Norma Baylon

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Norma Baylon
Trophy (transp. Simón Bolívar Cup).png Olimpia de Oro en 1962
Norma Baylon 2014.JPG
Baylon durante una serie de Fed Cup en febrero de 2014
Fecha de nacimiento 9 de noviembre de 1942 (76 años)
Retiro 1967
Brazo hábil Izquierdo
Individuales
Resultados de Grand Slam
Roland Garros Cuartos de final 1965
Wimbledon Cuartos de final 1964
Abierto de EE. UU. Cuartos de final 1965 y 1966
Dobles
Resultados de Grand Slam
Roland Garros Finalista 1964

Norma Baylon (Buenos Aires, 9 de noviembre de 1942[1]​) es una ex tenista profesional argentina que llegó a estar entre las 5 mejores jugadoras del mundo en la década de 1960.

Carrera[editar]

En 1956 y 1957 fue bicampeona de menores, y cinco años más tarde, en 1962 dio un gran paso al ganar el Abierto de la República, en Buenos Aires. En la semifinal venció a la sudafricana Renée Schuurman, quien para entonces era la Nº5 del mundo, 0-6, 6-3,6-0. Luego en la final le ganó a la checa Věra Suková quien venía de ser finalista en Wimbledon, y fue la checa quien la invitó a jugar en el circuito de dobles con ella.[2]

Ese año fue reconocida en su país cuando se le otorgó el Olimpia de Oro, y además fue la primera mujer en lograr ese reconocimiento.[3]​ El año siguiente llegó hasta la cuarta ronda de Roland Garros donde perdió con Lesley Turner 6-3,6-2. También llegó a la misma instancia en Wimbledon, allí se enfrentó a Margaret Smith con quien perdió por 6-3, 6-3. Norma se volvería a enfrentar en varias oportunidades con la australiana Smith quien sería su principal rival en toda su carrera.

Luego fue finalista de dobles femeninos en Torneo de Roland Garros de 1964. Su pareja en ese torneo fue Helga Schultze, sin embargo en esa instancia fueron vencidas por Margaret Smith y Lesley Turner por 6-3 6-1. Ese año también es derrotada por Smith en cuartos de final de Wimbledon quien llegó a ponerse 6-0, 2-0 antes del abandono de Baylon.

Su siguiente participación en Wimbledon de 1965 tampoco fue buena, debido a que cayó en segunda ronda, como también había caído en el Abierto de Australia de ese mismo año. En Roland Garros pudo ir un poco más allá, sin embargo la australiana Margareth Smith le volvió a truncar la participación en cuartos de final. También participó en el Abierto de Estados Unidos por primera vez en su carrera donde cayó en cuartos de final contra Nancy Richey. Más allá de estos resultados esa temporada Baylon se coronó campeona en singles y dobles en Múnich y en Gstaad sólo en dobles.

El año siguiente volvió a llegar hasta la misma instancia el grand slam inglés, pero allí no pudo ser más que la brasileña Maria Bueno, otra de las destacadas tenistas femeninas de la época, quien venía de ser campeona en tres oportunidades de esa competición y volvería a coronarse en esa oportunidad. Mientras que en dobles, y junto con la sudafricana Annette Van Zyl se coronó en el Abierto de Roma de ese año tras ganarle a la pareja compuesta por Ann Haydon-Jones y Elizabeth Starkie por 6-3, 1-6, 6-2.[3]

También ganó la triple corona (individuales, dobles y dobles mixtos) en los seis torneos del circuito del Caribe, venció en Kitzbühel y obtuvo 10 títulos en dobles, llegando al 4.º puesto en el ranking mundial en 1966.[2]​ Sin embargo en 1967 decidió alejarse del tenis repentinamente luego de su casamiento.[4]

Biografía[editar]

Su interés por el tenis se despertó en ella a muy temprana edad. Olindo Baylon, su padre, la asoció al Buenos Aires Lawn Tennis Club luego de que la puerta de un mueble de la casa quedara destruida por los pelotazos de la pequeña Norma.[4]

Bueno, yo empecé a "jugar" a los tres años con una paleta y una pelota de ping-pong frente a la puerta del placard de la casa de mis padres, en Belgrano. Hasta que mi mamá se cansó y le dijo a mi papá "Comprale una raqueta a la nena porque ya me tiene cansada con el tiqui tiqui". Y a los cinco años me compraron mi primera raqueta que, si no me equivoco era una Sarina, de esas que ya no existen

Norma Baylon[2]

Respecto de sus estadías en Europa, Norma manifestó que si bien extrañaba porque pasaba desde principios de enero hasta fines de octubre "se lo tomaba natural":

A mi madre le gustaba mucho Wimbledon y se quedaba un mes conmigo. Además mi abuelo vivía en un pueblito en las montañas cerca de Munich, y ahí yo mandaba todos mis premios. Después él armaba una caja de madera y me enviaba por barco todo lo que había juntado

Norma Baylon[2]

Se casó en 1967 con el tenista peruano Bartolomé Puiggros, con quien tuvo tres hijos,[3]​ motivo por el cual residió durante 25 años en Perú.[4]

En 1988 tuvo la oportunidad de ser jueza en los Juegos Olímpicos de Seúl en los que Gabriela Sabatini obtuvo la medalla de plata.[5]

Más tarde en 1993, regresó a Argentina, y se desempeñó como coordinadora del programa de tenis para discapacitados de la Asociación Argentina de Tenis.

Referencias[editar]

  1. Andersen, Roberto; Puppo, Eduardo (2012). «XI. Norma Baylon». Historia del tenis en la Argentina. Tomo II. p. 794. 
  2. a b c d Gutiérrez, Miguel Ángel. Revista Grip. octubre 2006: 60-63. 
  3. a b c Fernando Soriano para Clarín Deportivo (24 de febrero de 2000). «Tenis por la vida». Consultado el 9 de octubre de 2013. 
  4. a b c Clarín Deportivo (2005). «1. El deporte blanco». En Clarín. Ayer y hoy. El gran tenis argentino. p. 14. ISBN 950-782-682-3. 
  5. Cynthia García para el concurso "Los olvidados del deporte" (1996). «La pionera del tenis argentino». Consultado el 8 de octubre de 2013. 

Enlaces externos[editar]