Nuestra Señora del Pueblito

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Virgen del Pueblito; Reina, Generala y Patrona de los Queretanos
Iglesia San Francisco Galileo, El Pueblito, Corregidora, Estado de Querétaro, México .jpg
Réplica de la Imagen original de Nuestra Señora del Pueblito
Venerada en Iglesia Católica, Provincia Franciscana de San Pedro y San Pablo de Michoacán
Templo Santuario de la Virgen del Pueblito, Villa del Pueblito, Corregidora
Festividad

Queretaro: 15 - 23 de febrero; Paso Real, Michoacán: 30 de abril; San Juanito, Jalisco: octubre;

San Marcos, Aguascalientes: julio y agosto
Patrona de Provincia Franciscana de San Pedro y San Pablo de Michoacán (1745,1787), Patrona del Estado de Querétaro (1830), principal patrona de las ciudades de Querétaro (1948, 1998), La Cañada(1948, 1998), Hércules (1948, 1998), El Pueblito(1948,1998), San Fandila (2010). Patrona de la Diócesis de Querétaro (1875, 1876, 1996), de los toreros y la Plaza de Toros Santa María(1983), del equipo Gallos Blancos (2009) y de la Asociación de Charros Queretanos (2014).
Fecha de la imagen 1632
(Fray Sebastián Gallegos)
Estilo Talla en caña de quiote

La Virgen del Pueblito es una advocación mariana de culto católico. Es una imagen de la Virgen María en sus misterios de Inmaculada Concepción y de Maternidad Divina, tallada en 1631 por el religioso franciscano fray Sebastián Gallegos, en el Convento de San Francisco de la ciudad de Santiago de Querétaro. La sociedad queretana acudía a ella en todo momento en solicitud de ayuda por hambrunas, pestes o sequías.

Actualmente se encuentra y se venera en el Santuario de la Virgen del Pueblito, en Villa del Pueblito (antiguamente San Francisco Galileo), municipio de Corregidora. Se la ha venerado, además de en el Estado de Querétaro, en Etzatlán, León, La Magdalena, San Juanito de Escobedo y Aguascalientes, entre otras poblaciones.

La Imagen de la Virgen del Pueblito[editar]

La Imagen está tallada en caña de quiote, mide 53.5 centímetros y medio de alto y pesa un kilo 220 gramos.[1]​ La primera pintura que la cubría era una túnica de color rosa con un manto azul verde; en 1965, se removieron de la talla las pinturas que le habían sobrepuesto encontrando la primera o más antigua, también se restableció el sobredorado original. Se le colocó una falda ampona de plata dorada, realizada por el orfebre Felipe Vázquez, que tiene el fin de proteger a la imagen.

La Imagen es de una talla entera, de pie; con las dos manos juntas por las palmas sobre el pecho; de tez morena, la cabeza descubierta y el pelo suelto, oscuro y lacio; las puntas de los pies, calzan en color negro y sin figuras, aparecen en el parco orlado del borde de la túnica y posan sobre una media luna que solo asoma los extremos por sus lados derecho e izquierdo, y todo el conjunto descansa sobre una pequeña y sobria peana circular.

“Lleva como atuendo una túnica de cuello circular que, ceñida a la cintura, corre en ligerísimos pliegues hasta descansar, con suave movimiento, a los lados de los pies: se agrega un manto cuyos extremos, uno oculto y el otro visible, se juntan en el lado izquierdo de la cintura, cayendo el resto, en una onda sobre la rodilla derecha”.

“Es una talla entera de belleza singular, de mucho valor artístico considerando el estilo y materiales de la época de su realización”.

“Su frente espaciosa limpia hecha para lucir una corona; sus ojos con bondad y la misericordia plasmada en ellos; sus labios finos cerrados, pero prontos a abrirse como un capullo de rosa; el óvalo de su rostro y el hoyuelo de la barbilla denotando estirpe”.

“Muestra unos rasgos característicos de los naturales, en la forma ovalada, con mejillas y perfil bien delineados y delicados en su forma”.

“Sus ojos entreabiertos, labrados y pintados en color café claro, son el encanto singular del rostro”.

“Es también evidente a la vista el embarazo de Jesús en su seno virginal”

José Félix Zavala

"La imagen es muy pequeña, tiene como 50 centímetros de altura, no es hermosa, pero en cambio, posee como un poderosísimo imán que atrae hacia ella las miradas e induce los corazones a amarla, a venerarla con muchísimo fervor y piedad.

J. Guadalupe Esguerra Uribe

Tiene junto a sí, a su lado derecho, una imagen del Niño Jesús, también de pie, sosteniendo con la mano izquierda un pequeño globo terráqueo metálico y con la derecha en actitud de bendecir.

La imagen del Niño Jesús es una figura independiente que parece le fue agregada posteriormente, por las siguientes razones: no existe un solo caso en el que se haya representado a la Virgen Santísima, en su Concepción Inmaculada, teniendo junto a sí al Niño Jesús; el material con que está hecho es madera sólida y no del material de la Imagen de la Virgen María, y, a diferencia de esta, que tiene los ojos solo dibujados, la Imagen del Divino Niño tiene los ojos de esmalte; esto, además de que no ha faltado "voz única y volante", que le fue puesto después (Valentín F. Frías).

La imagen de Jesús mide veinticinco centímetros de altura, pesa doscientos sesenta gramos; es de talla completa sin vestido alguno y, hasta finales del siglo XIX, llevaba la cabeza tocada con potencias, en tanto que desde el primer lustro del siglo XX luce corona y aureola[1]​.

Una nube en forma de triángulo hace de peana a ambas imágenes, la cual se apoya por el vértice y con un saliente en la parte superior derecha sobre el que aparece la Imagen del Divino Infante. Es muy probable que esta nube sea también de principios del siglo pasado; pues don Valentín F. Frías ni en 1898, al publicar La Patraña de Querétaro, ni en 1900, cuando aparecen las Leyendas y tradiciones queretanas, la menciona y antes da a entender que, por su ausencia, la Imagen del Niño Dios descansa sobre el piso: "La Venerable Imagen tiene a sus pies al lado derecho el Niño Dios en pie", dice después de haber afirmado que una escultura de San Francisco "sostiene sobre su cabeza tres mundos sobre los que descansa la Sagrada Efigie", y don José María Zelaá e Hidalgo, que escribió en 1803 sus Glorias de Querétaro, dice claramente: "el niño que la acompaña está abajo a su lado diestro, junto a una estatua de Nuestro Seráfico Padre San Francisco, que le sirve de peana".

Junto al lado frontal de la nube, está una estatua de San Francisco de Asís, en la que el Patriarca aparece de rodillas y sosteniendo con ambas manos tres mundos que se apoyan sobre su cabeza y simbolizan las tres órdenes que fundó:

1.     Frailes: hermanos menores que viven en comunidad la Regla de vida que les dio San Francisco,

2.     Damas Pobres: mujeres religiosas que también viven en comunidad la Regla que les dieron San Francisco de Asís y Santa Clara (Religiosas Clarisas) y

3.     Orden Seglar Franciscana, varones y mujeres que en diferentes estados civiles y permaneciendo en l seno de su familia o asociados en comunidad, viven el espíritu Franciscano.  

La escultura de San Francisco es de madera sólida, mide sesenta y un centímetros de la cabeza a las rodillas y de éstas a la orilla del hábito, veintiséis centímetros. En opinión de don Valentín Frías Frías se trata de una talla que data alrededor de los años 1830-1840.

Altar Mayor del Santuario de la Virgen del Pueblito
Tradicional paseo del buey durante las fiestas patronales del Pueblito, Corregidora, Qro.

Eventos históricos[editar]

  • 1631 - 1632: El sacerdote franciscano fray Sebastián Gallegos, escultor hábil e inspirado, residente del convento de San Francisco el Grande de la Ciudad de Querétaro, esculpió en su taller y con sus propias manos esta la Imagen que representa a la Santísima Virgen María en el misterio de su Concepción Inmaculada.
  • 1632: El padre Gallegos regaló la pequeña Imagen a su hermano de hábito fray Nicolás de Zamora, entonces cura de la ciudad de Querétaro y doctrinero de los lugares circunvecinos, quien la colocó, en una capillita cercana al Cué (pirámide Prehispánica) o adoratorio donde los nativos practicaban la idolatría que fueron dejando, acudiendo devotamente a las plantas de María Inmaculada y aceptando la fe cristiana. La Imagen permaneció en la ermita por 82 años.
  • 1686: El Excmo. Señor arzobispo de México, don Francisco de Aguiar y Seijas, estuvo en Querétaro y en el Santuario primitivo y aprobó las Constituciones de una cofradía de indios para éste y para el culto de la Imagen Original. Algunos indígenas creyentes llegaron a construir capillas u oratorios en sus propias casas, de los cuales se encontraron seis en el terreno donado para la construcción del Santuario en 1714.
    Santuario de la Virgen del Pueblito
  • 1714: Inició la construcción del Santuario, financiada por el capitán Pedro Urtiaga, en señal de gratitud por un favor alcanzado por la intercesión de la Santísima Virgen de El Pueblito. La Imagen fue trasladada a una capilla que se levantó donde hoy es el camposanto.
  • 1731 - 1733: El ayuntamiento de la ciudad de Querétaro emitió su cuarta ordenanza, aprobada por el virrey Juan de Acuña y confirmada por Felipe V de España, donde se indica "que siempre que se experimente sequía, alguna plaga pública o epidemia, se acuda al amparo y patrocinio de esta advocación de la Santísima Señora". Esta ordenanza tuvo por consecuencias: la reglamentación del modo solemne para recibir la Sagrada Imagen, la prohibición de diversiones públicas durante la estancia de la Imagen en la ciudad; y una serie de novenarios promovidos por el ayuntamiento en 1821, para pedir el remedio de las necesidades públicas, en 1822 para "alcanzar las luces necesarias" al Emperador Agustín de Iturbide en su gobierno y en 1823 para conjurar la peste que afligía a la ciudad.
  • 1734: 15 de junio, Fray José Muñoz de Ulloa y el maestro platero Antonio Martínez Zamorano presencian una estrella que se posa en la frente de la Imagen.
  • 1736: El 5 de febrero, la Imagen fue trasladada de la segunda ermita a su nuevo templo. 5 de agosto, se repite el milagro de la aparición de la estrella sobre la frente de la Virgen, en el Coro bajo del templo de Santa Clara.
  • 1745: El Muy Reverendo Padre Provincial fray Antonio de Villalba la juró solemnemente Patrona Principal de la Provincia de los gloriosos apóstoles San Pedro y San Pablo de Michoacán y de sus Capítulos, en el templo de San Francisco de Morelia.
  • 1750: El Papa Benedicto XlV, concedió un jubileo de cuarenta horas, a partir del 8 de diciembre de ese mismo año, con indulgencia plenaria, para todos los fieles que visitaran el santuario, concesión por 15 años. Se forma el Convento de Recolección, bajo el patrocinio de San Buenaventura, junto al santuario de La Virgen y probablemente se inicia la mayordomía de los indios tenanches o servidores.
  • 1775: El Papa Pío Vl  concede indulgencia plenaria “perpetua” a quienes visiten el santuario el día de la fiesta litúrgica de la Virgen y en la Octava.
  • 1787: El juramento del Muy Reverendo Padre Provincial fray Antonio de Villalba  fue confirmado por la Congregación de Ritos de la Santa Sede.
  • 1810: El 29 de octubre, en el templo de Santa Clara, fue proclamada Generala de los ejércitos realistas por don Manuel Flon y don Ignacio García Rebollo, juntamente con el Ayuntamiento y las autoridades eclesiásticas. Le fue terciada sobre el pecho la banda del grado militar y el bastón de mando. En ocasión de este juramento, don Félix María Calleja puso la Imagen en sus banderas.
  • 1829, 1833 y 1850: El Congreso del Estado decretó medidas encaminadas a dignificar y promover su veneración; además el 3 de junio de 1830, decretó que el gobernador la jurara Patrona del Estado, por lo que el gobernador don Manuel López de Ecala dio sus disposiciones al respecto el día 5 y realizó el juramento el 8 de agosto, en la parroquia de Santiago. Se decretó que la tropa, rodilla en tierra, le presentara armas y le batiera marcha cada vez que la Imagen llegara a la ciudad y fuera llevada en procesión solemne. Se le asignaron doscientos pesos para el gasto de su función anual, celebrada el siguiente lunes al Domingo de la Sexagésima, día declarado como de "Gran Solemnidad" en el Estado.
  • 1830: 8 de agosto, se realizó el juramento de patronazgo sobre el Estado de Querétaro en la Parroquia de Santiago.
  • 1863: El general Tomás Mejía volvió a jurarla generala, imponiéndole nuevamente la banda. Se creó la Diócesis de Querétaro por la Bula Deo Máximo el 26 de febrero, siendo su primer Obispo D. Bernardo Gárate López Arizmendi; su Excelencia presidió una procesión pública en honor de la Virgen del Pueblito, revestido de Capa Pluvial, Mitra y Báculo.
  • 1864-1872: Permaneció en el templo de Santa Clara, por temor a las profanaciones de las tropas liberales.
  • 1867: A causa del sitio que los republicanos pusieron a la ciudad de Querétaro, del 14 de marzo al 15 de mayo, fue trasladada al templo de Santa Clara; el último día del sitio fue trasladada a la iglesia del Santo Nombre de Jesús, donde pasó la noche rodeada de fieles orando incesantemente, presididos por el Guardian del Santuario del Pueblito, el P. Fr. José Bermúdez.
  • 1859: El segundo Obispo de Querétaro, D. Ramón Camacho, eligió y uso como blasón de sus armas episcopales la imagen de Santa María del Pueblito. Peregrinó frecuentemente al Santuario a pesar de sus enfermedades y su avanzada edad.
  • 1870: Pío IX concedió a la diócesis la celebración de su fiesta con el Oficio Divino y la misa del común de la Santísima Virgen en el tiempo pascual, exceptuadas las antífonas para los cánticos de vísperas y laudes.
  • 1875: En la sala del cabildo de la Catedral, el obispo don Ramón Camacho García, segundo obispo de Querétaro y el cabildo diocesano: el arcediano José María Ochoa y los canónigos José María Alegre, Manuel Soria y Breña, Luis G. Borja e Ismael A. Jiménez, la proclamaron Patrona de la diócesis de Querétaro y del cabildo eclesiástico de la misma. Acto que un año después fue renovado.
  • 1885: El 24 de mayo la Virgen del Pueblito fue llevada a la ciudad de Querétaro por petición de D. Rafael Sabás Camacho, tercer Obispo de Querétaro, con motivo de su Consagración Episcopal. A petición de Camacho, el papa León XIII le autorizó trasladar la fiesta de Nuestra Señora del Pueblito a la Domínica II; a condición de celebrarse el primer día libre si ese día hubiese algún rito mayor.
  • 1908: San Pío X concedió a la diócesis elevación del rito a festividad y señaló como fecha de esta el sábado anterior al segundo domingo después de Pascua . Según el “Ordo misae”: “Sabbato ante domin. ll post Pascha B M V del Pueblito Patronae min. princip. dupl. ll clas”. El cuarto Obispo de Querétaro, D. Manuel Rivera Muñoz, dispuso en varias ocasiones que el novenario de la Virgen del Pueblito se celebrara en la ciudad de Querétaro.
  • 1914 - 1917: El 8 de junio de 1914, temiendo una profanación, fue trasladada a San Francisco de Querétaro, ocultada el 29 de julio y, el día último de ese mismo mes, bajo la responsabilidad del entonces Guardián de San Francisco, fray Antonio López, emparedada en la casa de la señorita María del Rosario Solorio, situada en el número 7 de la antigua calle de Chirimoyo, actual calle de Pasteur número 139; hasta el 1 de agosto de 1917, en que se trasladó al templo de San Antonio, donde se expuso a la veneración el día 2 a las seis de la mañana, y, después de un solemne novenario empezado el día 3, trasladada a su santuario.
  • 1918: Benedicto XV concedió a la provincia franciscana Oficio y misa propios, y el 11 de junio de 1919 extendió esta concesión a la diócesis.
  • 1922: El Papa Pío Xl, concede, a petición del obispo de Querétaro, Francisco Banegas Galván, y del Comisario Provincia M.R.P. Fray Buenaventura Tovar, la coronación pontificia a La Virgen del Pueblito, acto no realizado en ese momento.
  • 1923: La Sagrada Congregación de Ritos aprobó la sexta lección del Oficio Divino.
  • 1924: El Excmo. Sr. Banegas, Obispo de Querétaro, preparó la fiesta de la Coronación Pontificia de la Virgen del Pueblito para celebrarse el 8 de enero. La fiesta sería precedida por una novena en los templos de Santiago y Santa Ana (1er. día); El Centro, San Sebastián y Santa Rosa Jauregui (2do. día); San Pedro de la Cañada y San Francisco Galileo (3er. día); Santa María Amealco y San Juan del Río (4to. día); Tequisquiapan y Colón (5to. día); Cadereyta y el Doctor (6to. día); Tolimán y Escanela (7mo. día); San José Iturbide y Victoria (8vo. día); y Xichú, Jalpan y Landa (9no. día). Sin embargo el 7 de diciembre de 1823 estalló el movimiento Delahuertista en Veracruz y Jalisco, llenando de temor al país y suspendiendo la coronación. La coronación se pospuso para 1925, año en que la Diócesis le haría una festividad a la Virgen. Nuevamente la coronación fue suspendida tras la llegada a la presidencia de Plutarco Elías Calles.
  • 1926-29: Durante los años de la persecución callista la Venerable Imagen fue ocultada en el mismo santuario-convento de El Pueblito, velando por su seguridad el Muy Reverendo Padre fray Buenaventura Tovar y el Venerable Hermano fray Cordero Muñoz. Durante la persecución religiosa se ocultó la fecha en que la Virgen del Pueblito era llevada a la ciudad de Querétaro, se hacía en un coche de sitio con las ventanillas cerradas y escoltada por dos sacerdotes vestidos de civiles; la celebración se hacía sin aclamaciones, repiques, adornos, música o cohetones.
  • 1943: El 27 de enero de 1943, el señor obispo don Marciano Tinajero y Estrada solicitó del Papa Pío XII "os dignéis aceptar mandar que con vuestra autoridad y en vuestro augusto nombre sea coronada". El 7 de octubre del mismo año contestaba el Santo Padre concediendo la coronación y delegando para ella al mismo señor obispo.
  • 1946: El señor obispo don Marciano Tinajero,  realizó la solemnísima coronación el 17 de octubre de 1946 en la ex-huerta del convento de la Santísima Cruz de los Milagros, entonces en poder de la 17a Zona Militar, luego ocupada por el CREA, antes INJUVE, tras anunciarla en una carta pastoral de 4 de mayo y leída en todos los templos el día siguiente. El día de hoy se puede ver y leer una placa de bronce en este lugar, haciendo memoria de este gran acontecimiento para la Diócesis, ciudad y Estado de Querétaro.
  • 1946: El 17 de diciembre se trasladó a Querétaro para estar presente en la celebración jubilar del quincuagésimo aniversario de la ordenación sacerdotal del señor Tinajero, realizada el día 27 del mismo mes y año.
  • 1948: El 17 de octubre de 1948, el señor Tinajero la proclamó Patrona Principal de la ciudad episcopal; patronato que confirmó Pío XII el 11 de octubre de 1949.
  • 1949: Pío XII confirma la Proclamación de 1948.
  • 1951: A petición del Muy Reverendo Padre fray Fernando de Jesús García, la Congregación de ritos concedió se incluyese en ella lo referente a la coronación y al patronato sobre la ciudad episcopal.
  • 1965: El gran tallador, don Jesús Rodríguez y el ebanista Antonio Tovar, examinaron la imagen de la Virgen del Pueblito, y señalaron que mide 53 centímetros y medio, pesa un kilo 50 gramos y está hecha de caña de kiote. Del 29 de marzo al 3 de abril de 1965, estos artistas queretanos, removieron de la talla las pinturas que le habían sobrepuesto encontrando que en la primera o más antigua, la túnica era de color rosa y azul verde el manto, también se restableció el sobredorado original. Se le colocó una falda ampona de plata dorada (vaso), este armazón realizado por el orfebre Felipe Vázquez, que tiene el fin de proteger a la imagen.
  • 1971: El poema del canónigo Salvador Septién, compuesto con motivo de la coronación pontificia de la Virgen del Pueblito, se transforma en una “Cantata”, con música del Pbro. Raimundo Ledesma y orquestación de Bonifacio Rojas. Esta cantata es estrenada el 16 de octubre de 1971, víspera de la ceremonia religiosa. Con motivo de la celebración del vigésimo quinto aniversario de su coronación, recorrió las parroquias y vicarías de la diócesis de Querétaro y el 17 de octubre se celebró solemnemente dicho acontecimiento con una concelebración en las Canchas del Colegio Salesiano de Queretaro (Instituto Marciano Tinajero y Estrada) . Después de su regreso al Santuario, hubo allí otro novenario y la fiesta de este Aniversario en Bodas de Plata, con una Concelebración en el atrio del Santuario, presidida por el señor obispo don Alfonso Toriz Cobián, la cátedra sagrada la ocupó el Reverendo Padre fray Leopoldo Arvizu; y con otros actos religiosos, culturales y sociales.
  • 1977: El 29 de octubre, La Virgen del Pueblito regresó a la Pirámide del Cerrito, por primera vez desde 1736, celebrándose una solemne “velación” al estilo mesoamericano, con motivo de la celebración de los 345 años del inicio de su culto, por parte de los indios de la región.
  • 1982: El 17 de octubre se celebraron los 350 años del culto a María Santísima en su venerable título de El Pueblito. El día 8 del mismo mes se inició el solemne novenario. Además, los días 11,13, 14 y 15 se realizaron también actos culturales y académico-musicales. El sábado 16, las vísperas fueron presididas por el Muy Reverendo Padre Provincial fray Bernardino Yánez. El día 17, la concelebración eucarística fue presidida por el delegado apostólico, monseñor Girolamo Prigione, a las diecisiete horas, en la plaza de toros Santa María. La homilía estuvo a cargo del arzobispo de Morelia, monseñor Estanislao Alcaraz Figueroa.
  • 1983: El 24 de abril de 1983 bajo la presencia de R. P. Fr. Luis ángel Pérez, es nombrada “Patrona de los Toreros”. El 17 de octubre se le confió el patronazgo de la Plaza de Toros Santa María, nombrándola "Matadora" y ofreciéndole Montera, Banderillas, Estoque y Capa de paseo.
  • 1996: El 17 de octubre se llevó a cabo la solemnísima celebración del cincuentenario de la Coronación Pontificia de la Venerable Imagen. Llevada en un elegante carro alegórico, realizó la visita a las parroquias, visita que inició el 15 de agosto y que terminó el 7 de octubre. Del 29 de septiembre al 6 de octubre tuvo lugar, en el Museo de la Ciudad, la exposición "Santa María del Pueblito. Historia y religiosidad". El día 8 de octubre inició la novena de preparación, que se realizó en el templo de San Francisco. El 17, día de la solemnidad, a las diez horas con treinta minutos, en el templo de San Francisco, tuvo lugar un homenaje teológico-literario-musical y, a las dieciséis horas, en el estadio Corregidora, la magna concelebración eucarística presidida por el obispo de esta diócesis de Querétaro, monseñor Mario de Gasperín Gasperín, quien, en compañía del ministro provincial, fray Pedro Esquivel, renovó el acto de la coronación. Fue declarada por el Papa Juan Pablo II como Patrona de la Diócesis de Querétaro.
  • 1998: El 17 de octubre de 1998 se celebró el cincuentenario de que María Santísima de El Pueblito fue proclamada Patrona Principal de las ciudades de Querétaro, La Cañada, Hércules y El Pueblito. Del 25 de julio al 6 de octubre, la Venerable Imagen visitó las parroquias y algunos otros templos de la ciudad de Querétaro y, el día 17 en el estadio Corregidora a las diecisiete horas con treinta minutos, la concelebración eucarística de la solemnidad, presidida por el obispo de Querétaro, monseñor Mario de Gasperín Gasperín. Celebración única en la historia de Querétaro
  • 2006-2007: Año Jubilar con Indulgencia Plenaria concedida por el Sr. Obispo D. Mario de Gasperín Gasperín, con motivo del 375 aniversario del culto a la Virgen del Pueblito.
  • 2007: La Virgen recibió la Bandera de la Paz, entregada por la Dra. Alicia Rodríguez del movimiento internacional de la Bandera de la Paz al Rector del Santuario, P. Fr. Hugo Córdova Padilla, en el Pueblo de San Sebastián Bernal.
  • 2008: Se realizó la primera peregrinación del Santuario de Nuestra Señora del Pueblito a la Insigne Basílica Nacional de Guadalupe, llevando la imagen vicaria de La Virgen del Pueblito, como signo de comunión entre estos dos Santuarios marianos, peregrinación que cada año va incrementándose en participación de numerosos fieles.
  • 2009: 2 de junio, la directiva y jugadores del equipo de fútbol Los Gallos Blancos de Querétaro, con motivo de su ascenso a Primera División, se pusieron bajo el patrocinio de Nuestra Señora del Pueblito en una solemne Celebración Eucarística en su santuario, ofreciéndole una playera femenina del equipo, formada por ellos.
  • 2010: La comunidad de San Fandila, Pedro Escobedo, proclamó como su Celestial Patrona a la Virgen del Pueblito.
  • 2013: El 7 de septiembre el Sr. Obispo de Querétaro Faustino Armendáriz Jimenez declaró a Nuestra Madre Santísima del Pueblito: “Defensora y Abogada de la Vida”.
  • 2014: 4 de mayo, la Federación Mexicana de Charros proclamó a la Virgen como Patrona de la Asociación de Charros Queretanos, colocando sobre las cabezas de la Virgen y del Niño los sombreros de charro, así como una cuarta en las manos de la Virgen. La ceremonia se realizó en el Lienzo Charro Hermanos Ramírez.
  • 2020: La Imagen de la Virgen del Pueblito fue llevada al templo de San Francisco y a la Catedral de Querétaro, del 18 al 26 de marzo, pidiendo por su intercesión ante la pandemia de Covid-19.

Hasta la fecha, la imagen de La Virgen del Pueblito es llevada procesionalmente a la ciudad de Querétaro, en tres ocasiones principalmente, una para su fiesta litúrgica en la Pascua, otra para la petición por “el buen temporal” en junio y la tercera para el aniversario de su coronación en octubre.

Dos veces Generala[editar]

El día 29 de octubre de 1810, las tropas realistas asentadas en Querétaro bajo el mando del brigadier don Ignacio García Rebollo y del coronel don Manuel Flon, junto con el M. I. Ayuntamiento y las autoridades eclesiásticas, proclamaron Generala a la Virgen del Pueblito, en una función solemne en el templo de Santa Clara; terciaron la banda correspondiente al grado militar y pusieron sobre sus manos el bastón de mando. Poco después, d. Felix María Calleja, mandó pintar en sus banderas la imagen de Nuestra Señora del Pueblito, utilizándola en la batalla de Aculco del 7 de noviembre de 1810, en la que derrotó a los insurgentes.[2]

Durante la guerra de independencia, y aún consumada esta, se decretó que cuando la procesión de la Virgen desfilara frente al palacio municipal de Querétaro, la tropa se formara con la bandera a la cabeza, se tocaran clarines y marchas en los tambores, y que los soldados colocaran una rodilla en tierra presentado las armas, todo al grito de "Guardia a Su Majestad". Además, la Imagen continúo siendo reconocido por el ejército independiente y fue llevada en andas durante las procesiones públicas, en diferentes ocasiones, por los generales Osollo, Miramón, Mejía, Juvera y Arteaga[2]​.

En 1858, a una de las procesiones por las calles de Querétaro se incorporó el Ejército Restaurador, al mando de los generales Miramón, Mejía y Osollo; más tarde, en 1863 Tomás Mejía juró nuevamente a la imagen de la Virgen del Pueblito como Generala, y le entregó la banda militar. Mejía fue siempre muy devoto a la Virgen del pueblito; llevaba consigo una imagen de su Señora, adoptó el grito de batalla: "¡Viva la Virgen del Pueblito!", y siempre que podía se desviaba con sus tropas a orar en la ermita que custodiaba una Imagen de la Virgen, en el Cerro del Organo en San Pablo Tolimán, dejando una limosna para el culto[2]​.

Coronación de la Virgen del Pueblito[editar]

El 5 de mayo de 1946, durante la celebración en Catedral de la Fiesta Anual de Nuestra Señora del Pueblito, el Obispo Marciano Tinajero y Estrada anunció la Coronación de la Virgen del Pueblito:

"NOS, MARCIANO TINAJERO, por la gracia de Dios y de la Santa Sede Apostólica, Obispo de Querétaro. A nuestro muy Ilustre y Venerable Sr. Arcediano y Cabildo, al V. Clero Secular y Regular y a todos nuestros diocesanos, salud en Nuestro Señor Jesucristo. Venerables hermanos y amados hijos. Valiéndonos de las palabras con que un ángel del cielo anunció a la tierra la nueva de más grande gozo, os decimos a vosotros ahora: 'Evangelizo vobis gaudium magnum, quod erit omni populo'... Os anuncio un gran gozo que será para todo el pueblo".

"Sí, nuestro corazón se llena de contento al dirigiros la presente, porque debemos comunicaros una gran noticia, que es la siguiente: con el favor de Dios, este año coronaremos la milagrosa y querida imagen de Nuestra Señora del Pueblito. Desde hace muchos años este ha sido el anhelo de los Excmos. y Revmos. Prelados, del clero y pueblo de la Diócesis de Queretaro y de la V. Provincia Franciscana de San Pedro y San Pablo de Michoacán".

"Las gestiones del Excmo. y Revmo. Sr. Obispo D. Francisco Banegas a este respecto fueron adelantadas... Él mandó fabricar en Madrid una corona de oros y preciosas piedras, colectando el material en nuestra Diócesis... Por lo que a Nos se refiere, desde nuestra promoción al episcopado deseamos ardientemente que el cielo Nos concediera la dicha y el honor de cumplir lo que nuestro Predecesor no pudo realizar, mas las circunstancias han sido tan adversas, que no Nos había sido posible..."

"Oportunamente habíamos elevado preces al Sumo Pontífice, rogándole, humildemente se dignara delegar una persona que en su nombre efectuase la coronación; y Su Santidad tuvo a bien investirnos a Nos mismos con esta honrosísima y gratísima representación, en virtud de la cual colocaremos, Dios mediante, en las sienes de la Santa Imagen de nuestra Madre Santísima la corona que su amado pueblo le ofrecerá. También coronaremos la imagen del Santo Niño que la acompaña, según se acostumbra en estos casos".

"Juzgando pues, que las circunstancias presentes son favorables, Hemos determinado efectuar la coronación el día 17 de octubre del año en curso... Nos tenemos un motivo especial para desear y procurar que este año se efectúe la Coronación ... y es que se cumple el quincuagésimo aniversario de Nuestra Ordenación Sacerdotal..."

"... Será precedida de novenario y seguida de octavario solemnísimos, en que tomarán parte todas las Parroquias y Vicarías perpetuas de la Diócesis...

El Novenario se realizó en el Templo de San Francisco a cargo de la Diócesis, mientras que la Provincia Franciscana se encargó del Octavario. Cada uno tendría dos funciones solemnes por día, una por la mañana y otra por la tarde.

Los gastos de las Solemnidades se comisionaron al Cura Cesáreo Munguía, quien colectó el dinero de entre los sacerdotes, fieles de la Diócesis, Hermanos Terciarios de la Provincia Franciscana y los componentes de la Colonia Queretana de la Ciudad de México. La música del Himno de la Coronación se le encomendó al Maestro queretano D. Julián Zúñiga, Organista titular de la Basílica de Guadalupe, la letra la compondría el Muy Ilustre Canónigo D. Salvador Septién Uribe.

Durante los últimos tres días del novenario se interpretaron obras compuestas únicamente por queretanos. D. Cirilo Conejo Roldán, Maestro de la Capilla de la Catedral y director de la Escuela de Música Sacra J. Guadalupe Velázquez, dirigió los coros de la misma escuela y de la Orquesta Filarmónica de la ciudad.

Se acordó publicar una hoja periodística, titulada El Heraldo de la Reina, a cargo del Monseñor Ezequiel de la Isla, Rector del Seminario Conciliar Diocesano. El Heraldo contenía artículos históricos relativos a la Santísima Virgen del Pueblito y a su Coronación. Así mismo se acordó imprimir un libro ilustrado sobre la historia de la Imagen y de su culto, así como un álbum de su Coronación.

La Coronación se efectuó el 17 de octubre de 1946 en el Deportivo de la Cruz a cargo de la 17va. Zona Militar, bajo el mando del General de División Eulogio Ortiz, quien solicitó el permiso al Presidente de la República D. Manuel Ávila Camacho.

Gozos a la Santísima Virgen del Pueblito[editar]

Los siguientes versos se rezan para solicitar su intervención ante las dificultades de la ciudad de Querétaro: Pestes, sequías, hambrunas, entre otras:

Si os mostrais tan piadosa

Al que a vos llega contrito,

Virgen Santa del Pueblito

Sed nuestra Madre amorosa.


Sois medicina del cielo

Para toda enfermedad,

Y en cualquier adversidad

Sois nuestro amparo y consuelo;

Y pues mostráis tanto anhelo

Para ser tan poderosa:


Virgen Santa del Pueblito

Sed nuestra Madre amorosa.


Todos lo que con fervor

Imploran tu patrocinio,

Consiguen el exterminio

De sus males, por tu amor;

Oye pues nuestro clamor,

Pues sois tan maravillosa.


Virgen Santa del Pueblito

Sed nuestra Madre amorosa.


Si la lluvia se escasea

Se sabe por experiencia

Que acudiendo a tu clemencia

Llueve cuando se desea;

No hay alguno que no crea,

Que sois nube milagrosa.


Virgen Santa del Pueblito

Sed nuestra Madre amorosa.


Cuando alguna Tempestad

Entre las nubes se fragua,

Conviertes el trueno en agua,

Como Madre de piedad;

Contra el rayo y su crueldad,

Es tu virtud prodigiosa.


Virgen Santa del Pueblito

Sed nuestra Madre amorosa.


La estéril tiene por cierto

El concebir si te implora,

Y al llegar del parto la hora,

Por ti sale con acierto;

Tiene en ti un tesoro abierto

La que os busca fervorosa.


Virgen Santa del Pueblito

Sed nuestra Madre amorosa.

Aunque la plebe se infeste

De alguna constelación

El llevarte en procesión

Es cesar luego la peste;

Eres médica celeste,

Contra la más contagiosa.


Virgen Santa del Pueblito

Sed nuestra Madre amorosa.


Sois para el triste alegría,

Para el pobre sois riqueza,

Y para el flaco fortaleza,

Y para el ciego sois guía,

Todo mortal de ti fía,

En su vida peligrosa.


Virgen Santa del Pueblito

Sed nuestra Madre amorosa.


Quien con devoción activa

Visita tu Santuario,

Halla allí un gracioso erario

Para que enriquezca y viva;

Tu clemencia es quien aviva

Al alma más perezosa.


Virgen Santa del Pueblito

Sed nuestra Madre amorosa.


Una estrella refulgente

En tu rostro apareció

Señal que el cielo nos dio,

De se tu amparo frecuente,

A muchos se hizo patente

Esa luz tan misericordiosa.


Virgen Santa del Pueblito

Sed nuestra Madre amorosa.


En tu templo colocada,

Dicen unos que sudaste;

Y otros dicen que lloraste

Quedando como enojada,

Mas si sois nuestra abogada

Y Reina tan poderosa.


Virgen Santa del Pueblito

Sed nuestra Madre amorosa.


Tus obispos fervorosos

Grandes deseos tuvieron,

Y pronto los pasos dieron

Por coronarte gozosos,

Al Papado luego hicieron,

Petición tan hermosa.

Virgen Santa del Pueblito

Sed nuestra Madre amorosa.


Fue Venegas quien deseara,

Coronarte ritualmente,

Y al Papa muy reverente,

Pidió que tal aprobara,

Fue Marciano quien lograra,

Tu coronación Gloriosa.


Virgen Santa del Pueblito

Sed nuestra Madre amorosa.


Una vez ya coronada,

Se escuchó la voz de su Hijo

Que con dulce voz le dijo,

¡Mamá! A su Madre amada;

Voz que también fue escuchada

Por la multitud de piados.


Virgen Santa del Pueblito

Sed nuestra Madre amorosa.


Si os mostrais tan piadosa

Al que a vos llega contrito,

Virgen Santa del Pueblito

Sed nuestra Madre amorosa.

Himno de la coronación[editar]

INVITACIÓN:

¡Ya se acerca la Virgen graciosa

del Pueblito, con su Hijo divino!

¡Ya se acerca la Reina del cielo

con el Rey inmortal de los siglos!

¡Queretanos, salid a su encuentro!

¡salid, hijos del grande Francisco!

¡aplaudid, gobernantes y súbditos!

¡regocígence ancianos y niños!

Sacerdotes, tomad incensarios

y quemad el perfume más fino;

el camino cubridles de flores;

preparadles un trono magnífico...

Todos, todos corred a porfía;

llevad dones de inmenso cariño;

ceñiremos sus sienes augustas

con diademas de oro purísimo,

y con voces de acento sonoro

entonemos gozosos un himno...

CORO GENERAL

¡Salve , oh Reina! tu pueblo te adora,

¡dulce Madre!, tu pueblo te ama,

y del mundo a la faz te proclama

su tesoro, su amparo, su luz

¡Salve, augusta beldad del Pueblito!

Nuestro honor eres Tú y nuestra gloria;

se engrandece por Tí nuestra historia;

nuestra firme esperanza eres Tú.

ESTROFAS

Ensalzad a la que es vuestra gloria;

alabad a la que es vuestro encanto;

tributáronle honor vuestros padres;

imitadles, alzad vuestro canto...

Salve, oh Virgen, que en místico ensueño

te mostraste al artista sagrado

que formó tu dulcísima imagen

en incendios de amor abrazado.

Coro

Salve, oh Madre, que amante engendraste

nuestro pueblo a la fe verdadera,

con tu pie del satánico culto

suplantando la vana quimera.

Se vio a veces, por raro prodigio,

en tu frente una estrella brillante,

y tus ojos verter tiernas lágrimas,

y mudar de color tu semblante.

Coro

Oyes, Madre, benigna en el cielo

los acentos de nuestros clamores,

y nos das el remedio oportuno

en los días de acerbos dolores.

Tu ciudad con anhelo y fe espera

tu visita triunfal de año en año,

porque vienes, oh Madre piadosa,

de tu pueblo a alejar todo daño.

Coro

En los tiempos de dura sequía

agostando del sol los ardores

nuestros campos, Tú mandas la lluvia

y los cubres de frutos y flores.

Nuestros padres fervientes juraron

siempre honrarte cual Madre y Patrona;

hoy sus hijos de nuevo lo juran

ofreciéndote regia corona.

Coro

Obsequiáronte altos Jerarcas

nobles Reyes y pueblo sin cuento;

santos hijos del padre Seráfico;

un Linaz, un Margil y otros ciento.

A tus plantas valientes caudillos,

con sus huestes, humildes vinieron,

"Generala" dijéronte amantes,

y a tu pecho una banda pusieron.

Coro

Cuantos bienes, oh Madre, gozamos,

los tenemos de Ti recibidos;

¡que por siempre tu manto nos cubra

y seremos de Dios bendecidos!

Ya que ostentas benigna y sonriente

el bastón y las llaves de mando,

sigue, oh Reina, con tu Hijo divino,

en tu pueblo feliz imperando.

Coro

¡Venga, venga la Virgen graciosa!

¡Venga, venga la Madre querida!

y con su Hijo divino en su pueblo

como Dueña y Señora presida.

¡Ven oh Hija de Dios elegida,

ven, oh Esposa de Dios agraciada,

ven, oh Madre con tu Hijo divino,

ven, oh Reina, serás coronada!...

Coro

Pues Concebida[editar]

El sacerdote queretano Sr. don José María Zelaá e Hidalgo compuso entre finales del Siglo XVIII y principios del Siglo XIX, las alabanzas a Nuestra Señora de los Ángeles del templo de San Antonio de Querétaro. Con el tiempo a esas alabanzas se añadieron otras de autor desconocido y con la música a cuatro voces del Sr. Pbro. J. Guadalupe Velázquez, se asociaron estrechamente al culto de la Virgen del Pueblito.

El texto de las alabanzas es el siguiente:

Pues concebida

Fuiste sin mancha

Ave, María,

Llena de gracia.


¡Oh Virgen Madre!

Nuestra abogada,

refugio dulce,

firme esperanza.


Sois nube hermosa

llena y cargada

de aguas que salen

del mar de gracia.


Cedro exaltado,

fecunda palma

con cuyo fruto

sanan las almas.


Salgan tus luces,

y de las almas

destierren sombras

de culpas tantas.


Aurora hermosa,

luna sin mancha,

sol refulgente,

estrella magna.


Ciudad hermosa,

fortificada

para refugio

de quien te llama.


Oliva verde

Paloma blanca,

iris, que anuncias

paz a las almas.


Huerto cerrado,

donde las auroras

del austro inspiran

suaves fragancias.


Lucero hermoso,

cuando me parta

de acueste mundo

Tú me acompañas.

Bendita seas,

paloma blanca,

bendito el fruto

de tus entrañas.


Haz que rendida

quede postrada

la culpa, y siempre

triunfe la gracia.


Fuente perenne

y pozo de aguas

santas que salen

del mar de gracia.


Haz que tu Hijo

nos dé su gracia

y en ella siempre

perseverancia.


Rosa fragante

mas no espinada

pues de Dios eres

la preservada.


Judith valiente,

Débora ufana,

Raquel hermosa,

que a todos ganas.


En todo tiempo

Tú nos amparas;

mas en la muerte

con más constancia.


Para alabarte

siempre en la gloria

donde esperamos

cantar victoria.


Pues fuente hermosa

sois de aguas sanas;

Ave, María,

llena de gracia.

Títulos y honores[editar]

"¡Salve, Vírgen Santísima del Pueblito, Gloria de Querétaro! ¡Salve, Excelsa y Augusta Madre de Dios y Madre nuestra! ¡Salve, Reina, Generala y Patrona de todos los Queretanos! J. Guadalupe Esguerra Uribe

  • Patrona de la Provincia Franciscana de San Pedro y San Pablo de Michoacán: Jurada solemnemente en 1745, en Morelia.
  • Generala: Rango militar que le fue impuesto en 1810, por el ejército Realista y que continuó siendo reconocido tras la Independencia de México. El Rango le fue reconocido por los Generales Osollo, Mejía, Juvera, Miranda y Arteaga, quienes la llevaron en andas sobre sus hombros. En 1863, el General Tomás Mejía le impuso nuevamente la banda militar; y en1946 el General de División Eulogio Ortíz le obsequió el "Águila" que llevaba prendida en su uniforme militar.
  • Augusta Patrona del Estado de Querétaro: Jurada solemnemente el 8 de agosto de 1830 por el Gobierno Civil. Se decretó que la tropa, rodilla en tierra, le presentara armas y le batiera marcha cada vez que la Imagen llegara a la ciudad y fuera llevada en procesión solemne. Se le asignaron doscientos pesos para el gasto de su función anual, celebrada el siguiente lunes al Domingo de la Sexagésima, día declarado como de "Gran Solemnidad" en el Estado.
  • Patrona de la Diócesis de Querétaro y del Cabildo de Catedral: Jurada el 13 de abril de 1875 por el Obispo D. Ramón Camacho y el Muy Ilustre Cabildo Eclesiástico. En 1996 fue declarada nuevamente, por el Papa Juan Pablo II, como Patrona de la Diócesis de Querétaro, durante el 50 Aniversario de su coronación Pontificia.
  • Reina de los queretanos: Fue coronada el 17 de octubre de 1946, bajo el pontificado de Pío XII y del Excmo. Obispo Marciano Tinajero y Estrada. Su corona fue forjada en oro con piedras preciosas y perlas recolectadas entre sus devotos.

Asociaciones Religiosas[editar]

Con la intención de fomentar el amor y el culto hacia la Virgen del Pueblito, se formaron las siguientes asociaciones:

Danza tradicional de "inditas" durante la fiesta de la Virgen de El Pueblito, Corregidora, Querétaro
  • La Cofradía de Indios de Nuestra Señora del Pueblito: Fundada a mediados del Siglo XVII.
  • La Mayordomía de Españoles de Nuestra Señora del Pueblito: Fundada por personas adineradas de la ciudad.
  • La Cofradía de Nuestra Señora del Pueblito: Fundada en el Siglo XVIII por personas distinguidas de la ciudad.
  • La Hermandad de Faroleros de Nuestra Señora del Pueblito: Formada mayormente por obreros, artesanos y iris menestrales. Acompañaban a la Imagen de la Virgen del Pueblito tanto de camino a la ciudad como de regreso a su Santuario, portando cada uno un farol de vidrio o papel, de distintas formas y colores.
  • La Corte de la Madre de Dios, bajo el título del Pueblito: Fundada en 1909 por el Provincial Franciscano Fray Ángelo Ruiz. Constaba de cien socias doncellas.

Benefactores y tesoros de la Reina[editar]

  • Capitán Pedro de Urtiaga: Gran cantidad de dinero para la construcción del Santuario.
  • Alférez José de Urtiaga (hijo de Pedro) y su esposa Petra María de la Campa y Cos: Aumentaron la donación para la obra.
  • Doña Petra María de la Campa y Cos: Agregó a su donación anterior $2165.00 pesos, una cruz de oro con siete esmeraldas, varias pulseras de perlas finas con dieciséis hilos y chapetuelas de oro, varias pulseras de perlas gruesas con dieciséis hilos y chapetuelas de oro y diamantes, aretes con chapetuelas de diamantes, dos perlas "calabacillas" y dos negras, trece pendientes de perlas "calabacillas" y un collar de treinta y seis perlas gruesas.
  • Joyas del Santuario: Una pieza con diamantes, una pieza con amatistas, una pieza redonda con esmeraldas y diamantes, una pieza de filigrana de oro guarnecida de perlas y diamantes, unas "negritas" de oro guarnecidas de perlas y una pieza de oro con un San Antonio de coral para el Niño Jesús de Nuestra Señora.
  • Tesoros de plata labrada perdidos durante la Reforma: El trono donde se exponía la Imagen de la Virgen, el brandal del Presbiterio, los candeleros, blandones, candiles, incensarios, navetas, acetres, vinajeras y los utensilios del servicio divino.
  • Corona: La corona original fue mandada hacer en Madrid, en oro con piedras preciosas y perlas, y se recibió en Querétaro en 1925. Sin embargo, el Cabildo de Catedral decidió que fuera modificada y hecha de una manera "más grandiosa", y que también se elaborara otra corona para el Niño Jesús que acompaña la Imagen de la Virgen del Pueblito. Se consultó al Abad de la Basílica de Guadalupe, D. Feliciano Cortés, competente conocedor del arte religioso, sobre la modificación. En 1946 se encomendó la manufactura, con las modificaciones aprobadas, al orfebre poblano D. Francisco López.

Milagros[editar]

A la Imagen de la Virgen del Pueblito se le atribuyen al menos tres milagros, narrados por Fray Ignacio de la Cruz Morales (Ex-guardián de la Imagen)[3]​:

  • En la frente de la Imagen de la Virgen María se apareció una estrella que fue presenciada en distintas ocasiones. Para conmemorar este milagro se le colocó en la frente un diamante.
  • La Imagen sudó poco antes del inicio de la guerra de Independencia de México. A partir de ese momento se limpia a la Imagen con algodones que se utilizan como reliquias.
  • Existen testimonios, algunos actuales, de que la Imagen cierra sus ojos.

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

  1. a b Hernandez Rivera, Fray Eulalio (1996). Catecismo de la Advocación Mariana de Nuestra Señora del Pueblito. Querétaro. p. 2. 
  2. a b c Acosta, Vicente (1946). «7». En Gobierno del Estado de Querétaro, ed. Nuestra Señora del Pueblito. Compendio Histórico de su Culto. Querétaro. p. 25. 
  3. «Los 3 Milagros de la Virgen del Pueblito - YouTube». www.youtube.com. Consultado el 31 de agosto de 2020.