Pablo Carballo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Pablo Marcos Rafael Carballo
Capitán Pablo Carballo.jpg
Capitán Pablo Carballo
ComodoroFAA.PNG Comodoro
Años de servicio 1968 - 2001
Apodo Capitán Cruz
Lealtad ArgentinaFlag of Argentina.svg Argentina
Servicio/rama Fuerza Aérea Argentina
Lugar de operación Río Gallegos, Santa Cruz
Unidad V Brigada Aérea
Condecoraciones
Participó en

Guerra de las Malvinas

Estatus legal Retirado
Información
Nacimiento 11 de diciembre de 1947 (70 años)
Bandera de Argentina Ciudad de Buenos Aires, Argentina
Firma Firma de Pablo Carballo

LogoFAA.jpg

Fuerza Aérea Argentina

Pablo Marcos Rafael Carballo (11 de diciembre de 1947, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina) es un aviador militar argentino retirado con el grado de comodoro de la Fuerza Aérea Argentina. Fue condecorado con la Cruz al Heroico Valor en Combate, La Nación Argentina al herido en combate, El Honorable Congreso de la Nación a los Combatientes y la Distinción Nº 1 de la Fuerza Aérea Argentina “Al combatiente de Malvinas”,[1]​ conocido también como Capitán "Cruz" Carballo. Célebre aviador argentino, se destacó durante la Guerra de las Malvinas y obtuvo su mayor victoria el 25 de mayo de 1982, fecha en la que él y la escuadrilla a su comando dañaron gravemente el HMS Broadsword y la comandada por el primer teniente Mariano Velasco hundió el HMS Coventry en el mismo operativo, ambos buques de la Marina Real británica.

Juventud[editar]

Pablo Marcos Rafael Carballo nació en la Ciudad de Buenos Aires, Argentina. Hijo del Capitán Pablo Raúl Carballo y Doña Celia Raquel Villanueva. A los dos años se traslada con su familia a la ciudad de San Carlos de Bariloche.

Carrera en la Fuerza Aérea[editar]

En 1968 con 19 años de edad ingresa a la Escuela de Aviación Militar de la ciudad de Córdoba, recibiéndose en 1971 con el grado de Alférez. En 1972 realizó el curso de Aviador Militar y en 1973 la especialidad de Piloto de Caza, donde pudo ver a los F-86 Sabre. Entre 1974 y 1979, Carballo, ascendido ya a Teniente, se dedicó a la instrucción de pilotos en Córdoba. En 1977 asciende a 1.er Teniente, y a principios de 1980 es transferido a la V Brigada Aérea, equipada con A-4B Skyhawk.

Capitanía en la Guerra de Malvinas[editar]

A fines de 1981 Pablo Carballo es ascendido a Capitán. En 1982 es designado líder de la V Brigada Aérea. Durante su servicio en el armisticio participó de las siguientes operaciones:

la Vª Brigada se traslada hacia las bases que servirán de plataforma de despegue de las misiones hacia las Islas Malvinas. El Grupo 5 de Caza es alistado y comienza el viaje hacia Río Gallegos. Algunos en sus aviones de combate, otros en transportes. Al Capitán Carballo y a su escuadrilla se le ordena permanecer en Villa Reynolds, hasta próxima orden.

despliegue completo de la unidad en Río Gallegos.

vuelo de reconocimiento junto al Teniente Daniel Eduardo Gálvez, sobrevoló Puerto Argentino, La Base Aérea Militar Malvinas, hizo prácticas de ataque sobre objetivos que fueron coordinados desde tierra, de regreso al continente sobrevoló el aeródromo de Darwin, reconoció las bahías y acantilados del Estrecho de San Carlos y pasó por Puerto Mitre.

con la escuadrilla “Trueno” junto al Teniente Carlos Alfredo Rinke, Primer Teniente Carlos Cachón y el Alférez Leonardo Salvador Carmona, quien debió regresar antes de tiempo por problemas mecánicos en su avión. En esta misión atacan por error al mercante argentino ELMA Formosa. Dos de las bombas estallan en el agua, una choca contra la torre de una grúa y explota en el mar y una bomba Mk17, (que fue desarmada a posterioridad por el Suboficial Auxiliar Pedro Prudencio Miranda), sin estallar queda alojada en una de las bodegas. Posteriormente, Carballo ametralló el buque. Afortunadamente el ELMA Formosa no sufrió bajas en su tripulación.

Con la escuadrilla “Mula”, junto al Teniente Rinke, Primer Teniente Cachón y Alférez Carmona, portando cada uno de los aviones una bomba Mk17, el Primer Teniente Cachón debió abandonar la misión al tener problemas con el reabastecimiento en vuelo. Luego el Teniente Rinke fue obligado a retirarse al presentar problemas en la transferencia de combustible de uno de sus tanques subalares. El Alférez Carmona atacó un buque de transporte inglés y regresó al continente. Carballo continuó a vuelo rasante sobre el mar y atacó a la HMS Ardent, lanzó dos bombas a las 14:00, que impactaron sobre la fragata, pero ambas no estallaron. Poco después, este buque será atacado por dos escuadrillas más, una de Fuerza Aérea y otra de la Armada, hundiéndose al día siguiente. [2]

junto a la escuadrilla Nene (Primer Teniente Luciano Guadagnini , Teniente Rinke, Alférez Hugo Gómez. Carballo tras corregir en vuelo un error de coordenadas con el KC-130 de reabastecimiento, se aprestan en vuelo rasante sobre el mar a atacar la flota inglesa. Carballo observa sobre, la Bahía Ruiz del Puente, un helicóptero Sea Lynx al que ataca, con el inconveniente de que sus cañones fallan. Gómez también ataca, con resultado negativo. Posteriormente apenas divisan los buques ingleses comenzaron a recibir fuego de todo tipo. Ahora se sumaba el fuego que los infantes en tierra disparaban. Un misil, presuntamente un Rapier, estalla debajo del avión del Capitán Carballo, envolviéndolo en una nube de tierra y rocas levantadas del suelo, ya que estaba a escasos diez metros de altura. El avión casi se invierte y Carballo se preparó para eyectarse. Aun así no perdió comandos, pudiendo dominar a su A-4 y salió del ataque. El Alférez Gómez que venía detrás, atraviesa la nube de rocas y humo y libera una bomba sobre el buque objetivo; por fortuna puede "saltar" a la fragata con su avión e inicia la carrera de escape hacia el continente.

El avión de Carballo fue dañado por la explosión de un misil, debajo de su ala izquierda, por lo que aborta su ataque. el Primer Teniente Guadagnini, lanza sus bombas sobre el mismo buque atacado por el Cruz y su numeral.

Según el Capitán Mick J. Tobin, comandante del HMS Antelope declaró que dos bombas penetraron en el casco de su buque sin estallar, pero causando daños considerables, que neutralizaron la embarcación. Como Carballo no pudo disparar, y el Teniente Rinke afirma que disparó sobre un porta helicópteros, y cada avión llevaba una Mk17 los impactos corresponden a los de Gómez y Guadagnini. Posterior a su lanzamiento, el avión del Primer Teniente recibe fuego que lo desestabilizan y no puede evitar estrellarse contra las antenas del buque que atacó, desintegrándose en el acto. Sin posibilidad de salvación, el Primer Teniente Luciano Guadagnini perece cumpliendo con su deber.

La HMS Antelope fue remolcada hacia el interior del Estrecho de San Carlos, siendo fondeada en la Bahía Ajax. Con dos bombas sin explotar a bordo y un incendio controlado, los británicos deciden evacuar la fragata excepto por el personal esencial para desactivaciones y control de daños. En la noche del 23 al 24, y mientras el personal de desactivación intentaba desactivar una de las bombas, ésta estalla y el incendio consiguiente alcanza un pañol de misiles Sea Cat. La fragata se ve conmovida por una explosión que la parte en dos: se hundirá en la mañana del 24.[2]​ Existe aquí un debate, ya que el hundimiento de este buque se lo atribuye a una escuadrilla de la aviación naval que entró al atacó unos 25 minutos después de la de Fuerza Aérea.

Junto con dos escuadrillas de tres aviones cada una el Capitán Carballo recibió la orden de alistarse para salir después de la hora del almuerzo, despegando a las 14.00, (escuadrilla Vulcano), Antes de despegar, el Alférez Carmona anuncia problemas técnicos que lo dejan en tierra. La otra escuadrilla, (Primer Teniente Mariano Velasco Teniente Carlos Enrique Cachon y Alférez Jorge Nelson Barrionuevo con indicativo Zeus), despegan cinco minutos más tarde, su objetivo esta vez era neutralizar la trampa antiaérea que componían el destructor HMS Coventry y la fragata HMS Broadsword.

Entre ambos formaban un formidable sistema de caza de aviones, ya que combinaban misiles de largo alcance como el Sea Dart, con misiles de corto alcance y baja cota de utilización como el Sea Wolf, el que también tenía capacidad de actuar como misil antimisil. Además contaban con suficiente armamento del tipo defensivo (cañones de tiro rápido y ametralladoras de alta cadencia de fuego). Una vez confirmada la posición aproximada de los buques, se decide atacarlos.

A las 15:20, Carballo en vuelo rasante (alrededor de 2 m sobre las crestas de las olas) con el riesgo que esto implica, con su visión frontal prácticamente anulada por la acumulación de sal que provocaba el agua marina sobre el parabrisas del avión volando a mach 0,8, y recibiendo fuego pesado de todo tipo, es detectado por los radares de adquisición de blanco de los buques, pero no podían fijarlos para lanzar el misil por la baja altura que llevaban. Cuando por fin el misil Sea Wolf de la HMS Broadsword adquiere el blanco, el sistema falla detectando a un avión inexistente o "fantasma" y obliga al personal a reiniciarlo, pero se queda sin tiempo para hacerlo. Habiendo superado la barrera de fuego, la escuadrilla Vulcano descarga sus bombas sobre la fragata HMS Broadsword destruyendo a su helicóptero Sea Lynx con una bomba que cayó sobre su cubierta, rebotó y explotó en el mar, causando daños también al sistema eléctrico, hidráulico y de comunicaciones alojado debajo del helipuerto.[2]

Luego del ataque, la escuadrilla Zeus (Primer Teniente Mariano A. Velasco y Alférez Jorge Barrionuevo), se dirigieron al HMS Coventry, 90 segundos más tarde con un ángulo de 20º a la proa del destructor. Sin lograr un enganche de sus misiles, el HMS Coventry lanzó un misil Sea Dart en un intento de distraerlos y viró rápidamente en un intento de disminuir su perfil. En el HMS Broadsword, el sistema Sea Wolf fue prendido nuevamente y estaba listo para fijar los blancos, pero no pudo disparar porque el HMS Coventry había virado colocándose directamente en la línea de fuego. El HMS Coventry usó su cañón de 4.5 pulgadas y armas portátiles contra los blancos atacantes. Los cañones Oerlikon 20 mm fueron burlados, dejando al barco sólo con la defensa de armas livianas y ametralladoras. El buque fue impactado por dos bombas debajo de la línea de flotación por el lado de babor. Una de las bombas explotó dentro de la sala de computadores, destruyendo la sala de operaciones contigua, incendiando el recinto con su plana mayor. La otra entró a la sala de motor delantero, explotando debajo del comedor, de los Clases, donde estaba localizada la estación de primeros auxilios y el barco comenzó inmediatamente a escorarse a babor. El último impacto causó daño crítico rompiendo la barrera cortafuegos entre el motor anterior y posterior, exponiendo todo el buque a los incendios. En 20 min, el HMS Coventry había sido abandonado. 19 marinos de su tripulación murieron y 30 resultaron heridos. El HMS Coventry, totalmente escorado, se hundió poco después de esto,[2]​ ningún miembro de su tripulación fue condecorado.

A las 15.00 despega de Río Gallegos junto al Teniente Rinke, 1º Teniente Velasco y Teniente Ossés, en las escuadrillas denominadas "Truco" y "Poker". Con el objetivo de bombardear posiciones terrestres inglesas en el Estrecho de San Carlos. Uno de ellos, regresó minutos después del despegue por problemas en el instrumental, en los ya maltrechos aviones. Todo el vuelo se realizó guiados por el Teniente Rinke, ya que el avión de Carballo tenía serios problemas de instrumental. En vuelo rasante dan contacto visual con el objetivo, y bajo intenso fuego desde fragatas, misiles antiaéreos, y metralla terrestre descarga sus 4 bombas de 500 lbs frenadas por paracaídas, al igual que el Teniente Rinke. Escapando ambos en vuelo rasante para prevenir posibles ataques misilísticos. Ya Carballo sin instrumental es guiado por Rinke hasta Río Gallegos donde verifica los impactos de hasta 4 dm de diámetro que dañaron el instrumental y el tren de aterrizaje.

junto a otra escuadrilla del Grupo V se alistan, con apoyo del grupo VIII, los reabastecedores KC-130 y el escuadrón Fénix. La escuadrilla del Capitán Carballo, (indicativo Dogo) y La escuadrilla del Primer Teniente Alberto Jorge Fillipini, (indicativo Mastín).

Durante el vuelo, por problemas técnicos, Carballo junto a dos aviones más deben retornar a Río Gallegos, quedando cinco aviones de los ocho iniciales. Carballo había detectado una pérdida en sus tanques de oxígeno al momento del despegue, aun así se arriesga a efectuar la operación, y ya en vuelo se ve impedido de reabastecerse de combustible, porque la lanza de su avión por donde se le es suministrado el consumible, se encontraba congelada. Con estos dos desperfectos el capitán decide regresar a Río Gallegos. Siendo esa misión en la cual los buques de transporte Sir Galahad y Sir Tristram resultaron hundidos, con gran pérdida de material logístico enemigo.[2]

Luego de la guerra[editar]

Al finalizar el conflicto, Carballo, continuó capacitándose como piloto en diversas aeronaves y cursos internacionales. En 1986 fue ascendido a Mayor, y fue enviado a cursar en la Escuela Superior de Guerra. Posteriormente, en 1989 es trasladado a la VIª Brigada Aérea y llegó a volar Dassault Mirage III y Finger como Jefe de Escuadrón.

En 1993 recibe la condecoración Cruz al Heroico Valor en Combate. Hacia 1996, ya como Vicecomodoro es destinado a Río Cuarto, Córdoba, donde llega a desempeñarse como Jefe del CEASO (Centro de Ensayos de Armamento y Sistemas Operativos). Con el grado de Comodoro, Pablo Carballo realizó diferentes cursos en el exterior, regresando finalmente a la Argentina para ocupar el cargo de Jefe de Grupo Aéreo y Jefe del Instituto Nacional de Aviación Civil.
Un 2 de abril de 2001 se retira de la Fuerza Aérea y desde entonces es profesor en la Escuela de Aviación Militar en Córdoba, donde aún vive.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b «Copia archivada». Archivado desde el original el 25 de abril de 2009. Consultado el 31 de mayo de 2009.  Condecoraciones, Fuerza Aérea Argentina.
  2. a b c d e «Copia archivada». Archivado desde el original el 7 de octubre de 2014. Consultado el 17 de febrero de 2015.  Objetivos de la Fuerza Aérea Argentina en la Guerra de las Malvinas.

Bibliografía[editar]

  • Pablo Carballo. Dios y los Halcones. Buenos Aires, 1983
  • Pablo Carballo. Halcones sobre Malvinas. Buenos Aires, 1985
  • Pablo Carballo. Halcones de Malvinas. Buenos Aires, 2005
  • Pablo Carballo. Los Halcones no se lloran. Buenos Aires, 2009

Enlaces externos[editar]