Museo Condé

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Vista actual del castillo de Chantilly, sede del Museo Condé.

El Museo Condé de Chantilly es una institución que custodia el legado de obras de arte del príncipe Enrique de Orleans (duque de Aumale), hijo del rey Luis Felipe I de Francia. Tiene como sede el castillo de Chantilly, propiedad del Instituto de Francia. La localidad de Chantilly se halla a unos 60 kilómetros al norte de París.

El Museo Condé alberga un fondo artístico de considerable valor, que incluye 800 pinturas, 2500 grabados, otros tantos dibujos, y 30 000 libros y manuscritos.

Historia[editar]

El castillo de Chantilly, en el siglo XVIII.

Henri de Orleáns, duque de Aumale, nace en París en 1822, como noveno (y penúltimo) hijo del rey Luis Felipe I de Francia (el quinto varón). Con apenas ocho años de edad, hereda la enorme fortuna de su padrino el príncipe de Condé, que había fallecido sin hijos. Valorada en 66 millones de francos y considerada la mayor del país, esta fortuna incluía el castillo de Chantilly.

Aunque su formación va encauzada hacia un futuro como militar y diplomático, la revolución de 1848 y la instauración de la II República Francesa llevan al duque de Aumale al exilio a Inglaterra, donde permanece durante 22 años.

Aficionado a los dibujos y manuscritos, en 1856 adquiere en Italia la obra maestra de la bibliofilia Las muy ricas horas del Duque de Berry, y en 1861 un importante grupo de dibujos (Durero, Rafael, Claudio de Lorena...) que había coleccionado Frédéric Reiset, un experto del Louvre. En 1870 vuelve a Francia e instala su colección en el castillo. En 1876, adquiere 148 retratos dibujados (lápiz, pastel) al duque de Sutherland, quien los conservaba en su mansión londinense, Stafford House. Los había reunido décadas antes el medievalista y museólogo Alexandre Lenoir; se deben a autores como Corneille de Lyon, Pierre Mignard y Philippe de Champaigne.

En 1884-1886, el testamento del duque y las posteriores disposiciones motivadas por su segundo exilio, hacen que el castillo de Chantilly y sus colecciones pasen a manos del Instituto de Francia. En 1889 el anciano duque regresa, y se hace cargo nuevamente de las colecciones, aunque sólo en usufructo, y continúa enriqueciéndolas hasta su fallecimiento en 1897.

El Museo Condé es relativamente poco conocido fuera de Francia ya que no puede prestar obras a otros museos, de acuerdo a las condiciones fijadas por el duque de Aumale. También ha de mantener esencialmente intacto el despliegue de las obras, tal como el duque decidió. Debido a ello, en cierta manera es un museo de ambiente que conserva su organización y decoración originales.

Colecciones[editar]

La colección de pinturas incluye obras maestras de fama mundial, como Retrato de Simonetta Vespucci de Piero di Cosimo y La masacre de los inocentes de Poussin, cuadro admirado por el maestro contemporáneo Francis Bacon. Este museo alberga otras cuatro obras de Poussin.

Mención especial merecen las tres pinturas de Rafael: Las Gracias, la Madonna de Loreto y la Madonna de Orleans; constituyen el repertorio más valioso de este artista en Francia junto con el conservado en el Louvre.

Se exhiben además tres tablas de Fra Angelico, un díptico del círculo de Rogier van der Weyden, y otras obras de Sassetta, Jacopino del Conte, Antonio Moro, Sofonisba Anguissola (Autorretrato), Denys Calvaert, Van Dyck (Retrato de Gastón de Orleans), Guido Cagnacci, Guercino, Pierre Mignard (Retrato de Molière), Matthias Stomer, Jacob van Ruisdael, Watteau, Nicolas Lancret, Jean-Marc Nattier, Jean-Baptiste Greuze, Joshua Reynolds, Ingres (Autorretrato y Venus Anadiomena), Corot, Delacroix, Géricault, Paul Baudry, Ernest Meissonier, Léon Bonnat, Daubigny...

La colección de grabados incluye ejemplares de famosas planchas de Durero, como La melancolía y San Jerónimo en la celda.

La colección de dibujos es igualmente notable; incluye el Retrato de Léonore Sapata de Jean Clouet, dos importantes diseños de Rafael, otros dos de Miguel Ángel, así como ejemplos de Rubens, Watteau y una curiosa versión de la Gioconda desnuda, que se atribuye a un artista del círculo de Leonardo da Vinci.

El fondo bibliográfico incluye como gran tesoro el libro miniado de Las muy ricas horas del duque de Berry, de los hermanos Limbourg, realizado hacia el año 1410. También posee 40 de las hojas conservadas de otro famoso libro miniado: El libro de horas de Etienne Chevalier, debido a Jean Fouquet.

Salones del castillo[editar]

Galería de obras[editar]

Enlaces externos[editar]