Moneda de oro

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Las monedas de oro son piezas hechas total o parcialmente de dicho metal. El oro se ha utilizado durante mucho tiempo como símbolo de riqueza y estatus; en la actualidad existen aún muchas monedas de oro de curso legal o utilizadas como inversión. No obstante, como moneda de curso legal son imprácticas dado que su valor facial es siempre muy inferior a su valor al peso y se trata más bien de piezas de coleccionismo. La única función práctica real de las monedas de oro es el almacenamiento de riqueza o la inversión por su valor en oro.

A diferencia de los lingotes o barras, normalmente fabricados en oro puro al 99,99% (24 quilates) y cuyo valor coincide con su peso, las monedas de oro suelen tener una ley variable a partir del 91,64% (22 quilates.) Este es el caso, por ejemplo, del conocido krugerrand sudafricano, el águila americana estadounidense o el soberano británico. Sólo algunas como la hoja de arce canadiense, la filarmónica austríaca o el nugget australiano tienen una ley de 24 quilates (oro puro), mientras que el panda chino o el San Jorge victorioso ruso se aproximan con su pureza del 99,9%. Otras dependen de la época de emisión, como la Britannia, que a partir de 2012 cambió de 22 a 24 quilates.

Todas ellas pueden tener además un coste adicional para el comprador debido a su valor numismático, susceptible de variar al alza o a la baja con el tiempo. Por ejemplo, la vreneli suiza sólo tiene una pureza del 90% (menos de 22 quilates) pero su valor numismático es elevado debido a su antigüedad y rareza. Por todo ello, inversores profesionales como los bancos centrales y otros operadores prefieren usar lingotes o barras con su ley y valor estándar frente a la mayor variabilidad e incertidumbre de las monedas.

Ejemplos[editar]

Muestas de Soberano de Oro Otras monedas corrientes:

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]