Muñeca Annabelle

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
La muñeca Annabelle

La muñeca Annabelle es una muñeca supuestamente encantada que se encuentra en el museo de lo oculto perteneciente a los investigadores paranormales Ed y Lorraine Warren. Un personaje basado en la muñeca es un antagonista recurrente en las películas The Conjuring.

Historia[editar]

Origen[editar]

Mujeres disfrazadas como muñecas Raggedy Ann en los años 1930

La muñeca fue fabricada por una empresa, una juguetera infantil que comercializaba los productos de Raggedy Ann, siendo esta una de las unidades.

La marca Raggedy Ann fue creada en 1915 por Johnny Gruelle y se dio a conocer tras una saga literaria infantil a partir de 1918. El éxito fue tal que Fleischer Studios produjo una serie animada. A lo largo de los años, el producto fue un éxito de ventas hasta los años 1970.[1]

Sucesos paranormales[editar]

Según las afirmaciones del matrimonio Warren, en 1970 una mujer le regaló a su hija Donna, estudiante de enfermería y que compartía habitación con otra joven, Angie, una muñeca de la marca Raggedy Ann. Contenta con el regalo, lo primero que Donna hace es dejar a la muñeca sobre su cama como adorno. Sin embargo, a los pocos días empiezan a suceder extraños fenómenos: la muñeca parece moverse sola, ya que cuando las dos regresan al apartamento, se la encuentran en diferentes posturas, aparte de hallar mensajes aparentemente sin sentido como Help us ("Ayúdanos"), You miss me? ("¿Me echas de menos?") o Save Lou ("Salva a Lou"), como casualmente se llamaba el novio de Donna.[2][3]

Aunque en un principio sospechaban que era una broma de algún estudiante que se escondía en su habitación para asustarlas, deciden ignorar los sucesos hasta que estos van en aumento, por lo que acaban pidiendo los servicios de una médium que les informa que dentro de la muñeca está alojado el espíritu de una niña llamada Annabelle Higgins, la cual les pide que la acepten como una más. Este hecho llama la atención de Lou, el cual al ver cómo Donna y Angie la tratan como si fuera humana, mira con desdén la escena a la que califica de "surrealista". Al poco tiempo este tiene una pesadilla en la que alguien pretende estrangularle, hasta que despierta y se encuentra con la muñeca a los pies de la cama, mientras que Lou mira extrañado unas heridas superficiales.[1]

Sin embargo la situación no parece terminar. Supuestamente las estudiantes escuchan ruidos desde su habitación, pero no encuentran a nadie, por lo que deciden contactar con un cura, el cual deja el caso en manos de dos parapsicólogos: Ed y Lorraine Warren. Estos les comentan que no existe la tal Annabelle, sino que dentro de la muñeca mora un espíritu maligno que pretende poseer a Donna tras haberle dado permiso para que entrara en su vida. Finalmente optan por deshacerse de la muñeca y los Warren regresan a su casa (donde disponen de un museo) por carreteras secundarias para evitar posibles accidentes a causa del poder manifiesto que provoca que el motor de su coche llegue a calarse.

Desde entonces ha permanecido en una urna de cristal dentro del museo familiar en Connecticut.[1][2][3]

Comentando sobre la publicidad del museo de los Warren que coincidía con el lanzamiento de la película The Conjuring 2, la escritora científica Sharon A. Hill afirma que muchos de los mitos y leyendas que rodean a los Warren tienen "la apariencia de su propia intervención" y muchas personas pueden tener dificultad en "separar a los esposos Warren de su contrapartida de Hollywood". La escritora critica la sensacionalista cobertura de prensa del museo y de Annabelle, la muñeca: "Al igual que sucede con el propio Ed Warren, en la vida real Annabelle es ciertamente mucho menos impresionante". De las afirmaciones sobrenaturales hechas sobre Annabelle por Ed Warren, dijo Hill: "No tenemos más que la versión de Ed, y así funciona para todas las historias y los orígenes de los objetos en su museo".

La muñeca también fue descrita en la biografía que escribió Gerald Brittle en 1980 sobre Edward y Lorraine Warren, The Demonologist.[4]

Adaptaciones[editar]

Anabellle sentada en un cine para la película Anabelle

En julio de 2013 se estrenó la película The Conjuring dirigida por James Wan y basada en uno de los casos del matrimonio Warren.[5][6]​ En este caso la muñeca no tiene nada que ver, puesto que el suceso afectaba a una familia que va a vivir a una granja poseída.[7]​ La muñeca, diferente a la original, aparece en dos ocasiones en la película, como cuando Ed y Lorraine Warren, interpretados por Patrick Wilson y Vera Farmiga, respectivamente, presentaban una conferencia en un instituto sobre ella, y más tarde aparece en el sótano de la casa de la pareja, con la intención de atacar a su hija.

Las productoras Warner Bros. y New Line Cinema acordaron luego la producción de una precuela de The Conjuring inspirada solo en la muñeca y la cual contó con el visto bueno de Lorraine Warren.[8][9]​ El 22 de agosto de 2014 se estrenó el primer tráiler principal de la película, en donde se ve a John Form (Ward Horton), quien regala una antigua muñeca a su esposa embarazada, Mia Form (Annabelle Wallis), y en una terrible noche, una secta satánica invade su casa y un demonio se introduce en la muñeca. La cinta, titulada simplemente Annabelle, se estrenó en 2014, con una precuela, Annabelle: Creation, estrenada en 2017, y una secuela, Annabelle Comes Home, en 2019.

Referencias[editar]