Monte del Templo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Monte del Templo
Israel-2013(2)-Aerial-Jerusalem-Temple Mount-Temple Mount (south exposure).jpg
El Monte del Templo o Explanada de las Mezquitas
Monte del Templo ubicada en Israel
Monte del Templo
Monte del Templo
Mapa de localización
Ubicación Jerusalén Este (territorio disputado)
 • País(es) Israel
 • Coordenadas 31°46′40″N 35°14′08″E / 31.777777777778, 35.235555555556Coordenadas: 31°46′40″N 35°14′08″E / 31.777777777778, 35.235555555556
Altitud 743 msnm
Superficie
Sierra Montes de Judea
[editar datos en Wikidata]

El Monte del Templo o Explanada de las Mezquitas es un lugar religioso considerado sagrado de aproximadamente 15 hectáreas ubicado en la ciudad vieja de Jerusalén. Los israelíes lo conocen como הַר הַבַּיִת (Har Ha-Bayit, lit. «Monte de la Casa» o «Monte del Templo», en alusión al antiguo templo) por los judíos y cristianos, mientras que los palestinos lo denominan الحرم الشريف‎‎ (Haram esh-Sharif, lit. «El Noble Santuario») o الحرم القدسي الشريف (al-Ḥaram al-Qudsī al-Šarīf, lit. «El Noble Santuario de Jerusalén»). Actualmente, la explanada es uno de los lugares sagrados más disputados del mundo. Denominado por los musulmanes Noble Santuario está considerado el tercer lugar más santo en el islam (tras la Meca y Medina), y también es el lugar más sagrado del judaísmo, ya que en el monte Moriá se sitúa la historia bíblica del sacrificio de Isaac.[1]

En virtud del "statu quo" vigente los judíos no pueden acceder a la Explanada para rezar, aunque si pueden hacerlo en calidad de visitantes.[2]​ El recinto está bajo la custodia de Jordania pero controlado por Israel que ocupó Jerusalén Este en la Guerra de los Seis Días de 1967.[2]

Tradición judaica[editar]

El lugar de "la piedra del sacrificio de Isaac" (la Sagrada Piedra de Abraham) fue elegido por el rey David para construir un santuario que albergara el objeto más sagrado del judaísmo, el Arca de la Alianza. Las obras fueron acabadas más tarde por Salomón en lo que se conoce como Primer Templo o Templo de Salomón y cuya descripción solo conocemos a través de la Biblia, ya que fue profanado y destruido por Nabucodonosor II en el 586 a. C., dando inicio al exilio judío a Babilonia. Unos años después se reconstruyó el Segundo Templo, que volvió a ser destruido en el 70 d. C. por los romanos, con la excepción del muro occidental, conocido como Muro de las Lamentaciones, que aún se conserva y que constituye el lugar de plegaria más importante para los judíos. Según la tradición judía, es el sitio donde deberá construirse el tercer y último templo en los tiempos del Mesías.

Según ciertas ramas de la ortodoxia judía, los judíos no deben penetrar en el Monte del Templo porque podrían, sin querer, violar el Kodesh HaKodashim (sancta sanctorum) del desaparecido templo, es decir, la zona del mismo cuya entrada solo estaba permitida, y aún lo está, al sumo sacerdote, y también por las reglas de pureza necesarias para ingresar, las cuales no pueden ser cumplidas hoy en día. Es accesible a todo público solo si obedecen regulaciones como entrar a ella sin pantalones cortos ni zapatos de cuero, y permanecer en el sitio con respeto. En las entradas y salidas de la misma hay guardias de la Policía de Fronteras de Israel.

Tradición islámica[editar]

En la explanada se encuentran dos de los templos más importantes del islam: la Mezquita de Al-Aqsa, la cúpula "plateada", y el Domo de la Roca la cúpula de oro, construidas ambas en el siglo VII, la Cúpula de la Cadena del Siglo VII, la Cúpula de la Ascensión del siglo X, la cúpula de Yusuf del siglo XII o la Cúpula de los Profetas del siglo XVI. La segunda debe su nombre a que alberga en su interior la que —según la tradición islámica— es la piedra sobre la que Abraham se dispuso a sacrificar a su hijo (Ismael, y no Isaac, según el Corán); desde esa misma piedra fue elevado Mahoma al cielo, dice el Corán. La cúpula es uno de los lugares más representativos de la ciudad.

Inicio de la Segunda Intifada[editar]

El 28 de septiembre de 2000, tras una visita de Ariel Sharón a la Explanada, estalló la llamada Intifada de Al-Aqsa, fenómeno que se atribuyó en un principio al supuesto carácter provocador de dicha visita. Sin embargo, una comisión internacional, la Comisión Mitchell, encargada de estudiar los orígenes de la Intifada, y de examinar los disturbios y la represión durante la visita de Sharón, llegó a la conclusión de que la visita no fue la razón del inicio de la Intifada de Al-Aqsa, sino que se remonta a la ruptura de las negociaciones de Camp David el 25 de julio de 2000.

Pugna sobre el derecho a rezo[editar]

La pugna sobre el derecho de los judíos a rezar y visitar el Monte del Templo es histórica.[3]

El 29 de octubre de 2014, hubo un atentado contra la vida del activista israelí Yehuda Glick que lucha por el derecho de judíos de rezar en el Monte del Templo, Yehuda Glick sobrevivió el ataque tras un largo tratamiento en terapia intensiva.[4]

En octubre de 2016, el Consejo Ejecutivo de la UNESCO, con apenas 6 votos en contra de sus 58 miembros, adoptó una resolución en la que se niega todo vínculo entre Jerusalén y el judaísmo, limitándose a considerarlo un lugar único del Islam. La resolución subraya que la Explanada es sagrada solo para los musulmanes, no incluye su denominación en hebreo ni su equivalente en inglés (Temple Mount) y los nombres que aparecen son Haram al-Sharif y Al-Aqsa, denominación de la principal mezquita de la Explanada, el tercer lugar más sagrado para los musulmanes.[5]

13. Lamenta el daño causado por las fuerzas israelíes, especialmente desde el 23 de  agosto de 2015, en las puertas y ventanas históricas de la mezquita de al-Qibli, en el  complejo de la mezquita de al-Aqsa/al-Haram al-Sharif, y reafirma, a este respecto,  la obligación de Israel de respetar la integridad, la autenticidad y el patrimonio cultural  de la mezquita de al-Aqsa/al-Haram al-Sharif, como se refleja en el statu quo histórico, como lugar sagrado de culto para los musulmanes y componente de un sitio del  patrimonio cultural mundial.

Resolución UNESCO (200 EX/PX/DR.25.2 Rev.) [5]

Además, la resolución desaprueba de forma tajante la actitud de Israel con respecto al acceso al lugar y las construcciones y excavaciones llevadas a cabo en el mismo.[5]

16. Deplora la decisión de Israel de aprobar un plan de instalación de dos líneas de  teleférico en Jerusalén oriental y el proyecto denominado “Casa Liba” en la ciudad  vieja de Jerusalén, así como la construcción del denominado “Centro Kedem”, un  centro de visitantes próximo al muro meridional de la mezquita de al-Aqsa/al-Haram  al-Sharif, la construcción del edificio Strauss y el proyecto de ascensor en la Plaza de  al-Buraq “Plaza del Muro Occidental”, e insta a Israel, la potencia ocupante, a que  renuncie a dichos proyectos y ponga fin a las obras de construcción, de conformidad  con las obligaciones que le corresponden en virtud de las convenciones, resoluciones  y decisiones pertinentes de la UNESCO.

Resolución UNESCO (200 EX/PX/DR.25.2 Rev.) [5]

Crisis en julio de 2017[editar]

En julio de 2017 se produce una nueva crisis en la explanada de las mezquitas iniciada con el asesinato de dos policías israelíes en la ciudad vieja de Jerusalén por parte de tres árabes-israelíes que son posteriormente abatidos. Las autoridades israelíes deciden el cierre del recinto. Se reabre dos días después tras instalar arcos detectores de metales. Consideran que quienes atentaron contra los dos policías habían escondido sus armas en la zona de la explanada de las mezquitas. La comunidad musulmana rechaza las nuevas medidas de seguridad y lo interpreta como un intento por parte de Israel de modificar el "estatus quo" de la zona. En los enfrentamientos durante estos días mueren 4 palestinos (3+1) y 3 israelíes asesinados por un joven palestino supuestamente para vengar el cierre de la mezquita Al Aqsa.

Cronología[editar]

14 de julio de 2017. Tres árabes israelíes[6]​ disparan contra dos policías en la ciudad vieja de Jerusalén. Son perseguidos y abatidos en la Explanada de las Mezquitas. Israel asegura que las armas utilizadas estaban escondidas en la explanada y toma la decisión de cerrar durante dos días el acceso. La decisión genera la protesta de palestinos y de Jordania, guardiana de los lugares santos de Jerusalén. Los palestinos consideran que Israel está intentando ampliar su control del complejo y las zonas de las mezquitas administradas por los musulmanes.[7]

15 de julio. El Primer Ministro Israelí decide instalar detectores de metales en las entradas de la explanada y anuncia la reapertura para el día siguiente.

16 de julio. Reapertura al público de la explanada de las mezquitas pero la población musulmana se niega a entrar como protesta por las nuevas medidas de seguridad. Como protesta cientos de personas rezan en el exterior del recinto. A partir de esta fecha se producen enfrentamientos entre palestinos y fuerzas de seguridad israelíes en Jerusalén-Este y en Cisjordania. Los fieles musulmanes continúan sin querer entrar en la mezquita.

17 de julio. Las autoridades islámicas de Al Aqsa piden en un comunicado a los fieles musulmanes palestinos que no atraviesen los arcos instalados por la Policía israelí y que rechacen todos los "procedimientos para cambiar la histórica situación de la Mezquita de Al Aqsa". La nota invita a los palestinos a rezar en las calles de Jerusalén y en los alrededores de la Explanada en caso de que los detectores de metales instalados en los accesos no se retiren.[8]

20 de julio. El presidente turco Tayyip Erdogán se une a los dirigentes palestinos para pedir a Israel la retirada de los arcos detectores de metal. El Presidente Netanyahu tras consultas con responsables de seguridad decide mantener los dispositivos.

21 de julio. Viernes, día de plegaria general. La policía israelí prohíbe a los hombres menores de 50 años el acceso a la ciudad antigua. Cientos de personas participan en una plegaria organizada en las puertas de la ciudad vieja. Se producen violentos enfrentamientos entre palestinos y fuerzas de seguridad israelíes en Jerusalén Este y Cisjordania. Mueren 3 palestinos y varios centenares resultan heridos.

Un palestino penetra en la colonia judía de Neve Tsuf al noroeste de Ramala y mata a puñaladas a tres miembros de una familia antes de que él mismo resulte herido de bala. A través de su cuenta de Facebook explicó que vengaría el cierre de la mezquita Al Aqsa.[9]

El presidente palestino Mahmud Abbas anuncia la "congelación" de los contactos con Israel hasta que no se anulen las nuevas medidas de seguridad impuestas por Israel.

22 de julio. Muere uno de los palestinos heridos el día anterior. Continúan las protestas.

23 de julio. Israel instala cámaras de seguridad, lo que provoca una nueva protesta por parte musulmana. El Mufti de Jerusalén Muhammad Hussein, pide que se retorne a las medidas establecidas antes del ataque. Las instituciones islámicas de Jerusalén "afirman el rechazo categórico de los arcos electrónicos y de todas las medidas de ocupación."[7]

Se lanza desde Gaza un cohete que llega a territorio israelí a una zona no habitada, según fuentes israelíes.

En un comunicado el servicio israelí de seguridad interior anuncia la detención de 25 miembros de Hamas a "título preventivo" en el marco de las "tensiones en torno al Monte del Templo".[10]

Reunión de responsables israelíes para estudiar una posible solución de seguridad alternativa a los arcos detectores de metales.

Se anuncia una reunión el lunes 24 del Consejo de Seguridad de la ONU para tratar este tema. El Secretario General de la Liga Árabe, Ahmed Abul Gueit, acusa a Israel de "jugar con fuego" y denuncia la actitud "aventurera" de su gobierno que puede provocar una "grave crisis con el mundo árabe y musulmán".[9]

Ataque a la embajada de Israel en Jordania. Mueren dos jordanos. Un agente de seguridad israelí herido grave.[11]

25 de julio. Israel desmantela los arcos detectores de metales. El gobierno israelí señala en un comunicado "Los detectores de metales serán sustituidos por unos controles de seguridad basados en tecnología avanzada y otros medios que se implementarán a lo largo de los próximos seis meses"[12]

Galería de imágenes[editar]

Modelo del segundo Templo de Jerusalén en el siglo I E.C.  
Cartel a la entrada de la Explanada colocado por el Gran Rabinato de Israel, prohibiendo el acceso debido a su carácter sagrado (1978).  
Detalle de la Cúpula de la Roca.  
Muro de la explanada.  

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Continúa la tensión por la instalación de detectores de metales en Al Aqsa». eldiario.es. Consultado el 2017-07-23. 
  2. a b «Al Malki dice que rezo del viernes en Al Aqsa probará la seriedad de Israel - ABC.es - Noticias Agencias». ABC. 27 de julio de 2017. Consultado el 2017-07-30. 
  3. Mundo, Redacción BBC. «¿Por qué Jerusalén es tan sagrada y tan disputada?». BBC Mundo. Consultado el 2017-07-23. 
  4. Rengel, Carmen (30 de octubre de 2014). «La Explanada de las Mezquitas se convierte en otro frente en Jerusalén». EL PAÍS. Consultado el 27 de mayo de 2017. 
  5. a b c d «Resolución UNESCO (200 EX/PX/DR.25.2 Rev.)». Consultado el 16 de octubre de 2016. 
  6. Baeza, Lourdes (2017-07-14). «Dos policías muertos y tres agresores árabes israelíes abatidos en Jerusalén». EL PAÍS. Consultado el 2017-08-15. 
  7. a b «Israel installs security cameras at al-Aqsa compound». www.aljazeera.com. Consultado el 2017-07-23. 
  8. «Continúa la tensión por la instalación de detectores de metales en Al Aqsa». La Vanguardia. Consultado el 2017-07-23. 
  9. a b «El secretario general de la Liga Árabe advierte a Israel de que está "jugando con fuego" en Jerusalén». europapress.es. 2017-07-23. Consultado el 2017-07-23. 
  10. «Israel arresta a 25 miembros de Hamás en Cisjordania». Consultado el 2017-07-23. 
  11. «Dos muertos en un ataque en la embajada de Israel en Jordania». RFI. 2017-07-24. Consultado el 2017-07-25. 
  12. Baeza, Lourdes (2017-07-25). «Israel retira los detectores de metal de la Explanada de las Mezquitas». EL PAÍS. Consultado el 2017-07-30. 

Enlaces externos[editar]