Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Santander y Cantabria

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Santander y Cantabria
(MAS)
Museo Municipal de Pinturas.Santander.jpg
Localización
País Bandera de España España
Ciudad Santander
Información general
Tipo público
-----
Inauguración 1907
Información visitantes
Sitio web Página del Museo
Coordenadas 43°27′45″N 3°48′45″O / 43.46240556, -3.81253611Coordenadas: 43°27′45″N 3°48′45″O / 43.46240556, -3.81253611
[editar datos en Wikidata]
Retrato de Fernando VII. Francisco de Goya.

El Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Santander y Cantabria (MAS) es una entidad pública permanente de titularidad municipal (Ayuntamiento de Santander), sin fines de lucro, al servicio de la sociedad, abierta al público, que adquiere, conserva, estudia, expone y difunde su patrimonio artístico y cultural con fines de estudio, conocimiento, educación, comunicación y recreo. El MAS es un lugar de intercambio de ideas, de conocimiento y debate, un museo para el diálogo y conciliación de los valores de la cultura moderna, contemporánea y actual, un espacio para la investigación, la educación y la libre circulación de ideas, poniendo en valor a los artistas.

El MAS fue fundado en 1908 y desde entonces ha evolucionado de ser un museo generalista (1908-1947), para pasar a ser un museo de arte local y regional (1947-1989). Una postrera evolución (1990-) le hace finalmente ser un museo de arte de pensamiento y acción especializado de arte moderno, contemporáneo y actual, nacional e internacional, abierto ya en su desarrollo. El MAS es hoy un lugar de encuentro, ámbito de conocimiento y pensamiento, creación y discurso, cuyo objetivo general y primero es promover el conocimiento de arte moderno, contemporáneo y actual, el acceso del público a dicho contenido en sus distintas manifestaciones y favorecer la comunicación social de las artes plásticas, visuales, audiovisuales, de nuevas tecnologías y sonoras. Objeto (obras) y sujeto (visitantes, además de los artistas) pasan así a ser coprotagonistas de la entidad en su oferta como colección, actividades y eventos, en su trabajo sostenible, en su proyecto.

Para la consecución de sus objetivos, el MAS, de acuerdo a su especialización y evolución, siendo periférico, cuya esencia descentralizadora e integradora, intemporal y transversal, constituyen las más importantes señas de su identidad en su evolución, trabajo y compromiso, desarrolla como objetivos y actividades principales:

  1. Trabajo donde el acrecentamiento del conocimiento, de la comunicación cultural y artística, sobre el fundamento de la creatividad y el diálogo, se erija en el veraz proyecto de acción interactiva, con esencia en el compromiso social local y regional, primero, universal y global, segundo, siempre cercano y asequible, donde sujeto y objeto tengan la misma importancia.
  2. La exhibición de sus colecciones en condiciones adecuadas a su contemplación y estudio, garantizando la protección, conservación y restauración de sus bienes artísticos y culturales.
  3. El crecimiento y desarrollo patrimonial en propiedad de su colección de arte moderno, contemporáneo y actual, nacional e internacional.
  4. El desarrollo de programas de exposiciones temporales y eventos de ese signo.
  5. La realización de actividades de divulgación, formación, didácticas y de asesoramiento, científicas, de ensayo y técnicas en relación con sus contenidos.
  6. El establecimiento de relaciones de colaboración y formación con otros museos, universidades, fundaciones, centros e instituciones culturales, nacionales o extranjeras, públicas y privadas, para favorecer el intercambio de conocimiento y experiencias a través de tejidos reticulares, y para poder organizar conjuntamente eventos y exposiciones temporales, y otros proyectos artísticos, culturales o científicos.
  7. El desarrollo de programas de investigación, junto con la elaboración, edición y publicación de catálogos y monografías de utilidad científica, crítica, de ensayo o, en menor medida, divulgativa.

Historia: pasado, presente y futuro[editar]

El MAS, de titularidad municipal, fue fundado en 1907 e inaugurado el 6 de febrero de 1908 gracias al esfuerzo y sensibilidad de su alcalde Luis Martínez Fernández bajo la nomenclatura de Biblioteca y Museo Municipales. El Museo nació y se desarrolló según conceptos propios de la época, un museo generalista organizado en distintas secciones (Prehistoria y Arqueología, Historia Natural, Etnografía y Etnología y, finalmente, Bellas Artes), con piezas y obras procedentes de numerosas donaciones de esencia local y regional, ubicado en su inicio en una sala del propio Ayuntamiento de Santander. En realidad, el museo era una sección de la Biblioteca Municipal. En 1923 se trasladó a la última planta del nuevo edificio (el actual inmueble del MAS), proyectado en 1918 por Leonardo Rucabado, edificio concebido para ser Biblioteca Municipal —nunca para museo— y finalizado en 1923, arquitectura de carácter historicista y ecléctica, ubicado en el centro de la ciudad.

A partir de 1941 se comienza una reestructuración de los fondos e inmueble (el Museo pasaría en breve a ocupar todo el edificio de Rucabado), quedando en el Museo sólo la sección de Bellas Artes —el resto de piezas importantes de las secciones extintas son destinadas en depósito a distintos museos regionales—, denominándose desde el 3 de noviembre de 1947 —fecha de su reinauguración— Museo Municipal de Pinturas bajo la responsabilidad de José Simón Cabarga, persona que se jubila en 1978. En 1957 el Museo vuelve a cambiar de nomenclatura: Museo Municipal de Bellas Artes de Santander (en lo sucesivo MBAS). La colección se había ido surtiendo esencialmente de la propia iconoteca municipal, de las donaciones de los artistas locales y regionales, de donaciones de particulares de la ciudad y de algunas escasas adquisiciones siempre relativas a artistas de Santander y Cantabria. Simón Cabarga, con su trabajo y dedicación, fue una persona fundamental en la especialización del museo de arte local y regional, un pequeño y periférico museo siempre frágil y delicado en sus presencias y ausencias.

En 1978 se incorpora a la institución Fernando Zamanillo Peral para dirigir la pinacoteca. En esos momentos el Museo se encontraba en pleno proceso de ampliación y reformas. Él asume los años fundamentales de transición: la institución comienza a evolucionar técnica y profesionalmente de la mano de Zamanillo, punto de partida de su modernización y actualización, si bien, no tiene mucho tiempo para ello (véase colección, véase bibliografía general). Son años de exposiciones de artistas cántabros sobre todo de jóvenes o de otros ya más consolidados pertenecientes a generaciones de posguerra, así como otros proyectos de diversa lectura. Zamanillo inicia así, en muy poco tiempo, el comienzo de una necesaria evolución de la institución, hasta su dimisión en 1983, motu propio, dejando inconcluso un proyecto que tenía vida y coherencia, serio y riguroso.

En 1984, el Ayuntamiento de Santander convoca un concurso-oposición para dirigir el museo, plaza que queda desierta. Entre 1983 y el inicio de 1990, el MBAS estuvo gestionado por distintas personas. Primero por Carmen Carrión Bolívar, siendo concejala-delegada del museo entre 1983 y 1986, y luego contratada; en 1985 el museo contó con Concepción García de la Torre como conservadora. Después por el pintor Gonzalo Román ayudado por Juan Suengas. Finalmente por Jesús Goya, como asesor de la alcaldía.

Siendo alcalde de Santander Manuel Huerta Castillo y concejal de cultura Pedro Arce, en 1989 el Ayuntamiento de Santander vuelve a convocar el concurso-oposición libre de la plaza profesional citada y que en 1984 había quedado desierta, siendo obtenida por Salvador Carretero Rebés, su actual director. A partir de 1990 se inicia otra nueva etapa hacia la normalización, actualización y modernización museológica y museográfica a todos los niveles. Se inicia una obligada redefinición de la institución, una especie de intervención performativa museística que iba a alargarse durante muchos años, partiendo de unas totales carencias, con el inicio de una travesía apasionante y apasionada, al filo de lo imposible, donde el conocimiento, la mixtificación, el azar, la incertidumbre..., eran y son elementos de la urdimbre y trama de la necesaria evolución. Tiene lugar el inicio de reformas del edificio que se llevan a efecto de forma paulatina sin el cierre del inmueble (reformas que afectan a pavimentación, iluminación, climatización, informatización, conservación, recuperación de la nueva entrada principal y primera adecuación del acceso principal al museo, neutralización espacial interna, señalización interna y externa, creación de áreas de administración y despachos, creación de nuevos servicios, una reforma de los almacenes, etc.), así como profundos cambios de criterios de colección —crecimiento, contexto, exhibición…—, exposición, actividades, servicios y cambio del horario de apertura al público (éste último punto se consigue hace pocos años), nacimiento departamental, paulatina incorporación de personal (son muchas personas las que intervendrán en todo ello: véase en organigrama)... Coincidente con todo lo anterior, la última década del siglo XX se define asimismo por la ordenación, inventariado y catalogación de la colección del MAS —también de piezas y colecciones de particulares como labor constante y habitual de la institución—, investigación que se suma a su vez a la de recuperación de figuras artísticas regionales históricas o de otras regiones, etc.

Esta evolución y desarrollo tiene lugar con el exhaustivo inventario de la colección (1990-1992) (Artistas / Colección), en la nueva exposición de su colección permanente de forma lineal y horizontal, cronológica (1993-2002) (ExpoColección pasadas) y desde el mismo 1990 —pasados algunos compromisos anteriores— con el inicio de exposiciones temporales de nuevos criterios modernos y contemporáneos. El comienzo de dicha evolución expositiva, de ruptura con lo anterior, tiene lugar en el propio museo con la muestra Pintura y Escultura de Vanguardia de la Colección Banco Hispano Americano en el verano de 1990 en coproducción MAS/UIMP; pronto le siguió la I Bienal Tanqueray de Artes Plásticas que tuvo lugar entre enero y febrero de 1991, y con la exposición individual de Louis Cane Peintures en marzo y abril de 1991... (Exposiciones). Y fuera del museo, la evolución también se inicia en 1990 con 10 propuestas cántabras (Castanedo. Collado. Cuevas. Seco. Mazarío. Perales. Puente. Setién. Velasco. Velázquez) en el museo de Teruel, proyecto que luego sería expuesto en la la Galería municipal Robayera de Miengo. Importante es el acuerdo estable que en 1991 rubrican el Ayuntamiento de Santander/MAS y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo/UIMP (Manuel Huerta, alcalde de Santander, Ernest Lluch, rector de la UIMP, y Salvador Carretero, director del MAS), según el cual se da continuidad a algunas importantes exposiciones temporales en período estival, continuado con fondos del Museo Guggenheim en el verano de 1991. La desestacionalización estival también comienza a ser un hecho. De esta forma, la década de los noventa supone una etapa evolutiva clave en el MAS a pesar de los escasos medios de toda índole, de la perpetua sobriedad presupuestaria —siempre una constante— y de la precariedad de medios humanos y de personal (entre 1990 y 1991 fue importante el Curso de Museología organizado de cara a la formación de nuevos curadores —Mariana G.ª de Alvear, Carmen García García, Cristina Glez. Santos, Belén Poole, Carmen Bañuelos—, así como la excelente labor administrativa de personas como Mercedes Gutiérrez Sañudo; la evolución, paulatino nacimiento y crecimiento departamental del MAS también es una realidad, aunque inconclusa). La siguiente década es de asentamiento y siempre crecimiento sostenible... La primera década del siguiente milenio significa la de asentamiento evolutivo técnico, científico y profesional del MAS.

Con la llegada del nuevo milenio, el MAS inicia una nueva época sin solución de continuidad con la anterior década que se concreta en la exhibición de la colección permanente con criterios modernos y transversales, intemporales y descentralizadores (¿Sin Límites?, 2003), así como en la nueva producción de exposiciones temporales y en la organización de numerosas actividades, como en la creación de nuevos servicios (Taller Permanente de Conservación y Restauración, Archivo incluida su Fonoteca, Biblioteca especializada en vías de organización, deacMAS, foroMAS, etc.). La propia muestra de la colección permanente ¿Sin límites? ya posee entonces los datos intemporales, transversales y descentralizadores que el propio MAS lleva trabajando de forma interna y con exposiciones externas que la institución organiza (véase alma del norte, muestra inaugural del Mercado del Este). Ello vuelve a manifestarse en la expocolección Travesía (2011), donde los criterios, renovación y compromiso del MAS ya están asentados. Emancipado de la oscuridad, y tras años de trabajo, el MAS ya tiene situación e identificación en el mapa museístico español, con su propia personalidad.

Los proyectos expositivos de producción propia se suceden, hasta diez o doce anuales, cuidadas muestras en su selección previa, en su contenido y en sus montajes, muestras de arte contemporáneo individuales de artistas nacionales e internacionales (Ignasi Aballí, Vicky Uslé, Juan Navarro Baldeweg, José M.ª Guijarro, Tim White, Carlos Aires, Gabriele Basilico, Daniel & Geo Fuchs, etc.), muestras de colecciones públicas y privadas de arte moderno y contemporáneo (Colección Museo Guggenheim, Colección Centro de Arte de Burgos/CAB, Colección Fundación “la Caixa” en varias entregas, Colección Banco de España, Colección De Pictura, Colección Aena, Colección Pecar, Colección Los Bragales, Colección Sánchez-Ubiría/Pulso XXI, Colección Fundación Telefónica, Colección Soledad Lorenzo, etc.), otras de diferente signo de arte moderno (Archivo José María Lafuente) o proyectos de arte actual (Caja Madrid/Generación o Becas en varias entregas). Destaca asimismo el proyecto anual de arte contemporáneo internacional denominado El Puente de la Visión ideado y creado por el MAS y desarrollado en dos etapas: una local y regional durante la segunda mitad de los noventa del siglo XX, y la segunda ya nacional e internacional en el nuevo milenio. Además de los ámbitos expositivos estables y temporales, el MAS cuenta también con un ámbito de carácter multicultural, el EspacioMeBAS, dedicado a las últimas y actuales tendencias de artistas nacionales e internacionales (Fernando Navarro, Bárbara Fluxá, Claire Harvey, Zaira Rasillo, Salvador Díaz, Adrián Cuervo, Nuria Güell, Graffiti y Art Street, Berta Jayo/Carmen Armengou, EquipoACAI, Luis Bezeta, Anne-Lise Coste, Adrián Melis, Ana Llorens, Momu&NoEs, Sara Munguía, Vicky Uslé, Sandra Rocha, etc.), así como a otras propuestas de reflexión, ensayo e investigación de arte moderno y contemporáneo (Quirós/Lorca, Martín Sáez/El jardín de las delicias, Obra sobre papel de Fernando Sáez, etc.). En general, todas las muestras organizadas, producciones propias, pertenecen al arte moderno, contemporáneo y actual, casi siempre vinculadas al contexto de la colección del MAS —punto éste fundamental en el trabajo sostenible del MAS—, en cuanto a contenido y crecimiento patrimonial.

Este período evolutivo constante del museo iniciado en 1990-1991 aconseja y propicia en 2011 el cambio de nombre de la institución, consecuencia de ese trabajo de años, de esa travesía, adaptándolo a la nueva realidad, pasando a denominarse MAS, Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Santander y Cantabria, denominación ajustada con rigor a su realidad evolutiva y de contenido (colección, exposiciones temporales, actividades...), de acuerdo a conceptos museológicos y museográficos, sobre la base de un Proyecto Museográfico del MAS (PMMAS2013). La institución llega a tener así su ubicación, conocimiento y reconocimiento en el entramado museístico español con imagen y personalidad propia. Con el cambio de nombre el MAS crea un acrónimo que interesaba fuera claro, sencillo, directo, fácil. A partir de ahí, el MAS pretende, más que generar una marca —que también—, poner en valor su imagen y para ello encarga un logotipo. En este sentido, el MAS traslada la idea y el deseo a la diseñadora electa, María José Arce, de que el propio acrónimo protagonice el logotipo por encima de todo, de que el acrónimo —que el MAS ya había decidido previamente— intente ser el propio logotipo. Arce propone un brillante logotipo que es aprobado de forma unánime, en tipografía Baskerville, donde pasado, presente y futuro se funden con naturalidad, valor y marca que expresa el alma intemporal, transversal y descentralizador de la institución, así como la evidencia de su travesía evolutiva,valor y marca que expresa fielmente al MAS. La imagen del MAS pretende así situarse en una línea neutral entre las tendencias gráficas actuales, conviviendo con la diversidad de estilos, representaciones artís­ticas y obras de todo tipo que atesora el Museo. Partiendo de la reinterpretación de las siglas iniciales "M" de Museo, "A" de Arte y "S" de Santander, se llega a la idea de este símbolo. La "M" y la "A" interrumpen su trazo, estos hue­cos en los caracteres apelan al concepto de aper­tura, simulando un proceso similar a la transfor­mación y evolución del propio Museo. Huecos y vacíos "oteizanos" que por tanto pretenden aportar la idea de que el Museo de Arte Moderno y Contem­poráneo, está abierto y es accesible. La "S", sin embargo, aparece completa, representa el con­trapunto clásico que hace referencia a Santander como un ente sólido, como una ciudad con una larga historia pero a la vez dispuesta a evolucio­nar constantemente y a adaptarse a lo nuevo. El negro es el color principal, contundente, robusto, que refleja la imparcialidad del Museo en su manera de acoger y brindar las manifestacio­nes artísticas de toda cultura. El resultado visual que se ofrece es fruto del con­traste entre dos tipografías; una clásica que nos remite a elementos arquitectónicos y otra con­temporánea que se adapta a las necesidades del diseño actual, encaminada a reforzar los concep­tos de simplicidad e impacto visual. Los efectos visuales y cognitivos del logotipo apelan a la identificación y a la emotividad. Es necesario que el espectador intervenga —objeto y sujeto indisolubles, esencia del MAS también en su logotipo— y que las leyes de la percepción visual se encarguen de hacer el resto. Con esta complicidad del obser­vador se quiere captar su atención y generar un recuerdo de lo percibido. La identidad propia del MAS es un proyecto de creación concebido para reforzar visualmente su personalidad. De carác­ter público, el Museo es un lugar excelso que quiere abrirse y facilitar el acceso al conocimien­to y al disfrute del patrimonio cultural que con­tiene, estudia e interpreta. A través de los elementos de comunicación visual se ha creado la imagen del museo de hoy en día, dinámico, accesible y atractivo para una gran variedad de público.

De forma simultánea el MAS solicita y consigue subvención del gobierno de Cantabria (Consejería de Presidencia) para el diseño de su portal web (2009-2010), cuestión que sale a concurso público (2011), que ha de repetirse por motivos administrativos (2012), ganado y obtenido por el Estudio de Diseño (María José Arce y Maureen Tsakiris). Dicha empresa lleva a cabo el continente del portal, según las necesidades estudiadas por el museo con anterioridad: de esta forma, el continente se crea y desarrolla de una forma muy laboriosa, compleja y lo más completa posible consecuencia de múltiples reuniones Estudio de Diseño / MAS. Finalmente, el equipo del MAS define, trabaja y desarrolla su contenido llevado a cabo por varias personas (S. Carretero, B. Lahoz, I. Portilla, E. Aragoneses, P. Celis y V. Rguez Hermosa). La página web, el portal web del MAS en realidad viene a ser Archivo web del MAS, instrumento de comunicación, información y conocimiento transversal que seguirá creciendo y completándose con el tiempo (Derrida, Benjamin, Guasch, Foucault), y que en breve tendrá una consulta bilingüe castellano-inglés, una vez finalizado el primer período de su contenido. El concepto de página web propuesto y realizado, siempre inconcluso y en crecimiento y mejora, posee la misma transversalidad de trabajo del MAS, en este caso transversalidad de comunicación y siempre prospectivo, de constante supervivencia y futuro, donde lo no programable, inesperado y no predecible sea esencia del MAS, discontínuo, conectando directamente con la infinitud o lo relativo de la creatividad y lo relacional, con el sueño, con el tiempo y no con el espacio de lo lineal y horizontal. Este Archivo Web del MAS es un auténtico espejo de trabajo de presente-futuro de la institución, realista y sostenible, una caja de resonancia.

Referencias[editar]

Commande de J.NEPOMUCENE DE VIAL.jpg

Véase también[editar]

Forman parte del mismo conjunto arquitectónico:

Enlaces externos[editar]