Organismo autónomo de España

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El organismo autónomo es un tipo de organismo público vinculado a la Administración General del Estado de España,[1] que goza de personalidad jurídica propia y autonomía de gestión,[2] rigiéndose, en todo caso, por Derecho administrativo.[3] Los Organismos autónomos dependen de un Ministerio, que se encargará de su dirección estratégica, así como de la evaluación y el control de los resultados de su actividad.[4]

Los Organismos autónomos reciben su regulación esencial en la Ley 40/2015, de 1 de octubre, de Régimen Jurídico del Sector Público., que les dedica específicamente el Capítulo II de su Título III (artículos 45 a 52).

Las competencias de los Organismos autónomos derivan de las atribuciones que un Ministerio les otorgue, siguiendo el principio de descentralización funcional, que tiene rango constitucional.[5] Sus funciones comprenderán actividades de fomento, prestacionales o de gestión de servicios públicos.[6]

Ejemplos[editar]

En términos de presupuestos generales del estado para 2011 los siguientes son los Organismos autónomos con más recursos[7]


Referencias[editar]

  1. Art. 41 LOFAGE
  2. Art. 42.1 LOFAGE
  3. Art. 45.1
  4. Art. 43.2 LOFAGE
  5. Art. 103.1 CE
  6. art. 45.1 LOFAGE
  7. http://www.eldia.es/2010-09-30/nacional/12-organismos-autonomos-tendran-presupuesto-millones-menos.htm