Operación Orión

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Operación Orión
Conflicto armado en Colombia
Medellin Comuna 13.jpg
Urbanizaciones de la Comuna 13 San Javier
Fecha 16 y 17 de octubre de 2002
Lugar Comuna San Javier de la ciudad de Medellín
Bandera de Colombia Colombia
Casus belli Disputa por territorio. En el 80% de los barrios, de estratos bajos (1 y 2) de la Comuna 13 de Medellín.
Conflicto Enfrentamiento armado por el control de la zona.
Resultado Control territorial por parte del Ejército de la Comuna 13. Establecimiento en el territorio del Bloque Cacique Nutibara, de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc). Número no determinado de arrestados y desaparecidos.
Beligerantes
Gobierno Guerrillas Paramilitares
  • BCN
  • Flag of AUC.svg AUC
  • Comandantes
    Grl Mario Montoya[1]​ IV Brigada del Ejército de Colombia n/d

    La Operación Orión fue un operativo militar llevado a cabo entre el 16 y el 17 de octubre de 2002 en la Comuna 13, San Javier, de la ciudad de Medellín. Fue comandada por miembros de las Fuerzas Militares de Colombia, la Policía Nacional de Colombia, la Fuerza Aérea de Colombia,en connivencia con grupos paramilitares[2]​. El operativo buscaba acabar con la presencia de grupos de Milicias Urbanas de las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y los Comandos Armados del Pueblo (CAP). Se realizó bajo la declaratoria de Estado de Excepción, ordenada por Álvaro Uribe Vélez. El saldo de esta operación es de 80 civiles heridos, 17 homicidios cometidos por la Fuerza Pública, 71 personas asesinadas por los paramilitares, 12 personas torturadas, 92 desapariciones forzadas y 370 detenciones arbitrarias, según la Corporación Jurídica Libertad.[3]​ También murió en combate el Teniente de la Armada Mario Villegas. Esta operación ha sido ampliamente cuestionada por las víctimas civiles que dejó, el número de desaparecidos y ejecuciones extrajudiciales, y en la actualidad se está intentando hallar a las víctimas en La Escombrera, la fosa común de mayores proporciones en los últimos años en Colombia.

    Operaciones[editar]

    El Ejército, la Policía y paramilitares montaron una base de operaciones en la calle 35 con carrera 92 del Barrio Santa Mónica, entrada estratégica hacía los barrios periféricos, como Belencito-Corazón, Betanía y Villa Laura en la Comuna 13; en esta base se adaptaron carpas de la Cruz Roja, un hospital móvil, y cerca de 60 socorristas.[4]

    Además, actuaron en conjunto con la Fiscalía General de la Nación y el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS); hubo denuncias muy serias sobre la actuación de las fuerzas del Estado, en complot con grupos paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC),[5]​ al momento de adelantar los allanamientos de casas, y las detenciones de personas, las cuales eran señaladas por hombres encapuchados vestidos con uniformes de uso privativo de las fuerzas militares; todo transeúnte era un guerrillero potencial para la Policía, hasta que los Registros de Antecedentes Penales y una exhaustiva requisa demostrara lo contrario. Según la Personería de Medellín, se realizaron innumerables capturas arbitrarias y detenciones selectas de habitantes, que posteriormente desaparecieron. Entre el armamento incautado, había armas de corto y de largo alcance, como fusiles AK-47, subametralladoras, y explosivos. Miembros del ejército lograron desactivar un bus cargado con explosivos por los guerrilleros.[6]

    Hay además fuertes indicios, testimonios de paramilitares desmovilizados y pruebas fotográficas que muestran hombres encapuchados con vestimenta militar pero sin insignias ni señales propias de las Fuerzas Militares de Colombia dando órdenes a militares y señalando viviendas, lo cual mostraría que la operación Orión fué una operación conjunta de fuerzas del estado y grupos paramilitares. [7]

    Consejo de Seguridad[editar]

    El presidente de Colombia para la época, Álvaro Uribe viajó a Medellín con la entonces Ministra de Defensa, Marta Lucía Ramírez, para presidir el Consejo de Seguridad que decidió la implementación de las medidas de control.[8]

    Resultados[editar]

    Aspecto de la Comuna 13 San Javier de Medellín.

    Cuatro militares, seis civiles y seis rebeldes, por lo menos, murieron en los combates, en los que, según reportes oficiales, se registraron más de 200 heridos. No obstante, otras fuentes incluyen alrededor de 70 desaparecidos a manos de los paramilitares, y ejecuciones extrajudiciales, realizadas por el Ejército y presentadas en los medios como producto de las "balas perdidas".[9]​ 243 personas fueron arrestadas; de ellas, 29 fueron identificadas como 'cabecillas de milicias urbanas'. También, se decomisaron 20 fusiles, una subametralladora, 2 carabinas con mira telescópica, 2 escopetas, 4 lanzagranadas de 40 milímetros, 50 kilos de explosivos, municiones y equipos de comunicación. 2 oficiales y 2 soldados murieron en las operaciones.[10]​ Según Luis Pérez, alcalde de Medellín de esa época, durante la Operación Orión fueron liberados 72 secuestrados[11]​ en esa zona de la ciudad.

    El bloque Cacique Nutibara rápidamente tomó control de la zona y se encargó de eliminar hasta el último rezago de presencia guerrillera en el sector, asesinando y desplazando a varios civiles, con el supuesto beneplácito de las autoridades policiales y militares.[5][12]

    Reacciones[editar]

    Según contradictores de la Operación, el bloque Cacique Nutibara, perteneciente a las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), realizó operaciones conjuntas con la Fuerza Pública para luchar contra las milicias de las guerrillas en la comuna 13. De acuerdo con ellos, los paramilitares se asentaron en el barrio La Palomera y la Arenera; desde allí, por medio de un teniente -hasta ahora no identificado- de la Estación de Policía de San Cristóbal, se coordinaban con las fuerzas estatales, principalmente, para no coincidir en el mismo espacio en el trascurso de las operaciones, y para identificar y ejecutar presuntos milicianos o guerrilleros capturados.

    En declaraciones a la Corte Federal del Distrito Sur de New York, el ex jefe paramilitar Diego Murillo Bejarano, alias Don Berna, y comandante del bloque Cacique Nutibara confirmó que tal organización tomó parte en la Operación Orión durante la ocupación de la comuna 13 en alianza con la Cuarta Brigada del Ejército.[13]​ Por tales declaraciones, el General Mario Montoya fue llamado a rendir versión libre ante la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos en diciembre de 2011.[14]

    La ONG Amnistía Internacional (AI) expresó su preocupación por la detención, sin orden judicial, de tres activistas sociales, líderes comunales en la Comuna 13. Igualmente, expresó inquietud por otros defensores de Derechos Humanos en el área.[15]

    La Escombrera[editar]

    La Escombrera, ubicada en la Comuna 13 de Medellín, es la fosa clandestina urbana más grande de América Latina. Se trata de un terreno de cerca de tres hectáreas de botaderos de materiales de construcción, utilizados por grupos armados al margen de la ley para ocultar los cuerpos de sus víctimas.

    El gobierno de Álvaro Uribe ordenó once operaciones militares, incluida Orión,  durante el 2002, año en el que comenzó a operar la política de seguridad democrática; además, en este periodo se consolidó el dominio paramilitar. En este contexto, la desaparición forzada se incrementó, convirtiéndose en una estrategia para generar terror en la población civil con total impunidad.[2]​ La Corporación Jurídica Libertad, que adelanta procesos judiciales de víctimas del conflicto, ha logrado identificar a cerca de 105 personas que estarían sepultadas en La Escombrera.[16]

    Desde entonces, los familiares de las víctimas han venido denunciando y exigiendo el cierre definitivo de La Escombrera, donde aún se siguen depositando desechos de construcción.

    El ex jefe paramilitar Diego Fernando Murillo Bejarano, alias “Don Berna”, quien comandó el Bloque Cacique Nutibara, que operó en Medellín, fue uno de los primeros en reconocer que hombres bajo su mando sepultaron personas allí. Estas declaraciones las dio en una de las audiencias de Justicia y Paz. Juan Carlos Villada Saldarriaga, más conocido como ‘Móvil 8’[17]​, y Jorge Enrique Aguilar Rodríguez, alias “Aguilar”, también reconocieron su responsabilidad e identificaron cuatro puntos donde podrían estar sepultadas cerca de 45 víctimas.[18]

    En agosto del 2015, luego de recibir recomendaciones de grupos forenses de Argentina, Guatemala y Perú, la Fiscalía inició excavaciones en La Escombrera; específicamente, en La Arenera, punto señalado por ‘Móvil 8’. Después de cinco meses de trabajo, no hubo ningún hallazgo.[16]

    La actual administración municipal, en cabeza del alcalde Federico Gutiérrez, no ha mostrado voluntad política para continuar con la segunda fase de búsqueda de desaparecidos en este sector.[19]

    Véase también[editar]

    Referencias[editar]

    1. Emisora Ejercito de Colombia: Ex alcalde de Medellín habló sobre la Operación Orión
    2. a b Grupo de Memoria Histórica (201). La huella invisible de la guerra. Desplazamiento forzado en la Comuna 13. GMH. Consultado el 9 de noviembre de 2018. 
    3. «Víctimas entregaron informe sobre la Operación Orión al sistema integral de verdad, justicia y reparación». Agencia de Prensa IPC. 16 de octubre de 2018. Consultado el 9 de noviembre de 2018. 
    4. BBC Mundo: -Comuna Trece, barrio de la guerra
    5. a b «La tenebrosa máquina de guerra que dirigió ‘Don Berna’». www.verdadabierta.com. Consultado el 22 de septiembre de 2016. 
    6. BBC Mundo: Medellín: la operación continúa
    7. «La foto que dejo al descubierto los desmanes de la operación orión». www.semana.com. Consultado el 21 de febrero de 2018. 
    8. BBC Mundo: Medellín: tercer día de enfrentamientos
    9. BBC Colombia Medellin 2014
    10. CNE: OPERACIÓN ORIÓN CONTINÚA
    11. Ex alcalde de Medellín habló sobre la Operación Orión
    12. «¿Cambio de manos?». www.semana.com. Consultado el 22 de septiembre de 2016. 
    13. «Operación Orión: 10 años de impunidad». www.verdadabierta.com. Consultado el 22 de septiembre de 2016. 
    14. «Colombia's former Armed Forces commander interrogated over civilian killings, paramilitary ties» (en inglés estadounidense). 10 de agosto de 2015. Consultado el 22 de septiembre de 2016. 
    15. Amnesty International: COLOMBIA: Kvinneaktivister truet og fengslet (en inglés)
    16. a b «Toneladas de olvido - Agencia de Prensa IPC». Agencia de Prensa IPC. 26 de mayo de 2015. Consultado el 9 de noviembre de 2018. 
    17. Colorado, Nelson Ricardo Matta. «“Móvil 8”, protagonista del horror en La Escombrera». www.elcolombiano.com. Consultado el 9 de noviembre de 2018. 
    18. «Toneladas de olvido - Agencia de Prensa IPC». Agencia de Prensa IPC. 26 de mayo de 2015. Consultado el 9 de noviembre de 2018. 
    19. Valenzuela, Santiago. «Fico defiende las víctimas por twitter porque en su alcaldía no lo hace.». pacifista.co.