MouseHunt

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Mousehunt (en España "Un ratoncito duro de roer"; en Hispanoamérica "Un ratoncito duro de cazar") es una película de comedia infantil estadounidense de 1997 dirigida por Gore Verbinski acerca de dos hermanos deseosos de vender una valiosa y antigua casa y cuyos planes son frustrados por un ratón que es difícil de cazar.

Argumento[editar]

Lars (Lee Evans) y Ernie (Nathan Lane) Smuntz son dos desafortunados hermanos e hijos de un adinerado fabricante de cuerdas, Rudolf Smuntz (William Hickey). Éste fallece dejando en herencia su fábrica de cuerdas junto con una caja de cigarros y una casa antigua muy avaluada pero con deudas bancarias. Un día los representantes de la multinacional Zeppco planean comprar la fábrica, pero Lars, viendo la cuerda de la suerte que heredó de su padre, rechaza la oferta haciendo caso a la última voluntad de su difunto padre que era no vender la fábrica, pero Ernie está dispuesto a venderla y planea una cita con ellos.

Esa noche April (Vicky Lewis), la mujer de Lars, tras enterarse que él rechaza la venta de la fábrica, lo abandona y expulsa a su esposo de su casa, mientras que Ernie, siendo chef y dueño del restaurante Chez Ernie, se propone servir una gran cena al alcalde de la ciudad, pero una cucaracha accidentalmente entra en el plato y el alcalde fallece de un infarto. Por tanto, Ernie pierde su negocio y hogar hasta verse obligado a vivir con su hermano en la antigua casa heredada de su padre.

Los hermanos pasan la noche en la casa, que a pesar de tener un gran valor se encuentra en ruinas y se proponen remodelarla para luego venderla. Además descubren que la casa fue construida por un famoso arquitecto llamado Charles Lyle LaRue. Un día varios empresarios se reúnen en la casa interesados en su venta, entre ellos un coleccionista de piezas de LaRue, Alexander Falko (Maury Chaykin), ofrece $10 millones de dólares por la casa, Lars acepta pero Ernie propone hacer una subasta para ganar más dinero. Sin embargo, la casa posee un pequeño y astuto ratón que desde que lo descubren les empieza a causar problemas a los dos hermanos y con el tiempo se convierte en una obsesión para ambos por acabar con él pese a que Lars lo considera un problema de escasa importancia. Los hermanos intentan en vano atrapar al ratón; ponen una ratonera pero el ratón se las ingenia para robar el cebo de la trampa y salir ileso. Intentan destruir el lugar donde vive; entre los muros en lo que remodelan la casa, pero se terminan lastimándose ellos mismos, sobre todo al poner ratoneras en la cocina pero quedando los hermanos atrapados toda la noche en ella, luego terminan mas lastimados ya que el ratón lanza una cereza activando las ratoneras. Más tarde ambos compran un feroz gato para que lo elimine, pero el felino fracasa perdiendo su vida. Al rato contratan a un excéntrico exterminador profesional llamado Caesar (Christopher Walken). Lars en la fábrica anuncia a los empleados la suspensión de sus salarios para poder pagar las deudas de la casa pero en consecuencia los empleados se van a huelga también decididos a atacar a Lars y Ernie.

Por otro lado Ernie acuerda una cita con los representantes de Zeppco para vender la fábrica de cuerdas (a espaldas de Lars) y se pone a coquetear con dos hermosas mujeres que se encuentra en la calle el día de la cita, pero es atropellado por un autobús dejando plantados a los empresarios, quienes por la ausencia de Ernie ya no están interesados en comprar la fábrica. April sabiendo la cantidad que va a recibir Lars por la casa, lo busca en la fábrica. Ella lo recibe en la oficina en ropa sugerente, mientras que este se encuentra totalmente desnudo por un accidente con su ropa convertida en varias cuerdas, con excepción de sus calcetines. April le dice que financiará la restauración de la casa para la subasta, a cambio de tener sexo allí mismo. Lars despues, del encuentro con April, busca a su hermano en el hospital, cubriendose con el abrigo de April. Al rato ambos vuelven a la casa para ver que Caesar, seriamente lastimado, ha fallado en matar al ratón quien le provocó las graves lesiones, mientras es llevado por paramédicos a la ambulancia. Ambos hermanos al comprender la gravedad de su adversario tratan de atrapar al ratón después de ver que habñia hecho su propio sandwich. Ernie trata de matar al ratón con un rifle pero falla solo causando mas destrozos en la planta baja además de disparar accidentalmente a un veneno de ratones inflamable lo que provoca un enorme agujero en el piso. Ernie recibe el mensaje de Zeppco y termina discutiendo con Lars. Ernie lleno de ira intenta fallidamente matar al ratón con una escopeta. Tras destruir gran parte de la casa, tiene una discusión con Lars y éste le tira una naranja, pero la naranja termina golpeando al ratón, dejándolo inconsciente. Ambos teniendo su oportunidad de matarlo no lo hacen y deciden mejor encierrarlo en una caja de puros y lo envían a Cuba. Una vez hecho esto, los hermanos remodelan la casa y la preparan para la subasta.

El día de la subasta, Lars descubre la caja donde metieron al ratón devuelta desde Cuba; argumentando falta de sellos postales cuando en verdad la caja fue pesada en la aduana y fue devuelta por su escaso peso. Cuando inicia el ratón aparece causando muchas molestias entre los invitados, desesperados intentan matar al ratón inundando las paredes en plena subasta. Las paredes se rompen por la presión del agua cayendo encima de todos los invitados y después la casa se desploma, dejándolos completamente en la ruina, pero con la esperanza de haber matado al ratón, a pesar de tener trozos de cuerda muy parecidos al pedazo de la suerte de su padre, el cual fue comido por el ratón.

Deshechos, se dirigen a la fábrica sin saber que el ratón (el cual sobrevivió) los estaba siguiendo en su propio auto. El ratón disimuladamente activa la maquinaria de la fábrica, que despierta a los hermanos y ven que el ratón ha formado una bola de cuerdas de queso. Días después, Lars muestra a su nueva novia la nueva fábrica de cuerdas de queso, mientras que Ernie, siendo jefe de personal y chef, se asocia con el ratón, quien prueba los quesos salidos de la máquina, siendo así la fortuna de los hermanos Smuntz.

El filme finaliza cuando al lado del retrato del fallecido Rudolf Smuntz, está el pedazo de cuerda de la suerte con la frase que lo caracterizó; "Un mundo sin cordel es un caos".

Reparto[editar]

Enlaces externos[editar]