Nuestra Señora del Carmen Coronada (San Fernando)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Nuestra Señora del Carmen Coronada
Virgen del Carmen Coronada Reina San Fernando.jpg
La Virgen del Carmen de San Fernando
Templo

Iglesia Conventual de Nuestra Señora del Carmen

PP.Carmelitas Descalzos
Patrona de Armada Española y de la Ciudad de San Fernando
Fecha de la imagen 1708
(Anónimo, de origen genovés)
[editar datos en Wikidata]

Nuestra Señora del Carmen Coronada de San Fernando es una imagen de madera policromada que representa a la Santísima Virgen en su advocación del Monte Carmelo, que se venera en la Iglesia Conventual de Nuestra Señora del Carmen de San Fernando. Es la Patrona de la Armada Española desde 1901 y particularmente sobre esta imagen recayó su patronazgo, desde 1955 posee en su cintura el fajín de Capitán General que fue entregado en persona por SM el Rey de España Juan Carlos I, el motivo de este reconocimiento a la Virgen del Carmen de San Fernando fue el estrecho vinculo entre la Ciudad y la Armada Española y su esfuerzo para conseguir este ansiado reconocimiento, es Patrona de la Ciudad de San Fernando desde 1921 y posee el título de Alcaldesa de Honor Perpetua de San Fernando desde 1955.

La imagen y su autoría[editar]

Imagen de candelero de autor anónimo y origen genovés, realizada en madera. Porta en su brazo derecho a un niño Jesús y en su mano izquierda el escapulario carmelitano y cetro. La imagen tiene pelo natural, la efigie es anónima de origen genovés donada a la Hermandad por su primer Hermano Mayor Luis de Ardila en 1708.

Historia de la Hermandad[editar]

Fruto del establecimiento de los carmelitas Descalzos en la Isla de León en 1680 fue la fundación de la Hermandad de Nuestra Señora del Carmen cuyo primer cabildo se celebró el 24 de agosto de 1698, resultando elegido Hermano Mayor D. Luis de Ardila.

Perfil de la Virgen del Carmen

La licencia fundacional, dada en el Convento de Campo de Criptana por el P. General Fray Juan de la Anunciación el 16 de mayo de 1698, otorgaba a la Hermandad derecho de propiedad de Imagen propia de la Virgen. La actual y devota Imagen es una obra anónima de procedencia genovesa, donación realizada por el Primer Hermano Mayor en 1708. En el año 1740 la Hermandad adquiere al convento la tercera Capilla de la nave de la Epístola. Las obras del retablo se encargan al maestro tallista, afincado en Cádiz, D. Antonio de la Vega y el dorado a D. Antonio Valentín de Ostos.

La Hermandad celebraba de ordinario principalmente tres cultos: La celebración de la Fiesta de la Virgen el Domingo Infraoctavo de la Festividad del Carmen, con sermón y procesión a la tarde con cruz parroquial y manifestación del Santísimo Sacramento. Esto último, es privilegio otorgado a la Hermandad desde la fundación y ratificado por el Obispado en 1784.

La Virgen del Carmen en su antiguo templete

A la procesión del Corpus Christi de la Parroquia con sede en la antigua Iglesia del Castillo, asistía con la Imagen de la Virgen y celebraba solemnemente las honras generales por los hermanos difuntos durante el mes de noviembre con la instalación de un túmulo. Los cofrades eran inhumados en las dos bóvedas de enterramientos que la hermandad aún posee en la Iglesia.

En numerosas ocasiones los vecinos de la Isla han solicitado la intercesión de la Santísima Virgen del Carmen con motivo del azote de epidemias o catástrofes naturales:

  • En 1755, procesión de rogativa para apaciguar las aguas del maremoto de Lisboa
  • En 1774, por el desastre provocado por un temblor de tierra
  • En 1794, por el triunfo de las Armas españolas frente a los franceses
  • En 1800, para mitigar la epidemia de fiebre amarilla
  • En 1854, para la de cólera de morbo asiático
  • En 1918, para la de gripe

A iniciativa del Marqués de la Victoria, en 1769 se traslada el Departamento Marítimo de Cádiz a la Real Villa de la Isla de León. Gran devoto de la Virgen, impulsa la devoción carmelitana en la Armada iniciándose una indisoluble relación que lleva a notables marinos a ocupar los cargos de Hermano Mayor y Oficiales de la Hermandad.

Esta dilatada vinculación se reafirma cuando a principios del siglo XX, siendo prioste el Coronel de Artillería D. Juan de Aguilar y Lozano, se eleva propuesta a la Reina Regente Doña María Cristina de Habsburgo para su nombramiento como Patrona de la Armada. Petición que aprueba el Ministro de Marina, D. Cristóbal Colón de la Cerda, duque de Veragua por Real Decreto de fecha de 19 de abril de 1901.

En reconocimiento por tan alta distinción la Hermandad acuerda al año siguiente, nombrar Hermano Mayor Honorario al Capitán General del Departamento Marítimo. La Santísima Virgen, por Decreto publicado en el Boletín Oficial del Ministerio de Marina el 10 de agosto de 1955, recibe los Honores de Capitán General.

Su Majestad, Alfonso XIII acepta el nombramiento de Prioste y Protector de la Hermandad, distinguiendo a la Cofradía con el Título de Real el 19 de diciembre de 1907.

El 14 de junio de 1920, atendiendo a la petición elevada por el Ayuntamiento presidido por D. Salvador García Suffo, mediante Rescripto Pontificio de Su Santidad Benedicto XV, la Santísima Virgen del Carmen fue nombrada Patrona de la Ciudad de San Fernando. La celebración del Patronazgo, se verificó los días 16 y 17 de julio del siguiente año. En 1954, siendo alcalde D. Francisco García Ráez, recibe la distinción de Alcaldesa Perpetua y Honoraria por acuerdo del Pleno celebrado el 27 de octubre.

Motivo de especial orgullo supone para la Hermandad, que mediante sus gestiones se pudo restaurar la vida de comunidad carmelitana en 1922, tras la exclaustración de 1835.

Culmen de esta fervorosa devoción, fue la Coronación Canónica y Pontificia. Su Santidad el Papa, Pío XII, en correspondencia a las preces elevadas por la Armada, el Ayuntamiento, la Sociedad de Fomento y Defensa, la Hermandad y la Orden del Carmen, ordena mediante un Breve Pontificio Vaticano la Coronación de la Patrona. El 12 de octubre de 1951, el Obispo de Cádiz, D. Tomás Díez Gutiérrez, en nombre del Santo Padre, coronó a la Santísima Virgen y su Divino Niño, con una soberbia obra de orfebrería del insigne maestro sevillano D. Manuel Seco Velasco.

Coronación Canónica[editar]

Instantes previos a la Coronación Canónica

La iniciativa de la coronación canónica surge en marzo de 1950 a raíz de la propuesta hecha por el prior de la comunidad Fray Vicente de San José a la Hermandad, que la acoge con un gran entusiasmo, constituyéndose una comisión gestora encargada de involucrar en el proyecto al clero, Marina y Corporación Municipal. Un mes después se elevan las preces suplicatorias de la Santa Sede con el informe favorable del prelado de la Diócesis Tomás Díez Gutierrez.

Las activas gestiones cosechan los frutos deseados, puesto que el 7 de junio de 1950 Pío XII firma el reescripto pontificio por el que se concede la ansiada coronación canónica. El 21 de Agosto de ese año se constituye en Capitanía General la llamada Junta Magna Pro Coronación, que se encarga de preparar los solemnes actos.

Momento de la Coronación Canónica

Un extenso programa de actos precede la Solemne ceremonia de la coronación, siendo los padrinos de la misma el Almirante Salvador Moreno Fernández, Ministro de Marina, y el Alcalde de la Ciudad Francisco García Ráez. En el atrio de las casas consistoriales tiene lugar en la mañana del 12 de octubre de 1951 la misa pontifical oficiada por el prelado de la Diócesis Monseñor Díez Gutierrez, y al terminar se procede a colocar sobre la sienes de la venerada imagen la artística corona. Posteriormente se organiza la procesión de regreso a su Templo, cubriendo el itinerario fuerzas de marina.

Foto oficial de la Coronación Canónica

Durante la década de los 50 la imagen de Nuestra Señora del Carmen va a ser distinguida con los títulos de alcaldesa honoraria y Capitán general, concedidos por acuerdo de la Corporación Municipal y Decreto del Ministerio de Marina del 21 de diciembre de 1954 y 12 de agosto de 1955 respectivamente. Las correspondientes insignias les fueron impuestas el 12 de octubre de ese último año en el atrio del ayuntamiento por el alcalde de la ciudad Francisco García Ráez y el capitán general del Departamento marítimo Ramón de Ozámiz y Lastra. La fecha del 12 de octubre queda marcada en los anales de la Hermandad del Carmen como un hito histórico, hasta el punto de que a partir de la coronación canónica se traslada a ese día la salida procesional de la imagen titular por las calles de la ciudad.

La Virgen del Carmen y la Marina[editar]

La devoción carmelitana y marinera tiene dimensión oceánica y se remonta al siglo XVI. y fue introducida por los PP. Carmelitas que como Capellanes embarcaban en las expediciones americanas.

Procesión de la Virgen junto a infantes de Marina

Dos singulares marinos están estrechamente vinculados a esta veneración y culto a la Virgen del Carmen.

En primer lugar, el teniente general D. Antonio Barceló y Don Juan José Navarro de Viana y Búfalo (Mesina 1.687 Isla de León 1.772), capitán general de la armada y su primer director general. Marqués de la Victoria, Bizarro militar, brillante marino de sólida piedad e ilustrada religión, adornado de grandes virtudes fue un gran devoto de la Virgen del Carmen desde su corta edad.

Gracias a su denodado empeño en 1769, se traslada el Cuerpo de Marina de la ciudad de Cádiz a la villa de la Real Isla de León (hoy ciudad de San Fernando).

Acompañamiento militar a la Virgen del Carmen de San Fernando

El marqués de la Victoria asistía a los cultos carmelitanos y a presidir la Salve que todos los sábados se celebraba en este convento acompañado de su séquito oficial y del pueblo llano, trasladándose desde su casa en la Plazuela de las Tres Cruces (hoy Alameda Moreno Guerra).

Acaecida su muerte el 5 de febrero de 1772 a los 84 años, dispuso en su testamento que:

"A su muerte sin pompa de aparato militar fuese trasladado en un coche a la Iglesia convento de religiosos de Nuestra Señora del Carmen, descalzos, para ser enterrado en ella"

De acuerdo con su última voluntad, fue enterrado en la bóveda principal en la iglesia del Carmen. Al año siguiente el Cuerpo General de la Armada le rindió merecido homenaje erigiendo a su costa un mausoleo de tres cuerpos, rematado con su escudo, en la última capilla del lado del Evangelio.


Posteriormente, fue trasladado al Panteón de Marinos Ilustres, siendo inhumado el 2 de mayo de 1870.

La importancia que tuvo el departamento marítimo de Cádiz en relación con la armada durante los siglos XVIII y XIX por residir en él los Cuerpos de la Armada: Piloto, batallones y brigadas de marina, Colegio Naval, Real Observatorio Astronómico y la Escuadra hizo que la devoción a la Virgen del Carmen prendiera la llama a toda la Armada. A lo largo de estos siglos han ocupado el cargo de Prioste desde D. José Antonio Mallén y Castro, comisario de guerra y de marina en 1.723 hasta el Vicealmirante D. Andrés De Benito en 1.977.

Procesión marítima de la Virgen del Carmen

A primeros del siglo XX siendo prioste el Coronel de Artillería D. Juan de Aguilar y Lozano, da un nuevo impulso a la Hermandad. Se eleva propuesta a la reina Doña María Cristina de Habsburgo para su nombramiento como Patrona de la Armada.

Propuesta que aprueba el Ministro de Marina, D. Cristóbal Colón de la Cerda, duque de Veragua, que quedó ligado a tan singular efeméride, por Real Decreto de fecha de 19 de Abril de 1.901.

La Hermandad del Carmen por acuerdo del 8 de Junio de 1.902 nombra Prioste de Honor al Capitán General del Departamento Marítimo.

Un decreto de 10 de Agosto de 1.955 le concede los honores de Capitán General.

La Virgen del Carmen y la Ciudad[editar]

Rodeada por su pueblo

Cuentan las viejas crónicas que la Virgen del Carmen fue la primera ciudadana de La Isla. En realidad mucho antes de sentar sus plantas en este lugar, vino en el corazón de un obispo, don Juan de la Isla, que llegó a Cádiz en 1678 con la idea de levantar en la capital de una fundación carmelitana. No pudo llevarla a cabo allí porque existía un decreto de sus Regidores donde se acordaba que la primera fundación que se estableciese en la ciudad fuera de la Orden de los Mínimos.

Ante esta situación el Prelado recordó la extensa posesión que había observado al pasar el Puente Zuazo. Decidido, compró la heredad y pidió licencia al Duque de Arcos, señor de La Isla. Por la propiedad pagó mil pesos, y el noble puso como única condición que la fundación llevase por titulares a San Joaquín y Santa Teresa.

El Obispo comunicó al Provincial de la orden carmelitana en Andalucía, fray Antonio de la Trinidad, para que abanderara dicha fundación. No se hizo esperar, a finales de mayo de 1680, llegaron a Cádiz el P. Antonio y cinco religiosos procedentes de distintos lugares de Andalucía. En junio del mismo año estos mismos frailes, presididos por el P. Pedro de la Visitación recibieron del Obispo 300 ducados de vellón y la posesión de la finca, junto con una pobre vivienda conocida hasta entonces como la casa de los diablos.

Procesión de alabanzas de la Virgen

En noviembre de ese 1680 se bendijo e inauguró la primitiva iglesia y se trajo la imagen de la Virgen, llegada desde Cádiz, desembarcada en el Puente Zuazo con parada en la Iglesia del Castillo y trasladada en solemne procesión hasta su casa isleña, que con tanto esfuerzo como celeridad le habían construido el maestro de obras, Diego Carrasco y los hermanos cien oficios, como llamaron a fray Juan del Santísimo, fray Pedro de San Bernabé y a los sacerdotes, legos y seglares que trabajaron para disponerlo todo y en 1687 poder entronizar al Santísimo y terminar definitivamente iglesia y convento el 2 de febrero de 1733.

Aquella primitiva imagen de 1680 fue transformada en dolorosa a la llegada, en 1708, de la que hoy se venera, donada por don Luís de Ardila. Con anterioridad, en 1742, se puso en el Altar Mayor la que desde entonces en él figura, imagen bellísima, estofada y que forma parte de la impresionante imaginería que el Carmen isleño encierra. Hasta 1766 La Isla no se segrega de Cádiz, por tanto la virgen del Carmen es anterior a la constitución de La Isla como caserío o lugar independiente de la capital. Cuando llega la virgen, en La Isla hay apenas unos trescientos vecinos dispersos y es en torno al Carmen cuando empieza su desarrollo y gradual crecimiento. En torno al Carmen se forma la primera calle —alineación de casas—, distinta del camino Real que desde el Puente Zuazo comunica con Cádiz. San Fernando es, pues, el resultado de dos factores; un devoción como soporte espiritual y una industria, la naval, como recurso económico. Todo lo demás ha ido siendo accesorio.

Cultos a Nuestra Señora del Carmen Coronada[editar]

Festividad del Santísimo Corpus Christi
Rosario de la Aurora
Con motivo de la Festividad del Santísimo Sacramento,
La Virgen acompañando a SDM
la Venerada Imagen de la Santísima Virgen del Carmen es trasladada en Devoto Rosario de la Aurora a la Iglesia Mayor Parroquial de San Pedro y San Pablo y de los Desagravios. Acompaña al Santísimo, continuando con una antigua tradición, en la Procesión del Corpus.

Regresa a su Iglesia Conventual el domingo siguiente en Devoto Rosario a tempranas horas de la mañana. La víspera, se celebra una solemne Misa de Despedida de la Feligresía de la Iglesia Mayor Parroquial.


Novena a la Santísima Virgen del Carmen
Novena a la Virgen
Del 7 al 15 de julio la Hermandad celebra la Solemne Novena a la Santísima Virgen del Carmen Coronada con el siguiente orden de cultos:
Exposición de S.D.M.
Santo Rosario
Letanía Lauretana
Ejercicio de la Novena a la Virgen
Bendición y Reserva de S.D.M.
Santa Misa con Homilía
Salve
Imposición del Santo Escapulario




La víspera del día del Carmen, a las doce de la noche, se celebra un acto de felicitación a la Virgen conocido como “Ángelus de felicitación”.


Ángelus de felicitación.


El día 16 de julio, Festividad de Nuestra Madre, Solemne Función Principal y Devoto Besamano durante la mañana y posterior Procesión de Alabanzas por la tarde.


Devoto Besamano a la Patrona de la Ciudad
Cartel Salida Procesional 2017

Solemne Función Principal de Coronación Canónica

En recuerdo y acción de gracias por la Coronación Canónica de la Santísima Virgen del Carmen, el día 12, Festividad de Nuestra Señora del Pilar, Solemne Función y posterior Besamanos durante todo el día.

Devoto Besamano


Noviembre

El tercer sábado de noviembre, Honras Generales por nuestros hermanos difuntos.




Cultos mensuales

Virgen del Carmen Coronada

Durante los terceros sábados de cada mes a a las siete y media de la tarde, la Hermandad celebra cultos en Honor de la Virgen con el siguiente orden:

Exposición de S.D.M.
Rezo del Santo Rosario
Letanía Lauretana
Rezo de la Visita a la Santísima Virgen
Bendición y Reserva
Santa Misa
Salve

Salve Marinera[editar]

¡Salve!, Estrella de los mares,
de los mares iris, de eterna ventura.
¡Salve!, ¡oh, Fénix de hermosura!
Madre del Divino Amor.
De tu pueblo, a los pesares
tu clemencia dé consuelo.
Fervoroso llegue al cielo
y hasta Ti, y hasta Ti, nuestro clamor.
¡Salve!, ¡salve!, Estrella de los mares.
¡Salve!, Estrella de los mares.
Sí, fervoroso llegue al cielo,
y hasta Ti, y hasta Ti, nuestro clamor.
¡Salve!, ¡salve!, Estrella de los mares,
Estrella de los mares,
¡Salve!, ¡salve!, ¡salve!, ¡salve!.
Letra de Luis de Eguílaz y música de Cristóbal Oudrid, 1870.

Enlaces externos[editar]

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

  • Archivo de la Real y Venerable Hermandad de Nuestra Señora del Carmen Coronada de San Fernando (Cádiz)
  • Escritos de Manuel Utrera, secretario e historiador de la Real y Venerable Hermandad de Nuestra Señora del Carmen Coronada de San Fernando (Cádiz)
  • El Carmen de San Fernando, Juan Aranda Doncel y Juan Dobado Fernández
  • Web oficial de la Real y Venerable Hermandad de Nuestra Señora del Carmen Coronada de San Fernando: http://hermandaddelcarmencoronada.org/
  • Web oficial del Consejo de Hermandad des la Ciudad de San Fernando: www.hermandades-de-san-fernando.org