Naja nigricollis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Symbol question.svg
 
Naja nigricollis
N.nigricollis.jpg
Estado de conservación
No evaluado
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Suborden: serpentes
Familia: Elapidae
Género: Naja
Especie: N. nigricollis
(Reinhardt), 1843)
Distribución

La cobra escupidora de cuello negro o cobra escupidora cebra (Naja nigricollis) es una especie de serpiente del género Naja, de la familia Elapidae.

Distribución y hábitat[editar]

Su área de distribución incluye los siguientes países africanos: Angola, Benín, Burkina Faso, Burundi, Camerún, República Centroafricana, Chad, República Democrática del Congo, Congo, Etiopía, Gabón, Gambia, Ghana, Guinea-Bisáu, Guinea, Costa de Marfil, Kenia, Liberia, Malí, Mauritania, Namibia, Níger, Nigeria, Ruanda, Senegal, Sierra Leona, Sudán, Tanzania, Somalia, Togo, Uganda y Zambia.[1]

Su hábitat natural se compone de principalmente de sabana y zonas semi-desérticas en altitudes hasta 1.800 metros. Sin embargo, es también posible encontrar esta especie en las regiones tropicales y subtropicales de África central, en la sabana húmeda y regiones desforestadas, en particular cerca de ríos y arroyos.[2]

Cobra escupidora de cuello negro

Características[editar]

La serpiente fue descrita por primera vez por el zoólogo noruego, Reinhardt, en el año 1843. Se trata de una especie de serpiente venenosa y de comportamiento agresivo. Suele medir entre 1,20 y 2,20 metros y se alimenta de sapos, ranas, serpientes, peces y pequeños mamíferos, aunque en numerosas ocasiones ella también es presa de otros depredadores como el pájaro secretario o la mangosta.

Veneno[editar]

El veneno de Naja nigricollis es algo peculiar entre los elápidos, ya que consiste principalmente de citotoxinas,[3]​ aunque incluye otros componentes también. Conserva las propiedades neurotóxicas típicas de los Elapidae y las combina con citotoxinas (agentes de necrósis)[4]​ y cardiotoxinas muy potentes.[5]​ Los síntomas de la mordedura incluyen severas hemorragias externas, necrosis del tejido alrededor de la mordedura, y dificultad para respirar. Aunque la tasa de mortalidad en los casos no tratados es baja (~ 5-10%),[6]​ en los casos fatales la muerte se produce por lo general como resultado de asfixia por parálisis del diafragma. La LD50 de Naja nigricollis es 2 mg/kg IS y 1,15 mg/kg IV. El rendimiento promedio de veneno por mordedura es de 200 a 350 mg (peso seco) de acuerdo con Minton (1974).[2][7]

Referencias[editar]

  1. Naja nigricollis. The Reptile Database.
  2. a b «Naja nigricollis - General Details, Taxonomy and Biology, Venom, Clinical Effects, Treatment, First Aid, Antivenoms». WCH Clinical Toxinology Resource. University of Adelaide. Consultado el 20 de diciembre de 2011. 
  3. Marais, Johan (2004). A Complete Guide to the Snakes of Southern Africa. Cape Town, South Africa: Struik Nature. ISBN 1-86872-932-X. 
  4. Chaim-Matyas, Adina; Ovadia, Michael (abril de 1987). «Cytotoxic activity of various snake venoms on melanoma, B16F10 and chondrosarcoma». Life Sciences 40 (16): 1601-1607. PMID 3561167. doi:10.1016/0024-3205(87)90126-3. 
  5. Fryklund, Linda; Eaker, David (julio de 1975). «Complete covalent structure of a cardiotoxin from the venom of Naja nigricollis (African black-necked spitting cobra)». Biochemistry 14 (13): 2865-2871. PMID 1148181. doi:10.1021/bi00684a012. Consultado el 22 de diciembre de 2011. 
  6. Warrell, David A. «Snake bite». Seminar. Lancet 2010 (volume 375, issue 1). Archivado desde el original el 29 de octubre de 2013. Consultado el 20 de diciembre de 2011. 
  7. Thomas, Sean. «LD50 for various snakes». Australian Venom and Toxin database. www.seanthomas.com. Consultado el 20 de diciembre de 2011. 

Enlaces externos[editar]