Onesíforo (mártir)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
San Onesíforo
Nacimiento siglo Ijuliano Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento Éfeso (Turquía) Ver y modificar los datos en Wikidata
Festividad 6 de septiembre

San Onesíforo de Galípolis, mártir.

Biografía[editar]

Según cuenta la tradición cristiana San Onesíforo, en el estrecho de Galípolis, fue discípulo de los Apóstoles, y hace mención de él San Pablo escribiendo a Timoteo, en su segunda carta, capítulo I:

"Que el Señor conceda misericordia a la familia de Onesíforo, pues me alivió muchas veces y no se avergonzó de mis cadenas, sino que, en cuanto llegó a Roma, me buscó solícitamente y me encontró. Concédale el Señor encontrar misericordia ante el Señor aquel Día. Además, cuántos buenos servicios me prestó en Éfeso, tú lo sabes mejor."

Según dicha tradición acompañó a San Pablo en España, pero a su vuelta padeció martirio juntamente con San Porfirio, siendo cruelmente azotado por mandato del procónsul Adriano, y después arrastrado por caballos, en cuyo tormento entregó su alma a Dios.

Onomástica[editar]

En el santoral cristiano se celebra el 6 de septiembre

Muerte de Onesíforo y la oración por los muertos[editar]

“La oración de Pablo por Onesíforo en (2 Timoteo 1:18)

¿Facilita la autoridad de la Biblia para orar por los muertos?”

“Tenga el Señor misericordia de la casa de Onesíforo, porque muchas veces me confortó, y no se avergonzó de mis cadenas, sino que cuando estuvo en Roma, me buscó solícitamente y me halló.” 2 Timoteo 1:16-17

“Concédale el Señor que halle misericordia cerca del Señor en aquel día. Y cuánto nos ayudó en Efeso, tú lo sabes mejor.“

Algunos han tratado de argumentar esta posición. Los Teólogos católicos con frecuencia recurren al texto en un intento de establecer su posición, para orar en nombre de los muertos.

El siguiente articulo , en la Enciclopedia Católica (en línea) sobre el asunto dice:

“En su Segunda Epístola a Timoteo (1,16-18; 4,19) San Pablo habla de Onesíforo de modo que parece implicar obviamente que éste ya estaba muerto: “Que el Señor conceda misericordia a la familia de Onesíforo.”—como si fuese una familia necesitada de consuelo. Después de mencionar los servicios leales que éste le prestó al Apóstol cuando éste estaba en prisión, viene la oración por Onesíforo mismo, “Concédale el Señor encontrar misericordia ante el Señor aquel Día.” (el día del juicio); finalmente, en el saludo se menciona de nuevo “la familia de Onesíforo”, sin menciona al hombre mismo. La pregunta es “¿qué había sido de él? O, ¿había sido él separado de la familia permanentemente por alguna causa, de modo que la oración por ellos tomaría en cuenta las necesidades presentas, mientras que las oraciones por él apuntaban hacia el día del juicio? O, ¿podría ser que él estaba todavía en Roma cuando el Apóstol escribió, o se había ido a algún otro sitio para una ausencia prolongada del hogar? La primera es por mucho la hipótesis más fácil y natural; y si se admite, tenemos aquí un ejemplo de la oración del Apóstol por el alma de un benefactor fallecido.”

Debido a que los verbos con respecto al hermano están en el pasado, y ya que sólo a su familia más tarde se hace alusión en 1 Timoteo 4:19, que algunos han asumido que Onesíforo había muerto . Algunos sostiene que esto refleja un ejemplo del Nuevo Testamento de la oración en nombre de los muertos, también afirman que el libro de 2 Macabeos (12:44-45) permitía a un Judío ortodoxo orar por los muertos.

“pues si no hubieran creído que los compañeros caídos iban a resucitar, habría sido cosa inútil y estúpida orar por ellos. Pero creían firmemente en una valiosa recompensa para los que mueren como creyentes; de ahí que su inquietud era santa y de acuerdo con la fe. Esta fue la razón por la cual Judas ofreció este sacrificio por los muertos; para que fueran perdonados de su pecado.”