Póstumo César

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Marcus Vipsanius Agrippa Postumus - Louvre

Marcus Vipsanius Agrippa Postumus (12 a. C. - 14 d. C.), también conocido como Agripa Póstumo o Póstumo Agripa, era un hijo menor de Marcus Vipsanius Agrippa y de Julia la Mayor. Sus abuelos maternos eran el emperador romano César Augusto y su segunda esposa Escribonia. En el año 12 a. C., Marcus Vipsanius Agrippa, su padre, murió. Augusto adoptó a sus dos hermanos mayores, Gaius y Lucius, como sus hijos y herederos. Augusto aparentemente no adoptó a Póstumo como muestra del respeto por su viejo amigo Marcus (de modo que él tuviera un hijo para continuar su linaje).

Aunque hay poco conocimiento de él por sus contemporáneos, virtualmente todos los historiadores romanos convienen en considerarlo como grosero y brutal; solamente Tácito lo trata ligeramente bien:(Él era) joven, físicamente vigoroso, de hecho, brutal, Agrippa Postumus. Sin embargo, aunque estaba desprovisto de buenos valores, no había estado implicado en escándalos.

Destierro[editar]

Nunca ha habido un consenso claro de qué sucedió, pero alrededor del año 6 ó 7, Augusto lo mandó a la pequeña isla de Planasia. Tácito sugiere que Livia Drusilla le tenía aversión y lo evitaba siempre, pues él estaba por delante de su hijo Tiberio en la sucesión de César Augusto. Algunos historiadores modernos han sugerido que podría haber estado involucrado en una conspiración. Por las mismas fechas, la madre de Póstumo, Julia la Mayor, casada con el que sería emperador Tiberio fue exiliada por orden de su padre acusada de adulterio. Asimismo, posteriormente fue abortado un plan para rescatar a Póstumo y Julia.

En todo caso, el destierro de Póstumo aseguró la prioridad a Tiberio como heredero de César Augusto. Tácito (1.3; 1.5) y de Dio (56.30) cuentan cómo Augusto ideó una visita altamente secreta a la isla en el año 13 d. C., para disculparse con su nieto y para avisarle sobre sus planes para que regresara a Roma. Un amigo en el que confiaba, Fabio Máximo, le acompañó y le juró a Augusto guardar el secreto sobre lo acontecido; pero Máximo se lo contó a su esposa Marcia, que a su vez se lo mencionó inadvertidamente a Livia Drusilla. Máximo pronto fue descubierto y asesinado, y Marcia acusó posteriormente a Livia de ser responsable de su muerte. La veracidad de esta historia es dudosa.

Muerte[editar]

Independientemente de la supuesta visita de César Augusto, el emperador murió al año siguiente sin liberar a Póstumo de Planasia, y muy poco después de su muerte, Póstumo fue ejecutado por sus guardianes. Las versiones contradictorias sobre quiénes ordenaron la ejecución, existieron casi desde el comienzo, cuando Tiberio inmediatamente y en público rechazó en el acto las acusaciones de haber ordenado su muerte. Mientras que algunos sugirieron que Augusto mismo, pudo haber ordenado vía instrucciones secretas que no dejaran sobrevivir a Póstumo, es más probable que Tiberio o Livia Drusilla (con o posiblemente sin el conocimiento de Tiberio) hubiera dado la orden, aprovechándose de la situación política confusa a la muerte de César Augusto.

Ficción[editar]

Robert Graves, en su trabajo Yo, Claudio, sugiere que por la influencia de Livia Drusila, Augusto también le tuviera aversión.Graves, incluso, crea un incidente ficticio, en el cual, Póstumo es desenmascarado por Livia Drusila y su nieta Livilla, para acusarlo de violación. (Debe también observarse que Yo, Claudio ha hecho un daño considerable a la imagen de Livia Drusila, y que los historiadores modernos discrepan de la idea de la conspiración de Livia para la sucesión).

Bibliografía[editar]

  • Vidas de los Césares.Vida de Augusto.Suetonio