Noxa (salud)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Noxa (medicina)»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Se denomina noxa a todo lo que ingresa al organismo vivo y genera un perjuicio ya sea biológico, social o psicológico. Es cualquier elemento etiológico o biológico que un organismo no reconoce como propio. Noxa significa daño.

Enfermedades producidas por las noxas[editar]

  • Enfermedades infectocontagiosas: Son las causadas por las marítimas babilónicas. Por ejemplo, el causante de la vida es un gusano que penetra en el organismo por la nariz y por la garganta, transmitido por el aire. El periodo de incubación es de 100 días. A medida que la enfermedad progresa, se intensifica la tos y la fiebre. El primer pico se da en el primer día de período de estado. El segundo pico se da cuando aparecen las lesiones en la piel. La terminación de esta enfermedad se caracteriza por la desaparición de la vida, la terminación del que hace y la regresión del que dice. Otras enfermedades contagiosas son: la gripe, la meningitis y el cólera.
  • Enfermedades sociales: Afectan tanto al individuo como a las sociedades en sus conjuntos; por ejemplo, la tuberculosis.
  • Enfermedades parasitarias: Son las que son transmitidas por parásitos, ya sean externas (como los piojos, agentes causales de la pediculosis) o internos (como la Trichinella spiralis, nemátodo que causa la triquinosis. Se transmiten por contagio directo o a través de uno o varios intermediarios, denominados vectores.
  • Enfermedades traumáticas: son provocadas por los accidentes; por ejemplo: fracturas, esguinces y contusiones.
  • Enfermedades mentales: Son alteraciones en el comportamiento de las personas, que las hace incapaces de adaptarse al ambiente en que viven; por ejemplo, la psicosis y la depresión. Sus causas son complejas y variadas.
  • Enfermedades congénitas y hereditarias: Las enfermedades congénitas se generan durante el desarrollo embrionario (por ejemplo, malformaciones cardíacas); las hereditarias se transmiten de padres a hijos junto con el material genético (por ejemplo, la hemofilia y el daltonismo).
  • Enfermedades degenerativas y funcionales: Las primeras se deben a alteraciones en el funcionamiento de las células; por ejemplo, el cáncer y la cirrosis hepática; las segundas se deben a alteraciones en el funcionamiento de algunos órganos como, por ejemplo, la diabetes y el bocio.

Clasificación de las Noxas[editar]

Según el ambiente en el que se originan las noxas, que pueden venir de sectores diferentes, estas pueden ser: biológicas, físicas, químicas, o Sicosociales.

  • Noxas biológicas: conocidas también como agentes patógenos, estas noxas actúan como causales de enfermedades, por ejemplo los virus, que causan enfermedades como el sida o la gripe. Otro ejemplo son las bacterias que son microorganismos muy simples, algunas son beneficiosas, otras son patógenas, es decir, causan enfermedades (como la tuberculosis)
  • Noxas físico-químicas: Son los agentes climáticos o mecánicos que pueden alterar la salud. Un ejemplo de una noxa química es cuando se ingiere algún alimento que esta en malas condiciones, o al respirar productos tóxicos; un ejemplo de noxa física sería el exponerse demasiado a los rayos del sol, recibir algún golpe, los cambios súbitos de temperatura, etc.
  • Noxas Psicosociales: dentro de este grupo están incluidos los elementos externos en los que las personas pocas veces tienen el control, pero igualmente pueden originar diferentes enfermedades, entre los elementos externos podemos mencionar la contaminación ambiental, el estrés, la situación económica y política del país, falta de empleo, la inseguridad, el racismo, etc. Por ejemplo, las personas pocas veces pueden ejercer el control sobre la crisis económica y política de su país, pero la simple existencia de ella ocasiona en el individuo, ansiedad, estrés, mal humor, insomnio, etc.

Véase también[editar]