Nódulo tiroideo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Nódulo tiroideo
Human thyroid cancer.jpg
Tiroides humana con nódulos cancerosos
Clasificación y recursos externos
CIE-9 241.0
DiseasesDB 5332
MedlinePlus 007265
eMedicine med/3224
MeSH D016606
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 
[editar datos en Wikidata]

El nódulo tiroideo es una neoplasia (protuberancia) en la glándula tiroides, la cual está localizada en la base del cuello. La incidencia de nódulos en la tiroides se ha incrementado por el uso de la ecografía y descubiertos muchas veces de forma incidental.

Ocurren en un 15% de la población adulta y por palpación en un 10-41% La prevalencia se incrementa con la edad, y prácticamente el 90% de los casos se pueden encontrar en mujeres mayores de 60 años. La incidencia de malignidad de forma general es de 50 por millón en la población, el reto es determinar si el nódulo es de carácter benigno o maligno.

Clasificación[editar]

Se clasifican de acuerdo a la patología en benignos o malignos o de acuerdo con la gamma grafía en nódulos hipocaptantes (fríos) o hipercaptantes (calientes).

Nódulo frío[editar]

Imagen gammagráfica de un nódulo frío.

El 80% son benignos. Riesgo aproximado de malignidad del 15-20%, (en el contexto de bocio multinodular ésta cifra baja al 1-6%), el nódulo frío se caracteriza por captar pobremente el radio fármaco, y se ve como una lesión focal en la glándula tiroides.

En casos de nódulos fríos se recomienda la punción aspiración, usualmente guiada por ecografía, para descartar o confirmar cáncer.

Nódulo caliente[editar]

Imagen gammagráfica de un nódulo caliente

Muy bajo riesgo de malignidad (< 4%), se caracteriza por tomar con avidez el radio trazador, con superioridad al resto del tejido tiroideo. Este tipo de nódulos presentan mayor actividad que el tiroides circundante, y pueden o no ser autónomos (no responden a la TSH).

Etiología[editar]

Los nódulos tiroideos son neoplasias de células en la glándula tiroidea y pueden:

  • No ser cáncer (benignos) o ser cáncer de tiroides.
  • Estar llenos de líquidos (quistes) o componerse de células de la glándula tiroidea.
  • Ser un nódulo o un grupo de nódulos pequeños.

Los nódulos tiroideos son más comunes en las mujeres que en los hombres y las posibilidades de desarrollarlos se incrementan con la edad.

Solo unos pocos nódulos tiroideos se deben a cáncer de tiroides. Un nódulo tiroideo tiene más probabilidades de ser canceroso si usted:

  • Tiene un nódulo duro.
  • Tiene un nódulo adherido a estructuras cercanas.
  • Tiene antecedentes familiares de cáncer de tiroides.
  • Tiene voz ronca.
  • Es menor de 20 años o mayor de 70.
  • Tiene antecedentes de exposición a la radiación en cabeza y cuello.
  • Es de género masculino.

No siempre se encuentran las causas de los nódulos tiroideos, pero pueden abarcar:

  • Enfermedad de Hashimoto
  • Deficiencia de hierro en la alimentación

Cuadro clínico[editar]

La mayoría de los nódulos tiroideos son asintomáticos.

Los nódulos grandes pueden ejercer presión contra otras estructuras en el cuello, provocando síntomas como:

  • Bocio o una glándula tiroides agrandada o tumoraciones en el cuello
  • Ronquera o cambio de la voz
  • Dolor en el cuello
  • Dificultad respiratoria
  • Dificultad para deglutir

Los nódulos que producen hormonas tiroideas probablemente provocarán síntomas de hipertiroidismo, como:

  • Piel pegajosa y fría
  • Pulso acelerado
  • Aumento del apetito
  • Nerviosismo
  • Inquietud
  • Rubor o sofoco de la piel
  • Pérdida de peso

Los nódulos tiroideos se encuentran algunas veces en personas que padecen la enfermedad de Hashimoto, la cual puede causar síntomas de hipotiroidismo como:

  • Piel seca
  • Hinchazón facial
  • Fatiga
  • Pérdida del cabello
  • Intolerancia al frío
  • Aumento de peso involuntario

Diagnóstico[editar]

Con mucha frecuencia, los nódulos son asintomáticos. Los médicos encontrarán nódulos tiroideos solo durante un examen físico de rutina o exámenes imagenológicos que se realizan por otra razón. Sin embargo, los nódulos tiroideos que son tan grandes que se sienten durante un examen físico ocurren en pocas personas.

Si el médico encuentra un nódulo o usted tiene síntomas de tener uno, se pueden hacer los siguientes exámenes:

  • Nivel de la hormona estimulante de la tiroides (HET) y otros exámenes de sangre para la tiroides
  • Ecografía de tiroides
  • Gammagrafía de la tiroides
  • Biopsia por aspiración con aguja fina

Diagnóstico diferencial[editar]

El diagnóstico diferencial del nódulo hipocaptante(frío) incluye:

  • Patologías benignas:
- Quistes.
- Adenomas.
- Hemorragia focal
- Patología inflamatoria: Tiroiditis focal, absceso
  • Patologías malignas:
- Carcinoma de tiroides.
- Carcinoma de paratiroides.
- Linfoma de tiroides.
- Origen metastásico.

Tratamiento[editar]

El médico puede recomendar la cirugía para extraer parte o toda la glándula tiroides si el nódulo:

  • Se cree que está produciendo demasiada hormona tiroidea.
  • Está causando síntomas como problemas para deglutir o respirar.
  • Se debe a un cáncer de tiroides.
  • No se puede diagnosticar como cáncer o no cáncer.

Los pacientes con nódulos que estén produciendo demasiada hormona tiroidea se pueden tratar con yodo radiactivo, lo cual reduce su tamaño y actividad. A las mujeres embarazadas no se les debe administrar este tratamiento.

Tanto la cirugía para extirpar el tejido de la glándula tiroides como el tratamiento con yodo radiactivo conllevan riesgos de problemas de tiroides a largo plazo.

Para los nódulos benignos que no causan síntomas y no están creciendo, el mejor tratamiento puede ser:

  • Control cuidadoso con un examen físico y ecografía.
  • Una biopsia de la tiroides repetida de 6 a 12 meses después del diagnóstico, especialmente si el nódulo ha crecido.

Otro posible tratamiento es una inyección de etanol (alcohol) en el nódulo para reducirlo de tamaño.

Pronóstico[editar]

Los nódulos tiroideos no cancerosos no son potencialmente mortales y muchos de ellos no requieren tratamiento. Los exámenes de control son suficientes.

El pronóstico para el cáncer de tiroides depende del tipo de cáncer.

El cáncer es más común en pacientes con los siguientes factores de riesgo:

  • Menores de 20 o mayores de 60 años.
  • Antecedentes de irradiación (radioterapia) en el cuello.
  • Historia familiar de cáncer de tiroides.
  • Adenopatías regionales.
  • Sexo masculino (nódulo frío en un hombre tiene un 25% de probabilidad de ser maligno).
  • Tamaño de 4 cm. o más.
  • Síndrome de neoplasia endocrina múltiple tipo 2.
  • Evidencia de invasión local (compromiso de nervios laríngeos etc.)

Bibliografía[editar]

  • Mettler. A Fred Jr. Essentials of nuclear medicine imaging.2006
  • Thrall. H James, Nuclear medicine The requisites. 2001
  • Leslie-Greenberg, Nuclear Medicine.2003
  • Robert Henkin, Nuclear medicine. 2006
  • [1]

Referencias[editar]