Monte Tláloc

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Tláloc
Monte Tláloc.jpg
El Tláloc visto desde el cerro Telapón
Tláloc ubicada en México
Tláloc
Tláloc

Tipo Estratovolcán, volcán en escudo
Ubicación Mexico stateflags Estado de Mexico.png México
 • País(es) MéxicoFlag of Mexico.svg México
 • Coordenadas 19°24′44″N 98°42′45″O / 19.41226, -98.712511Coordenadas: 19°24′44″N 98°42′45″O / 19.41226, -98.712511
Altitud 4120 msnm
Prominencia 920 m
Sierra Sierra de Río Frío
Cordillera Eje Neovolcánico

El Tláloc o Tlalocatepetl (en náhuatl: monte de Tlalocan)? es un volcán y un yacimiento arqueológico ubicado en el Eje Neovolcánico de México, específicamente en el límite entre los municipios de Ixtapaluca[1]​ y Texcoco,[2]​ al oriente del Estado de México. Con sus 4120 metros sobre el nivel del mar,[3][4]​ el Tláloc es la novena cima más alta del país.

Geografía[editar]

El Tláloc y el Telapón (4060 msnm) —junto con otros cerros menores como Los Potreros (3600 msnm)— conforman la llamada Sierra de Río Frío, que es el extremo septentrional de la Sierra Nevada. Esta incluye los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl. Se trata de un segmento del Eje Neovolcánico con una orientación mayormente norte-sur que conforma la línea divisoria de las aguas entre las cuencas hidrográficas del Pacífico (cuenca del Balsas) y del Golfo (cuenca del Pánuco).

El Tláloc cuenta con un clima de montaña cuya designación oficial es «semifrío subhúmedo con lluvias en verano, de humedad media».[2]​ La latitud tropical del monte es templada por su altitud. La temperatura media anual se encuentra por debajo de los 8 °C, mientras que la precipitación anual, gran parte de la cual se registra en la estación lluviosa (mayo a octubre), oscila entre los 1000 y 1200 mm.[1][2]

Al pie del Tláloc se encuentra el poblado de Río Frío de Juárez, un histórico puerto de montaña entre los valles de México y Puebla-Tlaxcala, ubicado sobre la Carretera Federal 150D (México-Córdoba).

Biodiversidad[editar]

El Tláloc forma parte del Parque Nacional Izta-Popo Zoquiapan, uno de los primeros parques nacionales de México. Originalmente, el parque englobaba todo el territorio de la Sierra Nevada de una altitud superior a los 3000 metros sobre el nivel del mar. Sin embargo, por la presión de la industria maderera, los límites del parque se retrazaron en 1948 para reducir la zona de conservación alrededor del macizo Izta-Popo a la cota de los 3600 metros.[5]​ Aunque esto no afectó al área de la Sierra de Río Frío, el decreto significó que esta quedó como un exclave del parque, una subdivisión llamada "Parque Nacional Zoquiapan".

Como gran parte de las zonas serranas de México, el Tláloc se encuentra cubierto por un bosque subtropical de coníferas. Se trata de un bosque mixto con predominancia de pinos (Pinus spp., en especial P. montezumae y P. hartwegii), encinos (Quercus spp., en especial Q. rugosa y Q. laurina), ailes (Alnus jorullensis y A. acuminata), oyameles (Abies religiosa) y cedros blancos (Cupressus lusitanica). Por encima de los 4000 msnm, el bosque se disipa y abre paso al zacatonal. Estos ecosistemas sirven de hogar a la fauna local, consistente de coyotes (Canis latrans), conejos de monte (Sylvilagus cunicularius), varias aves cantoras y rapaces, entre otros. Existen también especies endémicas, como el zacatuche (Romerolagus diazi) y la salamandra de río (Ambystoma leorae), una especie en peligro crítico de extinción.[5]

Zona arqueológica[editar]

Amanecer en el que se observa la "Montaña Fantasma".

En el México prehispánico, el Tláloc fue una de las montañas más sagradas para los pueblos de la Triple Alianza.[6]​ Su cercanía con el altépetl de Tetzcuco (actual Texcoco de Mora), así como la cantidad de manantiales que proveían —y siguen proveyendo— de agua potable a los poblados del valle, le valieron una asociación con Tláloc, el dios nahua de la lluvia. En su honor se erigió entre los años 350 y 900 DC una calzada de 150 metros de longitud que lleva a un adoratorio en la cima. Se considera el yacimiento arqueológico a mayor altitud de Mesoamérica, y el más importante de América fuera de la cordillera de los Andes.[5]​ Actualmente, el yacimiento del Tláloc se encuentra en ruinas, aunque existe un proyecto del Instituto Nacional de Antropología e Historia para rehabilitarlo.[7]

El Tláloc también es escenario de un curioso fenómeno astronómico. En los días alrededor del 12 de febrero, es posible observar el amanecer entre las cumbres del Pico de Orizaba y la Malinche, lo cual da la impresión de crear una «montaña fantasma».[8]​ Este fenómeno coincide con los nemontemi, los «días vacíos» que marcan el fin de año según el calendario civil mexica.[6][7]

Montañismo[editar]

El monte puede accederse desde varios flancos, siendo los más comunes la ascensión desde Río Frío (ruta sur-sureste)[5]​ o bien desde alguno de los poblados cercanos a Texcoco (ruta noroeste), como San Jerónimo Amanalco, San Miguel Coatlinchán o San Pablo Ixayoc.[9]

Referencias[editar]

  1. a b INEGI (2009). «Ixtapaluca, México». Prontuario de información geográfica municipal de los Estados Unidos Mexicanos. Archivado desde el original el 4 de marzo de 2016. Consultado el 16 de octubre de 2016. 
  2. a b c INEGI (2009). «Texcoco, México». Prontuario de información geográfica municipal de los Estados Unidos Mexicanos. Consultado el 16 de octubre de 2016.  Nótese que en esta página (y otras) el Tláloc está incorrectamente citado como "Cerro El Mirador". El Mirador es un pico del macizo del Tláloc, ubicado al noreste de la cima principal, que cuenta con una altitud considerablemente menor (3880 msnm).
  3. INEGI (1998). «E14B31: Chalco». Cartas topográficas 1:50 000. Consultado el 16 de octubre de 2016. 
  4. INEGI. «Relieve. Estado de México». Cuéntame... Consultado el 16 de octubre de 2016. 
  5. a b c d Neyra Jáuregui, Jorge A. (2012). «Tláloc». Guía de las altas montañas de México y una de Guatemala. CONABIO. pp. 142-163. ISBN 978-607-7607-60-1. 
  6. a b «Sierra de Río Frío». Ipan Tepeme Ihuan Oztome. Consultado el 16 de octubre de 2016. 
  7. a b Salinas Cesáreo, Javier (30 de mayo de 2013). «Lento rescate de la zona arqueológica Monte Tláloc por falta de recursos». La Jornada. Consultado el 16 de octubre de 2016. 
  8. Dávila, Ricardo (9 de febrero de 2015). «Odisea al Monte Tláloc: el paisaje místico y la “montaña fantasma”». La Jornada. Archivado desde el original el 19 de octubre de 2016. Consultado el 16 de octubre de 2016. 
  9. «Tlaloc (Tlalocatepetl)». SummitPost (en inglés). 1 de enero de 2003. Consultado el 16 de octubre de 2016.