Neville Chamberlain

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Neville Chamberlain
Neville Chamberlain by William Orpen - 1929.jpg
Chamberlain en 1929

Royal Coat of Arms of the United Kingdom (HM Government).svg
Primer ministro del Reino Unido
28 de mayo de 1937-10 de mayo de 1940
Monarca Jorge VI
Predecesor Stanley Baldwin
Sucesor Winston Churchill

Datos personales
Nacimiento 18 de marzo de 1869
Bandera del Reino Unido Birmingham
Fallecimiento 9 de noviembre de 1940 (71 años)
Bandera del Reino Unido Heckfield, Hampshire
Partido Conservador
Cónyuge Anne de Vere Cole
Ocupación Político
Alma máter Mason Science College
Tratamiento The Right Hon.
Religión Unitarismo

Neville Chamberlain Signature 2.svg
Firma de Neville Chamberlain

[editar datos en Wikidata]

Arthur Neville Chamberlain /ˈɑːθə ˈnɛvɪl ˈtʃeɪmbəlɪn/ (Birmingham, 18 de marzo de 1869 - Heckfield, 9 de noviembre de 1940) fue un político conservador británico, Primer Ministro del Reino Unido entre el 28 de mayo de 1937 y el 10 de mayo de 1940. Es famoso por su política de apaciguamiento con respecto a la Alemania nazi y la Conferencia de Múnich de 1938.

Biografía[editar]

Carrera política[editar]

Era el hijo menor de Joseph Chamberlain, secretario de estado para las colonias y uno de los líderes de la rama liberal "unionistas" que se unieron al Partido Conservador. Joseph Chamberlain fue uno de los políticos más conocidos a finales del siglo XIX por su política abiertamente imperialista. También su hermanastro Joseph Austen Chamberlain se dedicó a la política, llegando a ser presidente de la Cámara de los Comunes, ministro y jefe del Partido Conservador.

Los inicios de Arthur en política fueron bastante tardíos, puesto que accedió a ella tras una próspera carrera en el mundo de los negocios, que incluyó seis años de su juventud dirigendo una plantación de sisal en la isla Andros del archipiélago de las Bahamas, entonces colonia británica. Su primera misión, al igual que había sucedido con su padre, la de alcalde de Birmingham (1915).

En 1918 es elegido diputado por el Partido Conservador, y entre 1923-24 desempeñó por primera vez el cargo de Ministro de Hacienda. En 1924 cambió de ministerio y pasó a ser el responsable de Sanidad, cargo que desempeñaría hasta 1929.

Dos años más tarde fue nombrado para el importante cargo de Ministro de Hacienda (Chancellor of the Exchequer) de nuevo, cargo que ocuparía hasta 1937. Chamberlain afrontó la severa crisis económica de la década de 1930 con medidas abiertamente proteccionistas, tratando de evitar el descontento de la clase obrera británica y evitando la competencia extranjera a la industria local.

Primer ministro[editar]

En 1937 accede a la jefatura del Partido Conservador y al cargo de primer ministro, sucediendo a Stanley Baldwin. Su nombre históricamente quedará ligado a su política exterior, en lo que se llamó «appeasement» (apaciguamiento), que pretendía contemporizar con las políticas expansionistas de Adolf Hitler y Benito Mussolini, cediendo a la mayor parte de sus exigencias para así evitar un conflicto generalizado en Europa.

De ese modo, Chamberlain pretendía salvaguardar la paz mundial a largo plazo, considerando que pequeñas cesiones en favor de los dictadores fascistas les disuadirían de enfrentarse bélicamente con las democracias. De este modo, el gabinete de Chamberlain evitó críticas a la Italia fascista por su invasión de Abisinia y se mostró dispuesto a reconocer la legalidad de esta anexión; a inicios de 1938 rehusó tomar medidas contra el Tercer Reich después que éste se anexara Austria pese a que este acto constituía una clara violación al Tratado de Versalles.

Chamberlain en 1917, como coordinador de servicios para la guerra.

Asimismo, Chamberlain mantuvo la neutralidad del Reino Unido en la Guerra Civil Española y desalentó cualquier intervención de Francia contra el bando franquista, apostando por un rápido fin de la guerra sin importar mucho cuál fuese el vencedor. Conforme a ello Chamberlain reconoció al gobierno del general Franco el 26 de febrero de 1939, recibiendo duras críticas del diputado laborista Clement Attlee.[1]

La culminación de esta política fue la Crisis de los Sudetes cuando la Alemania nazi pretendió anexionarse la región checoslovaca de los Sudetes mediante una agresiva campaña de propaganda y violencias de los alemanes étnicos de dicha región contra las autoridades checoslovacas. Para resolver la crisis se ejecutó la la Conferencia de Múnich de 1938 (del 27 al 30 de setiembre), donde Chamberlain trató primeramente que Hitler renunciara a sus pretensiones, pero cuando el líder nazi indicó que mantendría su presión sobre Checoslovaquia a toda costa, Chamberlain prefirió plegarse a la demanda alemana.

Así, Chamberlain aseguró a Hitler que Gran Bretaña no intervendría en favor de Checoslovaquia, lo cual arrastró al presidente francés, Edouard Daladier, a manifestar que Francia seguiría tal ejemplo: franceses y británicos presionarían posteriormente al régimen de Praga a aceptar las demandas alemanas en tanto los checoslovacos no contarían con ayuda bélica de sus teóricos aliados francobritánicos, lo cual precipitó la renuncia del presidente checoslovaco Edvard Beneš.

Ante ello, Chamberlain justificó su posición ante la opinión pública británica señalando que "sería terrible para nosotros prepararnos para una guerra motivada por un pueblo lejano y por gentes de las que nada sabemos". El 1 de octubre, retornando a Londres, Chamberlain fue celebrado por la prensa como "el hombre que traía la paz bajo el brazo" y el mismo Chamberlain declaró llevar "la paz para nuestro tiempo" (peace for our time).

Este evento le ganó, no obstante, la severa crítica de su amigo personal Winston Churchill, quien condenaba la cesión británica a las presiones nazis, y peor aún que ello implicase perder definitivamente un aliado valioso en Europa Central como Checoslovaquia, además que Churchill no creía que ésta fuera la "última reivindicación" territorial de Hitler, por lo cual señaló: "A nuestra patria se le ofreció entre la humillación y la guerra. Ya aceptamos la humillación y ahora tendremos la guerra".

Sin embargo, la invasión alemana de Checoslovaquia del 15 de marzo de 1939 hace modificar a Chamberlain su política por completo, favoreciendo a partir de ese momento la industria armamentística británica y preparando al país para una posible guerra contra el Tercer Reich. Acordó con Francia el 31 de marzo de 1939 garantizar militarmente la integridad de Polonia, luchando por llegar a acuerdos de ayuda bélica con Rumania y la Unión Soviética contra Alemania, pero la desconfianza de Chamberlain hacia Stalin y sus dudas sobre la real capacidad del Ejército Rojo tras las severas purgas de 1935-1936 dejaron sin resultado tales pactos, a lo cual se sumó la creciente influencia ítaloalemana en la política interna de Rumania.

Debido a las garantías francobritánicas, el 3 de septiembre de 1939 Gran Bretaña declaró la guerra a Alemania al invadir ésta Polonia, pero esto no se tradujo en una inmediata respuesta militar británica hasta el día cuando Alemania invadió Dinamarca y Noruega el 9 de abril de 1940. Sin embargo, el completo fracaso de la expedición británica para socorrer Noruega en mayo de 1940 hará que sea cuestionado. Las derrotas terrestres y navales británicas en Noruega y su débil salud hacen que Chamberlain dimita el 9 de mayo, un día antes que Alemania invada Francia, Bélgica y Holanda.

Fue sustituido el 10 de mayo por otro conservador, Winston Churchill, a quien Chamberlain siempre apoyó desde la presidencia del Consejo de Estado. Chamberlain participó en el gabinete de Churchill animando el esfuerzo bélico y rechazando toda opción de pactar una paz con Alemania, pero igualmente tuvo que renunciar en agosto de 1940 por problemas de salud.

Legado[editar]

Pese su apoyo a Churchill, su actividad en el poder fue sujeta a severas censuras desde setiembre de 1939 al considerarse "inútiles y humillantes" las concesiones dadas por Gran Bretaña al Tercer Reich, siendo que graves sucesos bélicos como la Batalla de Inglaterra dañaron aún más el prestigio de Chamberlain entre la opinión pública de su patria. Inclusive las "Memorias" de su amigo Winston Churchill (escritas después de 1945) mostraron a Neville Chamberlain como un personaje inteligente y bienintencionado pero fatalmente ciego y débil ante el expansonismo nazi, sin ahorrar críticas a su "imprudencia".

Chamberlain murió de cáncer justamente seis meses después de haber renunciado como primer ministro, el 9 de noviembre de 1940.

Fuentes[editar]

  • Frank McDonough: Neville Chamberlain, appeasement, and the British road to war. Manchester University Press, 1998, ISBN 0-7190-4832-X.
  • Frank McDonough: Hitler, Chamberlain and appeasement (Cambridge Perspectives in History). Cambridge University Press, 2002, ISBN 0-521-00048-3.

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Arthur Griffith-Boscawen
Royal Coat of Arms of the United Kingdom (HM Government).svg
Ministro de Salud del Reino Unido

1923
Sucesor:
William Joynson-Hicks
Predecesor:
Stanley Baldwin
Royal Coat of Arms of the United Kingdom (HM Government).svg
Ministro de Hacienda del Reino Unido

1923-1924
Sucesor:
Philip Snowden
Predecesor:
John Wheatley
Royal Coat of Arms of the United Kingdom (HM Government).svg
Ministro de Salud del Reino Unido

1924-1929
Sucesor:
Arthur Greenwood
Predecesor:
Arthur Greenwood
Royal Coat of Arms of the United Kingdom (HM Government).svg
Ministro de Salud del Reino Unido

1931
Sucesor:
Edward Hilton Young
Predecesor:
Philip Snowden
Royal Coat of Arms of the United Kingdom (HM Government).svg
Ministro de Hacienda del Reino Unido

1931-1937
Sucesor:
John Simon
Predecesor:
Stanley Baldwin

Líder del Partido Conservador

1937-1940
Sucesor:
Winston Churchill
Predecesor:
Stanley Baldwin
Royal Coat of Arms of the United Kingdom (HM Government).svg
Primer ministro del Reino Unido

1937-1940
Sucesor:
Winston Churchill
Predecesor:
James Stanhope
Royal Coat of Arms of the United Kingdom (HM Government).svg
Lord Presidente del Consejo

1940
Sucesor:
John Anderson