Nahuizalco

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Nahuizalco
Municipio
Nahuizalco ubicada en El Salvador
Nahuizalco
Nahuizalco
Ubicación de Nahuizalco en El Salvador
Coordenadas 13°47′00″N 89°44′00″O / 13.783333333333, -89.733333333333Coordenadas: 13°47′00″N 89°44′00″O / 13.783333333333, -89.733333333333
Capital Nahuizalco
Entidad Municipio
 • País Bandera de El Salvador El Salvador
 • Departamento Sonsonate
Superficie  
 • Total 34.32 km²
Altitud  
 • Media 540 m s. n. m.
Población (2007)  
 • Total 49 081 hab.

Nahuizalco es un municipio localizado en el departamento de Sonsonate, El Salvador. De acuerdo al Censo de Población y Vivienda de 2007, tiene 49.081 habitantes.

Historia[editar]

Nahuizalco es un poblado de origen prehispánico. Originalmente fue habitado por pipiles, y en la época colonial la región perteneció a la Provincia de los Izalcos. De acuerdo a una crónica de 1586, se estimaba que los residentes no llegaban a 200 personas.

En la Descripción Geográfico-Moral de la Diócesis de Goathemala [sic] hecha por el Arzobispo Pedro Cortés y Larraz del año 1771, se documenta a Nahuizalco. Era la cabecera del Curato de Nahuisalco [sic] que tenía como anexos los pueblos de Santa Catharina Mazahua, San Pedro Putzla, y Santo Domingo Huitzapam, con una hacienda de Ganado. Según la descripción, el Pueblo de Nahuizalco tenía una población de "indios" de 825 familias con 2790 personas y una población "ladinos" de 41 familias con 190 personas. Durante la visita del Arzobispo, el curato estaba administrada por el cura Don Juan Feliz de Paredes ayudado por un coadjutor, Don Miguel Cazeres. Se cosechaba maíz, fréjoles "en abundancia", y "algunos ganados". Se describe que la vestimenta de las mujeres era de "solamente[...] un cotón ceñido a la cintura, que cubre hasta las rodillas", los hombres "un pedaso de trapo, o pañuelo, y nada mas", y que los jóvenes no usaban ropa. El idioma materno era el "Mexicano" que se consideraba "no necesario" porque "casi todos (entendían), y hablan el castellano", pero se consideraba necesario "para la buena administración de algunos." [1]

Pos-independencia[editar]

Entre 1821 y 1823 fue parte del Estado de Guatemala, y en 1824 formó parte del departamento de Sonsonate. En los años de la República Federal de Centro América, sus pobladores destacaron por el apoyo brindado a las campañas de Francisco Morazán.

A finales de junio de 1854, se reedificó la iglesia parroquial y se construyó un dique de calcinato para cortar el curso de un barranco.[2]

En el 11 de diciembre de 1859, se hizo un informe sobre varios eventos que habían ocurrido, éste pasó a ser publicado en la Gaceta Oficial del miércoles 14 de diciembre. En el día 8, a las 8:30 p.m., ocurrió un temblor que causó grandes daños y pérdidas. Se habían dañado muchas casas de teja; la iglesia y convento sufrieron daños considerables, la primera se hundió para dentro, el artesón y estructura de la capilla mayor solo quedó sin teja y algunas de las tijeras se habían desclavado, el remate de la portada y un campanario se vinieron abajo. El convento fue totalmente destruido, se cayeron trechos de pared por dentro y la teja se resbaló aunque las maderas no sufrieron tanto daño; el artesón se venció hacia el oriente, los trastes y muebles del cura quedaron aterrados. La sacristía quedó deshecha completamente y todos los ornamentos y alhajas quedaron aterrados. El edificio del cabildo no sufrió tanto, se cayeron los repellos, se dañaron la paredes y la teja se resbaló. Por la noche, el capitán comandante llegó con 30 soldados para resguardar los objetos de la iglesia y convento de saqueos. No fué hasta el día 9 por la mañana que se sacaron los ornamentos y alhajas. Al mismo tiempo el cura de la iglesia hizo una oración con los habitantes. [3]

En el 10 de diciembre, a las 2:00 p.m., en la casa de Andrés Pais durante un casamiento, empezó un incendio que, bajo un fuerte viento norte, quemó en dentro de una hora 203 casas hacia el oriente, las autoridades lograron evitar que el fuego pase al centro de la población. Aunque no hubieron muertes, todos quedaron viviendo "bajo los palos" y las autoridades se ocupaban de ver cómo alojar a los habitantes en las casas del centro mientras se hacen sus ranchos.[3]

Los vecinos de Sonzacate, el alcalde de Sonsonate y otros vecinos se presentaron en el cabildo como a las doce de la noche, mandados por el gobernador para auxiliarlos. El mayor de plaza llegó más temprano para ayudar al comandante de la villa.[3]​ Posteriormente, el gobernador del departamento de Sonsonate, Miguel Saizar, puso en disposición de los pobladores las montañas de su hacienda Los Trozos para que tomen de ellas las maderas, vara y bejuco que necesitaban para la reedificación de las casas incendiadas. En respuesta, el señor Juan Flores de la municipalidad hizo un comunicado al editor de la Gaceta Oficial en el 20 de diciembre dándole las gracias al gobernador, este comunicado fue publicado en la gaceta del sábado 24 de diciembre.[4]

Hacia 1856, según un informe municipal, la población era de 4.983 habitantes. En 1932 la localidad sufrió los estragos del Levantamiento Campesino. Años después le sería conferido el título de ciudad (1955).

A iniciativa de los pueblos indígenas que han luchado por su reconocimiento, la Alcaldía de Nahuizalco emitió una Ordenanza Municipal sobre Derechos de las Comunidades Indígenas Asentadas en el Municipio de Nahuizalco (publicada en el Diario Oficial del 6 de julio de 2011, Núm.126 Tomo 392) constituyéndose en la primera normativa de este tipo en la historia de El Salvador.

Información general[editar]

El municipio cubre un área de 34,32 km² y la cabecera tiene una altitud de 540 msnm. El topónimo Nahuizalco tiene los significados de «Cuatro Izalcos» o «Los Cuatro Penitentes». El sitio destaca por la producción de artesanía elaborada con mimbre, además de otros objetos de uso cotidiano. También existe la elaboración de imaginería. Las fiestas patronales son celebradas del 20 al 25 de junio en honor de San Juan Bautista. Nahuizalco forma parte de la denominada «Ruta de las Flores», recorrido turístico que abarca poblaciones de Sonsonate y Ahuachapán.

Cultura pipil hoy[editar]

Nahuizalco es uno de los últimos lugares donde unas pocas personas aún hablan el idioma pipil (Nahuat). En el marco de un proyecto financiado por la Fundación Círculo Solidario, en una escuela de Nahuizalco ahora se enseña Nahuat como segunda lengua.[5]

Enlaces externos[editar]

Bibliografía[editar]

  • Instituto Geográfico Nacional (1986). Diccionario Geográfico de El Salvador, Tomo II, L-Z. San Salvador: Talleres Litográficos del Instituto Geográfico Nacional. 

Referencias[editar]

  1. «MINISTERIO DE EDUCACIÓN, CULTURA Y DEPORTE - Portal de Archivos Españoles». pares.mcu.es. Consultado el 3 de octubre de 2016. 
  2. Moreno, Teodoro (21 de julio de 1854). «Mejoras Materiales en el Departamento de Sonsonate». Gaceta del Salvador (Tomo 4 Número 62) (Imprenta del Triunfo, Cojutepeque, El Salvador). p. 2. Consultado el 26 de abril de 2018. 
  3. a b c «Informe circunstanciado del Juzgado municipal de Nahuizalco, sobre los temblores». Gaceta Oficial (Tomo 8 Número 52) (San Salvador). 11 de diciembre de 1859. p. 2. Consultado el 6 de febrero de 2019. 
  4. Flores, Juan (20 de diciembre de 1859). «Juzgado municipal de Nahuizalco». Gaceta Oficial (Tomo 8 Número 55) (San Salvador). p. 1. Consultado el 7 de febrero de 2019. 
  5. Edgardo Ayala, ipsnoticias.net, 14 de octubre de 2009: Lengua indígena se niega a morir