Monasterio de Nuestra Señora de Alconada

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Monasterio cisterciense de Nuestra Señora de Alconada
Ampudia - Monasterio de Nuestra Señora de Alconada 5.jpg
Tipo Monasterio
Advocación Nuestra Señora de Alconada
Ubicación Bandera de España Ampudia, España
Coordenadas 41°55′17″N 4°44′50″O / 41.9214, -4.74722Coordenadas: 41°55′17″N 4°44′50″O / 41.9214, -4.74722
Uso
Culto Iglesia católica
Diócesis Palencia
Orden Cistercienses de Castilla
Arquitectura
Construcción 1729-1747
Estilo arquitectónico Barroco
http://www.monasterioalconada.es
[editar datos en Wikidata]

Nuestra Señora de Alconada es un monasterio y antiguo santuario mariano regentado y custodiado por madres de la Congregación de San Bernardo o de Castilla, del Císter, situado en el término municipal de Ampudia, en la comarca de Tierra de Campos de la provincia de Palencia (Castilla y León, España). El edificio corresponde al siglo XVIII y acoge una réplica de la imagen románica de la venerada Virgen de Alconada.

Historia y descripción[editar]

Emplazado a unos 2 kilómetros al este de Ampudia en la carretera que une Ampudia de Campos con Dueñas y Palencia, a la vera del arroyo el Salón, en una pradera arbolada, el monumento remonta sus orígenes al siglo XIII, cuando se erigió una ermita-santuario, cabe suponer que de traza románica, para custodia devocional de una imagen románica sedente de la Virgen María con el Niño hallada empor un labrador en el siglo anterior, tras recobrar la vista por aparecérsele la Virgen, concretamente en 1133, en una capilla subterránea en el pueblo de Arconada, cerca de Carrión de los Condes.

Según la tradición, no obstante tratarse de una obra románica fechable a finales del siglo XII o principios del XIII, la Virgen fue venerada en Écija, Sevilla, bajo la advocación de Nuestra Señora de los Remedios hasta la invasión musulmana en 711, en que dos capitanes del derrotado Ejército visigodo la pusieron a salvo llevándola hasta el citado pueblo palentino, donde la enterraron. Tras su descubrimiento, la imagen permaneció en el altar mayor de la iglesia parroquial de Arconada hasta que en 1219, en acatamiento, continúa diciendo el relato tradicional, del deseo de la Virgen, fue trasladada a Ampudia para recibir culto en un santuario particular bajo la advocación de Nuestra Señora de Arconada.

Esta Virgen se convirtió en la patrona de Ampudia en particular y de la región de Tierra de Campos en general, su festividad se celebra el 8 de septiembre. Ya en el siglo XXI, el nombre de Nuestra Señora de Arconada alterna con el de Nuestra Señora de Alconada, por alternancia /l/ y /r/ en final de sílaba. El nombre hagiográfico o de la advocación deriva realmente del topónimo muy frecuente (Burgos, Salamanca, Palencia) del pueblo de Arconada. Actualmente, la talla más antigua se halla en el Museo de Arte Sacro de Ampudia, situado en el antiguo edificio del convento de san Francisco. Benedicto XIII (papa Luna) distingue en su cartulario la advocación de esta Virgen. Alfonso X le dedica una de las últimas composiciones en sus Cantigas de SANTA MARÍA, escritas en gallego-portugués. También hay referencias de la imagen en las obras del Arcediano del Alcor (especie de vicario episcopal de la zona, cargo hoy desaparecido por la preeminencia del arcipreste y del vicario de Campos).

El edificio de la iglesia: La fábrica corresponde a una reforma general acometida entre 1729 y 1747 bajo la dirección del maestro arquitecto Fray Juan Antonio Suárez. Gracias a las generosas limosnas de los devotos, la antigua ermita-santuario fue reconstruida y ampliada en estilo barroco, dando lugar a un espacioso templo con planta de cruz latina, bóveda de cañón y rico mobiliario; con todo, las obras quedaron inconclusas por falta de fondos. El interior acoge: el Retablo Mayor, realizado en madera dorada y jaspeada en 1784 y de estilo neoclásico, en cuyo centro, en un camarín, se alza la imagen de la Virgen de Alconada; otros cuatro retablos de estilo barroco; cuatro lienzos de 1749 con diversos pasajes de la leyenda de la Virgen, y diversas tallas de santos.

Retablo de la Capilla Mayor del Santuario.

En los dos siglos siguientes el edificio fue deteriorándose hasta el punto de presentar un aspecto deplorable, según informa una crónica del navarro Monasterio de la Oliva fechada en 1950. En 1956 la comunidad de 30 monjas que habitaba el Monasterio de Sancti Spiritus de Olmedo, Valladolid, adscrito a la Orden Cisterciense de la Estricta Observancia (Trapenses), se trasladó a este lugar, transformando en monasterio las dependencias adosadas al Santuario. En 1978 esta primera comunidad monacal se mudó al Santuario de Nuestra Señora de Vico, en Arnedo, La Rioja.

El Monasterio de Alconada quedó vacío hasta 1985, año en que cuatro hermanas procedentes del Monasterio de Nuestra Señora del Valle de Aranda de Duero, Burgos, perteneciente a la Congregación de San Bernardo o de Castilla, del Císter, tomó posesión del mismo, bajo el pontificado del obispo Nicolás Castellanos, Premio Príncipe de Asturias y último obispo nombrado por Pablo VI.En 1988 el Santuario fue objeto de una amplia restauración.

En la actualidad, las Madres Cistercienses, no sin dificultades por las estrecheces económicas, mantienen vivo el espíritu monástico: consagradas y dedicadas a la oración, la Lectio Divina; y al trabajo de las encuadernaciones artesanales y productos de repostería que pueden adquirirse en la tienda del monasterio. Asimismo, prevén reabrir la antigua hospedería a medio plazo.

Galería[editar]

Enlaces externos[editar]