Nicasio Álvarez de Cienfuegos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Nicasio Álvarez de Cienfuegos
Información personal
Nacimiento 14 de diciembre de 1764 Ver y modificar los datos en Wikidata
Madrid (España) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 30 de junio de 1809 Ver y modificar los datos en Wikidata
Orthez (Francia) Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española
Educación
Educado en Universidad de Salamanca Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Escritor, periodista y poeta Ver y modificar los datos en Wikidata
Miembro de Real Academia Española Ver y modificar los datos en Wikidata

Nicasio Álvarez de Cienfuegos (Madrid, diciembre de 1764 - Orthez, Francia, 30 de junio de 1809), escritor, periodista, poeta y dramaturgo español, de familia asturiana.

Biografía[editar]

Estudió en los Reales Estudios de San Isidro, y derecho en las Universidades de Oñate y en la de Salamanca. En esta última conoció a Juan Meléndez Valdés, que lo inició en la poesía, si bien la inspiración de Cienfuegos es más intelectual que sensual. De vuelta en Madrid ejerció de abogado y se hizo amigo de Manuel José Quintana, el gran poeta cívico. A la vez publicó sus versos y tragedias. Trabajó también como periodista y llegó a ser oficial de la Secretaria de Estado, ingresando además en la Real Academia Española y en la Orden de Carlos III. Su actitud ante los invasores franceses durante la Guerra de la Independencia causó que fuera llevado como rehén a Francia, donde murió afectado de tuberculosis.

Obra[editar]

Aunque fue influido por el Neoclasicismo, es considerado como una de las principales figuras de la transición hacia el Romanticismo; poseía además una decidida conciencia social, pues creyó en una fraternidad y hermandad universal de la misma manera que Cicerón y en la función de la caridad dentro del orden social, como muestra su poema En alabanza de un carpintero llamado Alfonso. La defensa de las clases trabajadoras que en esta obra hace ha sido vista como un patente ejemplo de la mentalidad prerromántica. Su lírica posee una vertiente anacreóntica que para más en lo moral que en lo sensual. Intenta renovar la anquilosada adjetivación neoclásica (letargoso olvido, selvosas espesuras, musgoso frescor) y le preocupa el lenguaje y el ritmo en sus poemas, pero no logra deshacerse del impostado lenguaje neoclásico, que resulta retórico y falso.

Escribió también para el teatro; cultivó la tragedia en Pitaco, Idomeneo, Zoraida y La Condesa de Castilla, que fue la obra con que se dio a conocer como literato. También escribió comedia, como Las hermanas generosas, de un solo acto.

Enlaces externos[editar]