Morir para vivir

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Morir para vivir
Serie o programa de televisión
Género Telenovela
Creador Félix B. Caignet
Reparto
Temas principales Morir en paz
(interpretado por David Haro)
. Morir para vivir
(interpretado por Erik Rubín)
País de origen México
Localización Morelos, México, D. F.
Época de ambientación 1989
Idioma/s Español
Episodios 75
Producción
Productores ejecutivos Ana Martín
Empresas productoras Televisa
Dirección Benjamín Cann (foro)
Guion Fernanda Villeli (adaptación)
Edmundo Báez (adaptación)
Cinematografía Luis Monroy (foro)
Distribución Televisa Internacional
Emisión
Cadena original Canal de las Estrellas
Horario Lunes a viernes 21:30 - 22:00
A partir del 25 de septiembre de 1989:
Lunes a viernes 19:00 - 20:00
Duración 21-22 minutos (episodios 1-10)
41-44 minutos (episodios 11-75)
Primera emisión 11 de septiembre de 1989
Última emisión 22 de diciembre de 1989
Emisiones por otras cadenas Bandera de Chile Megavisión
Bandera de los Estados Unidos Univision (1991-1996)
Cronología
La casa al final de la calle (21:30)
Teresa (19:00)
Morir para vivir Lo blanco y lo negro (21:30)
Cuando llega el amor (19:00)
Enlaces externos
Ver todos los créditos (IMDb)
Ficha en IMDb
[editar datos en Wikidata]

Morir para vivir es una telenovela mexicana emitida en el año de 1989, producida por la también actriz Ana Martín. En esta telenovela debutaron como protagónicos los actores Claudia Ramírez y Eduardo Capetillo. Contó con la participación de Susana Dosamantes como la antagonista de la trama.

Trama[editar]

Rosaura Guzmán es una mujer cuya maldad no conoce límites. Años atrás, mandó a la cárcel a su propia hermana, Mercedes, acusándola de un crimen que no cometió, para así poder quedarse con su marido, Andrés Guzmán, de quien Rosaura estaba enamorada. Alicia, la hija pequeña de Mercedes y Andrés, creció pensando que Rosaura era su verdadera madre, mientras ésta cumplía su condena en la cárcel.

Quince años más tarde, el amor que Rosaura sentía por Andrés se ha terminado y ahora es amante del ingeniero Federico Iturralde, que fue contratado por el propio Andrés para hacer unas labores de perforación en la hacienda donde habitan.

Andrés empieza a sospechar que su esposa le es infiel con Iturralde, por lo que Rosaura acude a pedirle ayuda a Bocó, el brujo más famoso de la región. Éste le da un veneno que ella vierte poco a poco en las bebidas de Andrés hasta provocarle un estado catatónico muy similar a la muerte. Todos, incluida Alicia, creen muerto a Andrés, que es enterrado vivo.

Rosaura se dispone a celebrar su triunfo sin sospechar que Alicia y Federico se han enamorado, pero cuando se entera, decide hacer con su hijastra lo mismo que hizo con su esposo.

Alicia está a punto de ser enterrada viva cuando Teo, su vieja y querida nodriza, descubre que una lágrima deslizándose por su mejilla. La nodriza pide ayuda al doctor Sebastián Quijano (a quien Andrés había pedido que cuidase de Alicia en caso de que él falleciera), pero entonces aparece Bocó para tratar de impedir que salve a la joven. Los dos hombres luchan y Bocó pierde la vida al golpearse la cabeza, por lo que el doctor decide colocar el cadáver del brujo en el ataúd de Alicia y cerrarlo. Al día siguiente el entierro se lleva a cabo sin que nadie sospeche nada.

Mientras tanto, el doctor se lleva a Alicia a su casa en la Ciudad de México, donde se recupera lentamente de lo sucedido. Enfrente de la casa de don Sebastián hay una casa de huéspedes cuya dueña es Milagros, una mujer alegre y bondadosa que cuida a sus inquilinos como si fueran parte de su familia. Alicia no sospecha que uno de los huéspedes es su verdadera madre, Mercedes, quien se dedica a dar clases de piano desde que salió de la cárcel. El destino lleva a Alicia a convertirse en su alumna; con el tiempo, entre las dos mujeres nace un gran cariño mutuo sin que sepan que corre la misma sangre por sus venas.

En la casa de Milagros vive también Víctor, un muchacho que llegó de Guadalajara a la capital con intenciones de convertirse en un gran músico. La bondad de Alicia hace que Víctor se enamore de ella; sin embargo, Alicia no quiere saber nada del amor después de lo vivido con Federico. Su corazón todavía está lleno de resentimiento y sólo una cosa la impulsa a seguir viviendo: el deseo de vengarse de la mujer que mató a su padre y del hombre que le rompió el corazón, y esta vez es Alicia la que no está dispuesta a detenerse ante nada ni ante nadie.

Elenco[editar]

Equipo de producción[editar]

Premios[editar]

Premios TVyNovelas 1990[editar]

Categoría Nominado(a) Resultado
Mejor villana Susana Dosamantes Ganadora