Oerlikon 20 mm

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Oerlikon 20 mm
HMAS-Castlemaine-gun-2-1.jpg
Un cañón automático Oerlikon 20 mm a bordo del HMAS Castlemaine.
Tipo Cañón automático
País de origen Flag of Switzerland (Pantone).svg Suiza
Historia de servicio
Guerras Segunda Guerra Mundial
Historia de producción
Diseñada Primera Guerra Mundial
Fabricante Oerlikon
Variantes MG FF
Oerlikon FF
Especificaciones
Peso 68,04 kg (L70)
92 kg (L85, descargado); 182 kg (cargado)
Longitud del cañón 2.210 mm (L70)

Munición 20 x 110 RB (L70)
20 x 128 (L85)
Calibre 20 mm
Sistema de disparo Recarga accionada por retroceso
Cadencia de tiro 450 disparos/min (L70)
900-1.000 disparos/minuto (L85)
Alcance efectivo 914 m (L70)
1.500 m (L85)
Cargador tambor de 60 balas

Velocidad máxima 820 m/s (L70)
1.050 m/s (L85)

El término "Oerlikon 20 mm" hace referencia a una serie de cañones automáticos basados en el diseño original que hizo Reinhold Becker durante la Primera Guerra Mundial y que fueron producidos en grandes números por la firma Werkzeug Maschinenfabrik Oerlikon (actualmente Oerlikon Contraves ) y otras empresas. Varios modelos del Oerlikon fueron empleados durante la Segunda Guerra Mundial, estando todavía en servicio hoy.

Historia[editar]

Cañón Becker original[editar]

El alemán Reinhold Becker desarrolló durante la Primera Guerra Mundial un cañón automático de 20 mm que empleaba el sistema de recarga accionada por retroceso y que es conocido como el Becker 20 mm. Empleaba el cartucho 20 x 70 RB y tenía una cadencia de 300 disparos por minuto. Fue empleado en cantidades limitadas como armamento para aviones y cañón antiaéreo hacia el final de la guerra.

Oerlikon[editar]

En 1919, la patente fue vendida a la empresa suiza SEMAG (Seebach Machinenbau Aktien Gesellschaft), la cual produjo modelos más potentes. SEMAG fue comprada poco tiempo después por la Werkzeug Maschinenfabrik Oerlikon, otra empresa suiza.

El cañón automático Oerlikon más pequeño fue el Oerlikon FF, que originalmente empleaba el cartucho 20 x 70 RB del cañón Becker, pero más tarde fue cambiado por el más potente 20 x 72 RB. FF es el acrónimo de Fluegelfest, que significa "montaje alar", ya que era un cañón que iba montado en las alas de los aviones. El FF también fue fabricado en Japón y empleado por la Armada Imperial Japonesa como el Tipo 99 Modelo 1.

Una versión modificada del FF fue fabricada por la empesa alemana Ikaria. Este cañón se llamaba MG FF y empleaba el cartucho 20 x 80 RB. El MG FFM es una versión posterior del MG FF, que fue adaptada para disparar cartuchos Minengeschoss con balas explosivas de paredes delgadas y carga de alto poder explosivo

El cañón automático Oerlikon FFL era mecánicamente similar al FF, pero empleaba el cartucho 20 x 100 RB para obtener una mayor velocidad de boca. Japón fabricó una versión modificada que empleaba cartuchos 20 x 101 RB, llamado Tipo 99 Modelo 2.

El cañón automático Oerlikon S empleaba un cartucho más potente, el 20 x 110 RB, siendo diseñado como cañón antiaéreo. Pesaba 62 kg y tenía una cadencia de 280 disparos por minuto. Era demasiado pesado y lento al disparar, así que Oerlikon lo siguió mejorando hasta obtener el Oerlikon FFS, que solamente pesaba 39 kg y tenía una cadencia de 470 disparos por minuto.

El cañón automático Oerlikon SS también estaba basado en el Oerlikon S, siendo este el cañón automático que se hizo famoso como arma antiaérea naval durante la Segunda Guerra Mundial.

Un cañón automático Oerlikon de los primeros modelos.

Segunda Guerra Mundial[editar]

Los alemanes y japoneses emplearon ampliamente sus derivados de los cañones automáticos Oerlikon. Fueron empleados en famosos aviones como el A6M "Zero" y el Messerschmitt Me 109, así como a bordo de buques y en tierra.

El Oerlikon no era visto favorablemente por la Royal Navy como un cañón antiaéreo de corto alcance. Entre 1937-1938, Lord Mountbatten llevó a cabo una campaña para que la Royal Navy someta al cañón automático Oerlikon de 20 mm a una prueba imparcial, pero fue en vano. No fue sino hasta que el Almirante Sir Roger Backhouse, Comandante en Jefe de la Home Fleet, fue nombrado Primer Lord del Mar que los esfuerzos de Mountbatten rindieron frutos. Durante la primera mitad de 1939, se firmó en Suiza un contrato para 1500 cañones automáticos. Sin embargo, debido a retrasos y la posterior Caída de Francia en junio de 1940, solamente 109 cañones automáticos llegaron al Reino Unido. Todos los Oerlikon importados de Suiza fueron montados sobre diversos afustes para servir como antiaéreos ligeros terrestres.

Apenas unas cuantas semanas antes de la caída de Francia, la empresa Oerlikon aprobó la fabricación bajo licencia de su cañón automático en el Reino Unido. La Royal Navy logró extraer los planos y documentos necesarios de Zúrich. La producción de los primeros cañones automáticos Oerlikon británicos empezó en Ruislip, Londres, a fines de 1940; las primeras unidades fueron suministradas a la Royal Navy en marzo ó abril de 1941.

El cañón automático Oerlikon fue empleado en los buques de la Marina estadounidense a partir de 1942, reemplazando a la ametralladora Browning M2, que tenía menos alcance y poder de fuego. Se hizo famoso en el papel de cañón antiaéreo naval, especialmente contra los ataques kamikaze japoneses durante la Guerra del Pacífico. Este cañón perdió su importancia como arma antiaérea debido a su poco poder de parada contra aviones pesados, siendo ampliamente sobrepasado por el cañón automático Bofors de 40 mm y el cañón 3"/70 Mark 26 de 76 mm. A pesar de todo proveyó un sustancial aumento del poder de fuego sobre la ametralladora calibre .50 al ser adaptado y montado en algunos aviones; sin embargo, tenía algunos problemas con el bloqueo del mecanismo de alimentación de su munición.

La Real Marina Canadiense, actualmente la Marina Canadiense, popularizó el empleo del cañón automático Oerlikon como arma antibuque y antisubmarina - aunque no era efectivo contra el blindaje de la mayoría de los buques de gran tamaño, fue ampliamente empleado con éxito contra submarinos y las cubiertas de los buques. Unas cuantas corbetas fueron equipadas con este cañón automático hacia el final de la guerra, pero era más común encontrarlo a bordo de las fragatas y destructores de la época.

El Oerlikon también fue empleado como base para el diseño del cañón automático Polsten, diseñado por ingenieros polacos exiliados en el Reino Unido. Este cañón automático entró en servicio en 1944, siendo empleado hasta bien entrada la década de 1950, a bordo de los tanques Cromwell y en los primeros modelos del tanque Centurion.

Todavía se encuentra en servicio en algunas unidades navales, en teoría como arma antiérea de última opción, pero principalmente empleado para contención de embarcaciones (disparos de advertencia o incapacitantes).

Descripción[editar]

Un cañón automático Oerlikon 20 mm, visto desde atrás.

El Oerlikon 20 mm es un cañón automático con un gran resorte que rodea su único cañón. La munición es alimentada desde un tambor de 60 proyectiles montado sobre el cajón de mecanismos del cañón. Una desventaja de esta arma es que emplea munición engrasada. Un gatillo situado en la agarradera derecha controla el fuego. Los casquillos disparados son eyectados por debajo de la recámara, a través de una abertura en la parte inferior del cajón de mecanismos.

Diferentes países y fuerzas armadas operan una variedad de afustes para el mismo cañón automático básico. La versión naval típica consiste en pedestal fijo sobre el cual va montado el cañón automático con un escudo para ofrecer cierta protección a sus operarios. El cañón automático es apuntado con ayuda de un alza tipo "anillo". El artillero se sujeta al arma con ayuda de soportes para cintura y hombros. Por esta razón, algunos afustes tienen la opción de ajustar los soportes y así poder adaptarse a artilleros de estaturas diferentes. Un "jefe de pieza" se encarga de la dirección de los disparos y el alimentador cambia los tambores vacíos. Al abrir fuego continuo, el tambor debe ser frecuentemente cambiado, reduciéndose la cadencia efectiva.

Referencias[editar]

  • Campbell, John. Naval Weapons of World War Two. Annapolis: Naval Institute Press, 1985.
  • Heller, Daniel. Zwischen Unternehmertum, Politik und Überleben. Emil G. Bührle und die Werkzeugmaschinenfabrik Oerlikon, Bührle & Co 1924–1945. Verlag Huber: Frauenfeld 2002.
  • Williams, Anthony G. Rapid Fire: The development of automatic cannon, heavy machine guns and their ammunition for armies, navies and air forces. Shrewsbury: Airlife Publishing LTD, 2003. ISBN 1-84037-435-7
  • Pawle, Gerald. Secret Weapons of World War II. New York: Ballantine Books, 1978. ISBN 0-345-27895-X

Enlaces externos[editar]