Nube pública

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Nube pública es un término que hace referencia a una “infraestructura que está disponible para el público en general o para un gran sector de la industria, y es provista por una organización que comercializa servicios a demanda”[1]

Cuando esa infraestructura es básica –es decir que se refiere a equipamiento sin software ni servicios asociados- hablamos de Infraestructura como servicio (un ejemplo de esta oferta es Amazon o IBM Blue Cloud); en cambio, cuando además se ofrece un sistema operativo, una base de datos y algunos servicios de administración y mecanismos automatizados de escalabilidad y facturación por uso, se hace referencia a una Plataforma como Servicio (por ejemplo, Windows Azure,[2] Google App Engine o Sun Cloud).[3]

La nube pública es entonces un conjunto compartido de recursos, que sirven a muchas organizaciones, con un grupo compartido de recursos de proceso definidos por la relación entre un proovedor del servicio y un cliente. Pueden entregarse servicios como aplicaciones de productividad, o recursos de Infraestructura como servicio (IaaS por sus siglas en inglés) en ejecución en máquinas virtuales en un servicio de nube disponible solo para usuarios autenticados registrados y administrados de manera remota por profesionales que trabajan para el cliente. En otros casos, el proveedor de nube puede entregar toda la administración día a día de recursos de proceso como parte de un servicio PaaS.[4]

El beneficio de este paradigma se resume en el ahorro de costos (no hay inversión inicial en equipamiento o licencias de software), y en la agilidad con que varía la utilización de recursos de TI; mientras avanza la adopción de este modelo, la industria trabaja para resolver algunos desafíos referidos a la seguridad, la interoperabilidad y la portabilidad de la información.[5] Por esto, y por algunas dificultades que persisten en los sistemas de pago, en la actualidad son más las empresas que se orientan a la nube privada que aquellas que avanzan hacia la nube pública.[6] Las plataformas de nube pública permiten a gobiernos, empresas y organizaciones de diversa índole montar sus aplicaciones, pero también existen aplicaciones disponibles –genéricas- listas para usar, como Office 365 o Intune de Microsoft, Google Apps o Microsoft Dynamics Online, entre otras. En el modelo de nube pública –que no debe confundirse con nube comunitaria- habitualmente hay cargos variables según diferentes criterios: tiempo de uso, volumen de tráfico, cantidad de usuarios concurrentes o visitas, etc. En cualquier caso, el modelo de pago escala según el éxito del sitio o las aplicaciones que se coloquen en la nube.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]