N-323

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Carretera Nacional N−323
EspañaFlag of Spain.svg España
Carreteraesp n323.png
Datos de la ruta
Identificador  N-323 
Tipo Carretera
Longitud 186 km
Administración
Administración
Logotipo del Ministerio de Fomento.svg
Otros datos
Velocidad
genérica
Spain traffic signal r301-100.svg
Orientación

La  N-323 , o carretera de Sierra Nevada, es la antigua carretera que iba de Bailén a Motril, pasando por las ciudades de Jaén y de Granada, entre otros sitios. Su nomenclatura europea es  E-902 . Discurría enteramente por las provincias de Jaén y Granada. Ha sido sustituida en su totalidad por la autovía de Sierra Nevada-Costa Tropical  E-902   A-44 , y el trazado original de la carretera, donde se conserva aún, se denomina carretera  N-323  (que puede verse en algunas vías de acceso paralelas a la  A-44 ). En su parte final, ya cerca de la Costa Tropical, la  N-323  discurre paralela al curso del río Guadalfeo.

La N-323 empieza en Bailén, en la autovía radial  A-4  (antigua  N-IV ) y termina en el puerto de Motril, después de cruzarse con la carretera  N-340  (Cádiz-Barcelona).

La N-323 en la actualidad[editar]

Hasta el 29-7-2008 era la única alternativa para alcanzar la N-340 desde Ízbor, y durante el verano de 2008 se han utilizado conos para delimitar 3 carriles y facilitar el flujo de tráfico, sin mucho éxito, lo que ha generado retenciones de hasta 15 km los fines de semana.

El del 29-7-2008 entró en servicio la autovía urbana GR-14 (Lobres - N-340), que discurría paralela a la N-323 en ese trayecto. Esto tampoco ha evitado los atascos en la N-323.

Desde que en 2011 se abriese el tramo de la autovía Vélez de Benaudalla-La Gorgoracha de la A-44, la N-323 ha quedado como carretera de acceso a Los Guájares e Izbor.

No obstante, el conductor que lo desee podrá continuar por la N-323 desde Izbor, tomando la salida 167, y alcanzar así la N-340, siguiendo el curso del río Guadalfeo, a través de los siguientes tramos de la N-323:

En dichos tramos, hasta ahora, se ha soportado un tráfico denso, así como inseguridad al volante, y la velocidad ha debido ser reducida sustancialmente por motivos de seguridad vial. Las retenciones han sido aún mayores en la zona donde la N-323 confluye con la carretera N-340, en las proximidades de la ciudad de Motril.

Mojón kilométrico de la antigua N-323 a su paso por Granada capital, junto al Puente Romano.

Recorrido[editar]

En Bailén, la carretera comienza en un cruce de la antigua N-IV, la cual sirve también enlaces a la A-32 y N-322. Desciende hasta Mengíbar y sigue hacia Las Infantas, para luego llegar a Jaén, introduciéndose en la J-12 y cruzándose con la A-316, la cual se dirige a Úbeda.

Pasa al lado opuesto del Guadalbullón (por el contrario va la A-44) y desciende a Sierra Mágina, donde pasa al lado de La Guardia de Jaén y cruza La Cerradura. Se une a continuación a la A-44.

Vuelve a separarse para pasar por Campillo de Arenas y Noalejo, entrando en la provincia de Granada por Campotéjar. Después, pasa por Poloria cruzándose con la A-403 y desde donde desciende bajo la A-308 hasta Iznalloz, para bajar luego a Deifontes.

Seguía por el Valle y Embalse de Cubillas hasta descender a Albolote, donde se cruzaba con la A-92. Tras cruzarla, pasaba por Maracena y se introducía en Granada, para salir luego por Armilla y Alhendín.

Tras cruzar el Suspiro del Moro, donde hay un enlace con la A-4050 que baja a Almuñecar, atraviesa Padul y Cozvíjar hasta llegar a Dúrcal, para pasar luego a Mondújar, Lecrín y Béznar, donde se cruza con la A-348, que se dirige a Lanjarón. Pasa el Río y pueblo de Ízbor, rodea Vélez de Benaudalla por el oeste y cruza el curso bajo del Guadalfeo para salir a Lobres, donde se cruza con la GR-14 y la A-7.

Por último, hace un cruce con la N-340 cerca de Salobreña, para descender al Puerto de Motril, donde finaliza en una rotonda de acceso al puerto.

Véase también[editar]