Pacto de Estella

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Pacto de Estella (Lizarrako Akordioa en euskera), también conocido como Acuerdos de Estella, Pactos o Acuerdos de Lizarra y, posteriormente, Acuerdos de Lizarra-Garazi, fue un acuerdo político suscrito el 12 de septiembre de 1998 en la localidad navarra de Estella (Lizarra en euskera), en la Casa de Fray Diego, durante la tercera reunión del Foro de Irlanda. Este pacto fue firmado por todos los partidos políticos vascos de carácter nacionalista, así como por Ezker Batua-Berdeak, Zutik, Batzarre y el Partido Carlista de Euskalherria, y distintos sindicatos y asociaciones, para buscar un "proceso de diálogo y negociación" que lograra el cese del terrorismo de ETA.

Wikisource En Wikisource se encuentra el texto de este documento histórico: Pacto de Estella.

Contenido[editar]

Algunos de sus puntos fundamentales fueron:

  • Estudia los factores propiciadores del Acuerdo de Paz en Irlanda del Norte.
  • No exige condiciones previas a los negociadores.
  • Exige condiciones de ausencia de violencia.
  • Es un proceso abierto.

Firmantes[editar]

Este acuerdo lo firmaron veinticuatro instituciones:

Antecedentes[editar]

Un sector de periodistas, políticos y parte de la sociedad consideran que el Pacto de Estella fue consecuencia de la firma del texto de 1998[1] entre PNV, EA y ETA.

No obstante el PNV realizó una contrapropuesta de ese texto a ETA[2] que no fue respondida y en la que matizaba los puntos del texto anterior:

  • Respecto al primero, respetar y especificar el ritmo y los pasos a dar.
  • Sobre el segundo, no cerrar la puerta a otras fuerzas políticas para conseguir la estabilidad de las instituciones.
  • Sobre el alto el fuego, especificar que se requiería el respeto a los derechos humanos de todas las personas.
  • Finalmente, se pedía el compromiso de no hacer públicos los acuerdos unilateralmente.

Este pacto es posteriormente mencionado por ETA en una carta al PNV, en el que ETA muestra su desacuerdo con dicha contrapropuesta realizada por el PNV, acusándole de haber mostrado más interés por la paz que por la soberanía, al tiempo que califican el acuerdo como apropiado e importante por ser un paso en búsqueda de la soberanía de Euskal Herria.

Consecuencias[editar]

La firma de este pacto fomentó la tregua de ETA de 1998, y continuó en vigor tras el anuncio por parte de ETA del fin de la tregua en noviembre de 1999. Sin embargo, el 21 de enero del 2000 ETA volvió a atentar, asesinando al teniente coronel Pedro Antonio Blanco.

A pesar de que las principales fuerzas del pacto condenaron el atentado,[3] no hubo condena por parte de Herri Batasuna, lo cual produjo la extinción de la colaboración propiciada por el Pacto de Estella[4] y las críticas de ETA a los firmantes.[5]

Referencias[editar]