Notre-Dame de la Garde

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Vista alejada de la basílica.
Vista de la Bonne Mère marsellesa.

Notre-Dame de la Garde, más comúnmente conocida como la Bonne Mère (la buena madre en idioma francés), es una basílica menor dedicada al culto católico en la ciudad francesa de Marsella (departamento de Bocas del Ródano). Situada a 162 metros de altura al sur del Vieux-Port su silueta de estilo neo-bizantino coronada por una efigie dorada de la Virgen María es una de las estampas más características de la ciudad.

Historia[editar]

El nombre de de la Garde se viene aplicando desde tiempos antiguos a la colina donde hoy se encuentra la basílica y donde históricamente había un puesto de observación. En 1525 para proteger junto con el Castillo de If la entrada al puerto de los ejércitos del emperador Carlos V el rey Francisco I de Francia ordena la construcción de un fuerte. La actual iglesia, realizada por el arquitecto Henri-Jacques Espérandieu a partir 1853 por deseo de monseñor Eugène de Mazenod, se asienta sobre los cimientos de dicho fortín.

Se trata de una obra de estilo románico-bizantino recubierta de mármol y pórfido proveniente de Italia. Destaca, entre otras cosas, por la monumental estatua de 11m de altura de la Virgen que corona su campanario. Esta imagen de bronce, obra del escultor Eugène-Louis Lequesne, fue recubierta de pan de oro en los talleres del orfebre parisino Christofle. Se instaló definitivamente en 1870 y ha sido restaurada en varias ocasiones (1897, 1936, 1963 y 1989).

Desde 1892 podía accederse a ella en un funicular que trepaba a la colina de la Garde.

El advenimiento de la era del automóvil mató el funicular. El 11 de septiembre de 1967, a las 18:30, el funicular cesó toda actividad debido a la no rentabilidad. Fue destruido después de llevar 20 millones de pasajeros durante 75 años.

Actualmente 2013, se puede acceder a ella por varias escaleras que llevan a la fachada principal y por medio de un autobus local.

Culto[editar]

El emplazamiento de la basílica es un lugar de culto para los pescadores marselleses desde siglos atrás. La primera construcción religiosa documentada es una capilla levantada el 1214 por el eremita local maestro Pierre. Otras le fueron sucediendo hasta que en 5 de junio de 1864 se consagra la actual basílica. Llama la atención en su interior la presencia de exvotos de todo tipo, desde los dedicados por marineros agradecidos, a otros para pedir ayuda al equipo de fútbol local (el Olympique de Marsella) e incluso los restos colgados de un coche de bomberos que sobrevivió a un incendio forestal.

Todos los 15 de agosto se celebran procesiones en honor de la festividad de la Asunción.

Galería[editar]


Enlaces externos[editar]




Coordenadas: 43°17′02″N 5°22′15″E / 43.28389, 5.37083