Pacto Ibérico (2007)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ejemplar de lince ibérico

El Pacto Ibérico por el Lince es un acuerdo firmado entre el Gobierno de España, Portugal y los de las comunidades autónomas Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura para preservar, fomentar y tratar de evitar la extinción del lince ibérico, rubricado en noviembre de 2007.

Precedentes[editar]

Distribución hacia 1980 del lince ibérico.
Distribución en 2003 del lince ibérico.

Desde 1999 se desarrolla la Estrategia Nacional para la Conservación del lince ibérico,[1] aprobada en febrero de ese año. En esa "hoja de ruta" se señalaba la necesidad de controlar las zonas de hábitat de los linces, y algunas medidas a tomar para mejorar su conservación.[1]

A su vez, el pacto es una ampliación del Pacto Andaluz por el Lince, puesto en marcha el 9 de abril de 2002 por la Junta de Andalucía, el cual fue el primero de toda España en tratar de impedir la extinción del felino.[2] A su vez, éste se apoyó en un programa de cría en cautividad iniciado en diciembre de 2003.[2]

Así, según señala Ecologistas en Acción, en los años precedentes a la firma del acuerdo se había entrado en una dinámica positiva de cara a evitar la extinción de la especie.[1] Sin embargo, hay problemas que no se han solucionado, y la solución de los mismos es la principal motivación para fijar el Pacto Ibérico.

Pacto Ibérico y su programa[editar]

Evolución de la población de linces en España (1960-2007)

El Pacto Ibérico está dirigido por la científica Astrid Vargas, cuyo equipo logró en 2005 un hito en la conservación de la especie: el primer nacimiento en cautividad de un lince ibérico. Desde entonces se ha conseguido criar a 11 ejemplares de la especie siguiendo ese proceso.[2] La idea es que este acuerdo coordine los procedimientos para conservar las poblaciones de la especie constatadas, y también para crear otras nuevas reintroduciéndola en lugares antaño habitados por el lince: Portugal, Castilla La-Mancha y Extremadura.[3]

Una muestra del esfuerzo realizado desde Portugal es la creación de la Reserva Natural de la Sierra de Malcata, situado justo en la frontera hispano-portuguesa, limítrofe con la Sierra de Gata.

El programa cuenta con tres centros de cría en cautividad: El Acebuche, Santa Elena y el Zoo de Jerez. Estos serán complementados con la construcción de otros en Villafranca, Zarza de Granadilla y Silves.[4]

El proyecto cuenta con una inyección económica de siete millones de euros por parte de los firmantes y 26 millones más por parte de la Unión Europea. La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, señaló en la puesta en marcha del acuerdo el simbolismo de la especie y los prontos resultados que se espera obtener con la iniciativa.[4]

Resultados[editar]

La idea es que en 2010 se trasladen a un entorno natural los primeros linces criados en cautividad, según señaló Narbona el día de la firma del acuerdo.[5]

Referencias[editar]

  1. a b c «Pacto Ibérico por el lince». www.ecologistasenaccion.org. Consultado el 19 de en enero de 2017. 
  2. a b c Pacto ibérico por el lince, en ADN.es
  3. Firmado el Pacto Ibérico para salvar el lince, en Diario de Córdoba]
  4. a b Pacto ibérico para sacar al lince del catálogo de especies en peligro crítico, en Hoy.es
  5. Pacto ibérico para recuperar al lince, en El Diario Montañés