Monasterio de Santa María de la Vid

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Monasterio de Santa María de la Vid
Bien de Interés Cultural
Patrimonio histórico de España
Monasterio de La Vid 01.jpg

Declaración 13 de junio de 1991
Figura de protección Monumento
(R.I.) - 51 - 0007095
Código RI-51-0007095
Coordenadas 41°37′44″N 3°29′17″O / 41.62888889, -3.48805556Coordenadas: 41°37′44″N 3°29′17″O / 41.62888889, -3.48805556
Ubicación La Vid
Bandera de La Vid y Barrios.svg La Vid y Barrios
BurgosFlag Burgos Province.svg Burgos
Castilla y LeónFlag of Castile and León.svg Castilla y León
EspañaFlag of Spain.svg España
Vista de la iglesia, con la imponente espadaña en primer término.
Monasterio de La Vid.

El Monasterio de Santa María de la Vid o, de forma abreviada, monasterio de La Vid, se encuentra en el municipio español de La Vid y Barrios (Burgos). Es un monasterio premostratense y hoy de agustinos, fundado en el siglo XII sobre el lugar en el que, según la tradición, fue hallada la imagen de la Virgen de la Vid, de piedra policromada e inusual en cuanto a su tamaño para ser románica, lo que la convierte en una imagen bastante excepcional. Es uno de los centros más importantes que la Orden de San Agustín (OSA) tiene en España y desde 1926 pertenece a la provincia agustiniana de España, contando con una biblioteca de gran importancia abierta a los propios agustinos, investigadores y cualquier otra persona que acredite un interés legítimo en la consulta de sus fondos, previa petición al padre bibliotecario.

Historia[editar]

Alrededor del año 1140, Sancho, sobrino o nieto del conde Pedro Ansúrez y Domingo,[a]​ viajan a París con la intención de iniciar estudios en la por entonces incipiente Universidad de la Sorbona pero allí conocen a San Norberto de Magdeburgo quien, en 1120, había fundado en la ciudad francesa de Premontré la orden de los premonstratenses (o premostratenses). Entonces cambian su orientación inicial, ingresan en la orden. Sancho fue e primer abad del monasterio de Santa María de Retuerta mientras que Domingo fundó el llamado en un primer momento Santa María del Monte Sacro (Burgos), en la margen derecha del río Duero. Esta última fundación se traslada a la margen izquierda en el año 1152 cuando el rey Alfonso VII de León dona a la comunidad monástica una finca de su propiedad conocida como de la Vid. A partir de ese momento se conocerá al monasterio como Santa María de la Vid y el propio Domingo fue nombrado abad del mismo (el primero), cargo que desempeñó durante 55 años hasta su fallecimiento en el año 1187 con 90 años de edad, según se puede leer en la lápida o lauda sepulcral que se conserva en el panteón del monasterio.

Alcanza su mayor desarrollo en el siglo XVI gracias al impulso y el deseo del abad Íñigo López de Mendoza y Zúñiga, miembro de la familia noble de los Condes de Miranda del Castañar quien, junto con su hermano Francisco de Zúñiga Avellaneda y Velasco, III Conde de Miranda, inician en 1522 las obras de ampliación, añadiendo al cuerpo de la iglesia primitiva la capilla mayor y el crucero-cabecera de planta octogonal y cúpula sobre trompas, obra de los arquitectos Sebastián de Oria (fallecido en 1542) y Pedro de Rasines, Juan de Rasines y Juan de Vallejo, este último constructor del cimborrio de la catedral de Burgos. Los trabajos concluyeron en 1572, fecha que aparece inscrita en la piedra superior del arco que cierra la capilla. Posteriormente se amplió la iglesia en tres cuerpos, cerrándola por los pies con la imponente espadaña, ya en estilo barroco, que se terminó en 1738, si bien las obras no se dieron por concluidas hasta 1798 cuando se termina la biblioteca en el piso superior del claustro.

La Ley de Desamortización de Juan de Mendizábal de 1835 afectó de lleno al monasterio y este fue expropiado y la comunidad premostratense exclaustrada, entrando en un periodo de expolio y abandono que durará unos treinta años. En 1865, el P. Celestino Mayordomo, en nombre de los agustinos filipinos de Valladolid, toma posesión del cenobio para crear un centro de estudios y formación (noviciado) de futuros agustinos y así ha funcionado el monasterio hasta 1995, año en el que toda la actividad formativa de la Orden de San Agustín se trasladó a Los Negrales, zona residencial situada en el noroeste de la Comunidad de Madrid perteneciente a varios municipios de la zona, entre ellos Collado Villaba o San Lorenzo de El Escorial. A partir del curso 2017/18, no obstante, se ha retomado la actividad de noviciado en el monasterio. En el año 2015 se conmemoraron con una serie de actos la efémeride de los 150 años de la presencia agustiniana en La Vid.

En él se encuentra el único bestiario escrito en castellano del mundo. Data de 1570 y se titula Bestiario de Juan de Austria[5]​ escrito por Martín Villaverde, se dice que para que el hermanastro de Felipe II "se entretuviera" mientras aguardaba el inicio de la Batalla de Lepanto, de la que fue capitán general de las tropas de la Santa Alianza que derrotaron a las del Imperio Otomano en 1571 frente a las costas de la actual Grecia.

Véase también[editar]

Notas[editar]

Interior de la iglesia
  1. Según la tradición y siguiendo las obras de autores premonstratenses, el abad Domingo fue hijo ilegítimo de la reina Urraca y del conde Gómez González. Uno de esos autores, Bernardo de León, historiador y canónigo premonstratense del monasterio de La Vid, primero dice que «fray Domingo fue hijo de doña Urraca y de su primer marido, el conde don Ramón de Tolosa» y en la misma obra, más adelante, dice que Domingo fue hijo de la reina y del conde Gómez González, todo esto sin citar ninguna fuente o documento.[1]​ Según Angulo Fuertes: «La tradición consistente en asignar a los fundadores monásticos orígenes en la alta nobleza y relacionarlos con la monarquía o con los santos es una práctica habitual de las órdenes monásticas que buscan de esta manera establecer la primacía de unas casas sobre otras».[2]​ La autora concluye que al no conocer más datos genealógicos sobre el abad Domingo, «consideramos no probada la vinculación del abad Domingo ni con la reina Urraca ni con el conde Gómez González Salvadores».[3]​ Canal Sánchez-Pagín también discrepa y dice que la leyenda de la supuesta filiación del abad Domingo fue diseminada por Bernardo de León para «dar brillo a la Orden del Premontré, entonces en decadencia en España».[4]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]