Mortal Kombat: Shaolin Monks

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Mortal Kombat: Shaolin Monks
Desarrolladora(s) Midway Games
Distribuidora(s) Midway Games
Plataforma(s) PlayStation 2, Xbox
Fecha(s) de lanzamiento Septiembre 24, 2005
Género(s) Accion/Aventura
Serie Mortal Kombat
Modos de juego 1-2 players
Clasificación(es) Mature (M)
Formato(s) DVD

Mortal Kombat: Shaolin Monks (literalmente Combate Mortal: Monjes Shaolin) es el decimoquinto juego pero es la tercera entrega del género aventura de la saga. Se desarrolla durante en los acontecimientos del 2.º juego, comenzando después del final del primero. El juego se centra en 2 monjes Shaolin: Liu Kang y Kung Lao, en sus aventuras por los reinos en un intento de detener los planes de Shang Tsung de dominar el reino de la Tierra.

Shaolin Monks ofrece tres modos principales de juego. Aparte de un modo sólo-jugador, tiene un modo cooperativo, donde dos jugadores pueden trabajar juntos a través del juego, con el acceso a algunas áreas y artículos que son inaccesibles en modo de un sólo-jugador. Hay también otro modo, donde dos jugadores pueden luchar cara a cara en algunas de los escenarios ofrecidos en el juego.

Además de Liu Kang y de Kung Lao, el juego ofrece otros personajes de la serie Mortal Kombat. Están allí para ayudar a los personajes principales Raiden, Johnny Cage, Sonya Blade, Jax Briggs y Sub-Zero; mientras, otros sirven como los jefes del juego: Kitana, Mileena, Jade, Reptile, Baraka, Goro, Scorpion y Kano. Algunos de estos se pueden desbloquear para convertirse en personajes seleccionables en los distintos modos del juego.

Argumento[editar]

La batalla se consumaba furiosamente en la fortaleza de la isla de Shang Tsung en el Mar Varias luchas acontecían mientras el malvado hechicero los observaba desde su trono: Sonya Blade contra Kano, Johnny Cage contra Reptile, y Sub-Zero contra Scorpion.

El monje Shaolin Liu Kang se enfrenta a Shang Tsung pero en su lugar se encuentra con dos de sus protectores enmascarados. Liu Kang los derrota y lucha contra el hechicero. Shang Tsung le aventaja y procede a consumar el alma de Liu Kang pero es lanzado de una patada que le propina uno de los guardias, que resultó ser el mismísimo Kung Lao, que se infiltró en la batalla a escondidas para recuperar el honor de su antecesor. Inmediatamente Baraka con un Tarkata se disponen a atacarlo. Kung Lao lanza su sombrero afilado a uno de los secuaces de Baraka, decapitándolo. Baraka se agacha y evita el sombrero, pero por poco. Kung Lao se dispone a luchar con Baraka y Liu Kang continúa luchando contra Shang Tsung. Aunque el hechicero intenta transformarse en varios combatientes, Liu Kang le golpea varias veces y acaba con él con una patada voladora, estampando a Shang Tsung en una columna. Debilitado, Shang Tsung llama a su última esperanza en la batalla.

Goro aparece de la entrada y se adentra hacia cualquier adversario que vea. Aprovechando que Goro los tenía a todos distraídos, Shang Tsung creó un portal hacia Outworld y desaparece. Scorpion también se adentra al portal, junto a Baraka, Goro, Reptile y Kano. Raiden aparece luego y advierte a los combatientes restantes que deben irse del palacio antes de que se hunda en el mar. Se marchan todos salvo Liu Kang y Kung Lao que caen a la Guarida de Goro.

Se marchan a la academia de Wu Shi pero Baraka y los nomadas Tarkatan lanzan un ataque contra la academia de Wu Shi y capturan a Sonya Blade. Raiden confirma que Shang Tsung está intentando atraer a Liu Kang y a sus aliados a Outworld donde él puede ordenar a sus secuaces a atacarlos y esperar su momento oportuno para obtener energía. Si lo consigue, Shang Tsung conquistará la tierra sin la necesidad de ganar un torneo Mortal Kombat, el cual ha amañado.

Los Monjes Shaolin viajan al Outworld para detener los planes del hechicero. Son guiados por Raiden y asistidos por Johnny Cage. A lo largo de su aventura, se unirán junto a una misteriosa princesa llamada Kitana, luchan contra Jade y Mileena, Sub-Zero (que luego se aliará), Scorpion, Baraka, Goro, Reptile, y Kano, para luego liberar a Sonya Blade y desembocar en la arena de lucha del propio Shao Kahn, donde lucharán contra un Shang Tsung rejuvenecido (como en el Mortal Kombat II), Kintaro y finalmente el mismo Shao Kahn y su martillo destructor.

Diferencias con el argumento original de Mortal Kombat[editar]

  • Muere Jade, Reptile, Goro, Kintaro, Baraka, Scorpion, Ermac, Shang Tsung, Shao Kahn y Kano.
  • Reptile no trabaja para Shang Tsung.
  • Scorpion trabaja para las fuerzas del mal.
  • Sub-Zero no muere en el torneo, sino que durante el transcurso del juego.
  • Shang Tsung rejuvenece en el Soul Tombs por medio de almas.
  • Sonya es capturada por Baraka en la academia Wu Shi.
  • Shang Tsung vence a Raiden en la academia Wu Shi.
  • Aparece Quan Chi tatuado y el juego se sitúa antes de Deadly Alliance.
  • Kung Lao es nombrado campeón de Mortal Kombat, no Liu Kang.
  • Kitana es princesa de Outworld, siendo que es princesa de Edenia

Elementos del videojuego[editar]

Mortal Kombat: Shaolin Monks tiene un entorno de juego basado en un sistema multidireccional de combate que da a los jugadores la capacidad de atacar a cualquiera de los enemigos que les rodean. El motor permite que el jugador mantenga ataques y combos a través de múltiples enemigos, e incluso pueden continuar sus combos después de lanzarlos en el aire gracias a un ataque de gran alcance o de un lanzamiento. Los personajes principales también poseen muchos de los movimientos especiales que han tenido en los juegos anteriores de la serie. Los combos y los movimientos especiales aumentan a medida que se adquieren puntos de experiencia. Estos se ganan principalmente con derrotar a oponentes, ya que al extender un combo se multiplica el valor de la puntuación de experiencia. También se gana experiencia rompiendo objetos destructibles(no siempre), así como se obtiene energía(no siempre). El entorno desempeña un papel vital en el juego, pues hay varios peligros que matarán inmediatamente a un enemigo, tales como desfiladeros, pinchos o ruedas giratorias.

El juego incluye una característica común de la serie Mortal Kombat, los «Fatalities». A excepción de los «Fatalities» realizados en los jefes, el método de realizar uno en Shaolin Monks es diferente del de los juegos de lucha antecesores de la serie. Usar combos contra los enemigos aumenta el marcador de «Fatality». Una vez que ese marcador haya alcanzado cierto nivel, se podrá realizar un Fatality, sin importar el nivel de salud del oponente. Los personajes principales tienen la capacidad de realizarlos diversamente, algunos de los cuales son versiones en 3D de los primeros Mortal Kombat. El juego además contiene la posibilidad de realizar «Multalities», que son «Fatalities» realizados a enemigos múltiples. También se incluyó el concepto de «Brutalities», de Ultimate Mortal Kombat 3, aunque con una variación: el movimiento se realiza una vez, y el jugador podrá dar ataques más devastadores durante un tiempo limitado.

Otra aportación a este juego es una versión de Mortal Kombat II emulada, disponible en todas las versiones para Xbox y en la versión NTSC de PlayStation 2. Mientras que en la versión PAL de PlayStation 2 la opción de desbloquear el juego como extra no se incluyó (se añadieron misiones extras para completarse con Smoke). Los parajes de Mortal Kombat: Shaolin Monks se basan en los escenarios que han aparecido originalmente en Mortal Kombat II, así como algún otro del primer Mortal Kombat, y una de Mortal Kombat: Deadly Alliance.

A lo largo del juego hay códigos cifrados escritos verticalmente que hacen referencia a las artes conceptuales desbloqueables. El símbolo del “LAGARTO” se repite varias veces en la guarida de Reptile, en el escenario del bosque viviente. En donde se encuentra Mileena, entre varios banderines circundantes alrededor de la copa de un árbol del bosque viviente, se lee “Toasty”. En las tumbas del alma, los símbolos que brillan intensamente sobre las entradas a dos rutas alternativas significan “Fuego” y “Viento”. La puerta que conduce en la fundición, en donde aparecen representadas las victorias de torneo de los jugadores, hay símbolos en los que se pueden leer “Liu Kang morirá”, refiriéndose a la muerte de Liu Kang en Deadly Alliance.

Recepción[editar]

El juego ha recibido varias reseñas entusiastas de críticos y de jugadores igualmente, especialmente en comparación con los dos intentos anteriores (Special Forces y Mythologies: Sub-Zero), que fueron fracasos comerciales. En el juego sus puntos más fuertes incluyen su gameplay eficiente y simple, y una banda sonora bien recibida (muchas canciones son remixes de los soundtracks originales de Mortal Kombat I y II). También, el arsenal que fue grande incluyendo los famosos Fatalitys comúnmente usados para acabar a los enemigos, que se pueden realizar en casi cualquier momento. Mortal Kombat: Shaolin Monks ha vendido sobre un millón de copias.

El juego tiene solamente cuatro personajes jugables en "Modo historia", todos masculinos. Kitana era la única mujer jugable en todo el juego, pero ella solo esta disponible solamente dentro del "Modo versus" (a menos que se utilicen códigos Action Replay).

La historia del juego también recibió varias críticas por omitir y/o cambiar muchos acontecimientos del argumento de los demás juegos de la saga. Hay también varias polémicas en la historia del juego que no pertenecen necesariamente a alteraciones, como elementos que nunca fueron explicados pero tenían una historia larga del canon detrás de ellos, como el origen de la cicatriz facial de Sub-Zero y de Kitana, que son colocadas por un encanto. Algunos personajes en apariencia fueron retocados ligeramente diferentemente que en los juegos anteriores. Otros también sintieron que la relación de Liu Kang y Kitana fue mal desarrollada.