Operación trompetas de Jericó

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Con el nombre de Operación trompetas de Jericó, se conoce al pretendido intento de los nazis por recuperar uno de los objetos de culto más importantes de la religión judeocristiana: el Arca de la Alianza.

La expedición nazi para encontrar el Arca de la Alianza[editar]

Durante los momentos previos al estallido de la Segunda Guerra Mundial, los nazis trataron de localizar alguna de las reliquias bíblicas más preciadas y a su vez enigmáticas[1] , entre ellas el Arca de la Alianza. Según los escritos veterotestamentarios, en el interior de este poderoso talismán, los judíos habrían introducido las Tablas con los Diez Mandamientos que Moisés bajó del Monte Sinaí y que, según narra la tradición religiosa, habrían sido transmitidos por el propio Yahvé. El Arca de la Alianza, elaborada con madera y cubierta de oro, tendría propiedades exclusivas y sorprendentes que habrían sido dignas de estudio por los nazis, pero a estos últimos, lo que más les interesó fue su posible utilización como un arma de guerra.

Ya en la Biblia se cuenta cómo la presencia del Arca llevó a ganar determinas batallas por el pueblo hebreo; el conocimiento de estos relatos por parte de Himmler hizo que se organizaran equipos de búsqueda por todo el mundo con el definido objetivo de encontrarla y llevarla ante los altos cargos de Reich, los más tendentes al esoterismo y prácticas análogas.

Con la ‘Operación Trompetas de Jericó’ los hombres de la Ahnenerbe[2] habrían tratado de localizar el Arca de la Alianza merced a unas informaciones que decían que los caballeros de la Orden del Temple habrían escondido la misma en un camposanto tunecino a principios del siglo XIV. El encargado de descubrir el emplazamiento de Arca, o por lo menos la información necesaria para activar sus poderes en el caso de encontrarla, sería el arqueólogo Von Kessler quien primero tendría que lograr la ayuda de una persona versada en cábala para ayudar en tal propósito. Para ello se desplazó al temido campo de exterminio de Auschwitz donde entró en contacto con un rabino… Cómo compensación a la nada deseada ayuda se le aseguró que su familia quedaría liberada y se salvaría de una muerte segura.

Con la ayuda del rabino se buscó el Arca de la Alianza en diferentes puntos del mundo, entre ellos España, donde visitaron Toledo. El almirante Canaris llegó a visitar el Museo Arqueológico Nacional, en Madrid. En 1871 -décadas antes- había estudiado una serie de objetos que indicaron donde cavar, algo que comenzaron a hacer en una determinada zona de Egipto al mando del arqueólogo Herbert Braum, trabajos que quedaron interrumpidos por el estallido de la Segunda Guerra Mundial.

Debate histórico en torno a la Operación[editar]

La existencia histórica de esta operación es defendida entre otros por la investigadora española Janire Rámila,[3] la cual asegura tener pruebas suficientes que apoyen la idea de la presencia de investigadores nazis en Toledo movidos por su deseo de hacerse con la reliquia. A su favor tenemos también al periodista especializado en temas esotéricos Lorenzo Fernández Bueno,[4] mientras que el profesor y escritor Javier Martínez-Pinna aun sin negar su existencia, asegura que no existen pruebas definitivas que nos permitan corroborar la búsqueda del Arca de la Alianza por parte de la Ahnenerbe en España antes de 1939.[5]

La Operación trompetas de Jericó alcanzó gran popularidad gracias a la obra de Juan Eslava Galán , autor de una novela bajo el pseudónimo de Nicholas Wilcox sobre este acontecimiento.[6]

  1. CEBRIAN,, JUAN ANTONIO (2005). ENIGMA. TEMAS DE HOY. 
  2. Herradón, Óscar (2011). La Orden Negra. Edaf. 
  3. ABC. 11 de junio de 2012. 
  4. Fernández Bueno, Lorenzo (2016). Templarios, nazis y objetos sagrados. Luciérnaga. 
  5. Martínez-Pinna, Javier (2015). Operación trompetas de Jericó. Nowtilus. 
  6. Wilcox, Nicholas (2001). Trilogía templaria II. Las trompetas de Jericó. Booket.