Muerte en Venecia (película)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Muerte en Venecia (título original: Morte a Venezia) es una película franco-italiana dirigida por Luchino Visconti. Adapta la novela corta La muerte en Venecia del escritor alemán Thomas Mann.[1]

Esta cinta, una de las últimas obras del director de Rocco y sus hermanos, Senso y El gatopardo, fue candidata al Oscar al mejor vestuario. Se trata de una disquisición estético-filosófica sobre la pérdida de la juventud y la vida, encarnadas en el personaje de Tadzio, y el final de una era representada en la figura del protagonista.

Argumento[editar]

A principios del siglo XX, el compositor de mediana edad Gustav von Aschenbach (Dirk Bogarde), que padece de una depresión severa debido a varios problemas tanto familiares como profesionales, se refugia en Venecia para descansar y huir del agobio de su vida en Múnich.

Poco después de instalarse en un lujoso hotel en la isla del Lido, se fija en un adolescente polaco, Tadzio, cliente del hotel con su familia. El interés del protagonista por este joven andrógino de belleza sobrecogedora, que encarna un ideal estético, se transformará en amor y obsesión. Visconti seleccionó el joven (Björn Andrésen, sueco de nacimiento) que encarna el papel de Tadzio entre centenares de jóvenes candidatos.

Los días de Aschenbach discurren en la playa del Lido o en excursiones al centro de Venecia pero, sobre todo, se dedica a seguir, observar y espiar a Tadzio.

Paralelamente, Aschenbach va tomando consciencia de unos acontecimientos extraños en la ciudad (muertes repentinas, campañas de desinfección de las calles, explicaciones evasivas de los venecianos, etc.) y consigue descubrir que Venecia está aquejada de una epidemia de cólera, escondida por las autoridades para que los turistas no abandonen la ciudad. Atormentado por el conflicto interior que le producen sus sentimientos por el joven, Aschenbach toma la decisión de irse. Sin embargo, tras una serie de eventos desafortunados que aparentemente impiden su salida de Venecia ese mismo dia, cambia de opinión y se queda en el hotel aliviado de no haber abandonado a Tadzio. Pocos días después, Aschenbach revela la información de la epidemia a la familia de Tadzio y les pide que se vayan. El día siguiente, Aschenbach, vestido de traje y maquillado, presencia desde lejos Tadzio y su familia abandonando la isla, luego estalla en llanto.

Como era de esperar, Aschenbach, delicado de salud, enferma. Sale una última vez a la playa pensando en Tadzio (al cual nunca ha hablado) y el recuerdo vívido de Tadzio jugando con un amigo en la arena en esa misma playa le causa a tener un orgasmo antes de morirse momentos después a orillas del mar. La película termina con la figura de Tadzio alejandose de las orillas, mientras unos socorristas vienen a levantar el cuerpo de Aschenbach.

Implicaciones[editar]

Tanto la novela original como la película constituyen, aparte de los sucesos acontecidos a Gustav durante su estancia en Venecia, una ilustración, oda, alegato y homenaje a la belleza perfecta, pura y plena de la que habla Platón en el Fedro y el Banquete.

Gustav se encuentra frente a la belleza inalcanzable, bella por sí misma y reflejo de la verdad. Tadzio, su objeto de obsesión, no intercambia palabra alguna con él ya que el sentido de perfección no posee carácter mundano, va más allá ("Aquél que ha contemplado la belleza está condenado a seducirla o morir").

El apellido alemán "Aschenbach" puede traducirse por "Arroyo de cenizas".

Escenario[editar]

La trama se desarrolla en Venecia, símbolo del arte y el comercio entre Oriente y Occidente, en el fastuoso y decadente hotel del Lido veneciano (la estación balnearia que tuvo su mayor popularidad a fines del siglo XIX y principios del XX).

La descripción minuciosa y exacta del entorno aristocrático que logra Visconti (un legendario aristócrata milánes) es paradigmática. Incluso la ropa usada es original y fue planchada y almidonada a la manera de la época.

Legado[editar]

El personaje está basado vagamente en el compositor Gustav Mahler, el Adagietto de cuya Quinta sinfonía está presente a lo largo de la película, formando una unión indivisible entre imagen y sonido de gran presencia dramática. De hecho, Visconti es en gran medida responsable de la inmensa popularidad que cobró luego la música de Mahler, quien perdió una hija en circunstancias similares a las que se ven en la película, pero no era homosexual.

La popularidad de Muerte en Venecia y la obra de Gustav Mahler inspiraron un ballet del coreógrafo John Neumeier y la ópera homónima de Benjamin Britten.

Para el papel de Tadzio, Visconti escogió al desconocido Björn Andrésen tras un largo proceso de audiciones que se registraron en el documental Alla ricerca di Tadzio (En busca de Tadzio). El cantante español Miguel Bosé, entonces adolescente, fue un candidato a ese papel, pero su padre, el torero Luis Miguel Dominguín, se opuso.[2]

Premios[editar]

Medallas del Círculo de Escritores Cinematográficos[3]

Categoría Premiado Resultado
Mejor película de salas especiales Muerte en Venecia Ganadora

Referencias[editar]

  1. «Muerte en Venecia (1971)». Consultado el 16 de octubre de 2015. 
  2. País, Ediciones El (10 de mayo de 2008). «Reportaje | Lo que dura la belleza eterna». El País. ISSN 1134-6582. Consultado el 1 de febrero de 2019. 
  3. «Premios del CEC a la producción española de 1972». Círculo de Escritores Cinematográficos. Consultado el 5 de diciembre de 2018. 

Enlaces externos[editar]