Mula sin cabeza

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La mula sin cabeza es un personaje mitológico del folklore de Brasil. Se cree que el mito tiene una fuente medieval portuguesa, y debería haber sido llevado a Brasil en el período colonial temprano (siglo XVI o posterior), y estaría relacionada con los mitos de la Muladona y de la Almamula.

Leyenda[editar]

En la mayoría de las historias, sería originalmente una mujer que fue maldecida por Dios por sus pecados, a menudo se dice que fue una concubina de un sacerdote católico que realizó el sacrilegio de tener sexo en una iglesia con él, y por ello Dios la maldijo a convertirse en las noches en una criatura monstruosa conocida como "La mula sin cabeza". En esta historia, algunas versiones además cuentan que el sacerdote también habría sido maldito; y desde aquel día deambularía como un fantasma sin cabeza (conocido como el sacerdote sin cabeza).

La criatura se describe con la forma de una gran mula sin cabeza que en su lugar tiene una llama luminosa con la cual escupe fuego, además transita galopando con herraduras de plata (o de hierro) que producen un sonido horrible, más alto que el de cualquier caballo es capaz de producir. A pesar de estar decapitada, el rebuzno de esta criatura es generalmente muy elevado cuando esta irritada, y se puede escuchar por varios kilómetros; y a veces, si más tranquilo, suena como si estuviera gimiendo una mujer llorando.

Esta criatura tiene la capacidad de trasmitir su maldición a otras mujeres pecadoras. La transformación de esta mujer maldita ocurriría generalmente en un cruce de caminos en la noche del jueves al viernes, sobre todo si la noche es de luna llena. Además la transformación de la mujer en la mula sin cabeza sucede también en el campo psicológico. Su mente se cambia tan rápidamente que enfurece en la noche y sale a los campos, matando ganado, asustando a la gente y causando la destrucción y la confusión. Según la tradición la mula sin cabeza debe galopar sobre el territorio de siete pueblos o parroquias cada noche.

También dicen que en san Miguel Pinos Zac, en la noches se aparecía un caballo sin cabeza que siempre estaba en una milpa cerca de la casa de Reyes y Berta unos campesinos que ponían en sus milpas frijol, maíz, trigo entre otras cosas más, un día de Reyes eran como por las 7:30 de la noche, él estaba a punto de irse cuando escucho un ruido de un caballo entre la milpa de él se bajó del tractor y revisó que no hubiera nadie en su milpa al no ver a nadie se subió al tractor, se volvieron a escuchar ruidos se volvió a bajar pero esta vez la mula sin cabeza mató a Reyes. Berta la esposa del campesino se preguntó porque Reyes no vuelve de la milpa y decidió ir a buscarlo sola, pasadas las 9:10 llegó a la milpa donde estaba Reyes, la esposa del campesino le grita Reeeeeyes, Reeeeeyes pero Reyes no contestaba se le ocurrió ir al tractor donde estaba Reyes y cuando iba a mitad de camino escucho unos ruidos extraños Berta asustada dice -Reyes, Reyes estas hay no me asustes Reyes Pero nadie le contesto ella siguió caminando al llegar al tractor vio a Reyes tirado en el piso con sangre ella rápidamente se subió al tractor y trataba de encenderlo cuando volvió a escuchar el mismo ruido extraño que escucho cuando iba a mitad de camino, dijo -Ay alguien hay pero nadie le respondió queriendo encender el tractor y lo encendió se fue lo más rápido que pudo y saliendo de la milpa vio que un caballo sin cabeza lo estaba persiguiendo ella iba tan rápido sin noción alguna que por poco en una vuelta casi se voltea. Casi llegando a su casa volteo atrás para ver si la seguía persiguiendo el caballo pero no ya no, al llegar escucho pasos de caballo saco la cabeza por la ventana para ver y volvió a ver a un caballo sin cabeza después de ese incidente nadie se quiere aparecer por la casa ni la milpa de Reyes y Berta.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  • CASCUDO, Luís da Câmara. Dicionário do Folclore Brasileiro. 3º edição. Rio de Janeiro, Tecnoprint, 1972.