Olmos de la Picaza

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Olmos de la Picaza
localidad

Olmos de la Picaza. Vista desde Castromorca.

Olmos de la Picaza. Vista desde Castromorca.
Olmos de la Picaza ubicada en España
Olmos de la Picaza
Olmos de la Picaza
Ubicación de Olmos de la Picaza en España.
Olmos de la Picaza ubicada en Provincia de Burgos
Olmos de la Picaza
Olmos de la Picaza
Ubicación de Olmos de la Picaza en la provincia de Burgos.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Castile and León.svg Castilla y León
• Provincia Flag Burgos Province.svg Burgos
• Comarca Odra Pisuerga
• Municipio Villadiego
Ubicación 42°28′50″N 3°58′46″O / 42.480694444444, -3.9794444444444Coordenadas: 42°28′50″N 3°58′46″O / 42.480694444444, -3.9794444444444
• Altitud 821 msnm
• Distancia 33 km a Burgos
Población 23 hab. (INE 2013)
• Densidad n/d hab./km²
Código postal 09133
Patrón San Isidro
[editar datos en Wikidata]

Olmos de la Picaza es una localidad española situada en la provincia de Burgos, comunidad autónoma de Castilla y León, comarca de Odra-Pisuerga, ayuntamiento de Villadiego.

Datos generales[editar]

Situado a 33 km. de Burgos y 5 km al este de la capital del municipio, Villadiego, en la carretera  BU-627  que, atravesando Olmos de la Picaza, nos conduce a Villanueva de Argaño, donde conecta con la autovía  A-231 . Está próximo a Tobar, Villegas y Manciles

Olmos de la Picaza se ubica al pie de un sistema de páramos y frente a la campiña que mira a la Peña Amaya. El pueblo se asienta sobre un vallejo que va bajando y allanándose. La iglesia ocupa el lugar más bajo. En 1826, Miñano recogía que de las dos cuestas (a este y a oeste) en las que está ubicado el pueblo se filtran varios conductos de agua que hacen pantanoso el término.[1]

Panorámica de Olmos de la Picaza.

Se trata de una Entidad local menor con alcalde pedáneo. Según los datos del INE de 2013, el número de habitantes de Olmos es de 20. Se ve incrementado notablemente por veraneantes en el periodo estival.

Situado en terreno montuoso y medianamente productivo, su economía se basa en la agricultura (principalmente el cultivo de cereales) y, en menor medida, en la ganadería.

Clima[editar]

Reina el viento norte con frecuencia y cuenta con un clima bastante frío, con frecuentes temperaturas inferiores a los 10º en noches de agosto.

Historia[editar]

Época Romana[editar]

En el término de San Cristóbal (ver Despoblados) hubo una ocupación tardorromana (villae).[2]

Edad Media[editar]

De 1070 a 1082 existió en Olmos de la Picaza un monasterio dedicado a Santa María, San Andrés Apóstol y San Martín, al que los vecinos de Olmos hicieron cuantiosas donaciones. También, muchos nobles caballeros hicieron una célebre donación a este monasterio de Santa María, el 27 de mayo de 1072. Estuvo unido a otro monasterio cercano a Olmos, también dedicado a Santa María, siendo Don Diego el abad de ambos. Más tarde quedaría como parroquia del lugar, tras un intento de su abad Don Diego, de unirlo a la observancia del monasterio de San Pedro de Cardeña.[3]

Aparece citado en 1092, en una donación de Nuño Ansúrez al obispo Gómez Díaz y a la iglesia de Burgos, donde se dona, entre otros:

unam vineam in Ulmos in illo pago de Morales iuxta viam que vadit ad Villa Didaco[4]​ (Villa Didaco = Villadiego)[5]

Este Ulmus, parece fuera de toda duda que se refiere a Olmos de la Picaza, pues en la misma donación aparecen las localidades cercanas de Susinos del Páramo y de Avellanosa del Páramo.[4]

Ulmus aparece nuevamente citado en 1121-1124 en otra donación:[6][7]

in suburbio de Villa Didaco, en villa que dicitur Ulmus

Aunque es posible que esta cita anterior se pudiera tratar de una referencia al monasterio de Santa María de Olmos de Pisuerga, la referencia a Villadiego parece indicar que se trata de Olmos de la Picaza.[4]

En 1332, Alfonso XI de Castilla concede al concejo de Olmos de la Picaza un privilegio de varias exenciones y franquezas. En este privilegio recibe ya el nombre de Olmos de la Picaza. El rey, a petición de Lope Ruiz de Villegas, en razón de la pobreza y lo yermo del lugar, por los muchos males que había rescebido fasta aquí de los homes poderosos de aquella tierra... e porque mejor se pueble dicho lugar para nuestro servicio, reduce los pechos de 25 a 17. Da el rey el privilegio en Burgos el 24 de agosto de 1332. Este privilegio fue confirmado en sucesivas ocasiones, la última en 1669.[8]

A mediados del s. XIV (Libro Becerro de las Behetrías, 1353) pertenecía a la merindad de Villadiego y era lugar de behetría. Tenía por señores naturales, con principalía devisera compartida,[9]​ a Juan de la Peña, a Gómez, hijo de Día Fernández y a Juan Rodríguez de Villegas, hijo de Lope Ruiz. Diego Hurtado de Mendoza posee en Olmos una torre en la segunda mitad de este siglo. La deja a su esposa, Leonor Lasso de la Vega, pasando en el siglo siguiente a los Fernández Velasco.[4]

Edad Moderna[editar]

Lugar que formaba parte de la Cuadrilla de Olmos en el Partido de Villadiego, uno de los catorce que formaban la Intendencia de Burgos, durante el periodo comprendido entre 1785 y 1833. En el Censo de Floridablanca de 1787 constaba como jurisdicción de señorío, siendo su titular el Duque de Frías; alcalde pedáneo.

En 1826 contaba con 38 vecinos y 154 habitantes.[1]​ En el Censo de la matrícula catastral contaba con 19 hogares y 52 vecinos. Madoz lo describe en 1850[10]​ como un lugar con ayuntamiento de la provincia, partido judicial, diócesis, audiencia territorial y capitanía general de Burgos. Entre el censo de 1857 y el anterior, este municipio desaparece porque se integra en el municipio de Castromorca. Entre el censo de 1887 y el anterior, aparece este municipio porque cambia de nombre y desaparece el municipio de Castromorca. Según el censo del año 1910 el conjunto del municipio (Olmos, Castromoca y Villanoño) contaba con 353 habitantes. Entre el censo de 1970 y el anterior, este municipio desaparece porque se integra en el municipio de Villadiego.

Monumentos[editar]

Torre de Olmos de la Picaza.

Torre de Olmos de la Picaza[editar]

El pueblo cuenta con una torre señorial que no se puede datar con exactitud. Se levanta sobre la cuesta que sube al páramo y domina una amplia llanura. Su origen parece remontarse al siglo XIV, si bien pudieran aparecer referencias a la misma en el siglo XIII. Perteneció a una hija de Diego Hurtado de Mendoza.
Fue adquirida en 1431 por el Conde de Haro, pasando a formar parte del mayorazgo de Pedro Fernández de Velasco en 1458 y, más tarde, a Bernandino I Fernández de Velasco (Duque de Frías).
Es un cubo de mampostería con sillería en sus esquinas, coronado por adarve de matacanes de dos cuerpos sobre canes dobles de sillería (triples en las esquinas) y esbeltas almenas, algo arruinadas. Planta cuadrangular de 10,9 x 9,7 m; unos 25 m de altura.[2]​ Tiene cinco plantas. Los huecos originales eran sólo saeteras y troneras de artillería, si bien más tarde se aumentarían con recrecidos de ladrillo y se abrirían huecos adicionales.
Adosada a dos de sus lados se construyó ya en el siglo XX una casa de piedra de unos 200 m2 incluyendo garaje y almacén, y conectada a la torre. En los dos lados restantes cuenta con unos 60 m2 de terreno perimetral.
El 22 de abril de 1949 es declarado Monumento nacional (BOE de 5 de mayo de 1949).

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción[editar]

[4][11][12]​ Más gótica que románica, es un templo de transición que puede ser obra del siglo XIII. Algunas características lo vinculan con el último tardorrománico. Guarda cierta relación con la Iglesia de Santiago Apóstol del cercano Villamorón. Está formada por dos naves separadas por arcos sobre pilares de sección de cruz y columnas adosadas. Sus bóvedas son de crucería gótica, renovadas entre finales del XV y principios del XVI. Sus arcos torales formeros son de estilo románico. Cuenta con una pila bautismal también románica, de la primera mitad del siglo XIII. Tiene una torre almenada, que comparte rasgos con la torre del pueblo, a los pies de las naves. Sobre esta torre almenada se construyó posteriormente el campanario.[2]​ La sacristía está adosada a la iglesia. El atrio está cercado con un muro de piedra en un estado de conservación mejorable.

Ermita de San Vitores[editar]

Desaparecida. La tradición oral la ubicaba en el término de El Horno. La imagen de San Vitores se conserva en la iglesia parroquial del pueblo.[2]

Fuentes[editar]

Cuenta con varias fuentes de buenas aguas en el término. La fuente de la zona de El Plantío, conocida como fuente de los lagartos, fue utilizada en el siglo XX para suministrar agua al pueblo y lavar. En el mes de agosto de 2016, como parte de las actividades de la semana cultural, se rescató la fuente, ya que la maleza se había apoderado de ella. Actualmente en desuso.

Despoblados[editar]

El Hospital[editar]

De ocupación bajomedieval, la tradición oral señala en esta zona la existencia de un antiguo hospital y un pueblo. Se evidencia por el hallazgo de restos constructivos (teja, ladrillo macizo, sillares) y de abundancia de restos de cerámica.[2]

San Cristóbal[editar]

Ubicado entre los arroyos Fuentemalú y Fuentezarza. Tuvo una ocupación tardorromana (villae) y después bajomedieval cristiana. Se han encontrado restos de tégula, teja curva, piedra caliza, cerámica común y sigillata y producciones vidriadas. La tradición oral señala la existencia de este antiguo poblado en esté término.[2]

Ocio[editar]

Sendero de los Torreones[editar]

Es un sendero señalizado, de 16 km y 230 m de desnivel.[13]

Semana cultural[editar]

Desde el año 2011 se celebra en el mes de agosto, coincidiendo con las fiestas de Villadiego, una semana cultural con diversas actividades culturales y lúdico-festivas.

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Diccionario geográfico-estadístico de España y Portugal. Tomo II. Sebastian de Miñano y Bedoya. 1826.
  2. a b c d e f Catálogo Municipal de bienes integrantes del patrimonio arqueológico y normas para su protección. Cronos S C. Villadiego. 2009
  3. Antiguedades de España, propugnadas en las noticias de sus reyes, y condes de Castilla la Vieja en la historia... Volumen 1. Francisco de Berganza. 1719. Pgs 372, 381.
  4. a b c d e Románico Digital. Olmos de la Picaza. Iglesia de Nª Sª de la Asunción Consultado el 22/02/2014
  5. Boletín de la Real Academia de la Historia. Tomo CLXXII. Cuaderno I. Página 24. Enero-abril 1975.Testimonios retrospectivos sobre el feudalismo castellano en el Libro de las Behetrías. Ángel Ferrari.
  6. Luciano Serrano Pineda. El Obispado de Burgos y la Castilla primitiva desde el siglo V al XIII.1935-1936. Tomo II, pg 445 y tomo III documentos. 33, 83 y 110
  7. Gonzalo Martínez Díez. Pueblos y alfoces burgaleses de la repoblación 1987. pg 377
  8. Colección de privilegios, franquezas, exenciones y fueros concedidos a varios pueblos y corporaciones de la Corona de Castilla, copiados de orden de S.M. de los registros del Real Archivo de Simanca. 1830. Tomo V. pg 326.
  9. Boletín de la Real Academia de la Historia. Tomo CLXXII. Cuaderno II. Página 395. Enero-abril 1975.Testimonios retrospectivos sobre el feudalismo castellano en el Libro de las Behetrías. Ángel Ferrari.
  10. Diccionario Geográfico Estadístico Histórico de España y sus Posesiones de Ultramar. Tomo XII. pg 258. Pascual Madoz 1850.
  11. Iglesia de Nª Sª de la Asunción. Círculo Románico. Consultado el 22/02/2014
  12. Arteguías. Odra Pisuerga. Consultado el 22/02/2014
  13. 4 villas de Amaya