Naashoibitosaurus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Naashoibitosaurus
Rango temporal: Cretácico superior
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Superorden: Dinosauria
Orden: Ornithischia
Suborden: Neornithischia
Infraorden: Ornithopoda
(sin clasif.): Hadrosauriformes
Familia: Hadrosauridae
Subfamilia: Saurolophinae?
Género: Naashoibitosaurus
Hunt & Lucas, 1993
Especies

N. ostromi Hunt & Lucas, 1993

Naashoibitosaurus (nav “lagarto de Naashoibito”) es un género representado por una única especie de dinosaurio ornitópodo hadrosáurido que vivió a finales del período Cretácico, en el Campaniano, hace aproximadamente entre 73 millones de años en lo que es hoy Norteamérica. Sus restos se encontraron en la Formación Kirtland, en Nuevo México, Estados Unidos, solo conociéndose un esqueleto parcial. Al ser encontrado Jack Horner lo describió como un Kritosaurus, dinosaurio que aparece en su descripción definitiva.

Naashoibitosaurio', está basado en un esqueleto parcial (NMMNH P-16106), y no es conocida toda su anatomía. Lo mejor descrito es su cráneo, con un bajo hueso nasal, una cresta entre los ojos, pero no forma un marcado arco como en Gryposaurus.[1]

Naashoibitosaurus pertenece a Hadrosaurinae o los dinosaurios de pico de pato de cabeza plana con una cresta sólida, cuyo representante más conocido es él, Saurolophus con el que esta estrechamente relacionado.[2] Si es sinónimo a Kritosaurus, este último sería utilizado porque es el nombre más viejo, pero su posición en relación a otros hadrosáuridos sería la misma.

Historia[editar]

El nombre proviene de un error en la interpretación del origen de los restos David Gillette y David Thomas quienes colectaron el holotipo y único conocido pensaron que provenía del miembro Naashoibito, parte más joven de la Formación Kirtland, lo que aparece en su nombre génerico. Sin embargo pertenece al miembro De-na-zin, más antiguo en el Campaniano.[3] Horner describió la cabeza en 1992 como un ejemplar inmaduro de Kritosaurus, usándolo como evidencia de que Gryposaurus es diferente de Kritosaurus.[1] Al mismo tiempo, Hunt & Lucas describieron material postcraneal a partir de un Edmontosaurus saskatchewanensis.[4] cuando la desconexión llegó a ser evidente, Hunt y Lucas dieron al espécimen su propio nombre genérico, porque el cráneo pertenecía a un edmontosaurio, y consideraban Kritosaurus indeterminado y no usable.[5]

Su estatus fue puesto en duda en 2000 por Thomas Williamson, que encontró diferencias morfológicas entre él y Kritosaurus para ser debida a cráneos de individuos de diversas edades. A diferencia de Hunt y Lucas, consideran el cráneo tipo de Kritosaurus diagnóstico y podría compararlo así a Naashoibitosaurus. Volvieron al argumento de Horner, observando como Horner tenía que la cresta nasal en otros hadrosaurinos como Prosaurolophus se mueve hacia atrás en el cráneo durante crecimiento. Él también precisó que la edad del fósil era incorrecta en vez de ser de rocas más jóvenes que las de Kritosaurus, es de rocas de la edad casi igual.[3] La posterior revison, en la segunda edición de The Dinosauria, aparecen como géneros separados.[2] La ausencia del pico y de la mándibula inferior en el cráneo parcial hace a la comparación del Naashoibitosaurus aún más difícil.[6] Para la resolución del problema se necesita más material.

Paleobiología[editar]

Como hadrosáurido, Naashoibitosaurio habría sido un gran herbívoro que alternaba la marcha bípeda con la cuadrúpeda, comiendo la vegetación con un cráneo sofisticado que permitió un movimiento de molienda análogo a su masticación. Sus dientes se substituían continuamente y baterías dentales tenían centenares de dientes, sólo un puñado relativo de que estaba en uso en el mismo momento. Las plantas habría sido cosechadas por su amplio pico, y llevado a cabo en las mandíbulas en las mejillas. Habría podido alimentarse de plantas hasta los 4 metros de alto.[2] si fuera un género separado, cómo habría compartido recursos con el similar Kritosaurus es desconocido.

Referencias[editar]

  1. a b Horner, John R. (1992). «Cranial morphology of Prosaurolophus (Ornithischia: Hadrosauridae) with descriptions of two new hadrosaurid species and an evaluation of hadrosaurid phylogenetic relationships». Museum of the Rockies Occasional Paper 2:  pp. 1-119. 
  2. a b c Horner, John R.; Weishampel, David B.; and Forster, Catherine A (2004). «Hadrosauridae». En Weishampel, David B.; Dodson, Peter; and Osmólska, Halszka (eds.). The Dinosauria (2nd edición). Berkeley: University of California Press. pp. 438–463. ISBN 0-520-24209-2. 
  3. a b Williamson, Thomas E. (2000). «Review of Hadrosauridae (Dinosauria, Ornithischia) from the San Juan Basin, New Mexico». En Lucas, S.G.; and Heckert, A.B. (eds.). Dinosaurs of New Mexico. New Mexico Museum of Natural History and Science Bulletin, 17. Albuqueque, New Mexico: New Mexico Museum of Natural History and Science. pp. 191–213. 
  4. Hunt, Adrian P.; and Lucas, Spencer G. (1992). «Stratigraphy, paleontology, and age of the Fruitland and Kirtland Formations (Upper Cretaceous) San Juan Basin, New Mexico». En Lucas, S.G.; Kues, B.S.; Williamson, T.E.; and Hunt, A.P. (eds.). New Mexico Geological Society Guidebook 43. New Mexico Geological Society. p. 217-239. 
  5. Hunt, Adrian P.; and Lucas, Spencer G. (1993). «Cretaceous vertebrates of New Mexico». En Lucas, S.G.; and Zidek, J. (eds.). Dinosaurs of New Mexico. New Mexico Museum of Natural History and Science Bulletin, 2. Albuqueque, New Mexico: New Mexico Museum of Natural History and Science. pp. 77–91. 
  6. Kirkland, James I.; Hernández-Rivera, René; Gates, Terry; Paul, Gregory S.; Nesbitt, Sterling; Serrano-Brañas, Claudia Inés; and Garcia-de la Garza, Juan Pablo (2006). «Large hadrosaurine dinosaurs from the latest Campanian of Coahuila, Mexico». En Lucas, S.G.; and Sullivan, Robert M. (eds.). Late Cretaceous Vertebrates from the Western Interior. New Mexico Museum of Natural History and Science Bulletin, 35. Albuqueque, New Mexico: New Mexico Museum of Natural History and Science. pp. 299–315. 

Enlaces externos[editar]