Onimusha: Warlords

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Onimusha: Warlords (Guerrero Demonio: Señores de Guerra) es un videojuego de acción de Capcom publicado el 30 de junio de 2001 para la consola PlayStation 2.

Este juego pertenece al genero survival horror. Es el primer juego del género de una trilogía de Capcom: Onimusha: Warlords, Onimusha 2: Samurai's Destiny y Onimusha 3: Demon Siege, que contaba como protagonista al actor Takeshi Kaneshiro. En 2006, y para sorpresa de muchos, apareció Onimusha: Dawn of Dreams, cuarta parte de esta saga, que potenciaba la acción por encima de la aventura que caracterizaba a la serie.

Los cuatro capítulos que componen la colección quedan distribuidos a lo largo del ciclo de vida de Playstation2 alcanzando su cúspide en el siguiente cambio de tecnología de soporte. Donde no se pudo aprovechar el tirón de la serie. En cambio, apareció el título Genshi, videojuego que podría haber sido una posible continuación en la generación siguiente si no hubiese sido por la nula relación con la saga y por una calidad general inferior a lo que ofrece CAPCOM habitualmente.

La saga obtuvo una categorización poco relevante en cuanto a popularidad pero fue bien reconocida por los seguidores de la serie, dejando de este modo una calificación notable en cuanto a la mayoría de apartados técnicos que hicieron posible la realización de una serie de videojuegos alternativa a Resident Evil, competencia de la misma compañia desarrolladora.

Ubicados en un universo mitológico asiático, excepto el tercer capítulo, que también ocupa localizaciones europeas, los cuatro capítulos presentan una historia en forma de aventura muy cuidada, repleta de situaciones y personajes que aportan a la experiencia interactiva un nuevo aliciente al entretenimiento electrónico, donde el usuario tiene la oportunidad de tomar parte como voluntario en una empresa tan popular como es la lucha contra el mal, a través del controlador de la videoconsola.

El argumento plantea un conflicto de enormes proporciones en el que los débiles y los más fuertes, deben mantener una fragua histórica tomando parte en la defensa de su pueblo, haciendo frente a la invasión con los medios y la persistencia de los que todavía no han sucumbido ante la traición de los suyos haciendo uso de técnicas y armas cercanas a la magia y la alquimia antepasadas.

Tomando como referencia jugable una mezcla de RPG, combates en tiempo real, puzzles, variedad de enemigos, jefes finales y una curva de dificultad bien calibrada, CAPCOM ofrece un título próximo a los juegos de rol en cuanto a interrelación o características de los personajes, y al mismo tiempo, provisto de la personalidad y la jugabilidad de un título de acción en el que los combates y su resolución marcan una pauta rudimentaria o repetitiva en pocas ocasiones.

El tratamiento argumental no se limita a presentar unos personajes totalmente ficticios, sino que, a modo de homenaje al séptimo arte, en CAPCOM, decidieron otorgar a algunos de sus protagonistas el aspecto de un artista importado del mundo real, haciendo que la experiencia global sea algo más singular en cuanto a la simple representación poligonal de personajes.

Introducción[editar]

Año 1560, periodo del "Sengoku Jidai". Japón se encuentra dividido en pequeños reinos, controlados por un Daimyo o señor de la guerra, quienes están en conflicto constante para conseguir unificar el país bajo su bandera. En este año, dos de los grandes Daimyos de Japón, Dosan Saito y Nobunaga Oda, se ven inmersos en una de las más cruentas guerras que la historia japonesa ha conocido.

En una batalla nocturna librada por los dos ejércitos en los campos de Okehazama, las tropas de Nobunaga literalmente aplastan a las de Saito, que se ven obligadas a retirarse. Afortunadamente, una flecha certera lanzada por uno de los arqueros de Saito, consigue hacer blanco en el mismísimo general Nobunaga, dándole muerte al perforarle la garganta.

Tras esta derrota, y a pesar de haber eliminado a Nobunaga Oda, el clan Saito se ve inmerso en continuas disputas, que acaban en una conspiración en la que el mismo hijo del señor de la guerra asesina a su padre para asumir el poder. Akechi Samanosuke, un samurai de la guardia personal del difunto señor Saito, se ve envuelto en un conflicto moral al no poder ofrecer lealtad al asesino de su señor. Samanosuke decide elegir el exilio antes que el suicidio, y abandona el castillo Inabayama.

Onimusha Warlords Onimusha Warlords Más de un año después, el samurai recibe una carta de la princesa Yuki Saito, donde le explica que en el reino están desapareciendo misteriosamente cientos de personas y que se rumorea que son criaturas demoníacas las responsables.... Samanosuke vuelve al castillo, pero es demasiado tarde. Yuki ha sido secuestrada. Nobunaga Oda, que tras firmar un pacto con Fortinbras, rey de los demonios, ha vuelto de la muerte para ajusticiar al clan que lo vio morir.. Para rescatar a la princesa de las garras de estos malignos muertos vivientes, Samanosuke solo cuenta con su destreza en el manejo de sus espadas y un guante mágico, que tendrá que perfeccionar para enfrentarse a todo un ejército de enemigos. También cuenta con un minijuego denominado: Oni Spirits. En el cual hay que pasar los doce niveles del inframundo para rescatar las almas que están presas en cada nivel, rompiendo la cantidad de jarrones que te pidan . Hecho esto obtendrás la espada Bishamon. La espada más poderosa del juego y desactivaras el nivel de juego Ultimate Mode. Pasando este modo y matando la mayor cantidad de monstruos y en el menor tiempo posible (menos de 2:30 h), obtendrás una yucatá para Kaede de diablita.