Nanotyrannus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Nanotyrannus
Rango temporal: 68,5 Ma-66 Ma
Cretácico Superior
Nanotyrannus lancensis TQWR 400.JPG
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Reptilia
Superorden: Dinosauria
Orden: Saurischia
Suborden: Theropoda
Infraorden: Coelurosauria
Superfamilia: Tyrannosauroidea
Familia: Tyrannosauridae
Subfamilia: Tyrannosaurinae
Género: Nanotyrannus
(Gilmore, 1946 [originalmente Gorgosaurus])
Especie: N. lancensis
Bakker, Currie & Williams, 1988
Sinonimia

Nanotyrannus ("tirano diminuto") es un género representado por una única especie de dinosaurios terópodo tiranosáurido, que vivió a finales del período Cretácico, hace aproximadamente 70 millones de años, en el Mastrichtiano, en lo que hoy es Norteamérica.

Descripción[editar]

Molde de un esqueleto de Nanotyrannus lancensis en el Rocky Mountain Dinosaur Resource Center.

Nanotyrannus es el tiranosáurido más pequeño que se conoce, puesto que solo medía alrededor 5,5 metros de longitud y 2 de altura, un tercio del tamaño del Tyrannosaurus. En general tenía las características de cualquier tiranosáurido del Cretácico, cabeza chata y media cuadrada media cerca de los 60 centímetros, garras y dientes afilados, cuerpo poco liviano, con un peso de alrededor de 900 kg, brazos cortos, piernas y patas largas. Bakker sostiene que Nanotyrannus cazaba en manadas. Dientes de múltiples Nanotyrannus han sido encontrados en huesos de herbívoros.[1]

Historia[editar]

Representado solo por un pequeño cráneo (número de catálogo CMN 7541), descubierto por Charles W. Gilmore en 1942 y descrito en 1946 como un espécimen de Gorgosaurus lancensis, también conocido como Albertosaurus lancensis.[2] En 1988, el espécimen fue redescrito por Robert T. Bakker, Phil Currie, y Michael Williams, el curador principal del Museo de Historia Natural de Cleveland, donde el espécimen original está depositado y exhibido. La investigación inicial indicó que los huesos del cráneo estaban fusionados, y que por lo tanto representa un espécimen adulto. A la luz de esto, Bakker y sus colegas asignaron al cráneo un nuevo género, llamándolo Nanotyrannus por su tamaño relativamente pequeño.[3] Sin embargo, trabajos subsecuentes han sembrado dudas sobre su clasificación y algunos paleontólogos ya no lo consideran un género propio, puesto que el fósil era contemporáneo del Tyrannosaurus rex. Un detallado análisis del espécimen hecho por Thomas Carr en 1999[4] indicó que este espécimen era de hecho un juvenil, llevando a Carr y a muchos paleontólogos lo consideran ahora como un ejemplar joven de Tyrannosaurus rex, especialmente desde el descubrimiento en 2001 de un nuevo espécimen de Nanotyrannus, apodado "Jane" (número de catálogo BMRP 2002.4.1).

Réplica del cráneo del Nanotyrannus llamado "Jane".

En 2005, una conferencia sobre los tiranosáuridos, sostenida en el Museo de Historia Natural de Burpee, se enfocó en la validez del Nanotyrannus como género. Muchos paleontólogos, como Phil Currie y Donald M. Henderson, que examinaron a Jane concluyeron que el Nanotyrannus fue un T. rex juvenil o una especie muy cercana.[5] [6] Otros, como Peter Larson, continúan apoyando un género separado para Nanotyrannus.[7] El estudio científico de Jane, que publicarán Bakker, Larson, y Currie, puede ayudar a determinar si Nanotyrannus pertenece a un género propio, es un nuevo género y especie de tiranosáurido, o simplemente un Tyrannosaurus rex joven.[8]

El más reciente hallazgo consiste de un fósil de un tiranosáurido completo que fue hallado en Montana en 2006 junto a un enorme casmosaurino sin identificar. Peter Larson ha sugerido que este sería otro espécimen de Nanotyrannus. Los dientes incrustados en el tejido blando del ceratopsiano implican un comportamiento depredador, y parece tener extensas impresiones de piel escamosa similares a las encontradas en algunos ejemplares de Tyrannosaurus, y es notablemente mayor que los especímenes conocidos hasta ahora, comparable en tamaño a Albertosaurus. Este hallazgo queda pendiente de estudios más detallados.[9]

Diferencias con Tyrannosaurus rex[editar]

Réplica del cráneo del holotipo de Nanotyrannus.

Las principales diferencias que algunos científicos han usado para distinguir a Nanotyrannus lancensis de Tyrannosaurus rex están relacionadas sobre todo al número de dientes. Nanotyrannus poseía más dientes en sus mandíbulas superior e inferior que un Tyrannosaurus adulto. N. lancensis tenía 14 a 15 dientes de cada lado de la mandíbula superior (maxilar) y 16 dientes en cada lado de la inferior (dentario). T. rex, por su parte, tenía 11-12 dientes posicionados en su mandíbula superior y 11-14 en la inferior. Las implicaciones exactas de esta diferencia en el número de dientes ha sido controversial. En su estudio de 1999 sobre los patrones de crecimiento de los tiranosáuridos, Carr mostró que en Gorgosaurus libratus, el número de dientes decrecía conforme el animal se desarrollaba, y él usó estos datos para apoyar la hipótesis de que N. lancensis es simplemente un T. rex joven.[4] El equipo de científicos que estudió el crecimiento en su pariente Tarbosaurus bataar encontró poca o ninguna reducción en el número de dientes en el crecimiento de la especie, incluso aunque disponían de especímenes mucho más jóvenes de lo que serían los de Nanotyrannus. Estos investigadores también notaron que tanto en Tyrannosaurus como en Gorgosaurus habían significativas diferencias en el número de dientes entre individuos de las mismas edades, y que el número de dientes por lo tanto puede variar por factores individuales no relacionados con el crecimiento.[10] Un cráneo de un Tarbosaurus juvenil descubierto en 2006 exhibe el mismo número de dientes que los cráneos adultos de Tarbosaurus, apoyando la idea de que Nanotyrannus es un género diferente.[10]

Otra diferencia citada por quienes apoyan la validez de N. lancensis es la presencia de un pequeño foramen, un agujero en el hueso cuadratoyugal, que está situado en la esquina posterior del cráneo. Tanto el holotipo como el ejemplar "Jane" poseen este rasgo, lo que sugiere que no es una deformidad, y además no es conocido en ningún espécimen de tiranosáurido adulto. Es posible de nuevo que esta sea una variable individual, o que se perdiera durante el paso a la adultez, aunque los estudios de otros tiranosáuridos juveniles no muestran un rasgo equivalente.[10]

En la cultura popular[editar]

Los Quintaglios de la obra de la Robert J. Sawyer, Quintaglio Ascension Trilogy son una raza de dinosaurios altamente evolucionados e inteligentes descendientes de los Nanotyrannus.

En 2008, Nanotyrannus aparece en el segundo capítulo de Jurassic Fight Club, un falso documental sobre predadores prehistóricos.[11] El episodio trata la discusión científica en curso sobre la validez del género Nanotyrannus, presentando una batalla especulativa entre dos jóvenes Tyrannosaurus y un Nanotyrannus, que según muchos autores posiblemente sea un Tyrannosaurus juvenil. El episodio representa a ambos géneros con las palmas de las manos hacia abajo (pronación), pero los dinosaurios no podían hacer esto.[12] El episodio confía mucho en la especulación para determinar quién sería el vencedor en la batalla entre dos géneros similares y posiblemente sinónimos.

Referencias[editar]

  1. Nordquist, Karen (2004). Karen's Komments. Earth Science Club of Northern Illinois. Last accessed 2007-03-11.
  2. Gilmore (1946). "A new carnivorous dinosaur from the Lance Formation of Montana." Smithsonian Miscellaneous Collections, 106: 1–19.
  3. Bakker, Williams, and Currie (1988). "Nanotyrannus, a new genus of pygmy tyrannosaur, from the latest Cretaceous of Montana." Hunteria, 1: 1–30.
  4. a b Carr, T.D. (1999). "Craniofacial ontogeny in Tyrannosauridae (Dinosauria, Coelurosauria)." Journal of Vertebrate Paleontology, 19: 497–520.
  5. Currie, Henderson, Horner and Williams (2005). "On tyrannosaur teeth, tooth positions and the taxonomic status of Nanotyrannus lancensis." In "The origin, systematics, and paleobiology of Tyrannosauridae”, a symposium hosted jointly by Burpee Museum of Natural History and Northern Illinois University.
  6. Henderson (2005). "Nano No More: The death of the pygmy tyrant." In "The origin, systematics, and paleobiology of Tyrannosauridae”, a symposium hosted jointly by Burpee Museum of Natural History and Northern Illinois University.
  7. Larson (2005). "A case for Nanotyrannus." In "The origin, systematics, and paleobiology of Tyrannosauridae”, a symposium hosted jointly by Burpee Museum of Natural History and Northern Illinois University.
  8. Mortimer, M (2004). «Tyrannosauroidea». The Theropod Database. Archivado desde el original el 2012-06-29. Consultado el 21-08-2007.
  9. Peter Larson. Preliminary Report on the Montana Dueling Dinosaurs September 2011, Black Hills Institute, Hill City, SD
  10. a b c Tsuihiji, T., Watabe, M., Tsogtbaatar, K., Tsubamoto, T., Barsbold, R., Suzuki, S., Lee, A.H., Ridgely, R.C., Kawahara, Y. and Witmer, L.M. (2011). "Cranial osteology of a juvenile specimen of Tarbosaurus bataar from the Nemegt Formation (Upper Cretaceous) of Bugin Tsav, Mongolia." Journal of Vertebrate Paleontology, 31(3): 497-517. doi 10.1080/02724634.2011.557116
  11. «Jurassic Fight Club: Episode Guide». History.com (2008). Consultado el 17-08-2008.
  12. Senter, Phil; Robins, James H. (2005). «Range of motion in the forelimb of the theropod dinosaur Acrocanthosaurus atokensis, and implications for predatory behaviour». Journal of Zoology (Cambridge University Press) 266:  pp. 307–318. doi:10.1017/S0952836905006989. http://journals.cambridge.org/action/displayAbstract;jsessionid=465CC964CFCD95E1F33C9833AA424D48.tomcat1?fromPage=online&aid=312979. 

Enlaces externos[editar]