Modelo de los sistemas de la familia interna

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El modelo de los sistemas de la familia interna (IFS, por sus siglas en inglés) es un enfoque integrador de la psicoterapia individual desarrollado por Richard C. Schwartz en los ochenta.[1][2]​ Combina el pensamiento sistémico con la perspectiva de que la mente está compuesta por subpersonalidades relativamente distintas, cada una con un punto de vista y cualidades singulares. El modelo IFS hace uso de la teoría de los sistemas familiares para comprender cómo se organizan estas colecciones de subpersonalidades.[3]

Partes[editar]

El IFS postula que la mente está compuesta por múltiples partes, y que en la base de estas se halla el núcleo de la persona o el Ser (Self) verdadero. Cual integrantes de una familia, las partes internas de una persona pueden asumir roles extremos o subpersonalidades. Cada parte tiene una perspectiva, intereses, recuerdos y un punto de vista propios. Un principio central del IFS es que toda parte tiene una intención positiva, aunque sus acciones sean contraproducentes y/o generen una disfunción. No hay necesidad de luchar contra una parte, ni forzarla ni eliminarla; el método IFS fomenta la conexión y la armonía interna permitiendo que la mente retorne a su equilibrio.

La terapia IFS apunta a sanar las partes heridas y restaurar el equilibrio mental. El primer paso es acceder al Ser central y luego, desde ahí, entender a las distintas partes para sanarlas.

En el modelo IFS, existen tres clases generales de partes:[4]

  1. Exiliados: Representan un trauma psicológico, a menudo de la infancia, y cargan el dolor y el miedo. Los exiliados pueden llegar a aislarse de las otras partes y polarizar el sistema. Los gerentes y los bomberos tratan de proteger la conciencia de la persona impidiendo que el dolor de los exiliados llegue a su conocimiento.[5]
  2. Gerentes: Asumen un papel preventivo y protector. Influyen en el modo en que una persona interactúa con el mundo externo, protegiendo de daños a la persona y evitando que las experiencias dolorosas o traumáticas afloren en su conciencia.
  3. Bomberos: Emergen cuando los exiliados se escapan y demandan atención. Trabajan para desviar la atención del daño y la vergüenza del exiliado, lo cual lleva a conductas impulsivas y/o inadecuadas, como comer en exceso, el consumo de drogas o la violencia. También pueden distraer a la persona del dolor enfocando excesivamente la atención en actividades más sutiles, como trabajar demasiado o sobremedicarse.

El Self[editar]

El IFS ve a la persona como una totalidad por debajo de su colección de partes. Según el IFS, todas las personas tienen un ser verdadero o núcleo espiritual denominado Self (el Ser, Uno Mismo) y todas tienen acceso a este y a sus capacidades de sanación: la curiosidad, la conexión, la compasión y la calma.

El terapeuta IFS comienza ayudando al cliente a separarse de sus partes y conectarse con su verdadero Ser. A partir de allí, podrá entender a cada parte y sanarla. El objetivo es abandonar los roles destructivos e iniciar una colaboración armónica bajo el liderazgo del Ser.

El IFS enfatiza la naturaleza espiritual del Ser o Self, permitiendo un crecimiento para el desarrollo espiritual y la conciencia de sí mismo, así como la sanación psicológica.

El sistema interno[editar]

El IFS se enfoca en las relaciones entre las partes y el Ser central. La meta de la terapia es crear un vínculo de cooperación y confianza entre el Ser y cada una de las partes.

Existen tres tipos principales de relaciones entre las partes: protección, polarización y alianza.[6]

  1. Protección: Es brindada por los gerentes y los bomberos. Su intención es librar de daños a los exiliados y proteger al individuo del dolor del exiliado.
  2. Polarización: Ocurre entre dos partes que luchan entre sí para determinar cómo se siente o cómo se comporta la persona en una situación dada. Cada parte cree que debe actuar como lo hace a fin de contrarrestar la conducta extrema de la otra parte. El IFS tiene un método para trabajar con partes polarizadas.
  3. Alianza: Es lo que se forma entre dos partes distintas que trabajan de manera conjunta para alcanzar la misma meta.

El método IFS[editar]

Los profesionales IFS reportan un método terapéutico individual claramente delineado basado en los siguientes principios. En esta descripción, el término “protector” hace referencia a un gerente o a un bombero.

  • Las partes con roles extremos llevan “cargas”, las cuales son emociones dolorosas o creencias negativas asumidas como resultado de experiencias pasadas dañinas, a menudo de la infancia. Estas cargas no son intrínsecas a la parte y por lo tanto pueden soltarse o “descargarse” mediante la terapia IFS, permitiendo a la parte adoptar su rol saludable natural.
  • El Self es el agente de sanación psicológica. El terapeuta ayuda al cliente a acceder al Self y a permanecer en este, orientando a la persona en ese movimiento.
  • Por lo general, los protectores no pueden abandonar su rol y transformarse hasta que los exiliados a los que protegen han sido liberados de sus cargas.
  • No se intenta trabajar con los exiliados hasta que el cliente obtiene el permiso de sus protectores. Esto hace que el método sea relativamente seguro, aun al trabajar con partes traumatizadas.
  • El Self es el líder natural del sistema interno. No obstante, a raíz de incidentes o relaciones perjudiciales del pasado, los protectores han entrado en escena y han asumido el rol del Self. Uno tras otro, los protectores se activan y asumen el liderazgo, provocando un comportamiento disfuncional. Con frecuencia, los protectores entran también en conflicto entre sí, generando caos o estancamiento interno. El objetivo es que los protectores confíen en el Self y le permitan tomar el liderazgo del sistema, a fin de generar armonía interna bajo su guía.

El primer paso es ayudar al cliente a acceder al Self. Luego, el Self se dispone a conocer al protector o protectores y sus intenciones positivas, y desarrolla una relación de confianza con ellos. A continuación, con el permiso del protector, el cliente accede a los exiliados a fin de develar el incidente de la infancia o la relación que origina sus cargas. El exiliado es rescatado de la situación del pasado y guiado a desprenderse de sus cargas. Por último, el protector puede dejar su rol y pasar a desempeñar una función saludable.[7]

Aplicaciones[editar]

Quienes adhieren al IFS afirman tener un formato “completo” de terapia individual que se utiliza para todo el espectro del desarrollo humano, desde la sanación de traumas hasta el crecimiento personal y espiritual. También ha sido aplicado en las siguientes áreas:

Traumas[editar]

Múltiples estudios respaldan la eficacia del IFS para tratar traumas.[8][9]​ Richard Schwartz desarrolló el IFS mientras trabajaba con personas que habían experimentado traumas significativos. Al comprender al exiliado traumatizado, el cliente aprende a residir en el Self y a ser testigo del recuerdo traumático sin que este lo abrume. De este modo, el trauma es reconsiderado, procesado y sanado sin riesgo de una nueva traumatización.

Terapia de pareja[editar]

Los proponentes del IFS afirman haber aplicado exitosamente el método en la terapia de pareja, investigando las interacciones entre las partes de ambas personas y la capacidad de las partes de cada persona de activar partes extremas en la otra. En una sesión para parejas, el método incorpora segmentos cortos de terapia individual, sumado al trabajo de comunicarse desde el Self.

Autoayuda y terapia entre pares[editar]

Dado que el Self es el agente de transformación en el IFS, el método IFS se presta naturalmente a la autoayuda. Se ha expuesto el método en clases de autoterapia, así como en terapia entre pares para el público en general.

Crítico interior[editar]

Jay Earley y Bonnie Weiss han aplicado el IFS al trabajo con el crítico interior, demostrando que esta parte difícil es en realidad un protector IFS que es posible contactar y transformar.

Críticas[editar]

Algunos defensores del IFS reconocen que, si bien este modelo psicoterapéutico puede ser eficaz, tiene desventajas y limitaciones. El terapeuta Alexander Hsieh señaló que el método del autodescubrimiento puede requerir de un tiempo y un esfuerzo considerables, lo cual puede multiplicarse al lidiar con varios integrantes de la familia.[10]​ La terapeuta Sharon A. Deacon y Jonathan C. Davis dijeron que trabajar con las partes “puede ser emotivo y producirle ansiedad al cliente", y que el IFS podría no funcionar bien en clientes con delirios, paranoia o esquizofrenia que no estuviesen anclados en la realidad y que por lo tanto hicieran un mal uso de la idea de “partes”.[11]

Ver también[editar]

Referencias

  1. Minor, Amanda J. (2016). «Internal Family Systems Model». En Carlson, Jon; Dermer, Shannon B., eds. The SAGE Encyclopedia of Marriage, Family, and Couples Counseling (en inglés). SAGE Publications. ISBN 978-1-4833-6956-3. Consultado el 28 de enero de 2020. «The Internal Family Systems (IFS) model was developed by Richard C. Schwartz in the 1980s and describes and integrative, nonpathological approach to psychotherapy.... The premise of IFS is that similar to the complex external family system, individuals are composed of separate and multifaceted internal parts in relationship with each other. IFS's primary focus is to work with individuals and help differentiate parts or subpersonalities in the mind.» 
  2. Minor, Amanda J. (2016). «Internal Family Systems Model». En Carlson, Jon; Dermer, Shannon B., eds. The SAGE Encyclopedia of Marriage, Family, and Couples Counseling (en inglés). SAGE Publications. ISBN 978-1-4833-6956-3. Consultado el 28 de enero de 2020. «The Internal Family Systems (IFS) model was developed by Richard C. Schwartz in the 1980s and describes and integrative, nonpathological approach to psychotherapy.... The premise of IFS is that similar to the complex external family system, individuals are composed of separate and multifaceted internal parts in relationship with each other. IFS's primary focus is to work with individuals and help differentiate parts or subpersonalities in the mind.» 
  3. Burgoyne, Nancy (2018). «Schwartz, Richard C.». En Lebow, J.; Chambers, A.; Breunlin, D., eds. Encyclopedia of Couple and Family Therapy (en inglés). Springer International Publishing. pp. 1-2. ISBN 978-3-319-15877-8. doi:10.1007/978-3-319-15877-8_927-1. «[Schwartz] brought family therapy theory and technique to the intrapsychic worlds of clients and, in so doing, discovered ways of working with individuals, couples, and families that is unique and evidence-based. IFS has become not only a school of family therapy but also a major form of psychotherapy in general, with a vast literature and training institutes throughout the world.» 
  4. Scott, Derek (2012). «Grief and the Internal Family System». En Winokuer, Howard; Harris, Darcy, eds. Principles and practice of grief counseling. Springer Publishing Company. pp. 168-169. ISBN 9780826108739. «The "parts" in this model may be understood to be autonomous aspects of the personality that have specific roles. [...] The exiled parts hold extreme feelings or beliefs about themselves.... When these vulnerable parts get triggered, other parts jump up to distract us from them and these reactive protective parts are termed "firefighters." [...] The other group of protectors in the system are referred to as "managers," and they seek to ensure that the vulnerable parts do not get triggered.» 
  5. Sweezy, Martha (April 2011). «The Teenager's Confession: Regulating Shame in Internal Family Systems Therapy». American Journal of Psychotherapy (en inglés) 65 (2): 179-188. PMID 21847894. doi:10.1176/appi.psychotherapy.2011.65.2.179. «Therapeutic work with parts can help to unpack an amalgamated experience of shame like Angie’s into its component parts, differentiating its origin from the ways in which it is maintained.» 
  6. Carlisle, Robert M. (2015). «Internal Family Systems Model». En Neukrug, Edward S., ed. The SAGE Encyclopedia of Theory in Counseling and Psychotherapy (en inglés). SAGE Publications. pp. 567-569. ISBN 978-1-4833-4649-6. Consultado el 28 de enero de 2020. «The internal system consists of the types of relationships between each of the parts and the self. The three primary relationships consist of protection, polarization, and alliance.» 
  7. Kolk, Bessel A. Van der (2015). The Body Keeps the Score: Brain, Mind, and Body in the Healing of Trauma (en inglés). Penguin Books. p. 286. ISBN 978-0-14-312774-1. OCLC 861478952. «The task of the therapist is to help patients separate this confusing blend into separate entities.... Patients learn to put their fear, rage, or disgust on hold and open up into states of curiosity and self-reflection. From the stable perspective of Self they can begin constructive inner dialogues with their parts.» 
  8. Carlisle, Robert M. (2015). «Internal Family Systems Model». The SAGE Encyclopedia of Theory in Counseling and Psychotherapy. SAGE Publications, Inc. pp. 568-569. ISBN 9781452274126. doi:10.4135/9781483346502.n195. «The IFS model was developed in the mid-1990s by Richard C. Schwartz, marriage and family therapist and founder of the Center for Self Leadership in Illinois. IFS has been researched in multiple studies and has been shown to be effective for treating trauma in individuals, couples, and families.» 
  9. Blum, Ben (21 de julio de 2020). «Inside the Revolutionary Treatment That Could Change Psychotherapy Forever». Medium (en inglés). Consultado el 1 de agosto de 2020. 
  10. Hsieh, Alexander L. (31 de marzo de 2015). «Internal Family Systems: A Parts Party Intervention». Journal of Family Psychotherapy 26 (1): 31-35. doi:10.1080/08975353.2015.1002740. «To begin with, the process of therapy and discovery of the core self by removing layers upon layers of polarizing parts could progress through a time-consuming process with the therapist and client. [...] Finally, one can foresee that IFS has limitations when it comes to incorporating systems with multiple members involved because of the increased burden in managing exponentially more individual parts.» 
  11. Deacon, Sharon A.; Davis, Jonathan C. (March 2001). «Internal Family Systems Theory: A Technical Integration». Journal of Systemic Therapies 20 (1): 45-58. doi:10.1521/jsyt.20.1.45.19410. «Parts work can be emotional and anxiety-provoking for clients and therapists must have a rationale and direction in order to guide clients on such internal journeys. [...] Although Schwartz may disagree, we believe that IFS therapy, in general, may not work well with delusional, paranoid, or schizophrenic clients. Clients who are not grounded in reality may misuse the idea of "parts" or become more entrenched in delusional thoughts by such interventions.» 

Bibliografía adicional[editar]

Libros[editar]

 

Artículos revisados por pares[editar]

 

Enlaces externos[editar]