Orden Antoniana de San Ormisda de los Caldeos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Orden Antoniana de San Ormisda de los Caldeos
Chaldean Catholic COA.svg
Escudo de la Iglesia católica caldea
Nombre latino Ordo antonianus Sancti Hormisdae chaldeorum
Siglas O.A.O.C.
Nombre común Orden de los Antonianos Caldeos
Gentilicio Antonianos caldeos
Tipo Orden religiosa católica de vida apostólica de rito caldeo y de derecho pontificio
Regla Regla de san Antonio
Fundador Gabriel Dambo
Fundación 1808
Lugar de fundación Alqosh, Irak
Aprobación 1945 por Gregorio XVI
Religiosos 19
Sacerdotes 17
Curia Alqosh, Irak
Presencia Estados Unidos, Irak, Irán, Líbano y Siria
Actividades Vida contemplativa y algunas pastorales
Datos Anuario Pontificio 2015

La Orden Antoniana de San Ormisda de los Caldeos (oficialmente en latín: Ordo antonianus Sancti Hormisdae chaldeorum), también conocida como Orden de San Ormisda u Orden de los Antonianos Caldeos, es una orden religiosa católica de vida apostólica de rito caldeo y de derecho pontificio, fundada por el abad iraquí Gabriel Dambo, en 1808, en Alqosh. A los religiosos de este instituto se les conoce como antonianos caldeos y posponen a sus nombres O.A.O.C.[1]

Historia[editar]

Gracias a la intervención de Joseph Audo (1790-1878), los antonianos caldeos se constituyeron en una orden religiosa de derecho pontificio.

El instituto tiene su origen en el Monasterio Rabban Hormizd, en Alqosh (Irak), cuando el abad Gabriel Dambo, con la ayuda del obispo caldeo de Mosul, Yohanna Hormizd, organizó este y otros monasterios en una orden religiosa católica, con el objetivo de conservar la tradición caldea. A la muerte del fundador, en 1840, los religiosos se dispersaron, pero gracias al obispo de Amadiya, Joseph Audo, se reorganizaron en una orden religiosa de derecho pontificio, mediante decretum laudis del 26 de septiembre de 1845, del papa Gregorio XVI.[2]

Organización[editar]

La Orden de los Antonianos Caldeos es un instituto religioso oriental de derecho pontificio centralizado, cuyo gobierno recae en el superior general, quien toma el título de padre o abad general. Los monasterios conservan la clausura (no estricta) aunque desde 1962 han dejado de ser una orden monacal. Cada monasterio es gobernado por una abad. La curia general se encuentra en Alqosh (Irak).[1]

Los antonianos caldeos se dedican a la vida contemplativa desde sus diversas actividades pastorales, misiones, escuelas y parroquias. Juegan un papel fundamental en la conservación del rito caldeo y en el diálogo ecuménico con las iglesias nestorianas. En 2017, la orden tenía unos 19 religiosos (de los cuales 17 eran sacerdotes) y 6 monasterios[1]​ presentes en Estados Unidos, Irak, Irán, Líbano y Siria.[3]

Referencias[editar]

  1. a b c AP, 2017, p. 1447.
  2. Yousif, 1988, coll. 931-933.
  3. «Memorial of Rabban Hormizd» (en inglés). Consultado el 28 de diciembre de 2018. 

Bibliografía[editar]

  • AP (2017). Annuario Pontificio 2017. Città del Vaticano: Libreria Editrice Vaticana. 
  • Yousif, P. (1988). Guerrino, Pelliccia; Rocca, Giancarlo, eds. Dizionario degli Istituti di Perfezzione (en italiano) VIII. Roma: Edizione Paoline.