Operación Jaque

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Operación Jaque
Conflicto armado en Colombia
Mapa físico de Guaviare
Fecha 2 de julio de 2008
Lugar Selva del Guaviare, Colombia[1]
Coordenadas 2°17′47″N 72°02′57″O / 2.29642, -72.04913Coordenadas: 2°17′47″N 72°02′57″O / 2.29642, -72.04913
Casus belli Rescatar secuestrados de la guerrilla de las FARC
Resultado Victoria del Ejército de Colombia: Rescate de 15 secuestrados.
Beligerantes
National Army of Colombia flag.svg Ejército de Colombia Flag of the FARC-EP.svg FARC
Comandantes
Gerardo Aguilar alias "César"
Alexander Farfán alias "Gafas"
Fuerzas en combate
4 tripulantes
8 comandos
Aproximadamente 60 guerrilleros
Bajas
Ninguna 2 guerrilleros (comandantes) capturados
[editar datos en Wikidata]

La Operación Jaque, nombrada por la primera letra del mes de la operación (Julio) y en referencia al jaque del ajedrez, fue un rescate humanitario concebido después de que se conoció que fueron vistos los contratistas estadounidenses bañándose en el río Inírida, lugar cercano al relatado por el suboficial de la Policía Jhon Frank Pinchao.[2] Tras este suceso, el Ejército colombiano decide crear tácticas para infiltrar al frente primero de las Farc.

La operación de inteligencia fue planeada estratégicamente, con el beneplácito del presidente Álvaro Uribe y del ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, por el Comando General de las Fuerzas Militares en coordinación por el Comando del Ejército Nacional. Los soldados participantes en la operación militar estaban informados del alto riesgo de la misión de engaño.

Igualmente fue concebido un Plan B, que no fue utilizado. Éste tenía por objetivo proteger a los que desarrollaban la operación de rescate utilizando otro helicóptero diferente al que recogió a los secuestrados, desde el cual se vigilaban las acciones que desarrollaban en tierra.

La planeación de la operación se empezó a formar en el momento de la fuga del subintendente Jhon Frank Pinchao (de la Policía Nacional) del campamento donde se encontraba secuestrado.[3] Al llegar a la libertad, el subintendente Pinchao relató a la Fuerza Pública cómo era la zona donde se movían los secuestrados, entre otros detalles usados por el Ejército Nacional para planear la operación.

Las pruebas de supervivencia fueron la siguiente pista del sitio donde se encontraban los secuestrados. Se pudo establecer que la persona encargada de llevar las pruebas salió del área de Tomachipán, además se establecía, por el entorno en el que se encontraban, que los secuestrados estaban divididos en varios grupos, y por consiguiente, para liberarlos habría que reunirlos en uno solo.[4]

La operación[editar]

El departamento del Guaviare, en rojo, fue la zona de las operaciones.

Las Fuerzas Militares de Colombia infiltraron el Secretariado de las FARC y a la cuadrilla que mantenía a los secuestrados en cautiverio en el sureste de Colombia, entre las localidades selváticas de La Paz y Tomachipán (Guaviare, unos 400 kilómetros al sur de Bogotá).

Según declaraciones del ministro de Defensa de Colombia, Juan Manuel Santos (actual Presidente de Colombia), la inteligencia de las Fuerzas Militares logró convencer a miembros de las Farc de la necesidad de trasladar a los secuestrados a un mismo sitio, para llevarlos ante el nuevo comandante de esa guerrilla, alias 'Alfonso Cano', ya que se iba a iniciar un proceso de intercambio humanitario.

Los militares colombianos se basaron en la operación guerrillera de Secuestro de los 12 diputados del Valle del Cauca y en la operación de rescate, la Operación Emmanuel y los detalles del plan de respaldo se basaron en otras operaciones de rescate como la Operación Entebbe, la Operación Nimrod y la Operación Chavín de Huántar, aunque estas mismas no eran de ámbito selvático. Los militares lograron convencer a alias 'César' y a alias 'Gafas' que no usaran el teléfono satelital para comunicarse con algún miembro del secretariado de las Farc, "porque si lo hacían podían ser interceptados por el Ejército".

Las Fuerzas Militares idearon una ONG ficticia, adaptaron helicópteros Mil Mi-17 (versión de exportación del Mil Mi-8) pintándolos de blanco, y coordinaron el traslado de los secuestrados a un punto en la selva.

Ya en el terreno acordado, ante más de 300 efectivos de las Farc, el grupo de 15 secuestrados, los miembros de la supuesta ONG y los jefes guerrilleros Gerardo Antonio Aguilar Ramírez, alias 'Cesar'; y Alexander Farfán, alias 'Gafas'; abordaron al helicóptero. "César', muy confiado, y 'Gafas', un poco alerta, después de haber pedido que otras dos personas subieran, lo cual fue negado por quienes dirigían la operación en el terreno. A pesar de las protestas airadas, los secuestrados fueron esposados para no levantar sospechas entre los jefes guerrilleros. Ya, abordo de la nave, los guerrilleros fueron inmovilizados y sus ojos fueron vendados (según declaró Íngrid Betancourt). Finalmente, el comandante de la operación anunció a los secuestrados: "Somos el Ejército Nacional, están en libertad".

Tras la arriesgada maniobra, el resto de los rebeldes que acompañaban a los secuestrados, y que quedaron en tierra, no fueron atacados, en lo que las autoridades colombianas calificaron como un gesto que busca que las Farc liberaran al resto de las personas que mantenían en cautiverio.

Pasadas varias horas, los rescatados fueron trasladados hasta la base militar de Tolemaida (Tolima), para posteriormente ser conducidos en un avión Fokker (de matrícula FAC 0002) hasta el Comando Aéreo de Transporte Militar (CATAM), en Bogotá, donde ofrecieron una rueda de prensa y agradecieron públicamente a las Fuerzas Militares de Colombia, al presidente de la república, Álvaro Uribe Vélez; y a la comunidad internacional -especialmente, al primer mandatario francés Nicolas Sarkozy-. Los guerrilleros capturados fueron conducidos a una finca cercana del lugar y, posteriormente, trasladados a Bogotá.

Operación netamente nacional[editar]

Desde el anuncio del rescate de los 15 secuestrados, surgieron diversas versiones en ocasiones contradictorias entre sí, que comúnmente sostenían que el rescate se logró gracias al apoyo de fuerzas extranjeras. El Ministro de Defensa -actual presidente de Colombia Juan Manuel Santos- afirmó en la rueda de prensa concedida el 4 de julio-, que no hubo ninguna participación extranjera directa de ningún tipo en la operación, y fue enfático en afirmar que ésta fue 100% colombiana.

El Ministro dijo que el único apoyo se dio fue a través de una aeronave de vigilancia estadounidense para monitorear la situación.[5] Según reporte de Los Angeles Times, Estados Unidos aportaron un avión de transporte y un equipo médico para los secuestrados liberados.[6] Por su parte, el periódico alemán Der Spiegel, las autoridades colombianas habrían utilizado satélites espías estadounidenses para mantener bajo seguimiento la localización de los secuestrados desde principios de 2008.[7]

Otros reportes mencionaron el rol de Global CST, una compañía de seguridad que pertenece a los ex oficiales del ejército israelí. Los brigadieres generales Israel Ziv y Yossi Kuperwasser, que tiene un presunto contrato por diez millones de dólares con el gobierno colombiano para proveer asesoramiento y equipamiento de seguridad.[8] Se ha afirmado que fue utilizada tecnología de rastreo israelí durante el rescate.[9] Según la radio colombiana La W, el Ejército colombiano negó que Global CST haya jugado algún rol directo en la operación. El gobierno estadounidense ha negado su participación en la operación, contradiciendo las versiones sobre participación extranjera anteriormente comentadas.[10]

Uso del emblema del CICR[editar]

El 16 de julio de 2008, la cadena de noticias estadounidense CNN reportó que se había utilizado un emblema del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en la Operación Jaque. El reporte se basó en materiales inéditos provenientes de una fuente militar colombiana. En uno de los cuadros del video oficial de la operación editado por las autoridades colombianas se observaba una parte del emblema.[11]

El presidente Uribe, luego de confirmar la versión con quienes participaron en la operación, aceptó que uno de los militares había usado el emblema del CICR en su chaleco y se disculpó públicamente.[12]

El CICR anunció que no iniciaría acciones contra Colombia por uso indebido de su emblema en rescate de secuestrados, toda vez que se trató de una operación con fines humanitarios. El vocero de la Cruz Roja Internacional en Ginebra, Florian Westphal, dijo que lo importante para la entidad es "contar con la confianza de todas las partes en conflicto en Colombia".[13]

Uso del registro legal de Global Humanitaria[editar]

CNN afirmó haber tenido acceso a material de video en el que había podido ver que el helicóptero usado durante la Operación Jaque había portado emblemas con el logotipo de la supuesta organización 'Misión Humanitaria Internacional'. Esta organización, cuya existencia CNN no pudo verificar, habría sido la organización ficticia que el Ejército colombiano usó para engañar a las Farc.[11]

Revista Semana, en un informe publicado el 16 de julio, afirmó que la ONG ficticia 'Misión Humanitaria Internacional' utilizó en su página web el número de registro legal de una ONG real, establecida en Barcelona y llamada 'Global Humanitaria'.[14]

Revista Semana, citando a un portavoz del Departamento de Justicia, confirmó que 'Misión Internacional Humanitaria' no hace parte de la guía de entidades de Cataluña. El portavoz de Global Humanitaria negó tener cualquier clase de vínculo con 'Misión Humanitaria Internacional'.[14]

El 17 de julio, Global Humanitaria publicó un comunicado de prensa en el que rechaza cualquier vinculación con la Operación Jaque, denuncia la utilización indebida de su registro legal y de su información en la página web de la ONG ficticia, informa que se ha solicitado una entrevista con el presidente de Colombia Álvaro Uribe para aclarar la suplantación de sus datos, y pide respeto por su trabajo y su neutralidad.[15]

Resultados[editar]

Homenaje a policías rescatados.

En total fueron rescatados 15 Secuestrados y fueron capturados los dos jefes del grupo que custodiaba a los secuestrados: Gerardo Aguilar, alias 'Cesar'; y Alexander Farfán, alias 'Enrique Gafas', sin haber disparado un solo cartucho. En el helicóptero no había ni un arma de fuego.

Jaque… ¡Operación perfecta![editar]

Por: General Freddy Padilla de León / Comandante General de las Fuerzas Militares / Encargado de funciones del Ministerio de Defensa[16]

"La Operación militar Jaque  –orgullo del pueblo colombiano, del Gobierno del presidente Álvaro Uribe Vélez, de las Fuerzas Militares y, particularmente, del glorioso Ejército Nacional– se suma a una serie de operaciones inolvidables que comenzaron con la gesta libertadora y permanecen en el corazón de los colombianos y de los soldados de

Como Comandante General de las Fuerzas Militares, en mi condición de comandante general de la Operación Jaque, destacó un asunto sobresaliente para la historia de nuestro Ejército: la concepción de la operación –que permitió redireccionamientos posteriores del alto mando y del Gobierno de Colombia– y el inicio de su ejecución son atribuibles al personal de oficiales subalternos, suboficiales y civiles de la inteligencia militar con experiencia en estos asuntos. Es decir, fue un proyecto que nació de la base misma de la inteligencia militar.

Sin embargo, nuestra historia consigna la incidencia que ejercieron tres operaciones en el éxito de la Operación Jaque: la Operación Tifón, el 28 de abril de 2007, que permitió consumar el escape y la libertad del subintendente John Frank Pinchao; la Operacón Fénix, el 1 de marzo de 2008, en la cual se causó la muerte en combate al segundo hombre de las Farc –que para efectos prácticos fungía como principal–; y la Operación Elipse, en febrero de 2008, que facilitó observar a los ciudadanos americanos en poder de las Farc. La segunda de ellas se realizó con aporte de inteligencia valiosísima de la Policía Nacional y con una demostración de enorme pericia de nuestros pilotos de la Fuerza Aérea.

Es de anotar que para la ejecución de la Operación Jaque fueron procesadas informaciones suministradas por desmovilizados y por el subintendente Pinchao, héroe de la Patria, quien tuvo la determinación y la suerte al huir de sus opresores y recuperar su libertad. Y, fue analizado un enorme archivo de inteligencia de las agencias del Estado.

Los artífices

En nombre de todos los colombianos y de las Fuerzas Armadas de Colombia agradezco la voluntad política y la firme determinación del señor Presidente de la República, quien en presencia del señor ministro Juan Manuel Santos y mía asumió la responsabilidad al autorizar la realización de la Operación Jaque.

Nunca serán suficientes las palabras para elogiar el valor y la determinación del grupo de oficiales, suboficiales y civiles de la inteligencia militar del Ejército, así como la de los pilotos de los helicópteros involucrados en la operación que tuvieron el temple y la audacia de materializar con creces todo lo planificado para el éxito rotundo de esta misión que permitió la libertad de nuestros compañeros: sargento viceprimero José Ricardo Marulanda Valencia, sargento viceprimero Miguel Arteaga y sargento viceprimero William Humberto Pérez Medina, secuestrados el tres de marzo de 1998 en El Billar (Caquetá); mayor Juan Carlos Bermeo Cobaleda, sargento primero Erasmo Romero Rodríguez y sargento viceprimero Amaón Flórez Pantoja, secuestrados el tres de agosto de 1998 en Miraflores (Guaviare); y del capitán Raimundo Malagón, secuestrado el cuatro de agosto de 1998, en Uribe (Meta).

Junto a ellos recuperaron su libertad: cabo primero de César Buitrago Cuesta, secuestrado el tres de agosto de 1998 en Miraflores (Guaviare); subintendente de Castellanos Gaona, secuestrado en 1999 en (Tolima); teniente de Javier Rodríguez Porras, secuestrado el primero de noviembre de 1998 en Mitú (Vaupés); cabo primero de Jairo Durán Tuay, secuestrado el tres de agosto de 1998; los ciudadanos estadounidenses Thomas Howes, Keith Stansell y Mark Gonsalves, secuestrados por las Farc el 13 de febrero de 2003 cuando la avioneta en que viajaban se accidentó en Caquetá, y la ciudadana colombo-francesa Ingrid Betancourt, secuestrada el 23 de febrero de 2002, en Montañitas (Caquetá).

También debo reconocer el sobresaliente planeamiento adelantado por un pequeño grupo élite conformado por los Estados Mayores y Comandantes de Operaciones Especiales del Comando General de las Fuerzas Militares, del Comando del Ejército, de Inteligencia Militar y de la Aviación del Ejército, que permitió la planificación y puesta en ejecución del Curso de Acción No.1, hasta su culminación con la libertad de los secuestrados, y el Curso de Acción No. 2, con pleno alistamiento en espera de la orden para iniciar el despliegue del cerco humanitario, en caso de que el primer curso de acción hubiese fallado.

Entre los generales debo destacar el compromiso y firme determinación del general Mario Montoya Uribe, del mayor general Carlos Suárez Bustamante, del mayor general Tito Saúl Pinilla Pinilla, del brigadier general Ricardo Díaz Torres y del brigadier general Javier Enrique Rey Navas.

Y, entre los oficiales superiores, fueron invaluables los aportes al éxito de la operación impartidos por el coronel Juan Carlos Rico Arenas, el coronel José Óscar García Bate, el coronel Jorge Andrés Zuluaga López, el teniente coronel Jorge Eduardo Mora López y el teniente coronel Raúl Flórez Cuervo.

Igualmente, debo agradecer el apoyo brindado por el Gobierno de Estados Unidos y sus Fuerzas Armadas para esta operación, en los aspectos relacionados con capacidad de comunicaciones de última generación.

De la misma forma, reconozco –para precisión histórica– que desde el mismo momento en que se produjo el secuestro de los tres ciudadanos estadounidenses y el asesinato de Thomas Manis y de nuestro compañero el sargento viceprimero Luís Alcides Cruz, el 13 de febrero de 2003, se inició una decidida colaboración dirigida a optimizar la recopilación de inteligencia sobre este delicado asunto.

Por su parte, el Plan Colombia permitió la transferencia de tecnología y experiencia en las áreas de inteligencia y operaciones especiales que fueron fundamentales en el logro de los altos niveles de capacidad profesional que hoy tienen nuestras Fuerzas Militares.

Para poder iniciar la ejecución del Curso de Acción No. 2 (Plan ‘B’) de la Operación Jaque y poder tener el mando y control por parte del Comandante General de las Fuerzas Militares se requirió del apoyo de tecnología de punta en comunicaciones, lo cual permitió el seguimiento minuto a minuto desde la Sala de Comando y Control en Bogotá de toda la operación.

Sin embargo, los verdaderos protagonistas de la Operación Jaque son los colombianos de bien, que vibraron de alegría e inmenso orgullo al compartir con sus Fuerzas Militares la más importante gesta heroica de la historia reciente de la Patria. Son los compatriotas que se sintieron admirados y felicitados por la humanidad, por lo que, por supuesto, tienen derecho a escribir su propia versión de los hechos, en la que él o ella, o sólo él o ella sea el protagonista principal de esta apasionante historia.

Las acciones de honor fueron registradas en ambos lados de la Operación Jaque. Así lo demostraron nuestros soldados que la adelantaron, e incluso, aquellos que permanecían bajo el oprobio de las cadenas. Nunca me cansaré de repetir y exaltar las palabras del hoy capitán Malagón, quien a sabiendas de que permanecía bajo el poder de sus secuestradores –que eran los dueños de su libertad y de su vida– se atrevió a decir con honor y orgullo: "Yo soy el teniente Malagón del glorioso Ejército Nacional de Colombia”.

Sin lugar a dudas, las Fuerzas Militares perseverarán hasta lograr que el último de los compatriotas secuestrados recupere su libertad. A los padres, madres, esposas e hijos del personal militar y policial secuestrado nuestra voz de aliento y el compromiso solemne para que un día no lejano vuelvan al seno del hogar del que fueron violentamente arrancados.

La Operación Jaque fue calificada por la comunidad internacional como impecable, sin antecedentes en la historia, única en su clase. Como producto del talante y el esfuerzo humano hay que reconocer que, en medio del éxito rotundo, hubo errores, entre los que quisiera mencionar el más significativo de ellos: el ego. Nuestro ego pudo más que el sentido de la prudencia y la seguridad. Cada quien fue aportando fragmentos de la operación que resaltaban su participación. Fueron tantos los medios de comunicación del mundo y nacionales que entrevistaron por horas a quienes se identificaron como protagonistas, que al final se dieron a conocer aspectos que a mi juicio hubieran brindado más beneficio a la tranquilidad de la sociedad colombiana de haber permanecido en secreto. Y, con ello, se perdió una ventana de oportunidad operacional contra el terrorismo. No obstante lo anterior, la calidad humana de nuestros hombres y su profesionalismo, nos permite aseverar que habrá nuevas ideas, nuevas acciones, nuevos héroes, en unas Fuerzas Militares y un Ejército glorioso que da lo mejor de si por la prosperidad y felicidad de sus compatriotas,

¡Firmeza y honor!"

Videos del rescate[editar]

Días después de la operación, el Ejército de Colombia reveló un video de cómo fue el rescate del los secuestrados. En dicho video se apreciaba el momento en el que los secuestrados suben al helicóptero y reaccionan cuando se les informa de su libertad. En algunos apartes del video se mostró como el Ejército se gana la confianza de los guerrilleros, para luego someterlos y lograr la libertad a los secuestrados.

En agosto de 2008, el canal RCN reveló un nuevo video inédito sobre la Operación Jaque en el cual se podía observar que dos militares colombianos, miembros del comando de la operación, llevaban símbolos del canal Telesur y el canal Ecuavisa al hacerse pasar por periodistas. En el video también se observa que el militar colombiano que llevaba el símbolo de la Cruz Roja Internacional.[17]

En julio de 2009, el canal de Discovery Channel lanzó un documental llamado 'El rescate perfecto'.

Libros sobre el rescate[editar]

El primer libro que se publicó sobre el rescate salió a la luz apenas tres meses después de la operación, bajo el sello de Editorial Oveja Negra, con el título Operación Jaque, secretos no revelados. Su autor es J.G. Ortiz Abella, aunque, más que un libro unitario, es una recopilación de textos de diversos periodistas, previamente publicados en diversos medios de prensa como The New York Times y The Washington Post. Incluye colaboraciones de Steven Dudley, por varios años corresponsal en Colombia para diversos medios extranjeros; Simón Romero, periodista norteamericano que ha sido Jefe de la Oficina Andina de The New York Times desde 2006; Juan Forero, corresponsal para Colombia y Venezuela para The Washington Post, y Claude-Marie Vadrot, investigador francés que ha sido reportero del Journal du Dimanche. Algunos artículos se presentan en su idioma original –inglés o francés– y en su traducción al español.

El 9 de diciembre de 2008 –con la presencia de varios de los rescatados, del entonces ministro de Defensa Juan Manuel Santos, y del comandantes general de las Fuerzas Militares, general Freddy Padilla de León; de los comandantes de las fuerzas y de Policía– se lanzó en Bogotá el libro Operación Jaque, la verdadera historia del investigador y escritor colombiano Juan Carlos Torres. Esta obra, editada por Editorial Planeta y prologada por el ministro Santos, es una crónica detallada sobre la forma en que se gestó, preparó y ejecutó la magistral operación de engaño del Ejército colombiano a las Farc. Tiene la característica particular de que está basada en las versiones de los mismos oficiales y suboficiales de la inteligencia militar, a las cuales tuvo acceso el autor antes de que fueran sacados del país por su propia seguridad.

La edición colombiana del libro fue exportada a Ecuador y Perú, en tanto las filiales de Planeta en Argentina, Chile, México y Venezuela, y la casa matriz en España, han producido y comercializado sus propias ediciones.

La filial de Planeta en Brasil tradujo la obra al portugués y lanzó la edición en este idioma en noviembre de 2009.

La cadena estadounidese Telemundo, propiedad de NBC Universal, por su parte, adquirió, en mayo de 2009, los derechos para producir una serie de televisión basada en el libro de Torres.[18]

En febrero del 2009 fue publicado Operación Jaque, por el coronel Luis Alberto Villamarín Pulido. Esta obra está complementada con material fotográfico y reconstruye paso a paso todo el proceso del planeamiento, ejecución y desenlace de la operación.

Rescatados[editar]

Keith Stansell, el 2 de julio de 2008, uno de los contratistas estadounidenses y empleado de Northrop Grumman que fue secuestrado por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)
El guerrillero de las FARC capturado en la operación Jaque, Gerardo Aguilar, a su llegada a Estados Unidos, después de ser extraditado desde Colombia.

Los rescatados en la operación fueron:[19]

  • Juan Carlos Bermeo, Capitán del Ejército. Secuestrado el tres de agosto de 1998 durante el ataque a la base de la Policía Antinarcóticos de Miraflores (Guaviare).
  • Raimundo Malagón, Subteniente del Ejército. Secuestrado el cuatro de agosto de 1998 en La Uribe (Meta).
  • José Ricardo Marulanda Valencia, Sargento viceprimero del Ejército. Secuestrado en El Billar (Caquetá), el tres de marzo de 1998.
  • Keith Stansell. Contratista estadounidense, secuestrado el 13 de febrero de 2003.
  • William Humberto Pérez Medina, Cabo primero del Ejército. Secuestrado el dos de marzo de 1998 en El Billar, Caquetá.
  • Erasmo Romero Rodríguez, Sargento segundo del Ejército. Secuestrado en Miraflores el tres de agosto de 1998.
  • José Miguel Arteaga, Cabo primero del Ejército. Secuestrado en 1998, en El Billar (Caquetá).
  • Marc Gonsalves. Contratista estadounidense de la California Microwave Systems, contratado por el Departamento de Defensa de Estados Unidos para recoger informaciones sobre plantaciones de droga en el sur de Colombia. Secuestrado el 13 de febrero de 2003.
  • Íngrid Betancourt. Secuestrada el 22 de febrero de 2002 cuando adelantaba campaña como candidata a la Presidencia de Colombia.
  • Amaón Flórez Pantoja, Cabo primero del Ejército. Secuestrado en la toma a Miraflores (Guaviare) en 1998.
  • Julio César Buitrago Cuesta, Cabo primero de la Policía. Secuestrado en Miraflores (Guaviare).
  • Armando Castellanos Gaona, Subintendente de la Policía. Secuestrado en 1999 en La Arada, Tolima.
  • Vianey Javier Rodríguez Porras, Teniente de la Policía. Secuestrado en Mitú (Vaupés) el 1 de noviembre de 1998.
  • John Jairo Durán Tuay, Cabo primero de la Policía. Secuestrado el 3 de agosto de 1998.
  • Thomas Howes. Contratista estadounidense, secuestrado el 13 de febrero de 2003.

Reacciones[editar]

  • Bandera de Francia Francia: el presidente Nicolás Sarkozy apenas fue informado del resultado de la operación por parte del presidente Álvaro Uribe ofreció un comunicado extraordinario junto a Astrid Betancourt y los hijos de la ex candidata presidencial Lorenzo y Melanie Delloye. En dicho comunicado felicitó al gobierno colombiano, solicitando seguir luchando por la liberación de cerca de 700 secuestrados en Colombia
  • Bandera de Bolivia Bolivia: el presidente Evo Morales dijo que la liberación de la francocolombiana Íngrid Betancourt es "importantísima para la búsqueda de la paz y acuerdos entre las Farc y el Gobierno de Colombia". Además, Morales atribuyó la liberación a un supuesto acuerdo entre el presidente Uribe y las FARC.[21]
  • Bandera de Brasil Brasil: el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, "confió en que la liberación de la ex candidata presidencial colombiana Íngrid Betancourt y otros rehenes sea un paso hacia la liberación de todos los cautivos de las FARC y a la paz en Colombia[22]
  • Bandera de Chile Chile: la presidenta de Chile, Michelle Bachelet declaró que "Ésta es una victoria para la democracia, la paz y la libertad."
  • Bandera de Estados Unidos Estados Unidos: el presidente George W. Bush llamó al presidente Uribe para saludarlo y en una declaración dijo “Me siento orgulloso de la relación con Colombia y de mi amigo Uribe”.[23]
  • Bandera de México México: el presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, se comunicó con el Presidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, para felicitarle por el exitoso operativo, expresando su reconocimiento a la estrategia implementada para afianzar la legalidad y el orden, lo cual fortalece la vida democrática y la convivencia social de Colombia.[24]
  • Bandera de Venezuela Venezuela: el presidente Hugo Chávez expresó estar "alegre" y "jubiloso" por el rescate de Íngrid Betancourt y parte de los rehenes. Así .mismo dijo: "Ayer llamé a (Álvaro) Uribe y lo felicité".[25] Personas adeptas al presidente Chávez, como el escritor Luis Britto García, quien calificó la operación como un “secuestro por parte del gobierno de Colombia después que las Farc los liberaran”, y Alberto Nolia, quien dijo que “las declaraciones de todos los liberados son un montaje”, detractaron y restaron importancia a la operación en cadena nacional a través del canal estatal Venezolana de Televisión (VTV).[26] [27] Mientras que el analista internacional e historiador de la Universidad Central de Venezuela, Vladimir Acosta, cuestionó las declaraciones de Íngrid Betancourt y mencionó que era "bastante probable que haya habido una conversación secreta entre Álvaro Uribe, presidente de Colombia, e Íngrid Betancourt" por haber apoyado al "presidente y Uribe y su reelección".[28]
  • Bandera de Suiza Suiza: El 4 de julio, la Radio Suisse Romande reportó que "fuentes fiables" informaron sobre un supuesto pago de 20 millones de dólares por la liberación de Betancourt y los demás secuestrados, agregando que dicho pago habría tenido su origen en los Estados Unidos, por la presencia de los tres contratistas norteamericanos entre los rehenes.[29] Según Le Monde, la cancillería francesa rechazó oficialmente que su gobierno hubiese realizado cualquier pago.[30] Frederich Blassel, autor del reportaje de Radio Suisse Romande, declaró ante la W Radio de Colombia que, según su fuente, la liberación no fue negociada directamente con las FARC sino con alias "César", uno de los guerrilleros capturados durante la operación, quien habría recibido el pago de 20 millones de dólares. Según Blassel, los dos rebeldes podrían obtener nuevas identidades en Francia, España y Suiza, ante su posible pedido en extradición por parte de los Estados Unidos.[31] [32] Según El Tiempo y W Radio de Colombia, el general Freddy Padilla de León, comandante de las Fuerzas Militares, negó cualquier pago del gobierno colombiano. El general Padilla dijo que si se hubiera realizado algún pago a alias "César", hubiera sido sería mejor darlo a conocer, como un incentivo, para causar un efecto 'demoledor' entre las Farc.[33] [34]
  • Bandera de Perú Perú: El presidente de Perú, Alan García, saludó al mandatario colombiano Álvaro Uribe por la liberación de 15 rehenes de la guerrilla en Colombia, entre ellos la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt. Alan García en un discurso en el Palacio de Gobierno de Lima dijo,"No puedo terminar estas breves palabras sin enviar desde aquí un saludo a mi amigo querido Álvaro Uribe, al pueblo de Colombia con el cual he compartido tantos años y al cual debo tanto, por una importante noticia que nos conmueve, la liberación de la señora Ingrid Betancourt,".

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Así fue denominada la operación que permitió la liberación de Ingrid Betancourt, los tres norteamericanos y los miembros de la Fuerza pública colombiana». Ministerio de Defensa Nacional. 2 de julio de 2008. Consultado el 23 de septiembre de 2010. 
  2. Estudio 1 Panamá: “Nos sacaron con grandeza”
  3. http://web.archive.org/web/http://www.elpaisvallenato.com/html/noticias/2008/julio/02/5804497laoperacionjaque.html
  4. «El gran golpe, Articulo Impreso Archivado». Consultado el 2009. 
  5. Colombian video shows hostages joyfully hugging in helicopter during rescue. International Herald Tribune. 5 de julio de 2008. Archivado desde el original el 12 de julio de 2008. Consultado el 5 de julio de 2008. 
  6. Kraul, Chris (3 de julio de 2008). 15 hostages freed as FARC is fooled in cunning operation. Los Angeles Times. Consultado el 3 de julio de 2008. 
  7. Glüsing, Jens (3 de julio de 2008). Months of Intelligence Work Led to Betancourt's Rescue. Der Spiegel. Consultado el 3 de julio de 2008. 
  8. Ex oficiales israelíes ayudaron a rescatar a Ingrid Betancourt en Colombia. El Mundo. 5 de julio de 2008. Consultado el 5 de julio de 2008. 
  9. «Colombia Plucks Hostages From Rebels’ Grasp - NYTimes.com». Consultado el 2009. 
  10. Fuerzas Militares no pagaron por rescate de 15 secuestrados. W Radio. 4 de julio de 2008. 
  11. a b (en ingles) CNN: Colombian military used Red Cross emblem in rescue
  12. Caracol Radio: Uribe reconoció la utilización del emblema de la Cruz Roja en operación “Jaque”
  13. El Tiempo: CICR no iniciará acciones contra Colombia por uso indebido de su emblema en rescate de secuestrados
  14. a b Revista Semana: ONG ficticia con la que se engañó a Farc usó registros de una organización verdadera
  15. Comunicado Global Humanitaria
  16. Nota escrita por el general Freddy Padilla de León, comandante general de las Fuerzas Militares, con ocasión del primer aniversario de la Operación Jaque. La misma fue publicada en las revistas institucionales de las Fuerzas Militares. Dos de julio de 2009.
  17. Revelan video de la operación Jaque en Colombia. La Jornada. 4 de agosto de 2008. Archivado desde el original el 23 de noviembre de 2015. Consultado el 26 de septiembre de 2008. 
  18. El Tiempo. Harán serie sobre 'Operación Jaque'. 13 de mayo de 2009.
  19. El Tiempo. Quiénes son los uniformados liberados; qué dicen de su liberación. 3 de julio de 2008.
  20. «LAVOZ.com.ar». Consultado el 2009.  Texto « Colombia: Cristina Fernández celebró la liberación de Ingrid Betancourt » ignorado (ayuda)
  21. «Canje humanitario en Colombia - eluniversal.com». Consultado el 2009. 
  22. http://about.reuters.com/dynamic/countrypages/venezuela/1215046974nN02445636.ASP
  23. «George W. Bush felicitó a su "amigo" Uribe por la liberación de los rehenes - Infobae.com». Consultado el 2009. 
  24. «Felicita el Presidente Calderón a su homólogo de Colombia por la liberación de rehenes de las FARC». Consultado el 2009. 
  25. «Nacional y Política - eluniversal.com». Consultado el 2009. 
  26. Noticias24.com: Nolia: “Las declaraciones de todos los liberados son un montaje”
  27. Noticias24.com: Denuncia que Colombia “secuestró” a los rehenes después que las FARC los liberaran
  28. Aporrea.org: (VIDEO) Al historiador Vladimir Acosta le extraña cambio de discurso político de Ingrid Betancourt
  29. Une libération achetée (en francés). Radio Suisse Romande. 4 de julio de 2008. 
  30. Ingrid Betancourt à Paris : "Aujourd'hui, je pleure de joie" (en francés). Le Monde. 4 de julio de 2008. 
  31. Alias César recibió 20 millones de dólares por entregar secuestrados: Radio Suiza. W Radio. 4 de julio de 2008. 
  32. Periodista de radio Suiza afirma que se pagó por liberar a los rehenes. Terra Actualidad, EFE. 4 de julio de 2008. Archivado desde el original el 6 de julio de 2008. 
  33. No se pagó por rescate de secuestrados, afirma el comandante de las Fuerzas Militares. El Tiempo. 4 de julio de 2008. 
  34. Fuerzas Militares no pagaron por rescate de 15 secuestrados. W Radio. 4 de julio de 2008. 

Enlaces externos[editar]

Wikinoticias