos decorativos. Se conserva además un dibujo a la acuarela realizado por Jackie Kennedy, que ella le regaló a la duquesa de Alba cuando estuvo en el palacio en 1966.

Al igual que el Palacio de Liria de Madrid, el Palacio de las Dueñas alberga elementos relacionados con Eugenia de Montijo y Napoleón III. En el comedor hay retratos ecuestres de Eugenia de Montijo y de Cayetana de Alba de niña.[34]​ En el Salón Chino hay una lámina enmarcada de la inauguración del Canal de Suez en 1869, a la que asistió Eugenia de Montijo,[34]​ y que fue un proyecto francés. En el palacio hay también retratos de Napoleón III y Eugenia de Montijo realizados por Franz Xaver Winterhalter hacia 1860.[35]

Los jardines también albergan especies únicas dignas de mención (una de las más antiguas cica revoluta, Cassine Orientalis y un largo etcétera.

Inquilinos ilustres[editar]

Azulejo indicando que aquí nació Antonio Machado. Fue situado por el Ayuntamiento de Sevilla en 1985 junto a la entrada principal, en la calle Dueñas.[36]

Américo Vespucio se casó con la sevillana María Cerezo hacia el 1500. Una novela titulada María Cerezo: la esposa sevillana de Américo Vespucio (2017), narra que se conocieron a través de Catalina de Ribera, que era amiga de María, por lo que sitúa sus primeros encuentros en este palacio.[37]​ Se dice que ambos se casaron en la capilla del palacio.

El literato Antonio Machado Álvarez y su esposa, Ana Ruiz, padres de Manuel Machado, se mudaron de la calle San Pedro Mártir, número 20, a una casa de la planta baja del Palacio de las Dueñas en 1875. Aquí nació Antonio Machado el 26 de julio. Hay multitud de referencias en su obra a este palacio.[19][38]

En su obra Campos de Castilla (1912), el poema 97, titulado Retrato, dice:

Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla,

y un huerto claro donde madura el limonero;
mi juventud, veinte años en tierras de Castilla;

mi historia, algunos casos que recordar no quiero.

En notas biográficas escritas en 1913 escribió: "la arquitectura interna de la casa en que nací, sus patios y sus azoteas, han dejado una honda huella en mi espíritu".[19]

Entre los vecinos de los Machado en el palacio estaban el pintor Gumersindo Díaz Pérez y su hermano, el músico Cristóbal Díaz Pérez. También vivió allí el pintor Bernardino Gayoso.[19]

En otra casa de este palacio tuvo su estudio Salvador Clemente Pérez.[39]​ A este estudio asistió como discípulo Juan Ramón Jiménez, cuando se trasladó de Moguer a Sevilla, entre 1896 y 1897, para aprender pintura. Finalmente, Juan Ramón Jiménez prefirió la poesía y ganó el Premio Nobel de Literatura en 1956.[40]

Eugenia de Montijo, esposa de Napoleón III, era pariente de la Casa de Alba.[34]​ Estuvo en Sevilla de 1863.[41]​ Cuando estuvo en Sevilla en abril de 1920 se encontró con Alfonso XIII y Victoria Eugenia y se alojó en este palacio.[42]

Guglielmo Marconi, inventor del telégrafo sin hilos, y su esposa, Maria Cristina Bezzi Scali, hicieron un viaje por España en la primavera de 1928. Visitaron Sevilla en abril, donde saludaron a Alfonso XIII y Victoria Eugenia[43]​ y estuvieron en el Palacio de las Dueñas.

En el siglo XX estuvieron compositor Cole Porter y el músico Arthur Rubinstein, que tocaron el piano aquí.

En 1966 cenaron con la duquesa de Alba en este palacio Jackie Kennedy y el príncipe Raniero III de Mónaco con su esposa, Grace Kelly.[44]

Cayetana Fitz-James Stuart se casó con Luis Martínez de Irujo el 12 de octubre de 1947 en la Catedral de Sevilla y celebró el convite en este palacio. A la boda acudieron unas 3 000 personas, muchas de las cuales eran de la alta sociedad. Aquel día, la duquesa también pidió que sirvieran mil comidas a los pobres de la ciudad y su padre pagó 5 000 pesetas de entonces a todas las parejas que se casaron ese día en Sevilla, que fueron un total de nueve.[45]

Referencias[editar]

  1. Falcón, 2003, p. 80.
  2. Falcón, 2003, p. 82.
  3. Falcón, 2003, p. 81.
  4. «Una Mendoza en la Sevilla del siglo XV. El patrocinio artístico de Catalina de Ribera». Atrio: Revista de Historia del Arte (Sevilla). 10-11: 5-15. 2005. 
  5. Borrero Fernández, María de las Mercedes (2004). «El monasterio cisterciense de Santa María de la Dueñas. Sevilla. Siglos XIII-XVI». Historia. Instituciones. Documentos (31): 51-68.  ISSN 0210-7716
  6. Falcón, 2003, pp. 81-83.
  7. Falcón, 2003, p. 83.
  8. Falcón, 2003, p. 91.
  9. a b c Falcón, 2003, p. 118.
  10. Falcón, 2003, p. 92.
  11. Falcón, 2003, p. 93.
  12. Falcón, 2003, pp. 94-95.
  13. Falcón, 2003, p. 97.
  14. Falcón, 2003, pp. 98-99.
  15. Falcón, 2003, p. 100.
  16. Falcón, 2003, p. 102.
  17. Falcón, 2003, p. 106.
  18. Falcón, 2003, p. 108.
  19. a b c d Gibson, 2006.
  20. Falcón, 2003, p. 109.
  21. a b Falcón, 2003, p. 110.
  22. Yada Juan. «En España, vino, tapas y un sentido sorprendente de la comodidad». New York Times. Consultado el 9 de noviembre de 2019. 
  23. Benjamín G. Rosado (8 de mayo de 2018). «Carlos Fitz-James Stuart, el heredero de la Casa de Alba abre las puertas del Palacio de Las Dueñas». Expansión. Consultado el 9 de noviembre de 2019. 
  24. «Palacio de Las Dueñas». Lonely Planet. Consultado el 9 de noviembre de 2019. 
  25. Falcón, 2003, pp. 111-113.
  26. a b Falcón, 2003, p. 114.
  27. Falcón, 2003, p. 115.
  28. a b c Falcón, 2003, p. 116.
  29. Falcón, 2003, p. 117.
  30. Falcón, 2003, p. 89.
  31. «Colección pictórica». Palacio de las Dueñas. Consultado el 11 de noviembre de 2019. 
  32. «Recorriendo el Palacio de las Dueñas VI. Salón de los Carteles y Capilla». Palacio de las Dueñas. Consultado el 11 de noviembre de 2019. 
  33. Falcón, 2003, p. 118-119.
  34. a b c Ana Cañil y Sofía Moro (18 de mayo de 2017). «Las Dueñas de Sevilla, refugio de la Sissi española». Guía Repsol. 
  35. Falcón, 2003, p. 119.
  36. «Panel de azulejos conmemorativo». Diagnóstico de los monumentos públicos de la ciudad de Sevilla. Ayuntamiento de Sevilla. 
  37. López, 2017, pp. 10-19.
  38. Rafael Lapesa (1976-1977). «"Las últimas lamentaciones" y "La muerte de Abel Martín" de Antonio Machado». Homenaje al profesor Muñoz Cortés (Universidad de Murcia) 1: 313-332. ISBN 84-600-0761-8. 
  39. Falcón, 2003, pp. 108-109.
  40. «Salvador Clemente Pérez». Museo Carmen Thyssen de Málaga. Consultado el 9 de noviembre de 2019. 
  41. Aguilar, 2003, p. 231.
  42. González, 1996, p. 71.
  43. «La Hemeroteca entregó a la nieta de Marconi una colección de fotografías de la visita de su abuelo a Sevilla en 1928». ABC de Sevilla. 8 de abril de 1998. 
  44. «El día que la duquesa medió entre Grace Kelly y Jackie Kennedy». El Mundo. 21 de noviembre de 2014. 
  45. Luis Martínez de Irujo y Cayetana de Alba: una boda en la Catedral de Sevilla con 3.000 invitados y aires de Dior. Vanity Fair. Consultado el 10 de noviembre de 2019. 

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]