Northrop YF-23

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Northrop/McDonnell Douglas
YF-23 "Black Widow"
Northrop YF-23 DFRC.jpg
Los dos prototipos YF-23 volando sobre el Desierto de Mojave en 1994.
Tipo Prototipo de caza
Fabricantes Bandera de Estados Unidos Northrop y McDonnell Douglas
Primer vuelo 27 de agosto de 1990
Estado Cancelado
Usuario Bandera de Estados Unidos Fuerza Aérea de los Estados Unidos
N.º construidos 2

El Northrop/McDonnell Douglas YF-23 fue un prototipo de avión de caza estadounidense, diseñado para la competición Advanced Tactical Fighter (ATF) llevada a cabo por la Fuerza Aérea de Estados Unidos, para obtener un caza de superioridad aérea de quinta generación. Fueron construidos dos ejemplares de YF-23, apodados Black Widow II («Viuda Negra II» en inglés) y Grey Ghost («Fantasma Gris») respectivamente. Sin embargo, perdió la competición contra el Lockheed/Boeing YF-22, que entró en producción como el F-22 Raptor.

Diseño y desarrollo[editar]

Vista lateral del YF-23.
Vista superior del YF-23.

Antecedentes[editar]

En 1981, la Fuerza Aérea pidió a nueve compañías que presentaran nuevos diseños de cazas. En 1986, la Fuerza Aérea recurrió a Lockheed y Northrop para construir y probar dos prototipos. La fecha límite fue en 1991. Los requisitos de la Fuerza Aérea eran vagos y ambiciosos.

El programa ATF fue concebido en la década de 1980, para proporcionar un reemplazo para el F-15 Eagle, en el rol principal de supremacía aérea.[1]​ En 1986, se adjudicaron contratos a las asociaciones de empresas McDonnell Douglas/Northrop y Lockheed/Boeing para que construyeran los prototipos YF-23 e YF-22, respectivamente.[2]​ Lo que se le pedí­a al ATF era bastante ambicioso:

  • Ser capaz de desarrollar velocidad de supercrucero.
  • Tener muy altas prestaciones para el combate aéreo cerrado, para poder enfrentarse a los Su-27 y MiG-29 soviéticos.
  • Muy alta furtividad, principalmente al radar pero también visual, infrarrojos y emisiones electromagnéticas (radar, radio).
  • Equipos electrónicos de última generación (radar, comunicaciones, navegación, enlaces de datos).
  • Escalabilidad para poder derivar en una caza que pudiera emplear la Armada estadounidense (programa NATF).
  • Cumplir con un lí­mite de peso en 50 000 libras y estar propulsado por motores que ofrecieran 70 000 libras de empuje, encargándose de la elección de estos la USAF.
  • El coste estimado era de 35 millones de dólares por unidad fabricada. Añadiéndose 20 millones por cada avión de gastos de I+D, calculado sobre un total de 800 aviones planeados. El F-15C costaba lo mismo y pesaba sólo 5000 libras menos.

El YF-23 fue diseñado para satisfacer las necesidades de la USAF en materias de supervivencia, capacidad de crucero supersónico (supercrucero), invisibilidad, y la facilidad de mantenimiento.[3]​ En el diseño, la mayor prioridad era la invisibilidad, tema en el que Northrop tenía bastante experiencia desde que su prototipo fue derrotado como candidato en el programa Have Blue para lo que luego sería el F-117 Nighthawk. Posteriormente, Northrop siguió adquiriendo experiencia en nuevos programas Ststealth del Pentágono, como el Tacit Blue (un prototipo que voló de 1982 a 1985, con el fin de investigar tecnologías stealth avanzadas) y el B-2 Spirit.[4]

El YF-23 era un avión de aspecto convencional con alas trapezoidales, considerable superficie ventral-alar, y cola en V. Al igual que en el B-2, las toberas de escape de los motores del YF-23 estaban revestidas con un material cerámico para absorber el calor del flujo de gases y ocultarlo de misiles infrarrojos lanzados desde abajo. El sistema de gestión de la aeronave coordinaba los movimientos de las superficies de control durante las maniobras y en vuelo estable, junto con otras funciones. La cola en V proporcionaba control en cabeceo y guiñada. Los flaps y alerones podían actuar como frenos aerodinámicos.

Características frente a su competidor[editar]

  • El YF-22 era más pequeño y ligero que el YF-23. En caso de estar equipados con los mismos motores, esto suponía peores prestaciones.
  • El mayor tamaño lo harí­a más visible que el YF-22.
  • El ala del YF-23 tenía menos ratio de aspecto, lo cual unido al menor empuje/peso le daba peores prestaciones en combate aéreo cerrado.
  • Aparentemente, el diseño era mejor en cuanto a furtividad al radar. Además, mejorando el diseño del B-2, tenía los motores colocados en la parte superior y un sistema para enfriar el aire caliente que salía de las toberas de los motores, mejorando la furtividad infrarroja.
  • En cuanto a sistemas, se tenían planeadas para el YF-23 aviónicas en sistema federado, mejor sobre el papel que el sistema integrado del F-22. El sistema federado del YF-23 estaba diseñado para en cualquier momento poder colocar piezas nuevas y modernizaciones con facilidad.
  • Con los motores Pratt & Whitney YF119, era más rápido y con mayor radio de acción que el YF-22.
  • Aparentemente, al usar componentes ya en uso, el YF-22 ofrecía la ventajas de un mayor grado de madurez en el prototipo y menores costes de fabricación y mantenimiento.[5]

Adicionalmente, Lockheed supo manejar mejor sus contactos y las técnicas de venta con su YF-22. De cara a impresionar al Mando de Combate de la USAF y a la US Navy, el YF-22 efectuó demostraciones de altos grados alfa en vuelo, llegando hasta los 60º. El YF-23 no efectuó ninguna de estas pruebas al no estar en los requerimientos del programa. El YF-22 efectuó pruebas de lanzamiento reales de misiles AIM-9 y AIM-120, tampoco exigidas en el programa. Por último, pero no menos importante, Northrop y McDonnell se habían ganado muchos enemigos en el Pentágono con los sobrecostes del programa B-2 y del cancelado A-12, lo que minaba su credibilidad en un momento en que el factor económico pesaba tanto.[6]

Prototipos YF-23[editar]

Vista frontal del 87–0801, mostrando el curvado exterior del diseño.

Aunque el YF-23 era un diseño avanzado, con el fin de reducir los costes y el tiempo de desarrollo, algunos componentes del F-15 Eagle fueron utilizados en el prototipo, incluyendo la unidad de rueda de morro y el cockpit delantero del F-15E Strike Eagle.[4][7]

Fueron construidos dos prototipos del YF-23, el primero (PAV-1) fue equipado con los motores Pratt & Whitney YF119, mientras que el segundo (PAV-2) fue equipado con los motores General Electric YF120. El YF-23 tenía tomas de aire fijas. El primer YF-23 fue presentado a la prensa el 22 de junio de 1990,[8]​ y su primer vuelo fue el 27 de agosto de 1990.[9]​ El YF-23 PAV-2 voló por primera vez el 26 de octubre de 1990.[7]

El YF-23 (PAV-1), pintado enteramente en negro, fue apodado Black Widow II (Viuda Negra II), como el caza nocturno Northrop P-61 Black Widow de la Segunda Guerra Mundial, y tenía una figura de un reloj de arena rojo en el vientre similar al que llevaba el Black Widow original. Esta marca fue vista brevemente bajo el vientre del PAV-1 antes de ser eliminada por la insistencia de los ejecutivos de Northrop.[10][11]​ El YF-23 (PAV-2), pintado en gris de superioridad aérea, fue apodado Gray Ghost (Fantasma Gris).[12]

Operadores[editar]

Bandera de Estados Unidos Estados Unidos

Historia operacional[editar]

Un YF-22 en primer plano, con un YF-23 en segundo plano.

Ambos YF-23 fueron entregados en la configuración especificada antes de que el requisito de inversión de empuje fuese abandonado. La bodega de armas se había configurado para el lanzamiento de misiles, pero ninguno fue disparado en los ensayos, a diferencia de los YF-22 de demostración de Lockheed. El YF-23 voló 50 veces, con un total de 65,2 horas acumuladas. El primer YF-23, con motores P&W, alcanzó Mach 1,43 en supercrucero el 18 de septiembre de 1990 y el segundo YF-23, con motores de GE, alcanzó Mach 1,6, el 29 de noviembre de 1990. En comparación, el YF-22 alcanzó Mach 1,58 en supercrucero.[13]​ Las pruebas de vuelo demostraron que los valores de rendimiento previstos para el Northrop YF-23 eran correctos.

El YF-22 ganó el concurso de la USAF en abril de 1991.[14]​ El diseño del YF-23 era más furtivo y el caza era más rápido, pero el YF-22 era más ágil y supuestamente menos costoso (cuestión bastante discutible en la actualidad).[15][16]​ Se ha especulado en la prensa especializada que en la elección del YF-22 también influyó que fuera visto como más adaptable a una versión navalizada para el programa de la US Navy denominado Navalized Advanced Tactical Fighter (NATF), aunque la Armada de EE.UU. abandonó el NATF unos meses más tarde.[17][18]

Después de perder la competición, ambos YF-23 fueron transferidos al Dryden Flight Research Center de la NASA, en Edwards AFB, California, sin los motores.[4][19]​ La NASA tenía previsto utilizar uno de los aviones para estudiar técnicas para la calibración de las cargas previstas en los resultados de vuelo medidos, pero esto finalmente no ocurrió.[19]

Posible resurgimiento[editar]

A finales de 2004, Northrop Grumman propuso un diseño basado en el YF-23 para el requisito de la USAF de un bombardero interino, para el que también estaban compitiendo el FB-22 y el B-1R.[20][21]​ EL YF-23 PAV-2 fue modificado por Northrop como una maqueta de tamaño natural de su propuesta de bombardero interino.[22]

El requisito de un bombardero provisional fue cancelado en favor de un requerimiento a más largo plazo de un nuevo bombardero. El mismo derivado del diseño del YF-23 podría ser adaptado para cumplir con esta nueva función. Sin embargo, las posibilidades de un bombardero mediano basado en el YF-23 se esfumaron con la Revisión Cuatrienal de Defensa del 2006, que establecía un requerimiento por un bombardero de largo alcance con un alcance mucho mayor.[23][24]

Supervivientes[editar]

Las células de ambas aeronaves permanecieron en depósito hasta mediados de 1996, cuando fueron trasladadas a distintos museos.

  • El YF-23A PAV-1 (s/n 87-0800) está ahora en exhibición en el Museo Nacional de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos en Dayton, Ohio. El avión fue puesto recientemente en exhibición después de una restauración.[25]
  • El YF-23A PAV-2 estaba en exhibición en el Museo de Vuelo del Oeste, en Hawthorne, California. En 2004,[19]​ fue cedido a Northrop Grumman y utilizado para fines de representación.[26]​ Finalmente, el avión regresará a la nueva ubicación del museo en el aeropuerto de Torrance.[27]

Especificaciones técnicas[editar]

Vista trasera de un YF-23, mostrandos sus canales de escape forrados de baldosas.


Características generales

Rendimiento

Armamento

Véase también[editar]

Aeronaves similares

Secuencias de designación

Listas relacionadas

Referencias[editar]

  1. Sweetman 1991, pp. 10–13.
  2. Goodall 1992, p. 94.
  3. "ATF procurement launches new era". Flight International, 15 November 1986. p. 10. Retrieved 25 June 2011.
  4. a b c d Winchester 2005, pp. 198–99.
  5. http://yf-23.net/comparison.html
  6. http://cazasyhelicopteros.blogspot.com/2012/07/proyectos-cancelados-de-aviones-de.html
  7. a b Jenkins and Landis 2008, p. 237.
  8. "YF-23 roll out marks ATF debut." Flight International, 27 June – 3 July 1990. p. 5. Retrieved 24 June 2011.
  9. Goodall 1992, p. 99.
  10. Goodall 1992, p. 120.
  11. Miller 2005, p. 37.
  12. Pace 1999, p. 50c.
  13. Goodall 1992, pp. 102–103.
  14. Jenkins and Landis 2008, p. 234.
  15. Goodall 1992, p. 110.
  16. Sweetman 1991, p. 55.
  17. Miller 2005, p. 76.
  18. Williams 2002, p. 6.
  19. a b c "YF-23." NASA Dryden Flight Research Center, 20 January 1996. Retrieved: 25 June 2011.
  20. Hebert, Adam J. "Long-Range Strike in a Hurry." Air Force magazine, November 2004. Retrieved: 24 June 2011.
  21. "YF-23 re-emerges for surprise bid". Flight International, 13 July 2004.
  22. Miller 2005, pp. 38–39.
  23. "Quadrennial Defense Review Report." U.S. Department of Defense, 6 February 2006. Retrieved 25 June 2011.
  24. Hebert, Adam J. "The 2018 Bomber and Its Friends." Air Force magazine, October 2006. Retrieved 24 June 2011.
  25. "Northrop-McDonnell Douglas YF-23A Black Widow II". National Museum of the U.S. Air Force, 6 November 2015. Retrieved 27 February 2016.
  26. Miller 2005, p. 39.
  27. "Static Displays"; "Northrop YF-23A 'Black Widow II'". Western Museum of Flight. Retrieved 31 August 2011.
  28. a b Sweetman 1991, pp. 42–43.

Bibliografía[editar]

  • Aronstein, David C. and Michael J. Hirschberg. Advanced Tactical Fighter to F-22 Raptor: Origins of the 21st Century Air Dominance Fighter. Arlington, Virginia: AIAA (American Institute of Aeronautics & Astronautics), 1998. ISBN 978-1-56347-282-4.
  • Goodall, James C. "The Lockheed YF-22 and Northrop YF-23 Advanced Tactical Fighters". America's Stealth Fighters and Bombers, B-2, F-117, YF-22, and YF-23. St. Paul, Minnesota: Motorbooks International Publishing, 1992. ISBN 0-87938-609-6.
  • Jenkins, Dennis R. and Tony R. Landis. Experimental & Prototype U.S. Air Force Jet Fighters. North Branch, Minnesota: Specialty Press, 2008. ISBN 978-1-58007-111-6.
  • Miller, Jay. Lockheed Martin F/A-22 Raptor, Stealth Fighter. Hinckley, UK: Midland Publishing, 2005. ISBN 1-85780-158-X.
  • Pace, Steve. F-22 Raptor. New York: McGraw-Hill, 1999. ISBN 0-07-134271-0.
  • Sweetman, Bill. YF-22 and YF-23 Advanced Tactical Fighters. St. Paul, Minnesota: Motorbooks International Publishing, 1991. ISBN 0-87938-505-7.
  • Williams, Mel, ed. "Lockheed Martin F-22A Raptor", Superfighters: The Next Generation of Combat Aircraft. London: AIRtime Publishing, 2002. ISBN 1-880588-53-6.
  • Winchester, Jim, ed. "Northrop/McDonnell Douglas YF-23", Concept Aircraft. Rochester, Kent, UK: Grange Books, 2005. ISBN 1-84013-809-2.

Enlaces externos[editar]