Open Season

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Open Season (titulada Open Season: Amigos salvajes en Hispanoamérica y Colegas en el bosque en España) es una película de animación norteamericana producida por Sony Pictures Animation y dirigida por Roger Allers, Jill Culton y Anthony Stacchi. Fue estrenada en cines en 29 de septiembre del año 2006 en los Estados Unidos por Columbia Pictures. La historia centra de criaturas del bosque que tradicionalmente se cazan unidas en contra de los cazadores. También ha sido lanzado en el formato IMAX 3D. Un videojuego de la película salió en múltiples plataformas. En el año 2009 se lanzó en DVD y Blu-ray la secuela de esta película, titulada Open Season 2, y en 2011 se lanzó Open Season 3.

Sinopsis[editar]

Boog, un oso pardo nada habilidoso, vive en un mundo perfecto en el tranquilo pueblo de Timberline hasta que conoce a Elliot, un flacucho, salvaje y parlanchín ciervo. A pesar de su mejor juicio, Boog libera a Elliot del cazador Shaw y Boog es convencido por este ciervo de salir de su cómoda vida para conocer el bosque. Así regresan los dos busca-problemas a la vida salvaje justo 3 días antes de la temporada de caza. Con la temporada de caza y Shaw sobre ellos, Boog y Elliot deberán aprender a trabajar juntos y unir a las criaturas del bosque para librar una ruda batalla y cazar a los cazadores.

Argumento[editar]

Boog es un oso pardo domesticado que vive tranquilamente con su dueña Beth en una cabaña cerca del pueblo de Timberline. Boog disfruta la vida como mascota y no tiene idea de lo que es la vida salvaje. Él presenta espectáculos en el pueblo de Timberline montado en monociclo mientras hace malabares, junto con su dueña Beth. Una vez su espectáculo termina, Beth descubre que Shaw, un malvado cazador que considera a todos los animales inútiles e inferiores, ha atropellado a un ciervo y lo ata al capó de su camioneta, aún cuando faltaban tres días para la temporada de caza. Beth lo confronta y el guardaparques oficial lo regaña, pero éste se defiende mintiéndole al decirle que atropelló al ciervo por accidente. Mientras tanto, Boog, quien se había quedado esperando a Beth en su camioneta, observa al ciervo y curioso, lo toca con una rama, y el ciervo despierta, revelando que aún sigue vivo. El ciervo dice llamarse Elliot, y había perdido uno de sus cuernos. Elliot y Boog conversan mientras tanto y convence a Boog de liberarlo de la camioneta, provocando que Shaw se enoje. Antes de irse, Boog llama a Elliot "amigo", aunque le pareció extraño su comportamiento.

En la noche, Boog se va a dormir después de que su dueña Beth le cantara una canción de cuna con la ayuda de su osito de peluche Pachoncito. Justo cuando se iba a dormir, aparece Elliot, quien lo había seguido hasta su casa y al verlo encerrado decide liberarlo, ya que él lo había liberado de la camioneta de Shaw, pero Boog le explica que ese es su hogar y Elliot comienza a hacer travesuras en él como todo animal salvaje, cosa que molesta a Boog, y Elliot se da cuenta de que Boog es una mascota. Elliot le muestra a Boog una barra de chocolate que sacó de una caneca de basura, que Boog no para de oler y finalmente se la come, y Elliot lo convence de salir afuera para buscar más.

Ambos llegan a un pequeño supermercado ubicado en el cercano pueblo Timberline y allí ven docenas de barras de chocolate. Aunque estaba cerrado, Elliot rompe la puerta con un carrito de supermercado. Allí Boog se da cuenta que se pueden meter en problemas, pero ignora por completo la situación cuando se come varias barras de chocolate y él y Elliot comienzan a hacer varias travesuras en el supermercado hasta casi destruirlo por completo. El guardaparques llega al lugar y encuentra a un tanto atontado Boog por el efecto del azúcar que comió, aunque Elliot había logrado escapar antes de ser visto. El guardaparques captura a Boog y lo lleva donde su dueña Beth, muy molesta con él por lo que hizo. Mientras tanto el guardaparques oficial discute con Beth sobre los peligros de tener a un oso como Boog como una mascota, y Beth, entristecida, se pregunta que puede hacer con él.

El día siguiente Shaw se encuentra conduciendo por Timberline y observa a Elliot, impresionado por su capacidad de caminar sobre dos patas. Él lo persigue en su camioneta para atropellarlo y volverlo a atar en su coche, pero Elliot se esconde en la cabaña justo donde Boog hace sus espectáculos, y estaba a punto de hacer uno. Boog, enojado con Elliot por haberlo metido en problemas, intenta deshacerse de él pero todo el público del espectáculo cree erróneamente que Boog estaba intentado devorarlo, por lo que huyen atemorizados, aún cuando Beth intenta convencerlos de que es inofensivo. Shaw aparece y casi le dispara en la cabeza a Elliot y a Boog, pero el guardaparques lo impide. Por haber utilizado el arma aún cuando faltaba para la temporada de caza, estaba a punto de ser arrestado, pero logra escapar del lugar. En cuanto a Boog y Elliot, son dormidos con dardos tranquilizantes lanzados por Beth. El guardaparques le dice a Beth que Boog sí puede ser un peligro para los habitantes de Timberline, por lo que ella debe liberarlo en el bosque, y con su helicóptero lo lleva hasta por encima de una cascada, donde supuestamente estará a salvo de la temporada de caza.

Al día siguiente, Boog despierta atemorizado en el bosque e inmediatamente sabe que Elliot es el culpable. Él planea regresar a Timberline y con Beth y deja a Elliot plantado, quien le había dicho que conocía el camino a Timberline, pero constantemente se pierde en el bosque y regresa al mismo lugar de siempre, caminando sólo en círculos. Tiempo después planea trepar un árbol alto para ver si puede ver a Timberline, pero aparece un grupo de ardillas, quienes no le dejan trepar el árbol argumentando que sólo es para ellas, además, se burlan de él al ver su osito de peluche Pachoncito y al saber que quería ir al pueblo. Cuando Boog intentó ajustar cuentas con las ardillas, éstas le lanzan bellotas, dejándolo inconsciente. Boog encuentra de nuevo a Elliot y lo convence de decirle el camino a Timberline, tal como lo había dicho antes, pero con la condición de que él y Boog sean socios. En el camino, Boog no se siente cómodo de cómo es el bosque y no se adapta a él, ya que está muy acostumbrado a vivir como un humano, aunque Elliot intente explicarle que así es la vida en el bosque y debe vivir así como todo animal salvaje. Mientras todo eso pasa, el cazador Shaw va tras ellos, ya sabiendo que están aliados, y al mismo tiempo una pareja de viejos científicos va al bosque junto con su perro llamado Mr. Weenie o Señor salchicha, también provenientes de Timberline. Boog, además, es incapaz de capturar peces, escalar montañas y árboles, y defecar en el bosque, pero Elliot le muestra un tronco dentro de un arbusto donde puede defecar como un humano, y Boog va hacia él, pero después descubre que el tronco es el hogar de dos mofetas que no paran de discutir, y siguiendo el consejo de Elliot, les dice que ese es su territorio, y las mofetas le rocían el olor fétido característico de estos animales. Cuando Boog va a lavarse en un estanque cercano, descubre a dos patos, y uno de ellos le explica, con acento francés, que antes de la temporada de caza del año pasado su especie solía ser muy numerosa hasta que casi todos fueron abatidos por los cazadores, dejando a estos dos patos como únicos sobrevivientes, uno de ellos algo traumatizado por lo acontecido, a tal punto que le da miedo volar cuando Boog le pide que vuelen muy alto para que le digan dónde está el pueblo.

Mientras tanto Elliot se encuentra con Gisselle, una ciervo hembra de la cual él está enamorado, y ésta le pregunta donde estuvo tanto tiempo, aún sabiendo que él había sido atropellado. Cuando estaba a punto de irse aparecen los demás ciervos de la manada, incluyendo Ian, un enorme venado fuerte y rudo que es el líder de la manada y le había dicho a Elliot que se fuera para siempre de la manada ya que lo considera un perdedor. Él golpea a Elliot lo que hace que Boog vaya a defenderlo, pero los ciervos se burlan también de él ya que lo reconocen por haber sido el oso a quien las ardillas habían golpeado con bellotas. Elliot y Boog se van del lugar entristecidos al sentirse humillados por los demás animales.

En la noche Boog descubre galletas de pescado dentro de su osito de peluche Pachoncito que le había guardado Beth, por lo que se siente convencido de que Beth aún lo ama y sus deseos de regresar con ella aumentan. Antes de dormir, Boog y Elliot conversan sobre sus problemas personales, diciéndose el uno al otro que tienen muchos. Boog le pide a Elliot que le cante una canción de cuna para dormir, tal como él está acostumbrado. pero Elliot la canta con una letra diferente y extraña, por lo que Boog decide dormirse sin escucharla. No en un lugar muy lejano, Shaw descubre a la pareja de científicos y los intenta salvar de su mascota, el Mr. Weenie, ya que considera que los animales son seres malvados que en un futuro dominarán a los seres humanos y que las mascotas son agentes dobles, en parte, porque le pareció ver a Mr. Weenie conduciendo el coche de los científicos cuando no lo hacía realmente, pero los científicos ignoran eso y le dicen que planean capturar a Piegrande, lo que hace que Shaw se aleje del lugar y los considere extraños.

Al día siguiente, Elliot y Boog continúan el camino a Timberline, pero se encuentran con los mismos animales con los que se encontraron anteriormente, entre ellos las dos mofetas y un grupo de castores que se encontraban construyendo una gran presa y reconocieron a Boog por un previo encuentro con él, en el que Elliot les dice que es un gran bailarín. Boog finalmente se da cuenta de que Elliot en realidad no conoce el camino a Timberline y se molesta con él. En ese momento aparece Shaw y casi les dispara, mientras todos los castores se esconde, Boog camina accidentalmente por la presa construida por ellos y al ser tan pesado, la rompe provocando que el río regrese con una fuerte corriente, arrastrando todos los animales con él a su paso. Shaw aparece en el momento y navega con su camioneta en el río para matar a Boog y a Elliot. A pesar de las dificultades, Boog y Elliot consiguen esquivar las balas de Shaw hasta que su arma se queda sin municiones. Los animales aparecen mojados y agotados a causa del río y culpan a Boog por haberlos llevado al territorio de caza, pero cuando Elliot sale en su defensa, él le dice que ya no lo soporta tenerlo más con él por haberle mentido y haberle hecho creer que conoce el camino al pueblo, ya que Elliot quería estar con él porque nunca había tenido un amigo como él, pero a Boog no le importan sus palabras y decide regresar a su casa solo sin importarle que Elliot y los demás animales puedan morir en la temporada de caza, que será el día siguiente, por lo que, en Timberline, Beth se encuentra extrañando a Boog y temerosa de que Boog pueda ser abatido por los cazadores

Tiempo después, mientras llovía, Boog llega a una cabaña de madera y en ella consigue una barra de chocolate y va al baño, donde empieza de nuevo a sentirse como en su casa. Pero en ella, Boog ve muchos animales cazados, disecados y utilizados como adornos y muebles, lo cual lo aterroriza. La cabaña resulta ser la cabaña de Shaw, quien llega cuando Boog aún esta en ella, allí se da cuenta de todo lo que hizo Boog y ve sus malvadas intenciones de cazar a todos los animales, incluyendo a Elliot, al ver que él tiene el cuerno que le falta. Shaw lo descubre cuando intenta agarrar a su osito de peluche, el cual Shaw se había llevado. Cuando está a punto de matarlo, Boog consigue escapar de la cabaña y llega hasta una carretera en la que conducían docenas de cazadores listos para matar varios animales al día siguiente en la temporada de caza. Boog descubre que la carretera esá a 5 millas de Timberline, pero en vez de regresar a este pueblo se dispone a ayudar a Elliot y salvarlo de la temporada de caza.

Esa noche todos los animales se encuentran aterrorizados de los cazadores y tratan de esconderse tanto como puedan. Elliot se encuentra muy entristecido por que su amigo Boog lo abandonó, pero de repente él aparece y se reconcilia con él y decide llevarlo al garaje de su cabaña cercana a Timberline asegurando que es un lugar seguro, pero los otros animales escuchan y quien ir con él para estar asegurados, aún siendo demasiados para caber todos en el garaje. Pero hay docenas de cazadores acampando en el camino por lo que cruzar por allí será muy peligroso y que no habrá manera de ir a su cabaña. Todos los animales se van del lugar entristecidos por saber que morirán, pero Boog decide pelear con ellos ya que según él, le han dicho que el bosque es un lugar peligroso y él es un animal salvaje, motivando también a los otros animales, así que arma un plan para ahuyentar a los cazadores y hacer que no quieran regresar al bosque nunca más.

Mientras se preparan para pelear, roban cosas de la pareja de los científicos, mientras éstos estaban afuera, que les serán útiles en la pelea, pero allí aparece Mr. Weenie diciéndoles que su vida es aburrida y se va con ellos y los ayuda en su plan. Al día siguiente logran asustar a los cazadores con distintas técnicas, ideadas por Boog. Beth logra enterarse de lo que está pasando y va a buscar a Boog con su helicóptero. Al final, una ardilla logra hacer explotar las camionetas de los cazadores lanzando un motor de combustión a ellas y luego prendiéndole fuego. Todos los cazadores huyen muy temerosos del bosque y los animales celebran su victoria, pero Shaw aparece y planea lucha con Boog, tras una larga pelea, Shaw está a punto de matarlo con su arma, pero Elliot se lanza para golpear su arma y desviar la bala, pero hace que Elliot pierda la conciencia. Boog cree que Elliot está muerto y furioso, ataca a Shaw como nunca, y le ata sus extremidades con su arma. Después va con Elliot, algo entristecido al creer que murió, pero sigue vivo, y Shaw sólo le disparó su otro cuerno, por lo que se cae. Todos los demás animales lo felicitan y luego atacan a Shaw, y lo cubren con hojas secas y ramas, y Boog decide que el bosque no es un lugar tan malo y puede ser agradable. En ese momento llega Beth con su helicóptero, mientras los demás animales, incluyendo Shaw, se esconden. Ella encuentra a Boog y está dispuesta a llevarlo de vuelta a su casa con ella, pero Boog quiere quedarse en el bosque con los demás animales, por lo que Beth le permite quedarse y se enorgullece con él por haber hecho amigos. Ahora Boog vive feliz en el bosque y mantiene buenas relaciones con los demás animales del bosque junto con Elliot.

Al final Shaw, cubierto de hojas secas por los animales que lo habían atacado, es atropellado por el coche de los científicos, quienes lo confunden con Piegrande y lo atan en su coche como trofeo, cosa que a él no le gusta y es similar a lo que él había hecho con Elliot al inicip de la película.

Doblaje hispanoamericano[editar]

Doblaje español[editar]

Recepción[editar]

La película tuvo una recepción regular. Rotten Tomatoes le da a la película un 47% con el consenso: "Open Season es una trillada paleta de chistes agotados y traviesos animales generados por computación que han sido vistos muchas veces en este año cinematográfico."[1]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]