Mobiliario urbano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Asiento de acero en la vía pública. Los elementos urbanos son de materiales fuertes y a menudo empotrados para disuadir el vandalismo.
También las áreas recreativas son consideradas mobiliario urbano.
Ejemplo de accesibilidad, acera modular que facilita el tránsito entre la acera y el transporte público sin desnivel.

El mobiliario urbano (a veces llamado también elementos urbanos) es el conjunto de objetos y piezas de equipamiento instalados en la vía pública para varios propósitos. En este conjunto se incluyen bancos, papeleras, barreras de tráfico, buzones, bolardos, baldosas, adoquines, paradas de transporte público (en las que podemos encontrar marquesinas y tótems), cabinas telefónicas, entre otros. Generalmente son instalados por los ayuntamientos para el uso del vecindario,[1]​ o bien adjudicándolos a un privado para que éste obtenga beneficios explotando la publicidad en la vía pública. Las variables más importantes consideradas en el diseño del mobiliario urbano son, cómo éste afecta la seguridad de la calle, la accesibilidad y el vandalismo.

Los elementos urbanos identifican la ciudad y a través de ellos podemos conocer y reconocer las ciudades. Llegan a definirse como una parte constituyente del ADN de la identidad de la ciudad. El diseño de un mobiliario urbano que responda y se adecúe a los espacios, coloridos y los usos que la sociedad demanda es una tarea muy comprometida. Para ello es fundamental la comprensión del medio y una lectura clara detenida de su comportamiento dentro del marco donde vaya a ser ubicado, más si se trata de una ciudad monumental o histórica y con peculiaridades específicas.

Mobiliario urbano histórico[editar]

Dado que la mayoría de los artículos de mobiliario urbano son de naturaleza utilitaria, las autoridades generalmente los mantienen actualizados y los reemplazan regularmente (generalmente para cumplir con las reglamentaciones, los códigos de seguridad, etc.).[2][3]​ Debido a esto, los muebles antiguos, anticuados, obsoletos o incluso no funcionales pueden ser raramente vistos y tienen una fascinación especial e inspiran nostalgia para mucha gente.

El parque Tiergarten en Berlín tiene una colección de farolas antiguas de todo el mundo, tanto de gas como eléctricas.[4]

Significado local[editar]

El mobiliario urbano en sí se ha convertido en una parte importante de las identidades de muchas naciones, tanto que uno puede reconocer la ubicación por su diseño; ejemplos famosos de esto incluyen:

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Bellas Artes considera que el mobiliario urbano municipal afea el centro histórico». El País. 8 de abril de 1984. ISSN 1134-6582. Consultado el 27 de agosto de 2018. 
  2. «Renuevan el mobiliario urbano del casco histórico». eldia.es. 25 de noviembre de 2017. Consultado el 27 de agosto de 2018. 
  3. «El Ayuntamiento de Barakaldo mejorará la urbanización de la Plaza Murcia y la calle Doctor Fleming». europapress.es. 6 de agosto de 2018. Consultado el 27 de agosto de 2018. 
  4. «Museo de Faroles de Gas al Aire Libre de Berlín». Museumsportal Berlin. Consultado el 27 de agosto de 2018. 
  5. Coltman, Richard. «The Telephone Box | Story». www.the-telephone-box.co.uk (en inglés). Consultado el 27 de agosto de 2018. 
  6. «El primer embajador de la ciudad». El Correo. 15 de abril de 2007. Consultado el 27 de agosto de 2018. 

Bibliografía[editar]