Movimiento de Eficiencia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El movimiento de eficiencia fue un componente principal de la ideología de la Era Progresiva, en los Estados Unidos. Floreció de 1890 a 1923.

Los partidarios arguyeron que todos los aspectos de la economía, sociedad y gobierno estaban inundadas con la corrupción y la ineficiencia. Todo sería mejor si los expertos identificaran los problemas y los corrigieran. El resultado fue un fuerte apoyo a un proyecto de construir departamentos técnicos en universidades, escuelas de negocio e ingeniería, agencias de investigación y control de gastos públicos en general, tanto fiscal como municipal ejemplificados en casos tales como la reforma de hospitales y escuelas de medicina.

Su representante más conocido es quizás el ingeniero Frederick Winslow Taylor, quien proclamó que siempre hay “una manera óptima” de corregir las cosas.

En los Estados Unidos la figura más prominente fue Herbert Hoover, también un ingeniero. Los demócratas lo culparon por la Gran Depresión lo que contribuyo a desacreditar el movimiento, aunque la demanda por la eficiencia y eliminación de la corrupción permanecen como un componente importante de valores en ese país. John D. Rockefeller también fue un ávido partidario del movimiento, famosamente proclamando que : "Ayudar a una escuela ineficiente, innecesaria y de mala localización es es un derroche... es muy probable que demasiado dinero ha sido malgastado en varios proyectos inútiles. Para edificar un sistema de educación adecuado a nuestras necesidades tenemos que redirigir el dinero a ese fin. "

Algunos movimientos posteriores — tales como el Movimiento tecnocrático y la propuesta de la meritocracia — tuvieron influencia y mostraron objetivos reminiscentes del Movimiento de eficiencia, pero fueron inspirados más directamente por Taylor y el taylorismo.

Los postmodernos expandieron el ataque contra los movimientos que defendían la salvación de la sociedad humana a través de la extensión y generalización de la propuesta que sólo los científicos o ingenieros tienen la pericia suficiente para ofrecer soluciones en la política.