Nombre artístico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Un nombre artístico es un seudónimo utilizado por artistas y personalidades, en especial por músicos, actores, escritores y celebridades en general, con el fin de proteger la propia identidad en lugar de apodo o alias, expresar un determinado concepto con el alias o reemplazar un nombre de nacimiento poco llamativo.

Motivos para el cambio[editar]

Comúnmente en el mundo de la música, y en especial del hard rock y el hip-hop, los músicos se llaman a sí mismos con nombres más amenazantes que sus nombres de nacimiento. Hay ejemplos como Slash, Sting, Varg Vikernes, Nivek Ogre, Inklei, Dimebag Darrell, Trey Azagthoth, Jerry Only, Vintersorg y Doyle Wolfgang von Frankenstein. Prince, Donna Summer, Lady Gaga y P!nk. Todos los miembros de la banda de punk Ramones tomaron el apellido Ramone pese a venir de distintas familias.

Los artistas intérpretes suelen tener un nombre artístico debido a que su nombre real es considerado poco atractivo, o difícil de pronunciar y escribir. También porque ha sido utilizado por otra persona. A veces, un artista adopta un nombre artístico que es inusual o descabellado para atraer la atención. Otros artistas, como Lady Gaga (nacida Stephanie Germanotta), utilizan un nombre artístico para atraer la atención del público.

Motivos de privacidad[editar]

El principal motivo para el uso de seudónimos es la privacidad, y así evitar situaciones molestas como acoso por parte de fanáticos, acoso por parte de periodistas quienes fácilmente pueden encontrar información personal con el nombre real de la persona; por ejemplo, pueden encontrar el domicilio revisando la institución encargada de resguardar los registros de patrimonio u obteniendo la acta de nacimiento por medio del registro civil; también evitar el acoso del gobierno, el cual históricamente ha perseguido a los artistas por no comulgar con la ideología del Estado; así como también evitar el acoso de las instituciones dominantes, no necesariamente pertenecientes al Estado, como por ejemplo la Iglesia; o el capitalismo empresarial y sus organizaciones empresariales, quienes históricamente también han acosado a los artistas críticos que no comulgan con la ideología capitalista.

Motivos familiares[editar]

Algunas personas que están relacionadas con una celebridad toman diferentes apellidos de manera que no se perciba que han recibido beneficios indebidos de su relación familiar, manteniendo distancia de la persona cuyo apellido cobró notoriedad. Ejemplos de estos son Nicolas Cage (nombre real Nicholas Coppola, sobrino de Francis Ford Coppola) y Mike McGear (hermano de Paul McCartney). Por el contrario, las personas que deseen recibir beneficios de las conexiones de su familia pueden tomar el nombre o apellido. Por ejemplo Emilio Estévez optó por el apellido de su padre, Martin Sheen, en su nombre profesional, y utiliza su nombre de nacimiento. Otro caso es el de Miguel Bosé (nacido Miguel González Bosé y modificado a Miguel Dominguín Bosé), que cambió legalmente su nombre adoptando el apellido artístico de su madre, Lucia Bosé (Lucia Borloni) y el de su padre, Luis Miguel Dominguín (Luis Miguel González).

Motivos étnicos[editar]

En el pasado, un nombre artístico se utilizaba a menudo cuando un artista tenía un nombre que podía ser relacionado con una etnia que sufría discriminación. Uno de los más famosos ejemplos es el cantante de Queen, Freddie Mercury, quien nació como Farooksh Bulsara. Su cambio de nombre fue en parte para ocultar su herencia cultural parsi. Los italoamericanos también acostumbraban a cambiar sus apellidos y hasta sus nombres completos, la actriz Bernadette Peters, quien nació con el nombre de Bernadette Lazzara, cambió su nombre para no ser etiqueta como una típica chica italiana de Nueva York. Similarmente y un caso aún más famoso, fue el de Steven Tyler de Aerosmith el cual cambió su nombre original Stephen Victor Tallarico; con la única intención "Para promocionarse mejor en la escena del rock".

Históricamente, los judíos en Hollywood fueron animados a cambiar sus nombres para evitar una posible discriminación. Esto ocurre aún en algunos casos (Jon Stewart -Jonathan Stuart Leibowitz-, Brad Garrett -Bradley H. Gerstenfeld,- Winona Ryder -Winona Laura Horowitz-, Natalie Portman -Natalie Hershlag-, por ejemplo), pero la creciente aceptación de los artistas con diferentes etnias ha hecho menos frecuente este fenómeno. Ramón Estévez cambió su nombre por el de Martin Sheen, debido a que esperaba una mejor recepción para un nombre irlandés que un nombre hispano; su hijo Carlos Irwin Estévez ahora es llamado Charlie Sheen, mientras que Emilio Estévez no cambio su nombre. Otro caso fue el del legendario actor Anthony Quinn, cuyo nombre original era Antonio Rodolfo Quinn Oaxaca, también es el caso de la afamada actriz Rita Hayworth, nacida como Margarita Carmen Cansino.

Motivos legales[editar]

Los gremios y asociaciones que representan a los actores, como el Screen Actors Guild en Estados Unidos, y el Equity en el Reino Unido, se establece que no puede haber dos miembros con un nombre profesional idéntico. Un actor cuyo nombre ya se ha adoptado debe elegir un nuevo nombre. Entre los ejemplos notables incluyen Nathan Lane —cuyo nombre de nacimiento, Joseph Lane, ya estaba en uso—, Stewart Granger —cuyo nombre de nacimiento era James Stewart—, Katy Perry (cuyo nombre original es Katy Hudson pero lo cambió para no ser confundida con la actriz Kate Hudson) y Michael Keaton —cuyo nombre de nacimiento era Michael Douglas—. Este último eligió el apellido Keaton simplemente porque era un admirador de la actriz Diane Keaton (nacida como Diane Hall), quien a su vez se había cambiado el nombre.

Un artista puede cambiar su nombre si lo comparte con alguna personalidad. Albert Brooks, originalmente Albert Einstein, cambió su nombre para no ser confundido con el famoso físico.

También el cambio puede deberse a cambios de estado civil. Así, por ejemplo, la cantante Lily Allen pasó a usar el nombre de Lily Rose Cooper tras casarse con el diseñador Sam Cooper.[1]

Motivos comerciales[editar]

También puede suceder que en ciertos eventos algunos artistas usen seudónimos por razones contractuales. Por ejemplo, Michael Jackson prestó su voz para el episodio de Los Simpson, Stark Raving Dad, emitido en septiembre de 1991 en EE. UU., utilizando el nombre de John Jay Smith.[2] [3]

Otro caso es el del cantante Prince, quien debido a problemas con su casa disquera dejó de utilizar el nombre pasando a usar en su lugar un símbolo indescifrable, lo que obligaba a llamarlo de varias maneras, como The Artist Formerly Known As Prince ("el artista antes conocido como Prince").[4]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]