Mondiola

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La Mondiola es un barrio de la ciudad de Montevideo con más de cien años de existencia, perteneciente al Municipio CH de la capital uruguaya. Limita con los barrios de Buceo, al este; Pocitos, al oeste; Villa Dolores, al norte; y al sur con el Río de la Plata.

Límites del barrio La Mondiola[editar]

Los límites históricos de la barriada vienen marcados al este por lo que hoy es avenida de Luis Alberto de Herrera; al norte por la avenida General Rivera; al sur por la costa y al oeste por el cauce del Arroyo de los Pocitos, actualmente soterrado. Dicho torrente marcaba el límite entre el pueblo de Nuestra Señora de los Pocitos, luego simplemente barrio Pocitos, y la zona aún despoblada en la cual desde finales del siglo XIX se fueron asentando viviendas, que a principios del siglo XX dieron lugar al barrio La Mondiola. El recorrido natural del Arroyo de los Pocitos no coincidía con el trazado de ninguna de las calles actuales, creadas tras su encauzamiento subterráneo; hoy el límite del barrio por el oeste se puede definir por la unión de las calles Manuel Pagola, Cipriano Payán y 2 de Mayo.

Archivo:Puente sobre arroyo de los Pocitos (circa 1930).jpg
Uno de los puentes de madera construidos sobre el arroyo, cuyo cauce separaba al Pueblo de los Pocitos y La Mondiola.
La Plazuela de las Lavanderas rinde homenaje a las mujeres, en su mayoría afrodescendientes, que realizaban esta labor, y que se cuentan entre los primeros pobladores del barrio La Mondiola.

División administrativa[editar]

El Municipio CH de Montevideo comprende las zonas 4 y 5 de la ciudad. La Mondiola pertenece a la zona 5, a su vez dividida en 8 subzonas. En esta subdivisión, el territorio histórico del barrio está repartido entre las subzonas 8 (Villa Dolores–La Mondiola) y la subzona 2 (Pocitos Nuevo–Buceo Sur). Hay además un área del oeste del barrio La Mondiola que se adjudica administrativamente a otras subzonas colindantes (3 y 6). La denominación Pocitos Nuevo para la parte sur del barrio La Mondiola nació como nombre comercial asignado por vendedores inmobiliarios alrededor de 1940, cuando se dio un auge de construcción en el área costera, y sus promotores deseaban aprovechar la “imagen de marca” del pujante balneario en que se había convertido el vecino barrio de Pocitos.

Origen del nombre[editar]

A comienzos del siglo XX, la zona que se extendía entre el Arroyo de los Pocitos y el Camino Larrañaga (hoy avenida de Luis Alberto de Herrera) no tenía nombre. En aquel terreno accidentado que descendía onduladamente hacia el Río de la Plata, se alzaban algunas casitas de distinto tipo de construcción, desde las más sólidas realizadas con ladrillo y cubierta de teja, hasta las hechas de madera con techo de zinc. Asimismo se explotaba una cantera de granito, propiedad del rematador y empresario Francisco Piria. Paralelamente comenzaron a abrir pequeños almacenes de comidas y ramos generales. Uno de ellos exhibía en su frente como reclamo piezas del fiambre bondiola, al que los vecinos llamaban mondiola (variación similar a la de decir almóndiga por albóndiga, vulgarismo del que hay muchos otros ejemplos en la lengua española). El punto era arbolado y fue haciéndose costumbre entre los picapedreros de la cantera y otros trabajadores citarse a almorzar o por otros motivos “en la mondiola”, hasta que el nombre tomó carta de naturaleza como topónimo. Progresivamente se aplicó al paraje próximo, y más tarde se fue extendiendo a todo el territorio entre el Arroyo de los Pocitos y el Camino Larrañaga.

Creación del barrio[editar]

No existe una fecha concreta de creación del barrio, pues nació espontáneamente y no de una decisión administrativa o un fraccionamiento inmobiliario. Su territorio se fue poblando al influjo de las oleadas de inmigración que recibió el Uruguay en la primera mitad del siglo XX y que triplicaron la población de Montevideo en cinco décadas. Uno de los testimonios más conocidos y antiguos que dan fe de la existencia de la barriada es el tango Garufa, cuyo primer verso se refiere al protagonista de la canción con la frase “Del barrio La Mondiola sos el más rana”. Esta pieza musical fue estrenada en 1928, lo cual certifica que en esa fecha ya existía un barrio considerado como tal.

Un decreto de la Junta Departamental de Montevideo, del 3 de noviembre de 2011, reconoció convencionalmente como año de nacimiento oficial de La Mondiola el de 1911, y autorizó que en 2011 se erigiese un monolito conmemorativo del primer centenario del barrio, obra del escultor Giorgio Carlevaro, que rinde homenaje a sus pobladores iniciales.


Primeros habitantes[editar]

Nunca sabremos si el actual territorio de La Mondiola fue hábitat de grupos de charrúas, los indígenas predominantes en el Uruguay prehispánico, dado el carácter nómada y ágrafo de aquellas tribus. Los primeros poblamientos de los que se tiene constancia se producen a lo largo del Camino Real (hoy calle y bulevar 26 de Marzo). Sobre esta vía, en el punto donde actualmente se cruzan las calles 26 de Marzo y Osorio, existió desde el siglo XVIII una posta para diligencias y caballerías.

A lo largo de los siglos XIX y principios del XX se establecen pescadores tanto en la costa de La Mondiola como en la del vecino barrio del Buceo, que faenan en aguas de bajura; asimismo familias afrodescendientes entre las que abundaban las lavanderas, quienes usaban el torrente para su labor y practicaban para ello pocitos en su orilla, los cuales dieron nombre al arroyo y posteriormente al barrio de Pocitos; picapedreros que extraían granito de la cantera; artesanos y pequeños comerciantes.

Las sucesivas oleadas migratorias procedentes de Europa en el siglo XX marcaron su impronta. Entre los llegados que buscaron su lugar en La Mondiola predominaron italianos, españoles (mayoritariamente gallegos), judíos de Europa oriental y armenios exiliados a raíz del genocidio sufrido por este pueblo a manos de Turquía en 1915. Unidos a negros y criollos constituyen las comunidades que predominaban y que imprimirían su carácter a La Mondiola.

Placa que figura en el monolito conmemorativo del centenario del barrio La Mondiola.

Desarrollo[editar]

El desarrollo urbano de La Mondiola se produce al compás de la extensión progresiva de Montevideo hacia el este, y de la elección de las zonas de costa como residencia de clases medias y altas en sustitución del Prado, primero como zonas vacacionales y luego para residencia permanente. Este proceso lleva al fraccionamiento y venta de grandes extensiones de terreno que estaban baldías o en manos de terratenientes tales como Félix Buxareo, quien explotaba un importante saladero; su descendiente Dolores Pereyra con su esposo Alejo Rossell, o Francisco Piria, quien vio en la zona una oportunidad de aprovechamiento como cantera y para su loteo y venta.

La construcción de la Rambla de Montevideo y la canalización subterránea del Arroyo de los Pocitos fueron desdibujando las diferencias entre La Mondiola y Pocitos, unificando las características urbanísticas de la faja costera. Las casas unifamilares fueron desapareciendo totalmente de la costa de La Mondiola, primero las más modestas y luego las señoriales. En agosto de 2017 fue demolida la última, diseñada por Julio Vilamajó, que resistía en la Rambla República del Perú, entre las calles Buxareo y Pereira de la Luz. A medida que nos alejamos del Río de la Plata, se aprecia todavía la distinción entre Pocitos, barrio con predominio de edificios de apartamentos de alto coste, y La Mondiola, donde perduran las casas bajas que recuerdan la tipología original del barrio. La asimilación de La Mondiola por Pocitos tiene una de sus expresiones más claras en la promoción de viviendas y terrenos ubicados en La Mondiola como situados en “Pocitos Nuevo”, a partir de los años 40 y hasta la actualidad. La extensión del trasporte público de tranvías, troles y ómnibus que fueron sucediéndose y que llegaban o atravesaban La Mondiola, junto con la posesión de automóviles particulares, contribuyeron a este proceso y a la densificación de la zona.

Socialmente, La Mondiola es hoy un barrio de clases medias, con tendencia a que se radiquen los habitantes de clase media-alta en la zona más próxima a la costa y los residentes de clase media o media-baja en las áreas más alejadas del Río de la Plata. Desde principios del siglo XXI, grupos de vecinos reividican la identidad histórica de la barriada, aglutinados inicialmente para la conmemoración del carácter centenario del barrio, y posteriormente en torno al movimiento vecinal Vivir La Mondiola.

Gentilicio[editar]

El gentilicio del barrio de La Mondiola es mondiolense. A principios del siglo XX sus habitantes eran llamados popularmente ranas por sus vecinos de Pocitos, aludiendo a que la barriada nació a partir del arroyo, en el que abundaban dichos batracios. De ahí que la letra del tango Garufa (“Del barrio La Mondiola sos el más rana”) tiene una doble lectura, referida a la vez al significado de rana en lunfardo (listo, avispado, sagaz) y al mote popular para los mondiolenses.


El tango Garufa[editar]

La popularidad que adquirió en todo el mundo el tango Garufa, desde su estreno en 1928, ha sido un elemento de gran importancia para la pervivencia de La Mondiola frente a la amenaza de asimilación por el barrio vecino, fusión que resultaba más conveniente a los intereses inmobiliarios. La obra, con música de Juan Antonio Collazo y letra de Roberto Fontaina y Víctor Soliño, ha sido clave para mantener la identidad del barrio, en tanto que desaparecía el recuerdo de otras barriadas en zonas próximas como Nueva Génova, Costa de Mar o El Hormiguero.

Los tres autores de Garufa formaban parte de la Troupe Ateniense, formación musical de origen estudiantil nacida fuera de La Mondiola, pero que poseía un conocido rancho en el arenal de esta barriada, a la altura de la actuales calles Buxareo y Pereyra de la Luz. Allí se reunían para componer y ensayar sus temas, además de disfrutar de la playa. El tango describe humorísticamente la vida de un mondiolense o rana que combina el cotidiano y esforzado trabajo –“meta laburo”- con el disfrute del fin de semana, hasta donde su apretada economía lo permite, “en la calle San José”, prototipo entonces de zona non sancta de Montevideo.

Por cumplirse en 2018 el 90° Aniversario de Garufa, el Concejo Vecinal de la Zona 5 de Montevideo aprobó la creación de una Comisión Especial para realizar un programa de actividades que celebre esta efemérides del llamado “himno popular” de La Mondiola.

Acontecimientos destacados[editar]

Entre los hechos que tuvieron por escenario la barriada, señalaremos la acampada en La Mondiola de los trabajadores de la UTAA (Unión de Trabajadores Azucareros de Artigas), los peludos que marcharon en los años 60 desde Bella Unión hasta Montevideo, en un largo recorrido de 640 kilómetros en camiones y a pie, bajo el lema "por la tierra y con Sendic". Los cortadores de caña establecieron su campamento en los galpones de lo que había sido fábrica de caramelos Brea, en la esquina de las calles 26 de Marzo y Lorenzo J. Pérez, donde hoy se ubica un conocido supermercado. Su presencia y actitud conmocionaron al barrio y fueron numerosos los vecinos que mostraron su solidaridad con los cañeros en lucha llevándoles comida y ropas de abrigo.

Otro señalado acontecimiento se produjo el 27 de junio de 1973, fecha del golpe de estado que instauró la dictadura cívico-militar que rigió en Uruguay hasta el 1 de marzo de 1985. El día del golpe, el capitán de navío Óscar Lebel colocó en el balcón de su casa -ubicada en La Gaceta 1206 casi 26 de Marzo- un gran cartel con el texto “¡Abajo la dictadura!” . La zona fue rodeada por las fuerzas armadas durante toda la jornada, hasta que Lebel fue finalmente detenido. Permaneció en prisión hasta 1977, cuando fue expulsado de la fuerza. Por una ley de 2001 fue ascendido a contralmirante retirado. En 2011 el marino, escritor y profesor fue designado Ciudadano Ilustre de Montevideo.

Un terrible suceso aconteció en el barrio el 14 de noviembre de 1971. Para celebrar el aniversario de la Armada Nacional, se hizo en la playa de La Mondiola una exhibición de helicópteros ante más de 20.000 personas. El vuelo de demostración en que un helicóptero levantaba en vilo un jeep finalizó trágicamente. El aparato se desestabilizó y chocó contra otra aeronave que estaba en tierra, prendiéndose fuego junto a la multitud y saliendo restos de metal lanzados como metralla . El saldo fue de ocho muertos y más de cuarenta heridos graves, inválidos y mutilados. Una placa junto al Kibón tiene los nombres de los fallecidos: Audilio Amaral, Nune Cerrón, Eduardo Antonio Belisia, Pablo Heber González, Ruben Walter López, Haydee Níster Machado, Luis Ignacio Belli y Raúl San Martín.

Mondiolenses famosos[editar]

Numerosos personajes de la academia, las artes, las ciencias, el deporte y la política son mondiolenses de origen o vivieron en La Mondiola. Sin ánimo exhaustivo, ni que el orden signifique prioridad, mencionaremos a Juana de Ibarbourou, Eduardo Galeano, Federico García Vigil, Jesús Francisco ''Panchito'' Nolé, Jorge Brovetto, Alfredo Dante Gravina, Óscar Lebel, Alberto Mandrake Wolf, Urbano Moraes, Ruben Rada, Carlos Caio Vila, Manolo Guardia, Mario Chichito Cabral, Edmundo Pratti, Maruja Santullo, Enrique Guarnero, Aníbal Pardeiro, Orlando Romanelli, Horacio Ferrer, Alejandro Sarni, Eduardo Sarlós, Zelmar Michelini, José Piendibene, Schubbert Gambetta, Ernesto Vidal, Cato Tejera o Gustavo Delgado.

Instituciones[editar]

El barrio fue abundante en instituciones sociales y deportivas. Un club de fútbol llevó orgullosamente el nombre de La Mondiola y otra formación deportiva se organizó con el nombre La Rana (club de bochas), y sede en el boliche llamado así, sito en Pagola y La Rambla. Destacó en el baloncesto, tanto masculino como femenino el Club Naga, bajo el mítico director técnico (dueño absoluto del Club) Leonel "Mono" Carranza. Hoy las principales instituciones sin ánimo de lucro presentes en el barrio son dos: Club Banco República (Juan Benito Blanco 1289 y entrada también por Camino de los Hormigueros), que presenta una abundante oferta de actividades culturales, lúdicas, deportivas e infantiles, y Cuenca de Pocitos (Avenida General Rivera 3190) con un abanico de clases y talleres formativos para todas las edades e intereses culturales.

Centro Cultural Cuenca de Pocitos en Avenida Rivera 3190.

Bibliografía y referencias[editar]

-Breve historia del barrio La Mondiola. Julio Garategui. 2017. Ministerio de Educación y Cultura de la República Oriental del Uruguay.

-Decreto Nº 33.965 de la Junta Departamental de Montevideo, de 3 de Noviembre de 2011, sobre conmemoración de los 100 años del barrio La Mondiola.ó

-Pocitos de Pereyra p'abajo. Juan Jorge Ravera. 1997. Libros del Astillero.

-Desde la esquina. Juan Jorge Ravera. 1999. Monteverde.

-Pueblo de los Pocitos. Guillermo García Moyano. 1969. Banda Oriental.

-Revista Ocho Barrios. Diversos números y fechas. Municipio CH. Intendencia de Montevideo.

-Acuerdo de creación de la Comisión Especial 90° Aniversario del Tango Garufa, del 26 de febrero de 2018. Concejo Vecinal Zona 5. Municipio CH. IM.

-Mi barrio lindo. Candombe. Letra y música Mario "Chichito" Cabral. Agadu.

-Elegía por una casa. Del libro Perdida. Juana de Ibarbourou. 1950.

-Garufa. Música de Juan Antonio Collazo, letra de Roberto Fontaina y Víctor Soliño. 1928. Agadu.

-Días y noches de amor y guerra. Eduardo Galeano. 1983. Editorial Laia, Barcelona.

-Galeano: Apuntes para una biografía. Fabián Kovacic. 2015. Ediciones B, Buenos Aires.


País: Uruguay

Departamento: Montevideo

Código postal: 11300

Gentilicio: Mondiolense


Huso horario: UTC-3