Nissan Fairlady Z

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Nissan 240Z (Fairlady Z)
LegendZCAR

Datos generales
Fabricante Nissan
Diseñador Yoshihiko Matsuo
Fábricas Hiratsuka, Kanagawa, Japón.
Período 1969 - 1978
Configuración
Tipo Automóvil deportivo
Carrocerías Cupé dos puertas
Descapotable dos puertas
Dimensiones
Dimensiones 4303 / 1816 / 1324 / 2649 mm
Planta motriz
Motor 2.4 L L24
2.6 L L26
2.8 L L28 SOHC I6
Otros modelos
Similares Porsche 911 T
Jaguar E-Type
Toyota Celica
Predecesor Datsun Sports
Sucesor Nissan 280 ZX

El Nissan S30 o Nissan Z29 (vendido en Japón como el Nissan Fairlady Z y en otros mercados como el Datsun 240Z y después como el 260Z y 280Z) fue el primer automóvil de la serie Z de 2 asientos producido por Nissan Motors, Ltd. de Japón desde 1969 a 1978. Fue diseñado por un equipo liderado por Yoshihiko Matsuo, la cabeza de los Estudios de Diseño de Estilos de Autos Deportivos. HLS30 fue la designación del modelo de automóvil con volante a la izquierda y HS30 para el de mano derecha, también disponible con volante derecho.

Historia[editar]

Nissan llega al mercado norteamericano en 1958, bajo la marca Datsun. Y con la intención de sustituir al Datsun Fairlady, contrata al diseñador Albrecht Von Goertz (creador del BMW 507), quien le da idea a Nissan de crear un deportivo de mayor tamaño que el mencionado Fairlady. Por lo que se trabajó en el diseño del vehículo, y para la parte mecánica, Nissan se asocia con Yamaha. El resultado es el Yamaha YX-30 de 1961. Un automóvil que los ejecutivos de Nissan lo vieron, como un halo que mejoraría la imagen de su marca para con los consumidores. Pero 3 años, después en 1964, se dieron cuenta que el motor DOHC de 2.0 que desarrolló Yamaha no cumplía con las expectativas, por lo que el proyecto fue cancelado, y Goertz despedido. Yamaha crearía un prototipo que le sería presentado a Toyota, en el cual se convertiría en el Toyota 2000GT.

Yukata Katayama (presidente de Nissan USA en ese momento), se dio cuenta de la importancia de un automovil asequible pero deportivo. El Datsun Fairlady, ya había cosechado mucho éxito durante años, que por su precio económico y fiabilidad competía fácilmente contra los roadsters ingleses e italianos. Pero la popularidad de los GT, dejaba obsoleto a los pequeños deportivos ligeros.

Apoyados por el éxito del Datsun 510, Katayama contrata al diseñador de coches Yoshihiko Matsuo