Ocuri

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Puerta principal de acceso a la ciudad de Ocuri.

La ciudad romana de Ocuri (conocida como Ocurris) se sitúa en el Salto de la Mora (Ubrique), cerro desde el que se domina el paso natural hacia Benaocaz y la Manga de Villaluenga por un lado y la salida hacia el sur de la sierra por otro. Su estratégica posición, indica que debió de ser un municipio romano de gran relevancia, hecho que queda igualmente demostrado por el gran porte de los restos arqueológicos que aún hoy día se conservan. El mausoleo, la muralla ciclópea y las termas así como el descubrimiento de monedas acuñadas allí,[1]​ entre otros, son un exponente claro de su importancia.

El primer y auténtico descubridor del yacimiento romano de Ocuri en tierras ubriqueñas fue Juan Vegazo. A finales del siglo XVIII, más concretamente en el año 1793, este rico agricultor compró los terrenos que comprendían el asentamiento para realizar allí una excavación, esperando encontrar la Pompeya Ocuritana. Vegazo dejó constancia escrita de sus descubrimientos, aunque la mayoría de los objetos que allí se encontraron, incluyendo estatuas y monedas de gran valor histórico, están perdidos en la actualidad.

Re-descubrimiento[editar]

La actuación del maestro Manuel Cabello Janeiro[2]​ (1932-2000) en la década de los 70 fue fundamental para su reconocimiento y las excavaciones realizadas por Salvador de Sancha Fernández[3]​ consiguieron poner de manifiesto que varias culturas se asentaron en el "Salto de la Mora", lugar en el que se encuentra Ocuri.

Ruinas

Además de la inscripción que actualmente se conserva en el Museo de Cádiz, se reconoce el trazado de la muralla, así como unas termas extensas, el foro y varios aljibes de viviendas privadas[4]​. Recientemente los aljibes de Ocurris[5]​ y las termas de Ocurris[6]​ han sido inventariados en el proyecto "Conoce tus fuentes".

Conservación[editar]

Gracias a la labor del proyecto Ruta Arqueológica de los Pueblos Blancos se han hecho una serie de actuaciones de consolidación y puesta en valor del yacimiento, construyéndose un centro de interpretación y una serie de accesos y vallados que han mejorado mucho la subida al yacimiento. Allí y continuando con la labor de puesta en valor se han señalizado las diversas estructuras.[7]

Sin embargo, el yacimiento ha sufrido actos vandálicos.[8]

Columbario[editar]

Junto al acceso principal de la ciudad está el llamado Columbario, que es en realidad un mausoleo romano con grandes hornacinas para sarcófagos y pequeños nichos para imágenes o urnas. Los planos de este Mausoleo fueron dibujados por primera vez por el arquitecto neoclásido Miguel de Olivares Guerrero en 1801.

Entrada al columbario

La estratigrafía general de este yacimiento abarca desde la Edad del Bronce hasta el periodo de al-Ándalus.

Flora[editar]

Acebuche de Ocuri

En el que fuera foro de la ciudad se encuentra un acebuche de más de 700 años incluido en el Catálogo de Árboles y arboledas singulares de Cádiz[9]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]